lunes, 23 de julio de 2012

TÉCNICA -- HABLANDO DE LAPIDACIÓN








Que es la lapidación?


Es el arte de cortar, desbastar, lijar y pulir piedras, especialmente piedras preciosas, y la facultad para
transformar la materia prima en gemas para la joyería u otras artes.

La mayoría del arte lapidario de antiguas civilizaciones tenía un significado religioso y estaba vinculado con la mitología y con las tradiciones populares. 

Las culturas de México y Oriente nos han legado notables esculturas de antiguos dioses, artefactos ceremoniales y rituales, hechos con materiales tales como el jade, cristal de roca, turquesa, obsidiana, entre otras, que se cortaban y acababan en forma increible; en el antiguo Egipto, los lapidarios y joyeros fueron muy estimados y las piezas labradas en oro, plata y otros metales constituían anillos, pulseras y collares hechos a mano, engarzados con piedras preciosas.

En Grecia y Roma floreció con la demanda de sellos, amuletos y ornamentos conmemorativos representando temas fundados en la religión y en los sacrificios, las leyendas de los dioses, de los héroes y de los demonios. 

Durante el renacimientos, los camafeos, las tallas dulces y las gemas esculpidas alcanzaron elevados niveles de excelencia creativa y técnica, se pueden apreciar en cerámicas, y jarrones piedra, delicadamente grabados, así como en trabajos sobre mosaico e incrustaciones.

Los estilos de las piedras talladas para la joyería cambiaron con el progreso de las técnicas de corte, llegándose a desarrollar formas determinadas para los cortes y para cada tipo de gema; en siglos recientes, las artes lapidarias siguieron floreciendo con el incremento de la demanda de la joyería. 



Herramientas y proceso de lapidación

1 - Sierras





En el mercado se encuentran una amplia gama de marcas de maquinas para cortar piedras, sin embargo todas llevan a un mismo fin, el corte de las rocas en diferentes tamaños y formas.


Las partes principales de todas las maquinas para cortar rocas son: 

a) un deposito en donde se almacena el agua o lubricante (Aceite soluble y agua ó Petróleo y agua) que enfrían el disco, así como el “jal” o desperdicio de la piedra en corte;

b) la mesa superior ajustada al deposito donde se coloca el material a cortar con perforaciones a fin de reciclar el lubricante;











c) una chumacera con su flecha donde se
fija el disco;

d) dos guardas o protectores para retener las salpicaduras del liquido

e) un tubo de drenaje.







Las hojas de diamante son discos delgados de metal, con partículas de diamante aglutinadas en la orilla para formar un borde de corte continuo, existen dos tipos muy empleadas; las hojas de orilla dentada (con muescas) en la que los granos de diamante se encuentran sellados en hendiduras espaciadas a todo alrededor del disco y el tipo de orilla aglutinada continua que tiene una superficie ligada de metal y
diamante en polvo.






Estos discos deben emplearse con un enfriador y lubricante adecuado para aumentar al máximo su vida útil, así como la eficiencia de la hoja. 
Los líquidos enfriadores para cortar piedras duras no absorbentes, deben de ser aceites delgados de baja viscosidad o una mezcla uniforme proporcional de aceite mineral delgado y petróleo, queroseno o diesel.






Al cortar materiales suaves o porosos se usa solamente agua, pues los aceites pueden ser absorbidos y afectar la calidad del pulido en las piedras terminadas, pueden también ocasionar oscurecimiento o decoloración, por lo que se recomienda colocarlas en un caja con gránulos de
desengrasante inmediatamente después de haber efectuado el corte y lavar las piedras con detergente y
bastante agua.





En las sierras verticales de diamante se recomienda dejar que la sierra recorte suavemente al comienzo antes de aplicar presión, esta presión debe de ser lo mas ligera posible pues de otra forma el diamante de la hoja se desgasta rápidamente.
En las sierras de disco se debe de tener presente que la parte superior debe de permanecer libre y no totalmente tapado por la roca, pues esto produce una tensión indebida en la orilla de diamante, que ocasiona que las hojas se vuelvan cóncavas.






Para asegurar el máximo de rigidez y control de la roca durante el corte se debe de colocar en una abrazadera o prensa de tornillo, esta normalmente se adapta en una guía de metal o madera rígida, que dirija hacia adelante la roca bien apretada, este tipo de corte se emplea solo si la roca es algo grande, para cortes pequeños no es necesario.

 




Cuando se usan discos delgados de cuatro a diez pulgadas de 0.006mm, 0.012mm ó 0.025mm de espesor se doblan fácilmente, cuando no se les da el uso correcto, por lo que se debe de tener presente que los cortes que se efectúen con este tipo de discos, deben de ser siempre rectos y no debe de tratar de cortarse una laja marcada en curva en un solo corte.






Los discos deben de girar en la dirección de las manecillas del reloj, estar siempre bien apretadas en la flecha y con sus platos apropiados. Las rebabas concéntricas que se forman por un corte con una sierra desajustada son difíciles de eliminar.
La velocidad que debe dársele el disco es muy importante, generalmente las diferentes marcas que existen en el mercado indican la velocidad a la cual deben de trabajar.


 




Preparación de las piedras para las etapas de desbaste, lijado y pulido. 

Cuando ya se tenga limpia la laja, del grueso eleccionado, se pasa a la siguiente etapa que es la de marcar la forma o figura deseada, para esto se emplean plantillas que pueden ser de aluminio, plástico, cartón, etc. procurando siempre encontrar el espacio mas sano, completo y estético de la laja. 
Luego se procede a marcar con lápiz de aluminio, cobre, latón, etc. con el objeto de que no se borre al cortarla con el agua o aceite de la cortadora, caja de esmeriles o lijas según sea el caso.






Una vez obtenida la forma deseada se procede a asegurar la piedra “dopping” a un palito de madera, aluminio, latón, etc. para lo cual se emplea el “lacre” fundido para sujetarla.

Primero se funde el lacre colocándolo en una lata, a fuego lento; luego sumergir la punta de la madera girándola para formar un recubrimiento uniforme, después colocarla en una superficie fría y lisa (Sobre una placa metálica), se deja enfriar procurando que el lacre quede de la forma de cono cuya base coincida aproximadamente con la forma de la base de la piedra (Un poco mas pequeño). 



Posteriormente se coloca la piedra sobre el calentador para que su base se caliente un poco (La piedra no se debe de sobrecalentar, pues podría quemarse o quebrarse), luego se coloca el palito con el cono de lacre y se presiona contra la base de la piedra caliente, enseguida deberá pegarse, en este momento se debe de centrar lo mejor posible la piedra.


Una vez obtenida la forma deseada se procede a asegurar la piedra “dopping” a un palito de madera, aluminio, latón, etc. para lo cual se emplea el “lacre” fundido para sujetarla.
Primero se funde el lacre colocándolo en una lata, a fuego lento; luego sumergir la punta de la madera girándola para formar un recubrimiento uniforme, después colocarla en una superficie fría y lisa (Sobre una placa metálica), se deja enfriar procurando que el lacre quede de la forma de cono cuya base coincida aproximadamente con la forma de la base de la piedra (Un poco mas pequeño). 






Posteriormente se coloca la piedra sobre la hornilla para que su base se caliente un poco (La piedra no se debe de
sobrecalentar, pues podría quemarse o quebrarse), luego se coloca el palito con el cono de lacre y se presiona contra la base de la piedra caliente, enseguida deberá pegarse, en este momento se debe de centrar lo mejor posible la piedra.

Para separar la piedra del palito lo más recomendable es introducirlo en un vaso con agua y hielos y dejarlo unos minutos, el lacre por la acción del frío se hace quebradizo y frágil, en estas condiciones una mínima presión con los dedos hará que la piedra se salga inmediatamente. 
También se puede colocar el palito con la piedra en un congelador de un refrigerador, después de unos minutos se obtendrá el mismo efecto. 
Si la piedra es un ópalo debe de tenerse cuidado de no dejarse demasiado tiempo en el frío, pues el agua que contiene puede congelarse y fracturar la piedra.

Algunas veces cuando se emplean varillas de metal, se puede calentar la varilla en un mechero de alcohol, con la llama a una distancia prudente de la roca, con lo que el lacre Se vuelve suave y fácilmente se separa de la roca. No se debe de aplicar la llama directamente a la roca, pues se puede fracturar.


Cuando la piedra este suelta y queden algunos residuos de lacre, estos se quitan con una navaja fina o limpiándola con alcohol.
Existen otros pegamentos en el mercado, como los de secado en frío o instantáneos, sin embargo se debe de tener los disolventes adecuados para remover el pegamento específico.

Algunas fallas comunes al sujetar la piedra: 

a) el palillo de soporte es muy grueso para sujetar la piedra; 

b) el palillo de soporte es muy delgado y tiene muy poco lacre para sujetar la piedra; 

c) el exceso de lacre oscurece la posición de la base; 

d) con la piedra descentrada será muy difícil darle la forma deseada a la piedra; 

e) Piedra sujetada correctamente con lacre;  

f) si la roca se apoya sobre la madera se corre el riesgo de que se desprenda.


