martes, 31 de enero de 2012

Diamantes en Venta


DIAMANTE NATURAL 
(sin tratamiento)
AFRICANO
COLOR AMARILLO 
(COLOR J-K aprox)
CLARIDAD "VVS"



TENGO DOS UNO DE  1.01 CARAT y UNO DE 0.57 CARAT

PREGUNTE PRECIOS TENGO MUCHOS MAS PARA VENTA O TRAIGO LO QUE NECESITE POR ENCARGO.

POSEO UNA EXTENSA GAMA DE DIAMANTES NATURALES !!!

PARA ENTENDER CUANDO SE HABLA DE DIAMANTES

Brillo:

La luz blanca que se refleja en la parte superior de un diamante. Tallar un diamante de acuerdo con las proporciones correctas incrementa la refracción de la luz a partir de las facetas y optimiza al máximo el brillo.

Brillante, talla:

Un diamante redondo de 58 facetas. Esta forma y configuración de las facetas está diseñada para obtener el máximo brillo, resplandor y belleza.

Quilate:

Unidad de peso de los diamantes. Equivale a 200 miligramos, o una quinta parte de un gramo. En la antigua India, se utilizaba la semilla del algarrobo (”carob”) para medir el peso de las gemas, debido a que posee la rara propiedad de que cada semilla tiene el mismo peso. Hoy día, se piensa que la palabra en inglés ”carat”, en español ”quilate”, se deriva del antiguo ”carob”. Debido a que son cada vez más raros, los diamantes más grandes tienen un valor mucho mayor que las piedras más pequeñas.

Pureza:

Graduación que se da a un diamante para describir el nivel de ”impurezas” o inclusiones que contiene.
Los grados de pureza son (de acuerdo con las iniciales de las características de pureza en inglés):
 
FL = Flawless – Sin inclusiones – no tiene inclusiones internas o externas de ningún tipo visibles para un experto con una lupa de 10 aumentos, el más raro y costoso de todos los grados de pureza

IF= Internally Flawless – Sin inclusiones internas – no presenta inclusiones internas visibles para un experto con una lupa de 10 aumentos, pero puede haber algunas minúsculas irregularidades externas en el acabado

VVS-1= Very Very Small Inclusions 1 – Inclusiones muy, muy pequeñas 1– por lo general, sólo una minúscula inclusión visible únicamente para un experto con una lupa de 10 aumentos

VVS-2= Very Very Small Inclusions 2 — Inclusiones muy, muy pequeñas 2– inclusiones minúsculas visible únicamente para un experto con una lupa de 10 aumentos

VS-1= Very Small Inclusions 1 – Inclusiones muy pequeñas 1 – inclusiones muy pequeñas visibles con una lupa de 10 aumentos

VS-2= Very Small Inclusions 2 — Inclusiones muy pequeñas 2 – varias inclusiones muy pequeñas visibles con una lupa de 10 aumentos

SI-1= Small Inclusions 1 – Inclusiones pequeñas 1 – inclusiones pequeñas visibles con una lupa de 10 aumentos

SI-2= Small Inclusions 2 — Inclusiones pequeñas 2 – varias inclusiones pequeñas visibles con una lupa de 10 aumentos

SI-3= Slightly Inclusions 3 — Inclusiones pequeñas 3 – inclusiones que pueden ser visibles a simple vista para un observador entrenado

I-1= Included 1 – Imperfecto 1 - inclusiones que resultan visibles a simple vista

I-2= Included 2 – Imperfecto 2 - numerosas inclusiones claramente visibles a simple vista que también disminuyen el brillo

I-3= Included 3 – Imperfecto 3 - numerosas inclusiones claramente visibles a simple vista que disminuyen el brillo y comprometen la estructura del diamante, haciendo que pueda agrietarse o romperse más fácilmente.

Nube:

Serie de inclusiones muy pequeñas dentro de un diamante que proporciona un efecto de nube. Las nubes diminutas no interferirán el flujo de la luz, pero las nubes grandes o un gran número de nubes pueden afectar al brillo.

Color:

Escala que se da a los diamantes para describir los sutiles matices de color de una piedra. D es perfectamente incoloro, el color más raro y de mayor valor. A medida que se desplaza de D a Z en la escala normal de color, se indica un creciente nivel de tonos amarillos y/o marrones. Sólo un experto bajo condiciones especiales de iluminación puede distinguir grados de color próximos (p.ej., entre E y F), pero con un poco de práctica, la mayoría de las personas puede distinguir la diferencia entre los colores que tienen varios grados de diferencia (p.ej., entre E y H). Cada año se descubren diamantes de colores fantasía, tales como rosa, rojo, azul y verde, pero son sumamente raros e increíblemente caros. Estos colores fantasía no siguen las escalas normales de color o precio y se clasifican por separado.

Escala de color:

D
= Blanco excepcional +
E
= Blanco excepcional
F
= Blanco extra +
G
= Blanco extra
H
= Blanco
I-J
= Blanco con ligero color
K
= Ligero color
M, N-O, P, S-Z
= Color

Culet::

La parte del extremo inferior de un diamante. Es mejor tener un culet pequeño o medio. Un culet grande dará la impresión de que existe un agujero en el fondo de la piedra debido a que deja escapar la luz. La ausencia de culet hace que la punta del diamante se dañe o rompa más fácilmente.

Talla (Cut)::

Por lo general se utiliza para referirse tanto a la forma de una piedra (redonda, pera, oval, etc.) como a la calidad de la talla (en inglés ”make”) propiamente dicha (las proporciones geométricas exactas con las que se talla un diamante). La calidad de la talla de una piedra es el factor más importante para determinar el destello de un diamante, sin importar la forma.

Talla ideal:

Los diamantes redondos están perfectamente proporcionados (tienen un porcentaje de profundidad y un porcentaje de la tabla que se considera alcanza el equilibrio ”perfecto” de fuego y brillo). Casi siempre también consta de los grados más altos de pulido y simetría, lo que indica la enorme atención que se presta a la piedra a lo largo de todo el proceso de transformación. Estos diamantes son producto del trabajo artesanal más fino para optimizar al máximo la belleza del diamante.
Los diamantes con la talla ideal suelen tener mayor valor que los demás grados de talla. Ello se debe principalmente a tres factores: 
1) el tiempo y pericia adicionales que se requieren para tallar con tal precisión; 
2) tienen mucha demanda y, quizás lo más importante, 
3) es preciso sacrificar la mayor parte del diamante en bruto original para conseguir las proporciones ideales.

Talla muy buena:

Diamantes tallados cumpliendo requisitos sumamente estrictos respecto al porcentaje de la profundidad y el porcentaje de la tabla. Estas excelentes proporciones optimizan el fuego y el brillo del diamante.

Talla buena:

Diamantes tallados con proporciones aceptables, pero no perfectas. Por lo general, tienen muy buen brillo y fuego y son una joya excelente.

Talla media:

Diamantes tallados con proporciones menos perfectas. Han sido tallados para sacar el máximo provecho del peso de la piedra, sacrificando el fuego y el brillo. Aun cuando tienen menor valor que los diamantes que tienen una talla buena y muy buena, carecen del brillo y el centelleo (destellos) que la gente espera de un diamante.

Talla deficiente:

Diamantes tallados de manera deficiente, con unas proporciones y un acabado que a simple vista le dan una apariencia relativamente muerta. No recomendamos este tipo de piedras para joyería fina.

Profundidad:

La altura de un diamante (medida desde el culet hasta el fondo de la gran faceta de la tabla en la parte superior).
Porcentaje de la profundidad:
La altura de un diamante (medida desde el culet hasta la tabla) dividida por la anchura del diamante. El % de profundidad es esencial para dar brillo y fuego a un diamante. Un % de profundidad demasiado bajo provocará que la luz se escape de la piedra, lo que hará que el diamante pierda destellos.

Puro al ojo:

Un diamante que no tiene inclusiones visibles a simple vista—sin inclusiones a ojo. Esta aseveración normalmente es cierta para todos los diamantes con un grado de SI-1 o superior en la escala de pureza.

Faceta:

Las superficies planas pulimentadas de un diamante. Por ejemplo, un diamante redondo talla brillante tiene 58 facetas contando el culet.

Fuego:

La luz coloreada que se refleja desde el interior de un diamante. La luz blanca que entra en la piedra se despliega en los diversos colores del arco iris al igual que en un prisma. Sólo puede conseguirse un buen fuego con proporciones muy buenas o excelentes. En el comercio, también se denomina ”refracción”, o con mayor frecuencia ”dispersión”.

Fluorescencia:

Un resplandor, habitualmente de un tono azulado, que emana de algunos diamantes al ser expuestos a la luz ultravioleta. Debe evitarse una fuerte fluorescencia, pero una tenue fluorescencia no suele afectar a la apariencia de un diamante. De hecho, algunos clientes prefieren una fluorescencia azul tenue o moderada porque puede hacer que un diamante de color amarillento menos costoso parezca más blanco o incoloro a la luz del día.

Filetín (redondiz, cintillo):

La banda estrecha alrededor de la circunferencia exterior de un diamante. Al engastar un diamante en una joya habitualmente se engasta alrededor del filetín. Un filetín puede ser natural (parece haber sido pulido con chorro de arena) o facetado (pulido como el resto del diamante). Uno u otro es válido, dado que influye muy poco en la belleza general del diamante.

Inclusión:

Una impureza en el interior de un diamante, tales como un punto o una irregularidad en la estructura de cristal de la piedra. Estas pueden incluir una nube, una fractura, un diamante dentro de otro más grande, líquido, etc. Las inclusiones pueden ser visibles ya sea a simple vista (por lo general los de pureza SI-3 e inferiores), o visibles únicamente con una lupa de aumento. Mientras menos inclusiones tenga, el grado de pureza es más fino, resulta más raro y aumenta su valor.

Calidad de la talla (”Make”):

La calidad del acabado y las proporciones de un diamante acabado. Una buena calidad de talla tendrá las proporciones que optimizan al máximo el brillo y el fuego. Una calidad de la talla deficiente disminuirá los destellos y el fuego debido a la pérdida de la luz cuando pasa a través de la piedra.

Pabellón (culata):

La mitad inferior de un diamante, desde la parte por debajo del filetín hasta el culet en la parte inferior. Si el pabellón es demasiado profundo o demasiado plano, dejará escapar la luz y el diamante perderá fuego y brillo.

Punto::

Una medida de peso del diamante. Un punto equivale a 1/100 de quilate. Un diamante que pese 0.50 quilate se dice que pesa 50 puntos. No se refiere al número de facetas.

Pulido::

Una clasificación que se da al acabado exterior de una piedra. Los grados del pulido van de deficiente a excelente. Un buen pulido es de crucial importancia para obtener el máximo brillo de un diamante, pero se requiere un ojo experto para distinguir entre los grados de pulido. Las facetas extra son comunes para eliminar parte del diamante en bruto, así como líneas de grano superficiales que resultan visibles sólo con lupa o microscopio.

Destello::

La combinación del fuego (dispersión) y el brillo. La cantidad de luz que refleja un diamante al moverlo. En ocasiones, los comerciantes más antiguos, incluidos nosotros, lo denominamos ”centelleo”.

Simetría::

Un grado dado por la uniformidad general de una piedra tallada, que puede ser de deficiente a excelente. La simetría deficiente afectará el destello y el fuego de un diamante, debido a la pérdida de luz cuando ésta pasa a través de la piedra y sale para volver al observador. Recomendamos únicamente diamantes con una simetría de buena a excelente.

Tabla (mesa o meseta)::

La amplia faceta plana en la parte superior del diamante. Si la faceta de la tabla es demasiado grande o demasiado pequeña, a menudo indica unas proporciones deficientes en general. Las proporciones deficientes afectaran al fuego y al brillo del diamante.

Porcentaje de la tabla:%:

La anchura de la tabla dividida por el diámetro total del diamante. El porcentaje de la tabla tiene una importancia fundamental para producir el destello y el fuego en un diamante.

Las Tallas de los Diamantes

Si bien estamos acostumbrados aver los diamantes con talla Brillante, esta es solo una de las maneras en que se tallan estas hermosas gemas.

TALLAS DE LOS DIAMANTES

Round brilliant

La talla Brillante:

El brillante redondo es con mucho la talla más conocida y la que tiene mejores ángulos para que brille con su máximo resplandor. Consta de 57 facetas.

Pear cut

La talla Pera:

en lo que concierne a la talla y la clientela, la de pera ocupa el segundo lugar después del brillante. Es una forma intermediaria entre el brillante y la talla marquesa. Estéticamente es una talla sumamente favorecedora en forma de gota de agua. La parte redondeada es la más brillante, en cambio la luminosidad se refleja más difícilmente en la punta debido a que los ángulos de las facetas del fondo no son superiores a los 40 grados.

The Marquise or Navette Cut:

La talla Marquis o Navet:

Debe su nombre a la Marquesa de Pompadour, ya que cuenta la leyenda que el Rey Sol quería una gema tallada que asemejara la forma de la boca de la Marquesa de Pompadour. 
Con una forma alargada terminada en punta en ambos extremos, esta talla es sumamente luminosa en el centro, pero sus destellos son menores en las puntas. La talla marquis es idéntica a la talla brillante en lo que respecta al número de facetas, pero resulta más difícil. La elaboración de las facetas requiere mucha experiencia y la fragilidad de las puntas exige la mayor precaución.
The emerald or octagonal cut

 

La talla Esmeralda u Octagonal:



la talla esmeralda suele ser rectangular, pero las tallas más antiguas y cuadradas siguen siendo redondeadas. Es un diamante tallado en galerías; es decir, que tiene facetas en forma de hileras -por lo general 48 o 50- en forma de escalera y suele tener cuatro lados o ser alargada. El tamaño característico de una talla esmeralda rectangular de 1 quilate sería de 7 a 5 mm.

