viernes, 15 de junio de 2012

TECNICAS - EL BAÑO DE ORO








Baño de oro en un medio ácido


El procedimiento a seguir sería el siguiente:


  1. Desengrase por Ultrasonido

  2. Enjuague en agua corriente

  3. Desengrasante electrolítico

  4. Enjuague en agua corriente

  5. Activación en agua ácida (depende del material base)

  6. Enjuague en agua corriente

  7. Baño “Strike”

  8. Enjuague en agua corriente

  9. Baño de Oro

10. Enjuague en agua de recuperación

11. Enjuague en agua corriente

12. Enjuague en agua caliente

13. Secado

 



Un dato preliminar a tener en cuenta es que entre cada proceso de los detallados es necesario contar con enjuagues en agua corriente, eso quiere decir que el agua debe circular como cuando abrimos la canilla y dejamos correr el agua.

Por otra parte, se deberá tener en cuenta la calidad del agua de red que se posee en la zona, ya que un alto contenido de sales minerales (sarro si es que se trata de agua dura o con alto contenido de carbonatos) podrá traer problemas al ser usada en la preparación y/o reposición de cada una de las distintas soluciones electrolíticas.

De ser así, es conveniente usar agua destilada.

El contenido de cloro (agua potable de red) afecta
también, pero en menor medida que las sales minerales por dureza en el agua.
 



Ahora les doy cada punto con detalles.


1. Desengrase

El desengrase por ultrasonido tiene como función básica eliminar restos de grasitud de la superficie (restos de pasta de pulido, aceites de mecanizado, etc.), y prepararla para que toda película metálica a depositarse con posterioridad tenga adherencia suficiente, por lo cual se sobrentiende la importancia de este paso por ser el inicial. 

Cualquier inconveniente que surja por falta de adherencia dependerá evidentemente de estos pasos de inicio. 
Se recomienda no tocar con las manos las piezas una vez desengrasadas, y ya amarradas o colgadas con alambre realizar los pasos subsiguientes colgando del mismo.

 

2. Enjuague en agua corriente 

El enjuague se realizará por inmersión en una batea con agua limpia, sacudiendo levemente las piezas por un lapso de 20 a 30 segundos. 
Es conveniente que el agua se mantenga limpia o de ser posible, que este corriendo permanentemente para asegurar su ausencia de sustancias contaminantes debida a los residuos del baño anterior y que por arrastre pueda transportarse al siguiente.




3. Desengrase electrolítico

El desengrase electrolítico tiene la función de eliminar restos de grasitud de la superficie a nivel molecular o microscópico, y así prepararla obteniendo una activación adecuada. La solución de desengrase se prepara disolviendo las

Sales Desengrasantes en agua, en una proporción de 100 g/L. Se opera a 6 Volt (catódico, negativo a la pieza) con ánodos de acero inoxidable (conectados al positivo) con una duración del proceso de 1 a 3 minutos.
 



4. Enjuague en agua corriente

Lo mismo que en el punto dos. Tratar de ser posible hacer enjuagues múltiples.

5. Activación en agua ácida

El agua ácida es la denominación que se le da a una dilución en agua de ácido sulfúrico en una concentración entre el 5 al 10 %. 
Esta solución cumple con dos funciones básicas.   
La primera es eliminar transporte de posibles películas de alcalinidad provenientes de los baños previos, haciendo que cualquier resto remanente se neutralice evitando trasladarlo a los baños posteriores. 
La segunda función de este enjuague ácido es producir una activación superficial sobre el metal de base eliminando posibles oxidaciones o pasivado. 

Esto resulta de mucha importancia cuando se desee depositar sobre aleaciones que contengan níquel o sobre piezas niqueladas. 

La duración de la inmersión varia entre 30 segundos a varios minutos, dependiendo ello si la base es o contiene níquel o no.

