lunes, 6 de febrero de 2012

HISTORIA DE LA MARIPOSA Y LA PIEDRA

Había una vez una Mariposa. Plena de color, volaba y era ligera, la observabas y la notabas serena, en busca de flores. Como un pequeño arcoiris en vuelo, Las grandes alas como luces que se encienden y se apagan.

En realidad oraba, y era presa de envidia y de llanto. E imploraba a su señor: "Señor, mira a esa piedra. Mi vida dura un día solamente, un día de insidias y de miedos y no veré nunca a mis hijos. La vida de esa piedra dura milenios, milenios de tranquila paz, sin miedo de telarañas, ganchos picos..."

Y mientras así rezaba, la mariposa lloraba, lloraba y no escuchaba. No escuchaba que también la piedra imploraba , y era una plegaria cuidadosa y triste.

"Señor, decía la piedra, "Señor, por millones de años he estado bajo tierra, escondida a la gloria del sol. Y cuando finalmente te he visto, oh sol, te he visto solo para saberte tan lejano.. Y me veo, inmóvil, llena de polvo y gris. Y veo a esa mariposa, brillante, llena de colores y resplandeciente. Un día cualquier cosa me cubrirá, y nada podré hacer, solo recordar... recordar un día de luz, y llorar.

De esta manera lloraba la piedra y la mariposa, y el señor sonreía. Y al sonreír, la mariposa escucha la plegaria de la piedra, y la piedra escucho la plegaria de la mariposa. Y comenzaron a hablar, la mariposa le contaba de ríos y de bosques lejanos, de insectos y de parientes extraños, y le contaba de sus abuelos, y de los abuelos de sus abuelos y de sus futuros nietos. Y la piedra le contaba de los meteoritos, de los secretos de las montañas, del nacimiento de los cristales.

Y la mariposa decía que sus alas se volverían polvo, y el polvo piedra, y que también ella algún día podría saber de eso. Y la piedra decía que su polvo se volvería flor, y la flor mariposa, y también ella, un día podría volar.

Y el señor escuchaba estas palabras, y sabia que eran palabras de amor. La mariposa quería volversé piedra y la piedra Mariposa, y el Señor se conmovió, y sonriendo las complació.

Y fue así que nació el Opalo, que no se sabrá jamas si es una piedra que se volvió mariposa, o una mariposa que se volvió piedra. 

 PAOLO SEVERI.

VALOR DEL CORAL

En la valoración de la gema de coral influyen las características del mismo, pero también la perfección de la talla y el valor artístico de la obra.

Uno de los factores clave para valorar el coral es el color, el coral de color rojo oscuro ha sido el más valorado junto con el negro, otra variedad muy apreciada es un coral de delicados tonos rosados llamado de piel de ángel

Otro elemento fundamental de valoración de la gema de coral es el tamaño, las piezas grandes son muy raras y caras, también es esencial que no tenga agujeros.

El coral negro usado desde hace miles de años es una de las gemas de coral más valoradas y usadas en joyeria.

COMO SE EXTRAE EL CORAL

Extracción del Coral en la actualidad

Los barcos coraleros disponen de un cabrestante en su proa, para lanzar al agua el dispositivo de recolección, que es un artefacto de madera, en forma de cruz, con lastre para mantenerlo en el fondo marino y en cuyos brazos dispone de trozos de red.

Cuando la cruz, que rastrea el fondo, tropieza con las ramas del coral, las rompe y sus trozos se enredan en las redes que los retienen hasta que se izan a bordo del barco coralero donde se recogen.

Hace pocos años se prohibió este método de extracción por los grandes daños que producía a las colonias de coral, al lecho y la fauna marinos,

La fuerte explotación de corales finos han reducido las colonias cercanas a las costas con lo que cada vez deben recogerse en mayores profundidades, esto ha producido cambios en los métodos de inspección y de recogida.

Posteriormente se optó por utilizar buzos y submarinistas para la recogida manual del coral ya que eligen mejor el coral de calidad y destruyen menos las colonias.

Para el reconocimiento de los fondos marinos y de las colonias coralíferas se usan, modernamente, robots teledirigidos y para la recolección, o extracción submarinos en miniatura provistos de unas tenazas hidráulicas para romper los tallos y ponerlos en una red de acero situada en su proa.

Estos pequeños submarinos tienen capacidad para 3 personas disponen de 2 motores diesel, tienen una capacidad de inmersión de 48 horas, y disponen de sistemas de localización por ultrasonidos.

LOS COLORES DEL CORAL

En las antiguas culturas Orientales, el coral rojo era símbolo de dignidad y autoridad, los mandarines de China portaban piezas de coral rojo como atributo de su realeza.

Los turcos utilizaban gemas de coral rojo en su vestimenta y en la decoración de sus objetos cotidianos y en el hogar.

Esta variedad de la gema de coral se extrajo en el Mar Rojo, durante varios siglos hasta su total agotamiento.

En la antigua roma se fabricaban talismanes, cuentas de collares y esculpían figuritas de la mitología y de la naturaleza, sobre gemas de coral rojo.

Todas las religiones antiguas han usado gemas de coral en sus objetos de culto: romanos, chinos, hindúes y tibetanos para todos fue un poderoso talismán que era capaz desde cortar las hemorragias, proteger de los malos espíritus, curar la esterilidad hasta evitar la furia natural de los huracanes.

El coral negro, tan apreciado hoy día, era para los antiguos griegos un talismán de la buena suerte que les inmunizaba contra los hechizos y en la India los sacerdotes lo utilizaban en las ceremonias religiosas.

Los antiguos romanos veneraban el coral, que simbolizaba la sangre, el árbol, el cosmos y el mar, en definitiva era para ellos la fuente de la vida.

Le atribuían la capacidad evitar daños a su portador, incluido el mal de ojo, por lo que colgaban un pequeño amuleto de coral rojo del cuello de los niños, costumbre que se conservó hasta la Edad Media.

Los yacimientos arqueológicos descubiertos en sudamérica demuestran que la gema de coral también fue utilizada por sus pobladores olmecas, mayas y aztecas, como formas sencillas en sus ornamentos.

En la década de los sesenta del siglo pasado, se descubrieron grandes cantidades de corales en el Arrecife de Palanzar, en México.

Hoy día en Italia, al coral se le considera una gema protectora contra las malas vibraciones y capaz de curar la infertilidad.

CORAL-JOYA-HISTORIA

La joya de Coral en la Historia

El coral rojo ha servido de adorno a muchos pueblos que se engalanaban y ornamentaban con él.

Los corales han sido utilizados por el Hombre para la fabricación de joyería desde la más remota antigüedad y puede haber sido utilizado, también, para el comercio por el hombre del Paleolitico.

Los yacimientos arqueológicos nos dicen que el coral ha sido valorado, trabajado, y comercializado desde la antiguedad, se han descubierto joyas de coral en una tumba de hace 25.000 años en Wiesbaden (Alemania).

El coral rojo se talla y se pule para hacer cuentas de collar y esculpir pequeñas figuritas desde la Edad de Piedra.

Las investigaciones arqueológicas de tumbas de la Edad de hierro también nos presentan numerosos objetos que incluían incrustaciones de coral.
Fragmentos de coral rojo, que eran, probablemente, amuletos, se encontraron en unas antiguas tumbas de Suiza.

Se han encontrado joyas de coral en yacimientos sumerios, los antiguos egipcios le adjudicaban un significado religioso, y los judíos de la antigüedad lo valoraban como la plata o el oro.

Se sabe que los Celtas tenían un gran aprecio por el coral que usaban para decorar sus armas y los arreos de sus monturas.

LA FORMACIÓN DEL CORAL

Cómo se forma el coral

Observado superficialmente, exteriormente o en su estructura, el coral natural se parece más a un vegetal o a un mineral que a un animal.

Los pólipos que lo fabrican, precipitan y depositan carbonato de calcio (CaCo3), que forma un esqueleto externo o exoesqueleto calcáreo, que es la estructura vital en la que viven y se alimentan los citados pólipos y que le da una dureza semejante a la de una piedra caliza, lo cual hace que algunos confundan el coral con un mineral.

Existen muchas especies de coral, se ha calculado que en los océanos Pacífico y Atlántico, viven unos 100 géneros y 800 especies de corales formadores de arrecifes.

EI crecimiento del coral, es extraordinariamente lento e ininterumpido, entre medio y uno y medio centímetros anuales, en miles de años construyen un arrecife donde los corales subsisten.

La estructura el coral es radial, formando círculos que crecen desde el centro de cada rama lo cual se aprecia en una sección de la misma.

La mayoría de los arrecifes que hoy conocemos se empezaron a formar hace ya unos 15,000 años.

EL CORAL

El Coral

El coral es uno de los materiales más usados en joyeria como gema de origen orgánico, en este caso de procedencia animal y marina.

El coral es en realidad el esqueleto externo o exoesqueleto calizo de un animal marino, los pólipos de coral.

La gema de coral es una materia sedimentaria orgánica, con aspecto pétreo, que forman los esqueletos de minúsculos animales de cuerpo blando denominados pólipos, que viven en colonias y construyen formas ramificadas al reproducirse, hasta llegar a crear masas que conocemos como arrecifes de coral.

Esta gema natural no es muy dura, algunas variedades resultan muy frágiles, son porosos y un 50% de su volumen esta vacío.

Los arrecifes de coral suelen situarse en costas marinas poco profundas, de menos de 100 metros de profundidad, que pueden llegar a unos 300 según las especies.

PIEDRAS O GEMAS ??

¿Cuando una piedra es una joya?

Un mineral tal como es extraído de la tierra puede tener diversos usos industriales, pero para que pueda ser utilizado en joyería debe cumplir varias condiciones básicas:

Debe poseer características de innegable belleza

Esta belleza a su vez, depende de ciertas propiedades físicas tales como el color, el brillo, la transparencia o la capacidad de la piedra de dispersar la luz.

Debe ser de gran durabilidad

Esta propiedad es la capacidad de la piedra preciosa de mantener las características de belleza durante muchos años, este atributo, a su vez, dependiente de la dureza del material de la que esta formada la piedra.

Algunas culturas de la antigüedad valoraban el diamante, pero no por su brillo o sus destellos, sino por su dureza que otorgaba a esta joya una extraordinaria durabilidad, convirtiéndola en símbolo de la eternidad.

Debe ser escaso o raro

Esta escasez, aporta al propietario de la joya la sensación de poder e individualidad, afianzando su personalidad y haciéndole destacar con relación a sus semejantes.

Estas propiedades, han hecho que las gemas se hayan usado, desde la antigüedad, como objetos de gran valor, de cambio, para el comercio y la inversión.

En función de su escasez el grado de belleza y sobre todo de la dureza, pueden considerarse ciertas piedras como preciosas, como en el caso del rubí, el diamante, el zafiro o la esmeralda, o semipreciosas, como la Amatista.

GEMAS ORGÁNICAS

La formación de las gemas orgánicas

Las piedras preciosas o gemas no son solo de origen mineral, desde los tiempos de la edad de piedra se han usado como alhajas otras de origen orgánico.

Las gemas de origen orgánico pueden ser de procedencia animal, como las perlas o conchas, o de plantas como el ámbar.

Estas gemas se han usado a lo largo de los tiempos en elementos ornamentales personales como collares, colgantes, pendientes, anillos, sobre la misma ropa y muchas veces combinados con piedras preciosas minerales como los diamantes, rubís, zafiros, esmeraldas o con piedras semipreciosas como la cornalina, el topacio, la amatista, la aguamarina etc.

También se han utilizado las gemas orgánicas como las perlas sobre otros diversos objetos de utilidad cotidiana como cinturones, hebillas, pequeños recipientes o incluso muebles.

ALGO DE GEOLOGÍA

La formación de las piedras preciosas naturales

La edad de la Tierra es de unos 4.500 millones de años, entonces, su temperatura era de unos 6000 grados centígrados, solo cuando su temperatura se redujo a unos 3.500 grados centígrados se comenzaron a formar las rocas.

Las piedras preciosas naturales o gemas, se originaron a grandes profundidades en la tierra, hace miles de millones de años, en condiciones extremas de presión y temperatura, a las cuales, los minerales se derriten hasta ser un líquido en ebullición.

Según las condiciones de enfriamiento, los átomos de estos materiales se ordenan de diferentes modos formando los cristales, de los materiales que conocemos como gemas naturales, piedras preciosas o semipreciosas.

Si en el seno del líquido mineral de la gema, hay presentes algunas muestras de ciertos materiales, como metales, en la mezcla en ebullición, harán que el cristal de la joya llegue a tener maravillosos colores brillantes distribuidos por todo el espectro de la luz visible.

Por ejemplo, los diamantes se formaron hace unos 4000 millones de años (en el 2007 se han descubierto diamantes con 4.250 millones de años, en Australia) bajo presiones geológicas extremas.

Después de formarse esta gema y tras millones de años de cataclismos geológicos, algunas de las piedras preciosas llegaron hasta la superficie de la tierra donde fueron descubiertas y extraídas por el hombre.

Después de un trabajo delicado y minucioso de talla y pulimento, las piedras preciosas brutas se convierten en maravillosas y bellas piezas, engarzadas en joyas