The oval cut

La talla Oval:

El nombre de la técnica oval es talla ”brillante oval modificada”, que se basa en su forma y las modificaciones de la configuración tradicional del brillante redondo. La talla oval fue inventada por Lazare Kaplan a principios de la década de los años 1960. Los brillantes ovales suelen constar de 56 facetas.


Princess cut

La talla Princesa:

la Princesa tiene una talla estilo brillante con las esquinas angulosas, sin truncar. Se caracteriza por una talla perfectamente cuadrada, en lugar de ser rectangular. El estilo brillante se refiere a la dirección vertical de las facetas de la corona y el pabellón que son amplias en el culet y se estrechan hacia el filetín, a diferencia de la configuración de las facetas del pabellón en un brillante radiant con las esquinas truncadas. En general, un Princesa consta de 76 facetas, lo que le confiere un aspecto más centelleante y le da mayor fuego que un brillante redondo.

Radiant cut

La talla Radiant:

Esta es otra variante de la talla rectangular. Es la base de una serie completa de tallas que se derivan de ésta (como por ejemplo, la talla princesa).

Heart cut

La talla Corazón:

 

El nombre técnico de esta gema es talla ”brillante modificada en forma de corazón”, basada en su forma y las modificaciones de la configuración del brillante redondo tradicional. Los brillantes con forma de corazón se caracterizan por tener 59 facetas.

La Amatista y su Poder Espiritual





El influjo benéfico de la amatista es muy amplio y comprende tanto aspectos físicos como psíquicos y esotéricos.






La tradición asegura que esta piedra atrae la suerte, convoca el amor, favorece la videncia, aleja los miedos e incrementa la actividad intelectual, por lo que se recomienda llevar siempre encima una amatista, así como colocar una de estas gemas bajo la almohada para ahuyentar pesadillas y disfrutar de sueños apacibles e incluso proféticos.






Las vibraciones de la amatista calman los estados irascibles, favorecen la paz del espíritu, aumentan el coraje y agudizan la intuición. 






Asimismo se la considera un amparo inmejorable para los viajeros porque los protege de posibles robos y aleja los daños o peligros de todo tipo. 






También se utiliza para mejorar la memoria, aliviar dolores de cabeza y, en especial, se le confiere el poder de ayudar a abandonar los malos hábitos o las adicciones.









CHAKRA DEL TERCER OJO

Situado en el centro de la frente, su influencia se extiende a los ojos ya las glándulas pineal y pituitaria. 
En el orden psíquico, rige la comprensión, la percepción, el conocimiento y el orden mental. 
Una amatista situada a la altura de este chakra ayuda a tener una visión objetiva de las situaciones y restituye la armonía psíquica.






EN EL TAROT REPRESENTA A LA SACERDOTISA

La amatista ayuda a comprender dónde se halla la verdad, por eso se la relaciona con este arcano que representa el esfuerzo de penetración en el origen de los conflictos, al tiempo que augura la paz del espíritu en situaciones que causan desasosiego.






EN ASTROLOGÍA 

A Piscis, su regente Neptuno le confiere el don del misticismo y la piedad, lo que en ocasiones lo lleva a mantener una actitud excesivamente pasiva, que le impide luchar en las situaciones conflictivas.






La amatista, al reforzar el sentido de realidad de los piscis, los impulsa a enfrentarse a las circunstancias difíciles. 






Entre estos nativos se encuentran también personas identificadas como de tipo jupiteriano, éstas tienden a la sensualidad desmedida, ante la que suelen claudicar. 






Para ellos, esta gema es un noble aliado porque pacifica su espíritu y atenúa o controla sus pasiones.






Propiedades a nivel físico:

-Refuerza el sistema endocrino e inmunitario.
-Limpia la sangre
-Favorece el funcionamiento del hemisferio derecho del cerebro y de las glándulas pituitaria y pineal
-Favorece el sueño
-Reduce el dolor de cabeza
-Es muy útil para combatir las adicciones como las drogas o el alcohol
-Puede reducir los problemas de piel, problemas de la respiración y problemas gástricos







Propiedades a nivel emocional:
 
-Lleva claridad a la mente, purifica y regenera los niveles de conciencia
-Aumenta la capacidad paranormal y la facultad de meditación
-Calma las pasiones, las emociones violentas y la rabia
-Favorece la intuición y la inspiración
-Reduce los temores y neutraliza la negatividad
-Protege contra los ataques psíquicos








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay