martes, 23 de octubre de 2012

JOYAS CON SIMBOLOGÍA -- JOYERÍA GAY Y LESBICO









Buscando material para este post me encontré con que existe muy poca cosa sobre los iconos que simbolizan el orgullo tanto gay como lésbico. 
Intentaremos escribir en base a lo poco que hay.








Simbología Gay:

El triángulo rosa invertido.

Era la forma con la que marcaban los nazis a los homosexuales durante la época del Holocausto. 







También representan valores como la tolerancia, utilizándose a partir de los años 70 como símbolo contra la opresión y persecución de los colectivos homosexuales.



La bandera del Arcoíris.

Posiblemente sea el icono más conocido de las comunidades de gays y lesbianas en todo el mundo. Existen muchas variaciones, con ocho colores, con siete o con seis. Igual que significados, posiblemente por el exceso de información que hay en la red.








Con respecto a su significado, estas son las más explicativas:

–Rojo, Sin distinción de Raza o Color, el sexo y la vida.
–Naranja, Sin distinción de Posición Económico o Social, la salud.
–Amarillo, Sin distinción de Cultura, el sol.
–Verde, Sin distinción de País, la naturaleza.
–Azul, Sin distinción de Credo o Religión, la armonía y el arte.
–Violeta, Sin distinción de Preferencia Sexual, el espíritu.








Letra Lambda del alfabeto griego.

Dicen que representa la libertad y tolerancia con la que los griegos aceptaban las cuestiones homosexuales.
Muchos de los expertos en estos temas confirman que se empezó a utilizar por la comunidad gay en el año 1.970. 







Aunque fue la Unión de Activistas Gay de Nueva York, la que lo adoptó como símbolo de representación de su colectivo. 
Entonces en el año 1.974, se tomó por el Congreso de Derechos de los Gay, celebrado en Edimburgo (Escocia) A partir de ahí se popularizó por todo el mundo. 
Siendo actualmente unos de los símbolos más representativos del colectivo de gays y lesbianas.


El Rinoceronte Púrpura o rosa.

Otro símbolo más de la iconografía gay. 
Encarna el carácter noble de este animal, de comportamiento pacífico pero muy peligroso cuando se le provoca o molesta, representando de esta forma el carácter de la comunidad homosexual.

Dentro del la comunidad gay, existen una variedad bastante amplia de subgrupos homosexuales. 
Entre los más conocidos están los bear, cub, chubby, daddy, muscle, admirer. Y cada uno tiene sus propias simbologías.







En el caso de los Bear, tienen como icono, la silueta de un oso, y la garra o huella de dicho animal. Con distintas combinaciones de la bandera gay como fondo.


Simbología Lesbica

El triángulo negro. 

Así como el triángulo rosa identificó a los gays en épocas del Holocausto, el triángulo negro identificó a las mujeres homosexuales, que no cumplían con las tres K (Küche, Kircher, Kinder, en español, cocina, iglesia, niños) y que se encontraban en los campos de concentración nazis. 






Este triángulo negro, gracias a su forma, puede verse en cualquier pieza de joyería, por ejemplo: en unos anillos de plata en forma triangular.

El hacha de doble filo.

Como también se conoce, identificaba a la diosa protectora de las mujeres de la religión minoica. También está asociado a la diosa Demetria y según la mitología clásica griega, a las guerreras amazonas. 







Por la fortaleza e independencia que ha alcanzado el movimiento lésbico, este símbolo se asocia a él. 
En joyería, es muy llevado como dije o colgante, ya sea en cadenas de oro o plata, o en un colgante alternativo y poco convencional.







El símbolo de la letra lambda. 

Este símbolo identifica también a los gays, pero por su forma agraciada muchas mujeres lesbianas gustan el tener accesorios con este peculiar símbolo. Son también usados como anillos o pendientes.

Signos de Venus. 

La unión de dos signos de Venus identifica a la homosexualidad femenina. Estos signos se usan para confeccionar prendas de vestir de féminas y se emplean además en el mundo de la joyería.









Para terminar quiero decirles que este artículo lo hice con todo el respeto que cualquier persona merece, sobre todo aquellas que defienden sus preferencias sean estas sexuales o ideológicas.






Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay



HISTORIA -- MÁXIMO LUJO, LOS AÑOS 50



"La joya para cóctel, de grandes dimensiones, comienza a hacer furor, destacándose
sobre todo los anillos con gemas de gran porte. Se afianzan en el mercado grandes casas de joyería como Chanel, Cartier, Bulgari o Tiffany, y Harry Winston entra en la historia con un rol protagónico."








La década del 50 marca una época de gloria para la joyería. 

Atrás queda el fantasma de la guerra y el mercado de la joya no tarda en recuperarse.Las mujeres dejan las actividades hogareñas y  participan de actividades sociales, y la moda tanto como las joyas deben acompañar las circunstancias. 
El consumo se reactiva en medio del optimismo económico. 






Muere Eva Perón, un mito en la historia Argentina y uno de los personajes más emblemáticos en lo que respecta a joyería, cuyo broche con motivo de bandera argentina fuera disputado en una subasta entre Susana Giménez y Madonna hace tan sólo pocos años. 

En esta década nacen el Rock- and-Roll, y las inolvidables estrellas de la música y el espectáculo: Elvis Presley, Frank Sinatra, Marilyn Monroe y Brigitte Bardot.


H. Winston el rey del diamante

Poco a poco comienzan a reabrir los talleres que habían  dejado de operar, como el de Chanel, que reabre sus  puertas en el año 1954. 
Tan sólo dos semanas después  de que su feroz rival, Elsa Schiaparelli, presentara la quiebra de su firma. 







Chanel, reafirma su opción por las perlas, tanto cultivadas como de imitación, utilizándolas en dos tonalidades de color que acompañaban fantásticamente sus conjuntos y vestido bicolores.


Malla Tubogas



Bulgari aplica en sus diseños la técnica que había desarrollado recientemente: la Técnica de Tubogas. Esta técnica consiste en cubrir “enrollando” con una lámina de metal precioso un tutor, que luego se retira, dando como resultado un tubo muy flexible, hueco y liviano. 






Esta técnica dio nombre a una de las colecciones más exitosas de la firma, que sigue siendo elegida actualmente tanto para joyas como para relojes.

El platino ya no escaseaba y es utilizado con  generosidad, al igual que grandes gemas y diamantes. Podría decirse que los ‘50 es la década de los diamantes y no se utilizan gemas de calidad inferior a las esmeraldas, zafiros o rubíes.





Los engarces, por lo general eran en grifas, permitiendo lucir al máximo la belleza de las preciadas piedras. 
Las tallas eran variadas e incluían al corte esmeralda,brillante, baguette, cabujón y ovaladas. 
También eran elegidos el oro amarillo, y la combinación de varios colores de metales en la misma pieza. 

Asimismo, se usaron para la joyería diurna: amatistas, turquesas y corales, o bien la joya sin gemas. Las perlas tuvieron muchísima aceptación para los ensambles de día.






Los diseños, por lo general abstractos, vislumbran las
líneas de la joyería actual, aunque continuaban en uso los motivos de animales, con buen peso de metal.





El metal, cuando quedaba visible, se trabajaba con texturas y acabados florentinos o estriados. 
Fueron populares las cadenas cola de zorro, las sogas torzadas o trenzadas, las mallas tejidas y los motivos de cañas.






Gracias a Richard Liddicoat, Director Ejecutivo de la GIA, quien establece en el año ‘53 un sistema de graduación de los diamantes, es que estos pueden ser clasificados para su categorización. 
Comienzan los primeros proyectos de producción de diamantes sintéticos, con la Compañía General Electric como pionera, con su anuncio oficial de la obtención de diamantes sintéticos en 1955.







En el mismo año es sintetizada la fabulita, compuesta por titanato de estroncio sucedáneo del diamante. General Electric utilizó un novedoso método basado en la precipitación y recristalización del carbono en diamante a presiones de 100 Kbar y temperaturas de hasta 2.700 ºC. 






Los procesos duraban dos o tres minutos y los cristales obtenidos eran diminutos. Como base para este procedimiento se utilizaba el grafito, aunque existen otros métodos basados en el empleo de pequeños diamantes como base. 
En 1959 De Beers Consolidated Mines, consiguió desarrollar la producción de diamantes sintéticos a escala comercial.



Harry Winston : el rey de los diamantes






A los 12 años trabajaba como cadete en la joyería de sus padres. Desde muy joven perfeccionó una sensibilidad especial para detectar piedras de gran valor y en poco tiempo desarrolló un gran imperio. 
Para montar su negocio siendo tan joven, contrató a un juez retirado, de apariencia confiable y cabellos blancos, y armó su equipo con algunos empleados más. Esto dio una imagen de experiencia y seriedad a su negocio.






Experto en relaciones públicas, organizaba cenas de
gala, y viajaba por el mundo con un pequeño stock, ofreciendo sus joyas a los huéspedes de los hoteles de lujo. 
En su haber llegó a tener 60 de los 300 diamantes más grandes del mundo, más que cualquier otra casa real o gobierno. 
Algunos fueron vendidos en su momento, llenando innumerables páginas en diarios y revistas: el Jonker, el Vargas, La Estrella de Sierra Leona y el mítico Taylor-Burton.






Winston tuvo como clientes al Sha de Persia, al Sheik
de Arabia, a Stavros Niarchos, Aristóteles Onassis y otros.

Fue el joyero emblemático por excelencia de esta opulenta década.



Fernando Gatto
kaia Joyas Uruguay

TÉCNICAS -- ESMALTE SIN HORNO

Esta materia fue extraida del blog de Eduardo Soler

 http://eduardosoler.blogspot.com/2011/12/esmaltado-soplete-sobre-metales.html


Gracias Eduardo.


Aprendí esta técnica de mano de un viejo platero, que ya no quería trabajar porque la vista no le daba, y accedió amablemente a enseñarme, era una forma de que no se pierda el oficio, ya que en la actualidad no es una técnica muy usada, los hornos han reemplazado esta tarea. 
Por esa razón es que la publico para ver si hay interesados en que no se pierda el oficio.








Sin embargo para pequeñas piezas de joyería es una técnica muy práctica, ya que con ella nos evitamos la tarea de calentar el horno, por otra parte si hacemos pequeñas piezas no necesitamos comprar ni alquilar un horno, a la vez se disfruta de un espectáculo único, que es ver como se va transformando el esmalte en vidrio, y por último también está la satisfacción que la pieza terminada nos otorga, satisfacción inigualable y única de haber logrado el producto por nuestros propios medios.

Todas mis piezas son esmaltadas a soplete, ya que las joyas tienen pequeñas partes esmaltadas, por lo general con fines decorativos y no hay grandes superficies que cubrir.









No hay ninguna limitación aparte del tamaño de la pieza para esta técnica. 
Con respecto al metal, mi experiencia se limita al esmaltado únicamente sobre  metales cobre, plata y alpaca. 
No he tenido ningún problema de rechazo del esmalte (en la jerga se dice que el esmalte se salta). 
Si se esmalta sobre alpaca es común que se salte el esmalte, si no tenemos la precaución de lograr una cobertura con esmalte de toda la superficie a esmaltar en la primera cocción.


Para aprender esta técnica recomiendo que se comience con una chapa batida que es un proceso sencillo de lograr, en la fotografía de abajo se puede ver una chapa rectangular hecha con esta técnica.
La chapa redonda en la misma fotografía es una chapa embutida.







Las cuentas que se ven al pie se hacen con una técnica de antorchado que detallaré en otro post y que es conveniente aprender ya cuando se tenga experiencia, pues se trabaja a fuego directo y si se es principiante se puede quemar el esmalte.

Luego puede hacer un movido en caliente como el de la fotografía de abajo.







Luego se puede seguir con un cloisonné como el que se ve en la fotografía de abajo. 
Para esta pieza, se soldaron los alambres que separan la figura a una chapa de cobre batida, también fueron soldados unos gránulos de plata y una semiesfera lograda por embutido.







El método de cloisonné usado en esta pieza no es el habitual, en el que los hilos son finitos y se pegan con CMC, aquí el alambre de 0,8mm de diámetro juega un papel decorativo en la textura además de separar los colores del esmalte. 
Después de dos capas de color liso y de nivelar el esmalte, se procedíó a oscurecer los bordes en una nueva cocción para dar realce al diseño antes de la terminación.

A medida que se adquiera experiencia se podrá ir avanzando hasta hacer cosas difíciles como el plique a jour que se ve en la figura siguiente, donde el esmalte está sostenido sólo por una estructura de alambre de plata de 0,8mm de diámetro pareciéndose a un pequeño vitreaux:







En el sitio http://www.linealibre.com.ar/ , un sitio fantástico dedicado exclusivamente al esmalte, hay una galería de artistas donde el lector podrá encontrar algunos trabajos míos con distintas técnicas (entre ellos esta mariposa)  y  muchas obras esmaltadas de otros autores que es un placer ver. 
Además en ese sitio se pueden adquirir todo tipo de materiales para esmaltar, y también aprender técnicas básicas (yo aprendí muchas cosas mirando ese sitio).


PREPARACIÓN DEL METAL:

La preparación del metal incluye lograr una pieza metálica con una cavidad o una superficie apta para recibir el esmalte, puede ser un batido que se logre dando golpes con martillo hasta obtener la forma deseada, otra puede ser un embutido que hagamos con la embutidora si deseamos una pieza semiesférica o cilínidrica, unas cavidades hechas dentro de un metal, una estructura de alambres,o simplemente una superficie lisa con los bordes limados y pulidos, etc.

En la fotografía siguiente se ve el trabajo de una pieza de cobre en proceso de batido a martillo sobre un yunque de joyero:





En la fotografía siguiente se ve el trabajo de una pieza de alpaca embutida a martillo utilizando una embutidora de joyero:





En la fotografía siguiente se ve el reverso de unas piezas de cobre batido a martillo después de esmaltarlas, como se puede apreciar no tienen contra esmalte ya que el mismo no es necesario debido al pequeño tamaño de las mismas. 
Además antes de ser engarzadas en un joya el reverso de la piezas se deben rellenar con masilla de artesanos para protegerlas durante la manipulación. 






PRUEBA DE LOS ESMALTES:

Es importante antes de esmaltar la pieza destinada a la joya, hacer pequeñas muestras para ver los colores definitivos que quedarán después de la cocción, ya que hay diferencias entre el color del polvo y el del catálogo. 
En la fotografía siguiente se ven trocitos de chapa de descarte con pruebas realizadas con este fin:






PREPARACIÓN DE LA MESA DE TRABAJO:

Primero hacer una jaula de alambre tejido como la que se ve en la fotografía siguiente.

Preparar un vidrio a modo de paleta.

Elegir los colores y un gotero con agua destilada.

Tener un trapo limpio para limpiar la punta de la microespátula.

Preparar la microespátula.

Preparar el cepillo de vidrio o un cepillo de dientes de cerda dura.

Preparar la piedra de carborundun.

De izquierda a derecha se ve la jaula de alambre, la pinza de acero inoxidable, limas de matricería, una microespátula con dos punta (chata redondeada y en punta), las piedras de carborundum y un pincel de cerda blanda. 
En la parte superior se ven los esmaltes, el vidrio para preparar las pastas y el gotero con agua destilada.






En la fotografía siguiente se pueden ver varios tamices para espolvorear esmaltes y un pincel de vidrio (color verde), en la parte superior se puede ver una flor con compartimentos celulares donde se pueden preparar esmaltes como alternativa al vidrio y hojas de paillón de plata que se usan para dar profundidad con brillo metálico a los esmaltes transparentes:






TÉCNICA DE ESMALTADO A SOPLETE:

La técnica tiene los pasos básicos de cualquier esmaltado, con algunas particularidades:

Limpieza del metal

Colocación del esmalte

Cocción con el soplete

Enfriado de la pieza

Nivelado del esmalte

Terminación

Limpieza y pulido

LIMPIEZA DEL METAL:
Calentamos la pieza con el soplete, la sumergimos en ácido sulfúrico diluido al 10% (una parte de ácido y 9 de agua destilada). 
Esta operación se debe hacer en ambiente ventilado y tratar de no acercar la cara al recipiente del ácido mientas se limpia la pieza, ya que al estar caliente y en contacto con el ácido, se desprende vapores sulfurosos que hacen mal a las vías respiratorias, yo suelo ponerme una máscara de gases por un ratito, mientras limpio con ácido la chapa y luego me la quito.

La pieza se saca del ácido con pinzas de acero inoxidable enseguida, pues el ácido corroe los metales, debe sólo limpiarse y no adelgazarse.






Seguidamente con la pinza metemos la pieza limpia bajo el chorro de agua para enjuagar y eliminar el ácido, y con una esponja de aluminio se limpia, si es necesario para limpiar algún rincón, se puede usar alguna lima de matricería, finalmente se enjuaga y no se toca la superficie con los dedos pues la grasitud de los dedos no permitiría la derencia del esmalte. 

Manipular siempre con pinzas. 

El esmalte solo se pegará si la superficie está completamente limpia.

Si se trata de metal de alpaca (o metal blanco) la limpieza se hace en frío y sumergida en una solución de ácido nítrico, veremos que la pieza comienza a burbujear y es el momento de retirarla, enjuagarla, y secarla con un trapo y pasarle un cepillo de bronce para eliminar los restos de la oxidación del proceso de soldado.


COLOCACIÓN DEL ESMALTE:

Preparar el esmalte poniendo un poco de polvo sobre un vidrio plano a modo de paleta y con una gotita de agua destilada hacer una pasta utilizando la micro espátula  yo uso un vidrio pues en el esmaltado hay que dar varias capas hasta obtener un espesor de 0,8 mm y si hay varios colores hay que preparar diferentes pastas. Una recomendación es evitar contaminar los esmaltes al tapar los frascos, pues es bastante fácil distraerse e intercambiar las tapas.







En está etapa se pueden colocar los esmaltes definitivos o dar una base con algún esmalte de base ya sea opaco o transparente, la única condición es que en la primera cocción quede toda la superficie cubierta pues de lo contrario donde no se pegue el esmalte se producirá una oxidación y luego habrá que hacer limpiezas complementarias.

Para la tarea se utilizan micro espátulas con las que se coloca el esmalte sobre la superficie. 
Una vez colocado el esmalte se puede optar en dejar secar la pieza a temperatura ambiente o secarla con el soplete colocando la pieza sobre la jaula de alambre y dando calor de abajo, pero con el soplete alejado 20 cm de la pieza, ya que si acercamos el fuego a la pieza el agua de la pasta se convertirá en vapor y saltará saliéndose de su ubicación con la consiguiente pérdida de tiempo, ya que habrá que agregar de nueva pasta en los lugares que salte. 
Una vez seco ya no se saltará. 






También existen otras técnicas de colocación de esmalte como el espolvoreado, la pintura, para espolvorear se usan los tamices vistos arriba.


COCCIÓN CON EL SOPLETE:

Primero revisamos que no hayan corrientes de aire en el lugar donde esmaltaremos la pieza.

Estando la pieza seca iremos acercando el soplete de a poco con el objeto de ir aumentando la temperatura de la pieza gradualmente, veremos que va cambiando de color pasando a gris oscuro o negro (depende del color del esmalte) luego llegará a un naranja, allí hay que estar atento pues rápidamente pasa a rojo vivo y es allí el momento de retirar el soplete. 

Una recomendación: no hay que dejar el soplete en un punto fijo de la pieza pues se puede fundir, mover las soldaduras o quemar el esmalte, en todo momento hay que ir moviendo y haciendo círculos con el soplete debajo de la pieza hasta cocinar el esmalte cosa que ocurrirá a los 850-950ºC, la plata se funde a 960ºC y la soldadura tiene punto de fusión aún menor.






ENFRIADO DE LA PIEZA:

Inmediatamente se termina de cocinar el esmalte, se debe dejar la pieza en lugar cálido a efectos de evitar un enfriamiento brusco y la posterior fractura del esmalte (no hay que olvidar que el esmalte es un vidrio y por lo tanto sensible a los cambios bruscos de temperatura, si se enfría de golpe se puede fisurar).

Yo utilizo una lámpara de 75 watts que acerco a la pieza a efectos de que se enfríe gradualmente, a medida que va enfriando irán aparececiendo los colores del diseño.






NIVELADO DEL ESMALTE:

Una vez fría la pieza es necesario nivelar la superficie esmaltada a efectos de eliminar malformaciones, puntas, alguna desprolijidad que haya quedado, etc. 

También es importante pues el nivelado permite igualar el espesor del esmalte y observar los lugares que quedaron hundidos, a los que habrá que rellenar.

Para la tarea se utiliza una piedra de carborundum y la tarea se hace bajo el agua, ya sea en un recipiente de agua o debajo de la canilla, este último método tiene la desventaja de que se gasta mas agua (un recurso escaso). 
A efectos de eliminar los restos la limpieza final se hará usando un pincel de vidrio mientras se enjuaga con agua.






TERMINACIÓN:

Antes de la terminación se deberán repetir los pasos anteriores todas las veces que haga falta. 
Una vez que estemos conformes con el esmalte se procede a terminar la pieza para lo cual se pinta con un pincel colocando una capa finita de esmalte de terminación, que es un esmalte transparente de baja temperatura (debería fundir a 650º C). 
Esta capa otorgará brillo y protegerá el esmalte. 
A partir de ahora la pieza estará lista para integrar la joya con el resto de los elementos que componen el diseño.








LIMPIEZA Y PULIDO:

La limpieza final consiste en pulir los alambres del cloisonné o los granos de la pieza eliminando los restos de la oxidación. 
Si los esmaltes utilizados son importados (franceses o alemanes) se puede sumergir la pieza en una solución de ácido suave. 
Pero si se usaron esmaltes nacionales, la limpieza deberá ser a mano con tela esmeril de distintas granulometrías empezando en 600 y terminando en 1200. 
Esta tarea deberá hacerse con sumo cuidado de no rallar el esmalte, caso contrario habrá que hacer la terminación de nuevo.

Para el pulido se debe utilizar únicamente el paño, no usar el cepillo ni ninguna pasta pues son todas abrasivas y le quitará el brillo y manchará el esmalte.






Fernando Gatto
kaia joyas Uruguay