martes, 16 de octubre de 2012

UNAS JOYAS DIFERENTES -- LOS PIERCING



Tipos de piercing





Pocas joyas son tan controversiales como los Piercings pero debemos reconocer que hay una gran demanda por este tipo de adornos, y la variedad es tan amplia cuanto cualquier otra joya.



Tipos de joyas para piercing


BCR (ball closure ring):


Este tipo de aros se cierran por presión sobre la bolita, que va en medio. 
Dependiendo de su diámetro, se utiliza en cejas, cartílago, lóbulo, nariz, labio, pezón y ombligo.


 


BR (barbell): 


Es la barra recta que tiene una bola en cada extremo, que se ajusta enroscándola. 
Es generalmente utilizada para el cartílago, la lengua y el pezón.





BN(banana): 

Similar al barbell, esta joya es levemente curvada. Principalmente utilizada para perforaciones de ombligo y cartílago.






LB (labret): 

También es una barra recta. 
La diferencia es que en uno de sus extremos, en lugar de bola, es plana. 
Por este motivo es utilizada en las perforaciones del interior del labio, para evitar molestias con las encías.






CB (circular barbell): 

es la barra en forma de U que en cada uno de sus extremos puede tener una bola o una punta. Se utiliza para perforaciones en el lóbulo, para el septum, o pezón.





TW (twister): 

Muy similar a la CB, pero con la diferencia de que sus puntas no se unen, sino que son curvadas en sentidos opuestos. 
Utilizada generalmente para perforaciones de lóbulo y ombligo.





NS (nostril de rosca): 

Es una barra que en uno de sus extremos tiene una curva de 90 grados (que irá en el interior de la nariz), y una bola rosca en el otro extremo. 
Esta joya se utiliza exclusivamente para perforaciones en la nariz.





Expansores: 

Dependiendo del nivel de expansión del orificio en que se encuentre, los expansores variarán su grosor. Utilizados generalmente en las expansiones de la oreja.




Lugares para hacerse un piercing



Septum: 


Es el que se coloca uniendo las dos fosas de la nasales, debajo del cartílago nasal. 
Es el mismo que se pone en algunos animales como los toros. 
Es muy común en la cultura punk.





Mejilla: 

Su sanación no es muy complicada. 
Común entre los punkeros de los años 70.





Monroe: 

Esta perforación se hace en el labio superior, simulando el lunar que tenía Marilyn Monroe. 
Distinguido como una de las perforaciones más sensuales.





Navel: 

la misma que se hace en el ombligo. Se le da este nombre, ya que la traducción del inglés al español de “navel” es “ombligo”.





Surface: 

Este tipo de perforación es realmente la unión de varias, que se hacen en la zona corporal elegida.






Bridge: 


Este es el tipo de perforación que se hace uniendo las cejas justo encima de la nariz. 
Como su nombre lo dice, el “bridge” hace un puente entre un lado y otro de la cara.





Perforaciones genitales:

Este tipo de perforaciones tiene la peculiaridad de sanar rápidamente (con algunas excepciones). 
Sin embargo, durante su realización se siente más dolor que con los demás tipos.


En el pezón: 


Los romanos lo usaban como símbolo de virilidad en sus centuriones,
y en la época victoriana las mujeres lo usaban para resaltar sus senos.










Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

TÉCNICAS -- LA LACA JAPONESA









Hace algunos años, con el auge de la joyería contemporánea en nuestro país, comenzaron a verse antiguas técnicas orientales aplicadas a las joyas como una forma de embellecer las creaciones y encontrar originalidad. La Laca Japonesa es uno de esos secretos que en esta nota pretendemos develar.

Si uno quiere indagar en el antiguo arte de la Laca Japonesa, lo primero que tiene que tener en cuenta es que, como ocurre con todas aquellas técnicas milenarias provenientes del lejano oriente, se requiere de tiempo, dedicación y mucha paciencia para dominarlas. 

Este caso no es la excepción. Requiere de años de entrenamiento y perfeccionamiento, y su ejecución no es para personas impacientes, ya que el proceso completo, de principio a fin, puede demorar con facilidad más de diez días y unas cuantas capas para una pieza de pequeña escala como una joya.







Entonces, si la paciencia y dedicación no son un impedimento, la referente en Laca Japonesa en nuestro continente, es la Sra. Francine Schloeth. 

Residente en Argentina su taller está convenientemente ubicado en un edificio construido por un grupo de arquitectos con una visión muy peculiar, donde los departamentos no se identifican con números y letras, sino con nombres de famosos pintores como DaVinci, Picasso y Monet. 







Ya en el interior, uno descubre que el espacio tipo loft tiene la ambientación necesaria para encontrar ese estado mental adecuado para llevar a cabo cualquier creación artística, ya que Francine, además de ser  experta en Laca Japonesa, es profesora de dibujo y pintura.








UN POCO DE HISTORIA

El líquido de Urushi, utilizado como componente base para la realización de cualquier obra con laca japonesa se obtiene de la savia del árbol Urushi. 

Este árbol emparentado con el mango, la castaña de cajú y el pistacho, se encuentra en el sudeste asiático donde el clima es templado. 
Este árbol de corteza sumamente frágil es rápidamente afectado por las bacterias que ingresan a través de sus heridas. Como mecanismo de defensa, el árbol de urushi comienza a segregar a través de estas heridas, un líquido con propiedades antisépticas que solidifica rápidamente en condiciones de alta humedad ambiente.







En Japón, un árbol de Urushi tarda de quince a veinte años en alcanzar una altura de tres metros. Recién cuando el tronco del árbol consigue un diámetro de 15cm. se puede comenzar a extraer el líquido del Urushi. 

Para ello se realizan pequeñas incisiones en la corteza del tronco, a través de las cuales se puede recolectar el líquido segregado por el árbol. 
Este proceso se repite en Japón desde principios de junio hasta fines de octubre, cuando se realiza un último gran corte para extraer las últimas gotas de líquido, tras lo cual el árbol muere. 
Dependiendo del tamaño del árbol, se puede obtener tan sólo 150 a 250 cc. de líquido de Urushi virgen de cada ejemplar.







De más está decir que esta es una práctica que debe realizarse con suma conciencia y respeto, ya que su excesiva práctica llevaría rápidamente a la depredación, pero evidentemente los sabios orientales han sabido prolongarla a través de los siglos permitiendo la continuidad de esta particular especie. (mismo sabiendo el respeto por los orientales hacia la naturaleza y mas, no se si estoy muy a favor de matar un árbol para adornar a una persona)

Para la obtención final de la laca, el líquido del Urushi se mezcla con otros agentes, que lo convierten en uno de los productos naturales más durables del mundo, con una enorme resistencia al paso del tiempo y a la acción de agentes degradantes como el agua, alcohol, ácido, álcali, aceites o el calor. 








Esta característica de la laca ha permitido el hallazgo en excavaciones arqueológicas de objetos realizados hace más de 10.000 años por los chinos quienes laqueaban sus utensilios para protegerlos e impermeabilizarlos. 
Asimismo, es un producto que puede ser aplicado sobre todo tipo de objetos como vajilla, muebles, objetos decorativos, utensilios y obviamente en joyería.

Existe también otro tipo de técnica de laca japonesa denominada "Cashew", que se obtiene de los frutos de un árbol conocido como Anacardium Occidentale, el cual provee de un líquido oscuro utilizado como materia prima para su elaboración. 

Su refinación da origen a tres tipos de laca: una negra, otra transparente y otra llamada "Roiro" que tiene un color rojo-anaranjado. 
Al realizarse la obtención de esta manera, el árbol no muere como producto de la extracción.



Francine Schloeth



Nacida en Basilea, Suiza en 1961, Francine siempre se interesó por las artes plásticas, lo que la llevó a estudiar Bellas Artes en su país de origen, para luego orientarse hacia el rubro de la joyería a través de su paso por la prestigiosa Escola Massana de Barcelona, donde aprendió en profundidad las técnicas de laca japonesa y su aplicación en piezas de joyería. 


En 2002, Francine Schloeth, viajó a la Argentina seducida por la cultura indígena, latina y el Tango, sin saber que adoptaría a nuestro país como su lugar de residencia permanente. 







Aquí comenzó a dar clases de arte en un colegio alemán durante sus primeros años de residencia, pero rápidamente se volcó a la enseñanza de dibujo, pintura y laca japonesa aplicada a la joyería. 


LA TÉCNICA


La aplicación de laca japonesa en piezas de joyería permite la obtención de una estética absolutamente única e irrepetible, ya que veremos que cada aplicación realizada por medio de capas va generando patrones originales, aunque sí es posible, en base a la experiencia, poder predecir aproximadamente cual será la textura final o la gama tonal resultante. 

Por la característica física de la laca, es imprescindible que esta sea aplicada sobre una pieza de joyería terminada, ya que cualquier proceso de soldadura o pulido destruiría la laca por la acción del fuego o las altas temperaturas producidas por la fricción.







Las técnicas de laca japonesa se dividen en cuatro técnicas básicas conocidas como: arrugado, técnica de arroz, cáscara de huevo y Nasishi (espolvoreado con bambú).

En la técnica de arrugado se aplican capas de laca que van solidificando desde la superficie, provocando una contracción del material que genera arrugas. Una vez solidificada la capa anterior, se aplica una nueva y así se trabaja de manera sucesiva superponiendo capas de diferentes colores. Uno de los últimos pasos es el lijado, en el que se produce la "magia" y se van descubriendo por sectores las diferentes capas de color anteriormente aplicadas. Es una técnica sumamente lúdica y azarosa, por lo que también es necesario que el artista aprenda a aceptar los resultados.









El trabajo de la laca se puede hacer con pinceles y espátulas de diferentes formatos y, si bien no es necesario contar con instalaciones especiales o maquinaria de ningún tipo, es importante contar con un espacio suficiente para el secado de las piezas. También es importante tener en cuenta que un trabajo de laca se puede extender durante varios días, como resultado de los largos procesos de secado a temperatura ambiente.







También se puede combinar la laca con materiales como láminas de oro o placas de nácar, lo que produce efectos visuales absolutamente maravillosos.

La técnica de cáscara de huevo consiste en la aplicación de pequeños trozos de cáscara de huevo. 

Esta técnica surgió como respuesta a la falta de esmalte de color blanco, y se realiza colocando porciones de cáscara que luego pueden quebrarse en partes más pequeñas con la ayuda de un punzón.







La técnica de arroz o de aplicación de semillas consiste en la colocación de estos elementos sobre la superficie húmeda, los cuales deben ser retirados antes de que la laca seque por completo. De este modo, las semillas o granos de arroz dejan un bonito rastro que luego es rescatado con el proceso final de pulido.

Por último, la técnica conocida como Nasishi, se realiza espolvoreando pigmentos en polvo sobre la superficie húmeda de la laca recién aplicada, mediante la utilización de tamices realizados con cañas de bambú y entramados de tela o alambre.







En todos los casos, se realiza un pulido final con esmeriles de grano decreciente, lo que logra una superficie lisa y suave. Por último, se protege con una laca transparente que le aporta brillo y durabilidad.










Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

UNA JOYA PARA CADA TIPO DE MUJER -- COMO SABER CUAL ES EL IDEAL


No existen reglas que definan lo correcto o incorrecto en las opciones que cada persona puede usar como joya, sin embargo, de igual forma que se tienen en cuenta las características personales a la hora de elegir el vestuario, se puede hacer lo mismo cuando se eligen las joyas a lucir.








El color, las piedras, el estilo, son todos puntos importantes en la búsqueda, aunque es posible que desee considerar las joyas que realmente convengan según sus características físicas, sobre todo cuando esté buscando una pieza realmente especial que usará con frecuencia. 
Es fácil que al quedar atrapada en la moda olvidemos que la joyería debe ajustarse a nosotras y no al revés.








Siendo la joyería lo más llamativo que una mujer puede llevar puesto, esta juega un papel muy importante en resaltar o restar importancia a ciertas características físicas. Seleccionar la joya apropiada destaca las mejores cualidades y evita que los ojos críticos se posen sobre algún área problemática. Los pendientes llaman la atención hacia la cara; los collares ponen el foco en la cara, el cuello, el escote e incluso la cintura; los anillos y pulseras resaltan las manos y brazos, y gracias a su movimiento, terminan llevando la vista al cuerpo completo.








A continuación ofreceremos algunas pautas generales para ayudarlas a seleccionar el tipo de joyería que mejor luce a cada persona, además de facilitar la compra, ya que elegir la joya correcta puede ser una experiencia tediosa, confusa e incluso frustraste, si no se tiene el asesoramiento adecuado. 
Recordar en todo caso, que la regla más importante para seleccionar una joya es, ante todo, comprar lo que realmente más le gusta y con lo que se sienta bien.

En la búsqueda de una gran pieza de joyería, hay varios conceptos a considerar:


Altura

La altura define en las mujeres cierta contextura que independientemente a las demás características (como la forma de la cara), da unas pautas generales a seguir. Tomamos en cuenta las alturas pensando en mujeres de un peso normal en relación con su altura. 








 Mujeres de baja estatura (debajo de 1,60): 

A las mujeres de baja estatura les conviene más usar collares de longitudes entre 45 y 60 cm. o todavía más largos (en general lo que se recomienda es no usar gargantillas). 
Los estilos que caen en forma de “V” por debajo del busto, pero por encima de la cintura alargaran la figura. 








Es mejor usar varias pulseras delgadas que una sola linea y nada anchas, porque están en mejor proporción con el tamaño general. 








Para las caravanas, se recomiendan diseños que fluyan hacia arriba y de formas geométricas, llevando la mirada del espectador en esa misma dirección.






Mujeres de estatura mediana o promedio (1,60/1,70): 

La mujer de altura promedio puede usar collares de cualquier longitud.








Las pulseras anchas son más proporcionadas que las muy delgadas.








Las opciones para caravanas son ilimitadas y deben ser consideradas en relación con la forma de la cara. Si éste es su caso, siéntase libre de seleccionar y probar con audacia.








Mujeres altas (más de 1,70): 

Casi cualquier longitud va bien, puede seleccionar gargantillas que cortan la línea del cuello y restan atención sobre la altura. 
Collares de piedras o perlas (tipo bolitas del mismo tamaño) lucen especialmente bien. 








La mujer alta tiene una amplia gama de opciones de pulsera, siempre y cuando se aleje de las piezas demasiado delicadas. 








Por el buen espacio que hay entre el lóbulo de la oreja y el hombro, las mujeres altas pueden usar cualquier forma de caravanas, salvo pequeños botones que parecen perdidos. Los que lucen especialmente bien son los pendientes largos que cuelgan.







Forma de la cara

La cara es lo primero que la mayoría de la gente mira, (ya se trate de un primer encuentro o de alguien con quien se conozcan por años) y esa impresión de la cara será lo que recordarán.

Como individuos, cada uno tiene características distintas que hacen que nuestro rostro sea diferente de cualquier otro, sin embargo, la forma de las caras se puede enmarcar básicamente en cuatro grupos: ovalada, redonda, en forma de corazón, y en rectángulo (oblongo). 
Obviamente no es una ciencia exacta, pero sí tenemos en este sentido características comunes. Para encontrar la forma de la cara, sólo se tiene que mirar en un espejo con el pelo recogido, y buscar cual es la forma que mas se asemeja.


Oval

El rostro ovalado es considerado como la forma perfecta. 
Las proporciones de la frente no son demasiado anchas, luego una línea curva continúa hacia los pómulos y finalmente se estrecha ligeramente hacia un mentón redondeado. 
Si su rostro es un óvalo, casi toda la joyería que le agrade quedará bien.








Caravanas: 
Las dueñas de una cara ovalada pueden optar por dos caminos: utilizar formas suaves en concordancia con su cara como botones, aros, perlas, lágrimas, círculos, óvalos o espirales, o como contraste utilizar formas angulares como triángulos o estrellas que darán definición a las líneas faciales. 







Lo que debe evitar son las caravanas demasiado largas debido a que estos harán que su rostro se vea alargado.

Collares: 
Cualquier forma de collar queda bien con el rostro ovalado. Una gargantilla luce tan bien como un collar largo, o cualquier collar que termina en V. 







Una gargantilla resaltará un cuello largo, un largo hilo de perlas alargará el torso, o un collar que cuelga bajo se vera muy bien con un escote de corte bajo. 
Se pueden también intercalar collares extra largos con collares cortos o cuerdas largas de varias vueltas a diferentes alturas.




Redonda

La cara redonda se reconoce por tener igual longitud y ancho sin ángulos discernibles en la mejilla o la barbilla. El objetivo de la joyería en este caso es agregar longitud y crear la ilusión de adelgazamiento. 
Las formas angulares y largas reducirán al mínimo la redondez de sus facciones.

Caravanas: 
Las caravanas largas y colgantes son las mejores opciones para las mujeres con cara redonda. 





También lucen bien las de forma cuadrada y rectangular, ya que disimularán la redondez de la cara. Evite los círculos. Largas líneas, angulares y curvas dan un aspecto de longitud a la cara redonda.

Collares: 
Con los collares se intentara alargar la cara y el cuello, por esta razón, las gargantillas definitivamente no convienen, así como los collares muy cortos. 
Trate de encontrar collares entre 70 u 80 cm. de largo, o collares con un fuerte elemento central un poco más arriba de la línea del busto, o sino, bien por debajo del escote. 







Evite usar joyas que amplían su cuello, como perlas y piedras de gran tamaño.



Forma de corazón

Este rostro es ancho en la frente y en las mejillas y luego se reduce drásticamente hasta un punto en la barbilla. Las joyas que lucen en este rostro son las que suman anchura en la barbilla y suavizan las líneas rectas. 

Caravanas: 
Las caravanas colgantes y largas son la mejor opción. Busque formas que sean más anchas en la parte inferior que en la parte superior, como triángulos, para igualar y alargar su cara. 







Evitar las formas que coinciden con la cara (forma de corazón o formas más anchas en la parte superior que en la inferior). Los aros redondos y ovalados también quedan muy bien, así como los de estilo cascada (con pequeñas piezas colgantes). 

Collares: 
En este caso, una gargantilla es el mejor camino a seguir, ya que suaviza el ángulo agudo de la barbilla y hace las funciones de refinado gracias a su forma curva. 






Si le gusta el aspecto de un collar largo, considere la opción de un lazo o cuerda de dos o varias vueltas de diferentes longitudes.




Forma rectangular

La cara rectangular tiene más longitud que anchura, ángulos distinguibles en los pómulos o el mentón, y la anchura en la frente es la misma que la barbilla. Esta cara necesita de joyas que agreguen ancho y disimulen la longitud de la cara y el cuello, además de buscar también suavizar las líneas de la cara, para dar la ilusión de curvas y agregar redondez.

Caravanas: 
Unos aros delicados, caravanas tipo gota de agua y botones no sólo son elegantes, sino que también alegran el aspecto de la cara, contrastando los bordes marcados de sus facciones. 







Las formas ovaladas, aros colgando en cascada, o cualquier estilo con capas le darán al rostro un aspecto más curvo y lo complementarán muy bien. 







Las caravanas de tamaño medio a largo son las mejores. Es recomendable evitar las formas angulares. 

Collares: 
La gargantilla es la pieza básica para las personas con este rostro, especialmente si también tienen un cuello largo, ya que equilibra las líneas rectas verticales de la cara y reduce la longitud.








Puede buscar también collares de terminación en “U” de 40 cm. de longitud o más. También los collares en forma de “T” (gargantilla que se descuelga en el centro) o los de tipo cascada (con varias cadenas y piezas que se desprenden de la gargantilla).



Forma de las manos

Esta es un área del cuerpo que atrae gran cantidad de atención al gesticular, al señalar, o al tomar un objeto, y la longitud de los dedos es el factor determinante en la elección de la joyería. 







Las mujeres con dedos largos son normalmente mujeres altas, por lo que pueden usar casi cualquier estilo de anillos. 








Si la mano de dedos largos además es excesivamente delgada, es ideal usar gemas ovaladas o redondas y convienen más los anillos anchos que aquellos delgados. 

Las manos con dedos cortos se lucen mejor con gemas que no ocupen la falange completa, lo cual sólo acentúa más lo corto de la mano y hace que parezca menos elegante. 







Las piedras de forma oval o marquise dan la ilusión de alargar la mano y son una buena elección para dedos cortos. 
Los solitarios redondos son también buenos por su simplicidad. 







En el caso de desear un anillo de mayor tamaño, lo ideal es una forma en cabujón o brillante, y que se extienda más en altura que en superficie, así se minimiza el espacio ocupado sobre el dedo.



Como conclusion

Ahora que sabe qué joyas favorecen a cada característica física, es importante señalar que algunos diseños están hechos para lucir bien en todos los tipos de caras. 
El clásico diseño de gota de agua se complementa con todas, ya que proporciona suaves curvas y es un diseño alargado, de acabado brillante, que llama la atención hacia los accesorios y lejos de la forma real de la cara. 







Lo mismo sucede con los botones de grandes piedras preciosas. 
No olvide que todas las joyas se deben seleccionar en proporción al tamaño de la mano, la cara o el cuerpo, según sea el caso. 








Por último, toda la información provista tiene por objeto ser una guía, y no un conjunto de reglas estrictas. Animarse a probar cosas nuevas y diferentes es la manera ideal de encontrar la joya perfecta.







Fernando Gatto
kaia Joyas Uruguay