Esmeriles

La siguiente etapa es la de esmerilar la piedra, para lo cual se tienen diferentes piedras abrasivas.
Por lo general se emplean ruedas de carburo de silicio que vienen con símbolos impresos en la etiqueta que
se encuentra en su costado.

El abrasivo de carburo de silicio se marca con una “C” seguida de un numero que indica el grueso del grano, cuando mas puro es el carburo de silicio, el color es el verde y se identifica por las letras “GC”. 






La dureza se indica con las letras y se rige por la proporción del aglutinante; los números bajos indican una estructura de extrema densidad. 
El aglutinado y la estructura de las ruedas son muy importantes para cuando se cortan piedras, las piedras duras se cortan fácilmente con aglutinantes suaves y con estructura de granos abiertos y las piedras suaves con aglutinantes duros y estructuras cerradas.

Las estructuras de granos abiertos permiten que el agua que se utiliza durante el proceso de esmerilado, penetre profundamente en las superficies de corte para enfriar las partículas arenosas, esto es importante para contrarrestar los efectos del calor por fricción que se genera por abrasión. 

El atascamiento de la rueda se disminuye por la acción de un lavado mas eficiente del agua que constantemente esta cayendo.






Se tienen también ruedas metálicas de diamante que tiene un borde periférico planchado o aglutinado con partículas de diamante; estas ruedas combinan durabilidad, cortes mas rápidos y mínimo de
sobrecalentamiento, sin embargo su costo es elevado. 

Vienen con especificaciones en cuanto al tamaño del
grano (Se indican por colores), velocidad de giro y enfriadores apropiados, aunque generalmente se pueden
trabajar con agua corriente, aceite delgado y un poco de detergente.


Para esmerilar el domo de un capuchón, se empieza por redondear la piedra, luego se rebajan los
filos de la misma oprimiendo en la orilla delantera del esmeril en un ángulo de unos 45º, girando el palillo y
moviendo ligeramente hacia arriba y transversalmente, aumentando cada vez el ángulo de la piedra se llegará a la parte superior de la piedra. 





Un cabuchón no debe de empezar a trabajarse desde la parte superior, pues ocasiona que quede muy bajo o con los costados rectos. 
Durante este proceso se debe de enjuagar la piedra varias veces y verificándola contra la plantilla y con una lupa y buena luz observando el progreso del domo, se continua el proceso hasta que el domo este perfectamente liso para lo cual se recomienda emplear el esmeril fino de 220 granos.







Esmerilar la piedra no es fácil, con algo de paciencia y practica cualquiera puede darle la forma y preforma a la piedra, no hay que olvidar que no se debe de presionar la piedra contra el esmeril y mas cuando se este trabajando con piedra dura, pues se desgastará el esmeril y no la piedra.


Cuando se desbasta una piedra pequeña directamente con el esmeril se corre el riesgo de maltratar las manos, por lo que se pueden proteger los dedos con un poco de cinta adhesiva.

Las piedras mas pequeñas como ópalos deberán pegarse a un palillo con lacre y deberá empezarse por redondear la base para luego seguir con el domo del capuchón siguiendo en la misma forma las etapas de lijado y pulido.

Lijas


El termino lijado es la etapa intermedia entre el esmerilado y el pulido, aunque no hay una división clara entre ambas, pueden emplearse dos métodos, el uso de tela o papel recubierto de abrasivo o la aplicación de granos sueltos en discos horizontales de cuero, madera o metal.






Tambores y bandas para lijar


cuando se usan tambores, estos deben de estar acojinados con un hule o fieltro; las lijas de papel o tela deben de quedar firmemente unidas al hule, teniendo cuidado de fijarlos con la medida y numero apropiado de tambor, marcados estos en la parte interior del tambor o lija.


Las lijas banda son maquinas que operan con lijas de banda continua y al igual que las de tambor se deben de colocar con la medida exacta.






También existen lijas impregnadas de diamante en diferentes granos y medidas que aunque resultan mas costosas, con producciones grandes resultan económicas por su tiempo de vida útil.

Los pliegos de papel cortados se colocan en ruedas colocadas sobre una flecha de un mandril (regularmente doble) con una base de madera, lamina, cartón, etc. se empieza con una lija gruesa y se va disminuyendo el grano a semi, mediano, fino y superfino (Lija muerta), hasta lograr un terminado listo para el pulido.


   




En esta etapa de lijado debe de manipularse la piedra (Regularmente pegada a un palito) con ambas manos, con movimientos oscilatorios contra la superficie de la lija para evitar que se formen facetas, abasteciendo en todo momento de agua limpia y en proporción normal con la válvula que tienen estas maquinas en la parte superior.


Lijado con granos sueltos; 

Se usa un disco giratorio horizontal al que se le agrega una mezcla de granos de carburo de silicio y agua ya sea con un cepillo o una botella de plástico. 
La velocidad deberá reducirse a fin de que los granos no se dispersen fuera del disco; la manipulación de la piedra debe de ser igual como se describió en el método anterior. 
Se logran resultados óptimos cuando se usan tres grados de granos: 230, 320 y 500 progresivamente. 
Es recomendable tener un disco para cada grano con el fin de evitar mezclas de partículas de diferentes granos.

 




Se debe de tener presente que 

piedra dura (Cuarzo 7D) velocidad alta, 
piedra blanda (Ópalo 4D) velocidad baja. 

Después de esta etapa, se debe de lijar la piedra con una lija de grano 600 o muerta, este lijado se hace a mano, con el fin de darle el acabado final a la piedra, o sobre una superficie acolchonada como un hule sobre el cual se pone la lija y se lija la piedra, después se inspecciona con una lupa y si no se encuentra ninguna marca se pasa a la siguiente etapa.






Así el lijado es la etapa más importante para lograr un terminado perfecto en las piezas que se trabajan, es la etapa que se lleva más tiempo. 
La medida normal de los granos de carburo de silicio sobre la base del sistema americano se muestra en la Tabla 4.


Pulimentos

El pulimento es la etapa final de la serie de procesos que se describieron con anterioridad, limpia de impurezas la superficie de la piedra, disminuye al mínimo las excoriaciones y le da un acabado reflejante.


   




Los agentes que se usan para este propósito son generalmente óxidos minerales, tales como el oxido de estaño, aluminio, cerio, circonio, linde, cromo, etc.

El estaño y el cerio son los más empleados para este propósito con las piedras - gemas de México.
Existen en el mercado como polvos y pastas, algunas veces combinados con ceras, alúmina, sílice en granos micrones; la acción abrasiva de estos óxidos utilizados como lechadas a base de agua y la resistente superficie de pulido, pueden crear calor suficiente para producir en muchas ocasiones el vidriado de la superficie de la piedra, esto se conoce como capa “bielby” y se debe parcialmente a la fundición y eliminación de las moléculas superficiales en la estructura de la gema, seguidas por recristalización al momento de enfriarse. 






Durante el pulido, el calor friccional excesivo a veces puede resultar perjudicial para la piedra, debe de tenerse cuidado de manejar la piedra con la presión, el oxido, el agua y la velocidad apropiadas, en las piedras traslúcidas y transparentes una quemadura por fricción produce una opacidad permanente o nublado interno. 

Las piedras sensibles al calor como el ópalo, turquesa, etc. responden mejor al pulido en disco de cuero.
Se usan también discos de fieltro en granos duro, mediano y suave, así como madera, sin embargo su empleo depende del tipo de piedra de que se trate y de la experiencia que se tenga al respecto.






El pulido con partículas de diamante en mallas finas sobre rodillos de acrílico, madera, aluminio, etc. son los que dan mayor rendimiento a la mano de obra que se ocupa.


La velocidad para el pulido es variable (desde 450 r.p.m. hasta 1750 r.p.m.), se recomienda adaptar el pulidor a una maquina de poleas o velocidad variable para aumentar o disminuir la velocidad según se comporte el oxido.
Cuando se despegue la piedra del palillo “Dop” y quede algo de lacre o pegamento acrílico, se recomienda limpiar con alcohol de caña y frotar con un paño o franela.






Conceptos importantes
Exfoliación.
- es cuando un mineral se somete a una cierta presión y se rompe, dejando dos superficies
planas. 
Depende de la estructura cristalina y tiene lugar solamente paralela a los planos atómicos.

Partición.
- es cuando en un mineral se producen superficies planas por ruptura a lo largo de alguno de sus planos predeterminados.

Fractura.
- cuando se rompe sin exfoliación o partición.
Dureza de un mineral.
- viene determinado de la observación de la facilidad o dificultad relativa con que un mineral es rayado por otro o por una lima o punta de acero. La escala de Dureza de Mohs ordena los minerales de menor a mayor dureza.

  1.- Talco 
  2.- Yeso 
  3.- Calcita 
  4.- Fluorita 
  5.- Apatito
  6.- Ortosa 
  7.- Cuarzo 
  8.- Topacio 
  9.- Corindón 
10.- Diamante

Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay