viernes, 27 de julio de 2012

COLECCIONISTA DE JOYAS -- WALLIS SIMPSON



WALLIS SIMPSON






Wallis Simpson, mujer de Eduardo VIII, hizo célebre la frase: "nunca se es lo bastante rico ni lo bastante delgado", una frivolidad avalada por una bella historia de amor, sus polémicas tendencias políticas y una gran pasión por las joyas.

  



Eduardo VIII (tío de Isabel II de Inglaterra) renunció al trono para casarse con Wallis Simpson, una bella americana separada con la que viviría una de las más romántica historia de los últimos tiempos. Su abdicación fue una prueba de amor que logró eclipsar asuntos más espinosos como la simpatía de la pareja por el nazismo.


 



Durante su vida con Eduardo VIII, Wallis adquirió una importante colección de joyas cuyas piezas más relevantes fueron subastadas por Sotheby's a finales del año pasado.


 



Nada ni nadie pudo acabar con su amor. cuando, el 11 de Diciembre de 1936, el futuro Rey de Inglaterra, Eduardo VIII , declaró a los medios de comunicación que abdicaba al Trono de su país por no permitirle el Parlamento, la prensa y la opinón pública contraer matrimonio con Wallis Simpson, una mujer americana y separada, con la que ya estaba comprometido.

 




“Ahora somos 27 x 36″ era la frase inscrita en el interior de la alianza, obra de Cartier, que soportaba una esmeralda de casi 20 quilates. 
La extraña inscripción hacía evidente la fecha del compromiso: 27 de Octubre de 1936. 
Años mas tarde, La Duquesa de Windsor, con motivo de su 20º aniversario de matrimonio, cambió la creación origial montando la piedra en un elaborado diseño de oro y platino. 





Y como regalo matrimonial, Wallis Simpson recibió de manos del Duque de Windsor un espectacular brazalete de zafiros y brillantes creado por los joyeros Van Cleef and Arpels, en París. 
El motivo central de los 45 zafiros es enmarcado por una multitud de diamantes , todos ellos tallados de forma diferente. 





En el cierre, y antes de la ceremonia, el duque había hecho grabar estas palabras “Por nuestro contrato 18/v/37″, ya que el 18 de Mayo de 1937 fue la fecha en la que la pareja finalizó los complicados trámites previos a la boda. Y pese a todas las dificultades, llegó el gran día.






El castillo de Candé, a pocos kilometros de Tours, las vidas de Eduardo y Wallis se unieron para siempre. Para la ocasión la duquesa de Windsor mandó confeccionar al diseñador Mainbocher un vestido en crepé azul satinado para que resaltase el broche que lució a juego con el brazalete.

La boda se celebró en la mas estricta intimidad, sin la presencia de ningún miembro de la familia Real británica. Solos, los dos comenzaban a recorrer el camino de su nueva y ansiada felicidad.


 



La prestigiosa casa Sotheby's ofreció al mejor postor en Londres una veintena de joyas que pertenecieron a Wallis Simpson. Un brazalete con forma de pantera alcanzó un récord de ventas al ser subastado por 4.521.000 libras (5.413.250 euros). 
El brazalete de diamante y ónix con la forma de una pantera marcó un récord para el fabricante de joyas Cartier en una subasta y para la venta de brazaletes también en subasta, según indicó a Efe un portavoz de Sotheby's. 
La cifra superó la cantidad estimada por esa joya (entre el millón y el millón y medio de libras ó 1,19 y 1,79 millones de euros).


 


La casa de pujas ha considerado que la venta, en la que se vendieron todas las piezas por una suma total de 7.975.550 libras (9.551.197 euros), fue 'un éxito'.

La otra pieza estrella de la colección, una horquilla de rubí, zafiro, citrino y diamante con la forma de un flamenco se vendió por 1.721.250 libras (2.062.392 euros) superando también las expectativas de Sotheby's, que había estimado que lograría por ella un precio de venta entre 1,19 y 1,7 millones de euros.




 
http://i.dailymail.co.uk/i/pix/2010/09/23/article-1314663-0B51D85F000005DC-734_634x469.jpg 


Otro de los objetos vendidos fue un broche de Simpson del siglo XX por el que se pagaron 205.250 libras (245.943 euros). 
El vestido de noche con adornos de diamantes valorado en 90.000 libras (107.829 euros) diseñado por Cartier en 1935 y que tiene grabadas las iniciales W y E, y la inscripción 'Hold Tight' (Aguanta), una frase que el rey y Simpson usaron con frecuencia en sus cartas durante la crisis de la abdicación también encontró comprador por 115.250 libras (136.687 euros).


 



El brazalete favorito de la duquesa, adornado con nueve cruces cristianas hechas con gemas, que lleva otra inscripción que recuerda un intento de asesinato del rey: 'Que Dios Salve al Rey para Wallis -16.VII.36-'y cuyo precio estimado se cifró en 450.000 libras (530.145 euros), llegó a las 601.250 libras (713.083 euros).






Antes de ofrecerlas al mejor postor, la casa de subastas hizo una gira expositiva de la colección que pasó por Londres, Hong Kong, Moscú, Nueva York y Ginebra.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay







UN POCO DE HISTORIA -- EL BLACK PRINCE

EL BLACK PRINCE UN RUBÍ MUY FAMOSO QUE NO ES UN RUBÍ





La famosa corona del monarca inglés (actualmente, la reina Elizabeth II) es una de las joyas más visitadas y admiradas por el público. 

Su "rubí" central llama la atención por su tamaño y belleza pero lo más curioso es que no es un rubí, sino una espinela, otra variedad gemológica muy diferente. 






El "rubí" Príncipe Negro es casi tan grande como un huevo de gallina, con un peso de 170 quilates, y de cinco centímetros de longitud. 
Pero en realidad es una espinela con una fascinante historia.

El primer propietario conocido de la piedra fue Abu Said, un príncipe árabe de Granada (España) a mediados del siglo XIV. Abu Said perdió la joya, así como su corona y su vida, a manos de don Pedro el Cruel de Sevilla. 
En 1366, el propio hermano de don Pedro lo atacó, pero don Pedro se defendió con éxito y con la ayuda de los ejércitos del Príncipe Negro de Burdeos. 
Como pago, el Príncipe Negro exigió la como premio, y don Pedro no estaba en condiciones de discutir.

Se desconoce cómo llego la piedra del Príncipe Negro a Inglaterra, pero su siguiente aparición fue en un lujosos casco de guerra portado por el rey inglés, Enrique V, en la batalla de Agincourt en 1415. 
El casco le salvó la vida cuando un golpe del hacha de guerra del duque de Alençon (francés) le alcanzó. 

Tanto el rey como el casco sobrevivieron milagrosamente a la guerra, y el "rubí" del Príncipe Negro se mantuvo en manos inglesas.

 



Posteriormente, el rey Jaime I ya tenía la espinela engastada en la corona del Estado y, a pesar de las muchas amenazas a lo largo de los siglos de robo, incendio, e incluso bombas nazis, el "rubí" del Príncipe Negro sigue siendo la pieza central de la magnífica corona británica junto al fabuloso diamante Cullinan.

Mientras que el "rubí" del Príncipe Negro es de lejos la espinela roja más famosa del mundo, no es la única piedra que ha sido codiciada por reyes, reinas y emperadores.


Para tener una idea gemologicamente hablando las diferencias son:



EL RUBÍ


Colored Gemstones



Especie: Corindón
Color: rojo variable
Composición química: Al2O3 óxido de aluminio
Sistema cristalino: (trigonal) prismas hexagonales o tablas, romboedros
Dureza: 9
Gravedad específica: 3,97 a 4,05
Índice de refracción: 1,762 -1,778
Birrefringencia: -0,008
Color de la raya: Blanco,
Espectro de absorción: 694, 693, 668, 659, 610-500, 476, 475, 468
Fluorescencia: rojo carmín fuerte


LA ESPINELA




Colored Gemstones


Especie: Espinela
Color: Rojo, naranja, amarillo, marrón, violeta azul, púrpura, verde, negro
Composición química: MgAl2O4 óxido de mangnesio y aluminio
Sistema cristalino: (cúbicos) octaedro, gemelos, dodecaedro rómbico
Dureza: 8
Gravedad específica: 3,54 a 3,63
Índice de refracción: 1,712 a 1,762
Birrefringencia: Ninguna
Carácter Óptico:
Color de la raya: Blanco,
Espectro de absorción: Espinela roja: 685, 684, 675, 665, 656, 650, 642, 632, 595-490, 465, 455
Fluorescencia: Espinela rojo fuerte, rojo; espinela azul débil, rojizo, verde



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay