viernes, 2 de diciembre de 2011

Elegir Esmeraldas Rubíes o Zafiros

  • Esmeraldas : el rango de matices de la esmeralda se extiende desde el amarillo-verde hasta el azul-verde. Las piedras más valiosas son verde puro. Considerada como la piedra de nacimiento del mes de mayo, las esmeraldas también son la piedra preciosa de los aniversarios de matrimonio 20°, 35° y 55°. Debido a su composición, las esmeraldas se prestan para elaborar esculturas e inscripciones.
  • Rubíes : considerada tradicionalmente como la piedra preciosa más valiosa, el rubí es la piedra preciosa correspondiente al mes de julio y son los regalos tradicionales de los cumpleaños 15° y 40°. Los matices de rubíes se extienden entre el naranja-rojo y el púrpura-rojo.
  • Zafiros : los zafiros representan el mes de septiembre así como los 5º y 45º aniversarios de boda. Las gamas de matices van desde el azul-verde al azul-púrpura, pero los zafiros también vienen de muchos otros colores incluyendo los incoloros, blancos, amarillos, naranjas, rosados, marrones y negros.
Los rubíes, las esmeraldas y los zafiros por lo general son tratados para realzar su color y llenar las grietas. La industria de la joyería considera el tratamiento de estas tres piedras preciosas como práctica estándar.
  • Tratamientos con aceite y resina para piedras preciosas: piedras preciosas como las esmeraldas y los rubíes, con frecuencia son tratados con aceites y resinas. El tiempo y el calor excesivo pueden hacer que este relleno se estropee, requiriendo una reparación profesional. 
  • Tratamiento térmico para piedras preciosas: los zafiros y los rubíes con frecuencia son tratados con calor. Este proceso realza el color permanentemente sin cambiar la estructura de la piedra. 
  • Tratamientos químicos o de “difusión” para piedras preciosas: menos frecuentemente, las piedras pueden ser tratadas con cobalto, berilio u otros elementos para realzar su color evidente. Sin embargo, éstos sólo cambian la superficie de la piedra. Un rasguño puede revelar su matiz real.

Las gemas según el mes de tu cumpleaños



Como regalo de cumpleaños, puedes considerar comprar una joya que incluya la piedra preciosa correspondiente al mes de nacimiento de una persona.


Mes de nacimiento - GEMA

  • Enero - Granate
  • Febrero - Amatista
  • Marzo - Aguamarina
  • Abril - Diamante
  • Mayo - Esmeralda
  • Junio - Perla y Labradorita
  • Julio - Rubí
  • Agosto - Peridoto
  • Septiembre - Zafiro
  • Octubre - Ópalo y Turmalina
  • Noviembre - Topacio amarillo y Citrino
  • Diciembre - Topacio Azul y Turquesa

Turquesa la piedra de Sagitario


Cada signo del zodiaco tiene una piedra la cual es le da una fuerza especial, tanto para protección como para la energía.

La piedra de Sagitario es la Turquesa.

Esta piedra está considerada como uno de los amuletos más antiguos de la humanidad.

Las culturas prehispánicas la relacionaban con el Dios del fuego.

Si se combina con la plata es un amuleto para dar bienestar, felicidad y salud; por otro lado, si se le combina con bronce se incrementa su poder curativo para las enfermedades respiratorias, pulmonares, varices o problemas circulatorios.

Esta piedra sirve como un gran escudo contra la mala vibra, incluso puede llegar a romperse o estallar cuando recibe mucha energía negativa.

Algunas personas aseguran que la Turquesa sufre modificaciones dependiendo del estado de salud o ánimo de su portador lo que ayuda para prevenir una enfermedad ya que la piedra va cambiando de color, de un azul oscuro a un tono más claro o verduzco.

Como cuidar una joya con turquesa


CONSEJOS:

Siendo un material de fosfato, la turquesa es frágil y sensible a los solventes.

Los perfumes y otros cosméticos pueden alterar su color, al igual que las pieles grasas.

Exposiciones prolongadas a la luz solar también pueden decolorarla o deshidratarla.

Deben tomarse ciertos cuidados cuando se utiliza como joya: los cosméticos, incluyendo los bronceadores o protectores solares y el aerosol para cabello deben ser aplicados antes de ponerse los accesorios, y no debe ser utilizada en la playa u otros lugares soleados.

Después de su uso, la turquesa debe ser limpiada con un paño suave para evitar la acumulación de residuos, y debe guardarse en un recipiente, aislada de otras piezas, para evitar rayaduras ocasionadas por otras gemas más duras.


Propiedades curativas y espirituales de la

turquesa.




La turquesa actúa sobre la comunicación y la facilidad de palabra.


Aumenta la capacidad creadora del pensamiento.

Es conocida como piedra de la alegría y el bienestar.


Reconocido amuleto para via­jeros. Indicada para prevenir el mal de ojo los hechizos y la magia.


Absorbe la energía negativa.


Flexibiliza las actitudes y los patrones de pensamiento dema­siado dogmáticos o fanáticos.


Ayuda a ver el aspecto lúdico de la existencia y a contemplar la vida con más sentido del humor.


Purifica la sangre, por lo que está indicada para el tratamiento de los

trastornos circulatorios.


Expulsa del cuerpo las toxinas nocivas.


Es recomendable para los que sufren de dolores de cabeza, migra­

ñas, cefaleas, así como dolores musculares.


Estimula la pituitaria de un modo beneficioso.