jueves, 12 de julio de 2012

DISEÑADORA, ARTISTA Y AUTORA DE JOYAS -- INÁ PIRONI









INÁ PIRONI










Mas que una diseñadora, una artista que hace pequeñas esculturas usables, asi defino yo a esta artista Brasilera.










Cuando una persona le pone amor, deseo y alma a una joya, significa que ama lo que hace y su mayor alegria es que quien la use sienta esas caracteristicas y, que no solo la luzca, si no que lo haga con orgullo.













Asi se define ella:


" ...en mi adolescencia siempre hice mis bijuterias. Creava piezas diferentes porque nunca me gusto lo convencional, aquellas joyas que de volvian moda y fiebre entre las personas y que todos tienen lo mismo!!!....













..... Aunque me gustase hacer bijuteria, mi sueño era la orfebreria, siempre pense en crear y hacer esas piezas que lleven mi personalidad, piezas que me gustaría que sean lucidas en las vidrieras pero que nunca vi....













.... Me realice en la joyería de autor, donde puedo transmitir a las joyas, la inspiración que busco a mi alrededor en mi día a día......













...... Todo me imspira, el mar (que amo), flores, niños jugando en  la lluvia, la nieve, pinturas de artistas conocidos, las historias...













....ah! como me gusta transformar una joya en una bella historia de vide o amor!!
Mis joyas son hechas con mucho cariño porque quiero que la mujer que las adquiera, se sienta feliz, confiante y hermosa al usarlas.











Cada joya es única y especial.... En fin vivo con la joyería de autor un amor eterno y creativo!"












Su formación fué en Portugal con Joao Melo y Cristina Jorge y en Brasil con Abner Salutiano, con Karina Achoa y en el Espacio Mix.













Sus obras hablan por si mismas, arte, creatividad, amor, sentimiento, en fin mejor nos dedicamos a verlas porque las palabras nunca pueden expresar las sensaciones.











Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay





HISTORIAS DE UN MINERO -- MEXICO -- DON LÁZARO GUZMAN

 /




HISTORIAS DE UN MINERO.



Las piedras preciosas tienen un efecto fascinante y prodigioso en el hombre, que las usa de diversas maneras, desde rituales hasta como ornato en su vida cotidiana.

En la Sierra Fría, al centro del estado de Aguascalientes, se encuentra El Terrero de la Labor, donde durante 30 millones de años se ha formado el ágata de fuego, piedra preciosa utilizada en la joyería y poco conocida en México.

A finales de la década de los 60 del siglo XX los habitantes de El Terrero se dieron cuenta de la riqueza de los minerales que estaban bajo sus pies. 
Empezaron a buscar a flor de tierra el brillo característico del ágata para después venderla en bruto en las ciudades cercanas.
 





Para el inicio de los años 70 el auge se incrementó tanto que decidieron aprender a trabajar la piedra, compraron herramientas y se pusieron a comercializarla: desde ir a la mina hasta darle el último acabado de pulido.

Algunos extranjeros empezaron a frecuentar el lugar; primero compraban un poco de piedra y se lo llevaban para analizar si era de buena calidad, después regresaban y adquirían más y luego más, hasta que un día, en cada casa de El Terrero había un taller de lapidación y algunas minas, y los lugareños salieron a venderla nuevamente a las ciudades cercanas.

Cierta vez, don Lázaro Guzmán, lapidador de El Terrero, se dirigió a una joyería a vender unas piedras ya pulidas, al ver los colores tan intensos el dependiente le dijo: –Ustedes los indios son muy astutos y quieren distraerlo a uno para que les compremos estos vidrios fundidos en aceite, pero no lo vamos a hacer.





Y aunque hubo días buenos y días malos, la necesidad y tenacidad de los trabajadores hicieron que las ventas aumentaran a tal grado, que en los diez años siguientes el ágata de fuego saliera del rancho para darle la vuelta al mundo. 
Después de esa década de auge vinieron los tiempos difíciles, la saturación de los mercados cercanos a Aguascalientes hizo que el ágata se vendiera muy poco y con el paso del tiempo fue desapareciendo la fama de esta gema. 






CÓMO LA TRABAJAN 


Salgo antes que amanezca junto con mi mula y unos costales, como no hay terracería, camino unas cinco horas para llegar a la mina, que no es mía, sino que hago el denuncio y pago una renta semestral. 