 

6. Enjuague en agua corrienteLo mismo que en el punto dos. Tratar de ser posible hacer enjuagues múltiples. 


7. Baño “Strike”

La denominación “Strike” refiere a un depósito previo que favorezca la deposición electrolítica de películas posteriores sin problemas de adherencia o generando una capa metálica separadora, para que así la reactividad del 
material de base no afecte sobre la calidad del trabajo realizado. 
El material usado para el “Strike” puede ser níquel u oro de bajo título. El mismo se realiza electrolíticamente. 
Si bien no es imprescindible, se recomienda en piezas de materiales reactivos, ya sea partes antiguas o que se encuentren en uso.







8. Enjuague en agua corriente

Lo mismo que en el punto dos. Tratar de ser posible hacer enjuagues múltiples. 


9. Baño de Oro

Este baño de oro es ácido cianurado, dando sobre la pieza una terminación de oro con titulo 22 a 23 K, otorgándole el espesor dependiendo del tiempo de 
exposición en inmersión dentro del tanque con corriente eléctrica aplicada. 

El tanque para oro deberá poseer un barral central para colgar las piezas, o bien simplemente conectando el negativo a las ataduras de las piezas. 

En el tamque irán además colgadas dos chapas de acero inoxidable que funcionarán como ánodos conectados al positivo. 
Este baño trabaja con ánodos insolubles, por lo cual, el material que se deposite en los diversos procesos deberá ser adicionado a la solución en forma de sales (cianuro doble de oro y potasio).







Trabaja a temperatura ambiente (estimada en 25º C), procurando que no se encuentre a menos de 20º C. 
El tiempo de proceso se ajustara según el espesor deseado, teniendo en cuenta que en un baño flash, trabajando a un voltaje de 3½ Volt aproximadamente se requiere de 30 segundos a 1 minuto de exposición para obtener una coloración consistente. 

En el caso de los baños de espesor (4 g/L de oro fino en forma de cianuro doble de oro y potasio), se deberá trabajar con una densidad de corriente de 1 A/dm2, y el consumo de oro será de 47 mg/L x A x minuto de  exposición.

Matemáticamente se puede determinar con exactitud el consumo de oro multiplicando el tiempo de exposición (en minutos) por la corriente eléctrica (medida en Amperes) por el factor (47 mg/L). 

Dicho valor obtenido, expresado en miligramos (mg) se descontará del contenido inicial de oro de la solución de 4 g/L y cuando se llegue a 3 g/L como mínimo se repondrá el oro faltante como cianuro doble de oro y potasio, teniendo en cuenta que cada gramo de esta sal posee 0,68 g de oro fino. 

Periódicamente (una vez por mes) se deberá filtrar la solución con carbón activado, ya que está formulada con sales orgánicas.







10. Enjuague en agua de recuperación

Este enjuague deberá hacerse en agua destilada. La finalidad es recuperar el transporte de solución de oro que por arrastre quede en la superficie de la pieza. 
Este enjuague servirá para volver al nivel original la solución de oro cuando se produzca evaporación. 

Se mantendrá el nivel de este enjuague siempre con agua destilada.


11. Enjuague en agua corriente

Lo mismo que en el punto dos. Tratar de ser posible hacer enjuagues múltiples. 







12. Enjuague en agua caliente

Inmersión en agua caliente (80 a 100º C) por  aproximadamente 20 segundos para que la pieza fije el color (tiende a salir pálida del baño electrolítico y con 
este enjuague revive el color) tome temperatura. 
El agua deberá estar siempre limpia.


13. Secado

Puede realizarse en aserrín o con aire caliente.



 




Notas: 

1)   Los datos obtenidos son por mera experiencia y pueden cambiar si no tomamos las precauciones debidas en cada paso.

2)   Siempre que trabajamos con ácidos o liquidos existe evaporación y pueden ser peligrosas en varios sentidos, para nosotros al inhalarlos o para las cosas que nos rodean porque suelen depositarse en los elementos en forma de sales corroyendo metales.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay


TECNICAS - EL BAÑO DE RODIO O RODINADO






EL RODIO


Fórmula Química: Rh.

Dureza: 6 (Escala Mohs).

Países productores: Sudáfrica, Rusia, Canadá.




El Rodio es un metal precioso de la familia del platino. 


El baño de rodio es utilizado especialmente en joyas para dar mayor resistencia a los arañazos y manchas además de una apariencia mas plateada o blanca. 

El baño de rodio frecuentemente es encontrado en el oro blanco. 
Oro blanco es un término equivocado. El oro es de hecho amarillo. Lo que hoy en día los joyeros llaman de oro blanco es una liga (mezcla) de oro con un metal blanco  generalmente níquel, plata y paladio. 

Metales conocidos como blanco son de hecho más  un color gris que el color blanco, por eso, el nombrado “oro blanco” posee un tono amarillento. 





Cuanto más alto el tenor de la joya, más la cantidad de oro en su formulación, por consiguiente, más amarillo el si queda. 

Como la persona que utiliza la joya desea un color más cercano del blanco, una capa fina de baño de rodio es utilizada para dar aquel brillo especial. 

Oro blanco bañado con rodio también mantendrá esos aspectos por un período más largos – el rodio no manchará o decolorará, y siendo en resumen una substancia bien dura, es menos probable que sea arañado.





A veces, joyas de platina o de plata también son bañadas con rodio. En el caso de platina es debido al rodio ser un poco más luminoso, de esa manera, es utilizado para aumentar el brillo. 

Para la plata es un poco distinto. La Plata es más brillante que el rodio, pero, la plata también es un metal mucho más blando y puede ser arañado muy fácilmente, además se oxida facilmente. 

Así, la joya de plata que recibe una capa de rodio posee una vida útil más larga, mayormente, contra arañazos.

De cualquier manera el rodio perdera su brillo con el tiempo entonces lo mas conveniente sería hacerle a la joya un baño de Rodio cada 15 o 18 meses dependiendo de la perdida de brillo que tenga nuestra pieza.





Procedimiento.

1)  Debemos pulir y lavar nuestra joya en un equipo de ultra sonido, con una solución de: 

50 partes de agua
1 parte de amoniaco
3 partes de detergente neutro concentrado

Cualquier marca que tenga la pieza no será cubieta por el Rodio ya que la capa que se forma es ultra fina.

2)  Se desengrasa la pieza con la siguiente solución:

1 litro de agua
5 g de cianuro de potasio
30 g de fosfato trisorico
30 g de carbonato de sodio
10 g de soda caustica

Despues de disueltos todos estos compuestos se sostiene la pieza con un alambre bien fino donde conectaremos la punta del polo negativo y la sumergimos en el liquido.





En el polo positivo ponemos una chapa de acero inoxicable de 10 por 5 cm y tambien lo sumergimos en la solución.

Se le aplican 5 volts por no mas de un minuto para que no se en negrezca la pieza.

Sacamos la pieza del desengrasante y sin tocarla con los dedos la sumergimos en una solucion de 10 % de ácido sulfúrico durante un par de segundos y la lavamos con agua de la canilla sin tocarla con los dedos.





Por último sumergimos la pieza en una solución de agua destilada (como la de las baterias de los autos) para mantenerla humeda y sin contaminar, y preparamos el baño de rodio en un vaso de vidrio del tamaño necesario y con liquido que cubra las piezas.

Este vaso debe estar a baño maria a 40 o 50 ºC para que el rodio se adhiera mejor, aunque si nos pasamos de temperatura usaremos mas rodio del debido.

El extremo positivo se conecta a una chapa de platino puro y se sumerge en la solución de rodio, el extremo negativo lo conectamos ala pieza a rodinar por medio del alambre que la sostiene, dejando pasar un voltaje de 2 a 4 volts por un tiempo de entre 15 a 40 segundos.

Retiramos la pieza y la volvemos a sumergir en el agua con acido, se enjuaga con agua caliente.

Listo nuestar pieza ya esta Rodinada y con un brillo impresionante.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay