lunes, 28 de noviembre de 2011

Mariposa colgante en Plata 950 y Paua (caparazón de ostras)



Libélula para escote en Plata 950 y perlas de murano




Colgantes en plata 950 y amatista natural y Lapiz lazuli


Como reconocer si un Diamante es verdadero

Existen algunas formas muy sencillas para conocer si un Diamante es verdadero o no. 

Las Zirconias son piedras que se confunden frecuentemente con los diamantes ya que son muy parecidas en su forma. Sin embargo estas poseen características que las hacen distintivas de los Diamantes.

1) El método mas empleado es el usar un instrumento que realiza una prueba de conductibilidad térmica (conducción del calor) en la piedra (ver imagen). El diamante es muy buen conductor del calor mientras que las demás piedras son un tanto aislantes y por tanto no lo conducen bien.

2) Con un poco de practica tu puedes aprender a notar la diferencia entre las piedras usando una lupa de 10 x aumentos. Las Zirconias son diferentes a los diamantes en su apariencia.

Las Zirconias poseen mucha dispersión de la luz (fuego) y esto se puede notar muy bien viendo la piedra desde la corona, si volteas la piedra y la miras por el "pavilion" se va a observar un resplandor de color café-anaranjado sobre casi toda esta área. Esto no se observa en los diamantes. En general las Zirconias son un poco mas obscuras y no son tan brillantes como los diamantes y esto se nota bien cuando se colocan uno a lado de la otra.

3) Viendo una piedra con una lupa de 10 X la Zirconia va a mostrar mas su naturaleza de dureza suave durante el proceso de pulido. Las esquinas facetadas se encuentran un tanto mas redondeadas, mientras que en los diamantes estas muestran ángulos agudos y bien definidos.

4) La mayoría de los diamantes poseen inclusiones y las Zirconias no las presentan.

5) Los diamantes no translucen el fondo como lo hacen las Zirconias. Esto se puede observar muy claramente cuando se coloca un diamante boca abajo sobre un pedazo de papel que posea una línea. Con el diamante no se puede ver la línea a través de el y con la Zirconia si.

6) Si se coloca una pequeña gota de agua sobre la superficie de un diamante limpio de grasa y se mueve esta con una aguja, el agua conserva su forma globular, en una Zirconia el agua se extiende sobre la superficie.

7) Mirando a través de un diamante un punto negro en un papel blanco, se observa un solo punto bien definido, con una Zirconia se ven varios puntos o uno de aspecto borroso.

8) Colocando un diamante en un vaso con agua, este se observa perfectamente y brilla a través del líquido, mientras la Zirconia se vuelve casi transparente difícil de localizar.

9) En la luz ultravioleta el diamante se ve fluorescente y la zirconia tiene un leve color lila.

10) La zirconia es incolora y el diamante posee un ligero color.

11) Visto por arriba, desde la meza de la zirconia, se observan que las facetas de los cortes en el culet y pabellón son dobles, y en el diamante no.

Cual es la diferencia entre una perla autentica y una artificial?

Todas las Perlas Auténticas son producidas por moluscos perleros, seres vivos. Cada Perla es un verdadero regalo de la Naturaleza.
Dentro de las Perlas Auténticas se distingue entre Perlas Naturales y Perlas Cultivadas. La única diferencia entre ellas es que las Perlas Naturales empiezan a producirse por un accidente natural mientras que las Perlas Cultivadas son iniciadas por la acción del hombre.
Además de la inicialización de la generación de la perla, el hombre también interviene en el desarrollo de la misma, acondicionando a las Ostras en granjas adecuadas en temperatura, corrientes e higiene, para favorecer el desarrollo de las perlas.
Las perlas cultivadas representan aproximadamente un 95% de la cantidad comercializada.
Un joyero experimentado generalmente puede observar por el agujero que atraviesa una perla y determinar su origen. Sin embargo, la única manera segura de diferenciar entre una Perla Natural y una Cultivada es a través de rayos X.
Por otro lado, las perlas de imitación son hechas por el hombre a través de procesos industriales y mecánicos. Se trata de piezas repetitivas e idénticas que carecen del valor de una joya verdadera.
Las mejores perlas de imitación son hechas de cuentas de vidrio, cerámica, concha o plástico cubiertas con un barniz generalmente hecho de laca y escamas de pescado trituradas para simular la iridiscencia y el color de la perla.
Las perlas de imitación se conocen por muchos nombres. Algunos de estos nombres, desgraciadamente, se utilizan para engañar al consumidor. Las palabras "de moda", "de estilo", "falsas" (faux), "simuladas", "orgánicas", "hechas por el hombre" , "Mallorca", u otros nombres regionales, son todos términos que se aplican actualmente a las perlas fabricadas de imitación.
La mayoría de los expertos en perlas pueden apreciar la diferencia entre una perla de imitación y una Auténtica solamente con verla. Sin embargo, gracias a sofisticadas técnicas de fabricación y terminación,
puede ser difícil para el consumidor medio distinguir a simple vista entre una Perla Auténtica y una buena imitación. Una manera fácil de averiguarlo es realizando la "PRUEBA DEL DIENTE":


1-Si se roza lentamente una sarta de perlas de imitación con los dientes,
el tacto será suave.


2-Una sarta de Perlas Auténticas se sentirá un poco arenosa.


Esta sensación "arenosa" proviene de la estructura cristalina del nácar que forma las Perlas Auténticas.

COMO ELEGIR UNA GEMA

La elección de una gema es algo muy personal, así como hay variedades de gemas, hay variedades
de gustos, estilos y personalidades.
Si uasted tiene mucha actividad física, se debe adquirir
una gema resistente, las gemas como el diamante y los zafiros y rubíes son ideales para anillos y brazaletes ya que poseen una dureza excelente.
Si lleva un estilo de vida que requiere mucha actividad al aire libre, los cuarzos como el amatista no son muy recomendables ya que son muy susceptibles al calor y su color se irá aclarando si son expuestos a la luz por largos periodos.
Si se quiere proyectar elegancia, las perlas, las turmalinas y los topacios, son símbolos clásicos del buen
gusto.
Para la gente con un vínculo especial con la naturaleza, los corales, la turquesa y el ámbar son gemas frescas y alegres que van muy bien con ese tipo de personalidad.
El cuarzo rosa, los granates y las aguamarinas se asocian con una personalidad más conservadora.