Bueno, ahí me estoy unas buenas horas con mi martillo neumático golpeando en el piso y buscando hasta que encuentro algo de ágata; a veces me llevo a mi muchacho pa’que me ayude. 
Hay días que son muy pesados porque hay que sacar la piedra a mano, como en los viejos tiempos, a cincel y martillo; en otras ocasiones algunos muchachos se van a las minas más cercanas a buscar la piedra simplemente con la vista y a recogerla con la mano, después me la venden –comenta don Lázaro. 




Una vez en casa los costales llenos, es preciso escoger las piedras de buena calidad; se mojan para ver los colores y de esta manera sale momentáneamente el fuego del ágata.

Después, con un disco de diamante se corta el segmento que se quiere trabajar y se le da una preforma; el esmeril desbasta lo innecesario. 
Enseguida se pasa a las lijas, que varían de tres medidas, de granos gruesos hasta unos muy finos, las cuales van eliminando las rayas dejadas por el esmeril y al mismo tiempo pulen la piedra. 


old photos of fire agate mines in mexico - 1970's


Posteriormente, le dan un último acabado con un trozo de cuero o baqueta untado con óxido de estaño, que deja un acabado espejo. 
Con todo este proceso, el ágata de fuego adquiere una nueva vida que más adelante será realzado con el buen gusto del joyero.

FORMACIÓN DEL ÁGATA 


El ágata es una calcedonia abigarrada de colores muy variados, con bandas y de capas concéntricas, en ocasiones entremezclada de sílice con agua –ópalo–, formada por un depósito de sílice de soluciones suministradas intermitentemente en cavidades irregulares de roca, los fluidos de ácido silícico penetran en las paredes del ágata. 




Las ágatas se encuentran como inclusiones esféricas o en forma almendrada, de algunos milímetros a varios metros de circunferencia.

En las minas a cielo abierto de El Terrero, el ágata suele encontrarse en huecos, esto quiere decir que se da en conglomerados. 
Tras encontrar un criadero en un lugar y extraerlo, cuando se acaba no es garantía de seguir encontrando más, por lo que es preciso recorrer mucho terreno y perforar en varios lugares hasta hallar un nuevo criadero y continuar la extracción. 
Existen otros yacimientos, uno en el estado de Chihuahua y otro en Arizona; en ambas minas se encuentran gemas de muy buena calidad. 


HOY DÍA 


Aunque la zona de Calvillo es famosa por sus guayabas, la mayoría de los pobladores de El Terrero se dedica a la siembra temporal de maíz y porotos, y un poco a la crianza de ganado. 





En la actualidad sólo hay tres lapidadores que se dedican a pulir y vender la piedra, uno de ellos es don Lázaro, que viaja cada año a la Feria de gemas y piedras preciosas en Tucson, Arizona, donde dice que aprecian mucho esta piedra y se la pagan mejor que aquí. 
Aunque de vez en cuando aparece algún mexicano a comprarle, don Lázaro consigue sus mejores ingresos en el extranjero.





Los otros dos lapidadores tienen sus clientes en Aguascalientes y Guadalajara.

Tenemos varias categorías de Ágatas de fugo según su calidad, color y fuego.

imperial grade fire agateImperial   gem quality fire agate cabochonGema   commercial grade fire agate cabComercial 1   

fire agate cab specimenComercial 2   rough fire agate materialAlto Grado

Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

GEMAS PARA ORFEBRERIA -- EL AGATA DE FUEGO



EL AGATA DE FUEGO

Ya hablamos de el Ágata como gema pero voy a dedicarle una materia especifica a esta gema en particular, El Ágata de Fuego.






El ágata no es un mineral específico, sino un conjunto de variedades microcristalinas del cuarzo. En realidad, son variedades de calcedonia que presentan bandas de varios colores poco contrastados. 
La diferencia de colores aparece porque en cada zona la estructura y el número de inclusiones en la calcedonia varía, con lo que cambian sus propiedades.

 




El ágata se encuentra en rocas volcánicas cuyo tamaño puede variar desde milímetros a varios metros. 
Se caracteriza por presentar una serie de bandas concéntricas de colores similares, opacos y translúcidos, que recuerdan el corte de un tronco de árbol en sentido circular. 
Puede adoptar diversas formas y presentarse en muchas variedades. 
Es una piedra dura y resistente a los reactivos químicos. Se emplea también para construir pequeños morteros.


 



Existen algunas variedades, que en realidad son calcedonias con distintas inclusiones, como: ágata dendrítica, ágata musgosa o piedra mocha, ágata de paisaje, ónix, ágata de fuego, sardónix, ónix negro. Reciben estos nombres por los colores y dibujos que forman sus bandas.

Los yacimientos más importantes de ágatas se encuentran en Brasil, Uruguay, Argentina, India y Madagascar.


 



El magma es expulsado desde el interior de la Tierra hasta la superficie por medio de los volcanes. 
Este, al tomar contacto con el aire combina sus elementos químicos, pasando a denominarse lava. 
Esta, sobre la superficie de la tierra genera calor y su superficie se enfría más rapidemante que su interior. En su interior presenta burbujas de gas. 
Con el paulatino enfriamiento de la lava, los distintos gases presentes en las burbujas se van enfriando y combinando hasta enfriarse totalmente y formarse las piedras. 
Si la burbuja presenta poco volumen de gases se formará una ágata de lo contrario se producirá un amatista.


 



El ágata se forma en las cavidades de las rocas volcánicas, por donde se filtran y depositan por capas las soluciones calientes ricas en sílice. 
Las variaciones en la solución o en las condiciones en que se deposita son las que provocan las variaciones en las sucesivas capas (con lo que a veces la calcedonia alterna con el cuarzo cristalino).

La primera capa que se deposita suele ser una sustancia grisácea oscura, que proviene de la descomposición de ciertos minerales presentes en la roca en la que se va a formar el ágata. 
Además, cuando el ágata se desprende de su matriz, esta capa queda rugosa y basta. 
Todo esto le da a este mineral un aspecto exterior de pedrusco “feo”.

 



Muchas ágatas son huecas, ya que a menudo no se deposita la cantidad suficiente de solución silícea como para llenar toda la cavidad. 
En estos casos, la última deposición suele ser cuarzo o amatista, y se produce de forma tal que los cristales apuntan al interior del hueco. Se dice entonces que se ha formado una geoda.

Cuando la roca que la contiene se desintegra, el ágata, que es extremadamente resistente a la erosión,
permanece como gravilla en la tierra o en las orillas de los ríos.

El nombre "ágata" proviene del río Achates, actualmente río Dirillo, al sur de Sicilia, en Italia, donde se dice que se encontró la primera de estas piedras.

 



El ágata fue muy venerada por los antiguos y se le consideraba como la piedra de la ciencia. 
Se creía que el ágata de la India era el mejor remedio para las enfermedades de los ojos, y que el ágata egipcia era muy efectiva contra las mordeduras de arañas y picaduras de escorpiones.

Las ágatas de Aleppo, en Arabia, recibieron el nombre de “ágatas de ojo”, debido a que parecían pupilas rodeadas del iris. 
Eran muy estimadas y se usaban como ojos en las imágenes de los dioses. 
También se han encontrado en las cuencas oculares de las momias del viejo Egipto.

 



En el Islam las ágatas también son piedras muy preciadas. Según la tradición, un anillo de ágata, por ejemplo, protege a su portador de ciertos percances y le garantiza la longevidad, entre otros beneficios.

A menudo, para comercializarlas, las ágatas se tiñen para resaltar el dibujo que forman sus bandas. 
De esta manera, se obtienen colores mucho más vivos.






El ágata de fuego es un cuarzo café microcristalino (calcedonia) que tiene una forma de crecimiento botroidal (parecido a una uva) y que contiene capas de placas de cristales de óxido de hierro (limonita) en varios planos dentro de ella. 

Los colores rojo, dorado verde y en raramente azul violeta iridiscentes son el resultado de la interferencia entre los rayos de luz difractados que viajan a través de estas delgadas capas (vemos el mismo efecto cuando miramos los colores de arcoiris en la superficie de un charco de agua oleosa; o en el oriente creado por las capas de nácar en la superficie de la perla). 





Normalmente, los bolsillos de ágata de fuego ocurren en especímenes de calcedonia sin color, blancos o gris claro

El ágata de fuego solo se encuentra en el Suroeste de Estados Unidos y México y no fue hasta el final de la Segunda Guerra Mundial que se empezó a comercializar. 

Esto, aunado al hecho de que es uno de los materiales opacos más difíciles de cortar de manera apropiada, hace que sea escaso y que sea desconocido por el público en general.


 



Para revelar de un mejor modo los colores, las capas superiores de calcedonia deben ser removidas cuidadosamente de la capa botroidal, creando una forma libre con una superficie tallada. 
Si se llega a remover un poco más de material la iridiscencia desaparece y en caso de no remover lo suficiente se mantendrá mate. 
Este tratamiento minucioso requiere invertir más tiempo por pieza lo cual incrementa el costo. 
Este tipo de trabajo también acarrea una falta de piezas calibradas, lo que ha impedido su uso de forma masiva en artículos de joyería.





Las ágatas de fuego de buena calidad presentan colores tan impresionantes como un buen ópalo negro, pero mucho menos costosas. Además, el ágata de fuego es tan dura y durable como cualquier cuarzo, lo que la hace estupenda para usos de joyería, incluyendo anillos.
Las piezas más deseables muestran su color sobre toda la superficie sin puntos muertos. 
El color más cotizado es el rojo, pero también son buscadas algunas piezas de color azul- lavanda. 
El patrón de los colores también representa un factor a valorar. 





Similar a lo que sucede con el ópalo, los colores pueden ser pequeños puntos "puntos de fuego", grandes manchas "arlequín" o, raramente, tener un patrón distintivo como círculos o rayas. 
Las piezas bien cortadas, talladas y pulidas con una forma libre son más valoradas que aquellas con forma de corona o de cabujón.




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

GEMAS PARA ORFEBRERIA -- EL RUTÍLO

EL RUTÍLO.







General

Categoría Minerales óxidos
Clase 4.DB.05
Fórmula química TiO2






Propiedades físicas

Color Azulado, violeta, rojo sangre, rojo pardo, amarillo parduzco
Raya Negro grisáceo, pardo claro, amarillo claro
Lustre Diamantino
Transparencia Transparente a translúcido
Sistema cristalino Tetragonal
Hábito cristalino Cristales >3 mm, prismas cortos, acicular, capilar, granular, estriado, masivo, maclas
Macla Sí
Fractura Concoidea a desigual
Dureza 6-6,5
Densidad 4,25 g/cm3






El rutilo es un mineral del grupo IV de los óxidos, según la clasificación de Strunz. 
Es un óxido de titanio (IV) (TiO2), que cristaliza de forma tetragonal distorsionada. 





Puede ser desde incoloro hasta pardo según la concentración de hierro. Se le halla en los yacimientos de zafiro y cuarzos. Los países productores de este mineral son Rusia, India y algunos países de Sudamérica. 
Además, la Antártida contiene yacimientos.

Sus aplicaciones son muy importantes en la industria, ya que es la base del titanio metálico y el pigmento del óxido de titanio amorfo, el pigmento blanco más importante del mundo. 




Además se utiliza en tecnología láser para crear los láser titanio-zafiro. También se puede obtener el yoduro de titanio, uno de los mejores catalizadores de polímeros de enlaces etéricos. 




igualmente se emplea en soldadura para la elaboración de electrodos con material de aportación generalmente de acero al carbono, como recubrimiento y protección de dicho material base.

 



Su punto de fusión es de 2.378,2 K y en ebullición se descompone a sesquióxido de titanio, base para colorantes azules automotrices, de joyería artificial, pues es el color del zafiro. Su red cristalina es tetragonal distorsionada. Presenta un módulo de tensión de 4,1 TPa/cm2 lo que lo hace útil en cortadores de vidrio.

   



En 1951 se utilizó como sustituto del diamante y actualmente se utiliza en gemas de fantasía. Además es utilizado en soldadura como material para los electrodos.

El rutilo presenta gran resistencia al ataque químico. Sólo lo atacan el ácido fluorhídrico (HF) y el ácido sulfúrico concentrado en caliente. 





Es poco atacado por el agua regia. Por esta razón se utiliza para producir pigmentos tanto de recubrimientos automotrices como en alimentos. 





Se disuelve en hidróxidos de metales alcalinos produciendo titanatos insolubles en agua.


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay