miércoles, 19 de setiembre de 2012

TÉCNICAS -- COLLARES Y PULSERAS


De manera genérica las pulseras o adornos de muñeca o brazo se clasifican y denominan según el material y forma en la siguiente tipología:

Armys

Designación aplicada a las pulseras de oro o metal precioso en el ámbito profesional.

Tipo cangrejo

Se denomina así al tipo de pulsera en el que los brazos son dos mitades rígidas y caladas en forma de pinzas.







Brazalete








Son cintas de metal o bien eslabones entretejidos de alambre, hechos para llevar en el brazo o en la muñeca. En la Antigüedad, los brazaletes llevados también por hombres eran un distintivo de poder, dignidad o riqueza.








Hoy día el brazalete se considera como una variante de la pulsera de muñeca, ya que se define como la pulsera para el brazo.

Esclava 

Pulsera de eslabones con una placa rectangular en el centro en la que se suele grabar el nombre.







Para el caso de los collares, o adornos que se disponen alrededor del cuello, la clasificación genérica es:



Collar



Collar de noche 
Collar que se lleva en la base del cuello.








Largo matinal 
Collar que llega hasta la entrada del pecho.








Largo ópera 
Collar que llega hasta el pecho.








Gargantilla 
Prenda que llega hasta la base del cuello.








Collar
Collar muy largo








Collar de Diamantes
Collar que puede tener uno o varios diamantes








Collar de perro 
Correa provista de una joya en su centro.






De cualquier manera sepamos que cualquier modelo de collar es valido hoy en día, las reglas no son tan estrictas a no ser que seamos frecuentadores de la alta sociedad en donde las reglas si deben cumplirse.


Tanto las pulseras como los collares pueden utilizar cadenas (conjunto de eslabones enlazados entre sí) para su construcción. 
Las cadenas se presentan en variadas formas, según el tipo de eslabón que se utilice se distinguen:

1 -Cadenas Barbadas.





2 -Cadenas tipo Cartier.





3 -Cadenas egipcias.





4 -Cadenas tipo inglés.





5 -Cadenas laminadas.





6 -Cadenas salomónicas.






Los collares han sido en general utilizados a lo largo de la historia como prenda de distinción, ya sean solos, o aumentados con alguna cruz o medalla propia de condecoraciones. 
Los tipos de medallas o colgantes son infinitos, aunque en muchos casos mantienen elementos o características comunes:

Cerco de oro

Se denomina cerco de oro, al borde exterior que sirve para delimitar y contrastar con el fondo de una pieza de joyería. Puede ser en brillo o mate, estar facetado, etc. 






Las piezas que más comúnmente usan el cerco de
oro son medallas, sellos, colgantes y esclavas.

Asa 

Se llama asa a la pieza redonda, en la mayoría de los casos, que unida a medallas, cruces y colgantes en general, sirve para permitir el enlace con la cadena directamente o a través de una reasa o segunda asa, que posibilita en elementos planos la correcta colocación para el lucimiento. 







Puede ocurrir que algunos artículos no la llevan por estar diseñados de forma especial, de tal manera que la cadena entra por algún hueco del elemento diseñado expresamente
para ello.







Tanto collares, pulseras, o brazaletes necesitan de articulaciones y cierres para su creación.



Articulaciones

Las articulaciones pueden definirse como los  acoplamientos móviles que permiten la conexión entre las diferentes partes de una joya, de manera que pueden moverse simultáneamente con facilidad. Las articulaciones móviles son aplicables por tanto a collares, pulseras, brazaletes y también a pendientes que cuelgan.

Se identifican diferentes tipos de articulaciones según su forma y usos:

Eslabones, anillas o asas 

Es el sistema más simple, ya que puede ser rápidamente llevado a cabo. 
Tiene varias aplicaciones en la fabricación de joyería, desde la construcción de cadenas a la conexión de elementos móviles.

Eslabón simple







El eslabón o asa permite un movimiento apreciable a la
joya, especialmente si la holgura es ancha, lo cual se consigue cuando el diámetro del eslabón de unión es suficientemente grande, lo que posibilitará a los elementos que une cierta libertad de movimiento en varias direcciones.

Eslabón doble

Generalmente, se utiliza cuando se desea obtener
una mayor libertad de movimiento en dos ejes. 






Para ello, se une a la parte fija de la joya un eslabón de la articulación horizontalmente, y el otro verticalmente. 







Es de las articulaciones más empleadas.

Eslabón triple

Cuando se usan tres eslabones o asas, dos de ellas
se sueldan a las superficies fijas de un cuerpo quedando
la tercera libre para moverse entre las dos anteriores.






Como la concatenación es mayor, los dos cuerpos unidos
pueden moverse más libremente.

Eslabón de tubo







A diferencia de los eslabones, los tubos permiten una
rotación sobre un eje longitudinal, no permitiendo ningún otro movimiento transversal.

Articulación ciega

Este tipo de articulaciones se emplean conectando
desde el interior piezas complejas mediante asas o eslabones que quedan ocultos bajo la estructura visible. 







Son infinitas las formas externas que pueden adoptar.




Articulación mediante perno y bisagra

Están construidas por medio de vástagos que permiten
el movimiento rotatorio alrededor del eje del mismo.
Requieren una construcción con un elevado nivel de precisión para garantizar su funcionalidad. 
En una unión por bisagra, una de las dos partes conectadas finaliza con un pequeño tubo-bisagra en el interior del cual el vástago gira, mientras que la otra pieza conectada tendrá en sus extremos dos salientes que también contienen pequeños tubos del mismo diámetro, en los que se fija vástago.

Las bisagras deben diseñarse y construirse perfectamente coincidentes para evitar cualquier movimiento transversal. 
El vástago es un cilindro que está sometido a estrés de cizalladura. 

Este aspecto debería ser considerado a la hora de determinar tanto el tamaño como las características del material. 
Por tanto, no es recomendable el uso de aleaciones demasiado suaves. Estas uniones pueden estar visibles o bien oculta.

Articulación mediante perno y bisagra con limitación

En aquellos casos en los que los elementos unidos
no deben doblarse en uno de los sentidos sobre el eje de rotación, las piezas de unión se construyen con bisel (o corte oblicuo) con el correspondiente ángulo. 

Este tipo de articulación es muy empleado en los brazaletes, permitiendo el movimiento de las distintas partes que se unen a través de la bisagra para que se adapte a la muñeca, y quedando impedido el movimiento en el otro sentido.

Articulación o empalme cardán

Es un tipo de conexión la cual, gracias a la particular
forma de pivotar la unión, permite alternativas de movimiento ortogonal, dando a la joya una especial flexibilidad.
Los bordes de las dos partes que desean unirse deben tener forma de horquilla y ambas se articulan por medio de una conexión transversal constituida por dos barras en forma de cruz. 
Por razones estéticas, las dos barras en forma de cruz suelen ser cubiertas por una bola. 
Funcionalmente, la unión cardan permite la rotación
en ambos ejes.







Cierres

El cierre de una gargantilla, collar, pulsera o brazalete es el dispositivo que permite abrir y cerrar los dos extremos fácilmente. 
Hay muchas formas de cierres y la elección de cada uno de ellos depende de la funcionalidad y el estilo que se desee obtener.


Cierre de corchete o cola de ratón

Es otra forma simple de cierre. Consiste en un alambre,
el cual es doblado en forma de anzuelo, permitiendo
así que el extremo del gancho y la fijación del mismo coincidan en el punto más estrecho.

La funcionalidad de este tipo de cierre depende de la
aptitud del material para curvarse actuando como un resorte.








Esta dificultad podría aumentar con un templado
excesivo o secciones extremadamente delgadas de los
alambres. Las secciones del alambre o hilo que no comprometen la funcionalidad del cierre y que pueden ser elegidas libremente son por tanto redondas, ovaladas, cuadradas. El corchete o cola de ratón garantiza un cierre seguro para collares y gargantillas pesados.

Cierre de gemelo, de aro o muletilla

Es una forma simple de dispositivo de cierre. Como inconveniente destacar que puede resultar poco rápido en su uso. 






Es aplicable para gargantillas ligeras con eslabones delgados. Actualmente es muy utilizado en pulseras.

Cierre de barril, tabulador de horquilla o cilindro

Está compuesto por dos partes, una parte femenina
en forma de cilindro provisto de un pequeño agujero, y de una parte masculina en forma de lengua en V, soldado a un cilindro provisto de un trinquete, que actúa como un pequeño botón que se presiona para la apertura del dispositivo. 

La lengua en forma de V está provista con una muesca la cual fija el macho en el interior del cilindro femenino. 









Finalmente, puede ir provisto en una de sus
caras de un bloqueo de seguridad en forma de 8, el cual
evita la apertura del dispositivo.

La lengua conviene hacerla en oro blanco, ya que debe
garantizar infinito número de cierres, además de una fijación, manteniendo simultáneamente una elevada elasticidad.

Cierre de resorte circular o criollo

Está compuesto de una pipa en forma de C con un
resorte en su interior, el cual es empujado por un vástago provisto de una pequeña palanca externa que actúa como cierre. 







Cuando el dispositivo está abierto y preparado para recibir el último eslabón de la cadena, el vástago queda desplazado hacia atrás en el interior de la pipa comprimiendo el resorte. 
Es de los cierres más utilizados en cadenas para el cuello y pulseras pequeñas.

Cierre mosquetón

Puede tener formas diferentes, (oval, redonda, rectangular, en forma de corazón, etc). Consta de tres partes, el cuerpo, una pieza en forma de L, que actúa como cierre y que además dispone de una pequeña palanca exterior para su manipulación, y del resorte.







En este caso, el resorte también debe garantizar una
funcionalidad duradera. La superficie del cierre del resorte clip puede ser decorada incluso con piedras preciosas.


Cierre de cajón o cajetín

Se suele utilizar en gargantillas, collares, pulseras.
Está compuesto de una pequeña caja que contiene un
agujero rectangular, en el interior del cual se inserta una lengua en forma de V. 
Esta lengua presenta un surco, permitiendo el cierre de las dos partes. 
Para desabrocharlo es suficiente con presionar el botón dispuesto sobre la cara superior de la lengua y tirar.








La funcionalidad de este dispositivo está asegurada
por la elasticidad de la lengua-resorte, y su fiabilidad llega a ser más elevada en proporción a la precisión que
ofrece el resorte de clip. 
Un dispositivo de seguridad para el bloqueo del cierre en forma de 8 hace el cierre incluso más seguro.



Cierre de bayoneta o redondo con muelle

El cierre de bayoneta es particularmente usado en
gargantillas. 
Tiene una forma cilíndrica y consiste en un macho en forma de T que se introduce en un cilindro o hembra provista con un resorte en su interior, que se usa para desconectar las dos partes. 
Es, por tanto, necesario girar media vuelta la bayoneta, para así conseguir que el elemento en forma de T quede firmemente introducido en el cilindro.

Cierre para collar de perlas

Esta clase de cierre es muy común en collares de perlas
y corales. 
Están compuestos de una caja y un elemento
que actúan como resorte y bloqueo de seguridad
simultáneamente. 







Su funcionamiento es simple, en primer lugar el elemento resorte es introducido mediante compresión en el interior de la caja, quedando agarrado 
fuertemente. 
Las muescas realizadas en el resorte quedan encajadas en los salientes dispuestos en la caja, actuando como elemento de bloqueo para evitar la apertura accidental.

En esta clase de cierre también la elección del material
para el resorte es importante para asegurar la  elasticidad y la resistencia del dispositivo.

Cierre de tornillo

El cierre de tornillo se usa para collares y gargantillas,
aunque su empleo no está muy extendido debido al
inconveniente que supone en su aplicación el hecho de
tener que atornillar los elementos para abrir y cerrar el
collar cómodamente y con rapidez.








Las dos partes del cierre están constituidas por dos
cilindros de rosca, los cuales se introducen uno en el interior del otro. 
Para evitar la torsión del collar con el giro del tornillo, los extremos no deben estar rígidamente unidos a los dos cilindros.








Este tipo de cierre requiere un elevado nivel de precisión, ya que mínimas tolerancias podrían originar que las dos partes del cilindro no atornillasen  correctamente.


Diseño de Kaia joyas Uruguay en venta


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay



2 comentarios:

  1. que precio tiene por pieza o bolsa de los broches tipo barril

    ResponderEliminar
  2. Hola blanca, yo soy orfebre, no vendo fornituras. Solo las fabrico para mis joyas. Si me dices de donde sos te puedo direccionar a algún local de ventas conocido.

    Te pido disculpas.

    Gracias por leer mi blog.

    Fernando Gatto
    Kaia Joyas Uruguay

    ResponderEliminar