viernes, 8 de junio de 2012

DISEÑADORES FAMOSOS - LA CASA DIOR



CHRISTIAN DIOR




Biografía
Nace el21 de enero de 1905 en Granville, Francia.
Muere el 23 de octubre de 1957 Montecatini Terme, Italia.
Nacionalidad: Francés
Residencia: París.


Trabajos

Christian DiorÑ 1946 - 1957
Christian Dior Couture: 1946 - 1957
Legado

Creaciones importantes: New Look

 


Christian Dior fue un influyente diseñador de moda, fundador de la firma de moda que lleva su nombre, Dior, una de las marcas de lujo más representativas de los últimos sesenta años.

Christian Dior fue educado por el servicio diplomático en la École des Sciences Politiques de París. Luego, comenzó a trabajar en la industria de la moda.
 

hizo bocetos para Robert Piguet, el gran diseñador parisino de la época.

En 1946, respaldado por el magnate textil Marcel Boussac, (llamado el "rey del algodón"), estableció una casa de costura en París. En veinte años expandió su negocio a 15 países y empleaba a más de 2.000 personas. Asimismo, diversificó el negocio hacia otro productos de lujo, como perfumes o joyas, con un éxito de ventas rotundo. 

                            


Alguna de las composiciones más míticas de la historia de la perfumería llevan el sello Dior.

Es especialmente conocido el llamado "New Look" de 1947 (sobrenombre dado por una periodista americana), un estilo de costura para mujer que propone hombros torneados, cintura fina y falda amplia en forma de corola a veinte centímetros del suelo. Representa la elegancia clásica y la vuelta a una imagen femenina, y supuso la recuperación del lujo y el exceso tras la depresión de la Segunda Guerra Mundial.
 


Llegó a afirmar en una entrevista de 1953, después de que le preguntasen ¿cúal es la reina que más le ha gustado vestir?, que la única reina que vestí, fue Eva Perón. 
De hecho, llegó a tener tal afinidad con el glamour de la ex-primera dama argentina, que poseía un maniquí con las medidas de Eva en su taller.
 


Después de su muerte, la casa Dior ha continuado su actividad con otros diseñadores de gran renombre: Yves Saint Laurent, Marc Bohan, Gianfranco Ferréy John Galliano. 
La casa Dior ha vestido a celebridades como Diana de Gales, la primera dama de Francia Carla Bruni o la infanta Elena de España, entre otras.


VICTOIRE DE CASTELLANE.


      Es la responsable por que la hoyeria de Dior haya alcanzado el alto nivel de diseño en la actualidad



Parisina, Victoire de Castellane creció en una familia noble cuyos orígenes se remontan al siglo X. 
La familia Castellane cuenta con príncipes reinantes que acuñaron moneda en la Provenza, algunos obispos, pares de Francia, generales, Tayllerand, una mariscal gobernador de Lyon y, enésima eminencia, el tío bisabuelo de Victoire: Boni de Castellane, dandi, figura legendaria del París del segundo Imperio, que dio las fiestas más notables de la Belle Époque en el famoso palacio Rose que mandó construir con Foch.


Su abuela, Sylvia Hennessy y su amiga Barbara fueron dos ejemplos en materia de joyas desmesuradas y de extravagancias asumidas. Victoire de Castellane sólo tiene 5 años cuando alcanza su primer logro joyero: desmonta una inestimable pulsera de colgantes para hacer con ellos un par de pendientes. Madre indignada, creatividad satisfecha. 


Con 12 años, crea su primera sortija, y su madre sigue sin estar contenta: para obtener el metal precioso, Victoire no duda en fundir sus medallas religiosas.

Con su Indiferencia ante las convicciones, y el sentido del desafío técnico: los cimientos están puestos. 
Cuando llega la place Vendôme a finales del siglo XX, Victoire de Castellane se apasiona por una joyería que tiene más que ver con los imaginario que con lo convencional. 


Se deja llevar por inspiraciones mixtas: la desbordante ingenuidad del Tecnicolor, la sofisticación del Scope, las sorpresas del mundo vegetal, las alas de mariposa, la naturaleza y sus esplendores, Hollywood y Bollywood, los decorados de dibujos animados estadounidenses de los años 50, las actrices, las bailarinas, las curvas y actitudes femeninas, las miniaturas japonesas, la cultura pop acidulada y descaradamente despreocupada, y juega con las barreras entre lo natural y lo artificial, lo verdadero y lo falso, lo ingenuo y lo bello, lo minúsculo y lo desmesurado.
 

Victoire de Castellane busca las piedras más sorprendentes. 
Mientras la joyería dejaba de lado las piedras finas, Victoire de Castellane sólo escucha a su corazón, e instala en él su parque de juegos, descartando alegremente el clasicismo soporífero que reina en la joyería desde finales de los años 70. 


Su ojo no la engaña: desde 2004, estas piedras finas y semipreciosas son oficialmente reconocidas como piedras preciosas, debido a su escasez y a su resplandor. Amatistas enormes, morganitas, citrinos y aguamarinas que fluidifican la sangre , berilos verdes demenciales, nada es demasiado para Victoire de Castellane.
 

Todo empieza siempre con un esbozo en un Post-it. Habría que escanear mi cerebro, dice mientras pasa de la perseverancia a la frustración cuando ve que la gestación técnica puede durar dos años. 


Unos plazos que podemos imaginar fácilmente si observamos los mecanismos tan sofisticados que tiene que poner en marcha. 


Aunque existen escuadrones de ideas que cambian regularmente las costumbres de la artesanía joyera y excitan la inventiva para superar los improbables desafíos técnicos, Victoire de Castellane nunca da su brazo a torcer: todo tiene que fabricarse a mano, en talleres parisinos. Aquí, nada está mecanizado.
 

Entre sus últimas locuras: Belladone Island, seísmo joyero de 2007, con sus extraordinarias plantas carnívoras, sus mariposas omnívoras que engastan los ópalos en bruto de Etiopía, diamantes de talla libre, turmalinas de Paraíba en carambola con el oro lacado de rosa Panthère y de verde insomne.
 

Y la nueva colección, otro prodigio visual y técnico más: Milly Carnivora, o el bebé carnívoro de Belladone Island nacido en Milly-la-Forêt. 
El lacado, creado para las Diorettes, esas flores procedentes del jardín de Christian Dior en Milly-la-Forêt, adquiere toda su grandeza. 
En el origen de este lacado, la indignación de Victoire: «El oro sólo tiene tres colores, ¡qué insensatez!» Y entonces decide proceder a un lacado inédito. 


Y con él llegan el oro verde clorofila metalizado, el oro bermellón, los degradés más barrocos que una carrocería americana de los años 50. Oro violeta translúcido, oro histéricamente cromático con colores dignos de los pájaros de la Amazonia.
               

Victoire de Castellane lanzó el departamento de Alta Joyería de Dior el 1 de enero de 1998. Vive en París y tiene cuatro hijos.




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay