miércoles, 28 de noviembre de 2012

GEMAS PARA LA ORFEBRERÍA -- LA SHEELITA



La Scheelita es un mineral formado por tungsteno y calcio, que responde a la fórmula química CaWO4.








General

Categoría Minerales sulfatos, Wolframatos
Clase 7.GA.05 (Strunz)
Fórmula química CaWO4







Propiedades físicas

Color Incolora, blanca, amarillenta, marrón
Raya Blanca
Lustre Adamantino, vítreo
Sistema cristalino Tetragonal
Exfoliación Buena
Fractura Concoidea a desigual
Dureza 4,5 - 5 (Mohs)
Densidad 5,9 a 6,1
Solubilidad soluble en HCl








Es un mineral primario comúnmente encontrado como componente de:
Zonas de metamorfismo de contacto, de muy alta temperatura.
Venas y filones hidrotermales de alta temperatura.
Pegmatitas graníticas y vetas hidrotermales de media temperatura.
En depósitos aluviales.







Su aplicación más importante es como mena de wolframio. La Scheelita es un mineral estratégico, ya que uno de los usos principales del Wolframio es en la industria bélica, en blindajes, etc.







Pertenece a la clase VI: Sulfatos, Cromatos, Molibdatos y Wolframatos.

De brillo adamantino y gran densidad, superior a 6. Contiene el 19,6% de CaO (oxido de calcio) y el 80,4% de WO3 (Trióxido de Wolframio). 


Generalmente existe un reemplazo de wolframio por molibdeno, de esta transición se convierte en otro cristal impresionante, la Powellita (CaMoO4), de la misma familia, comparten importantes características, como el Wolframio y el Molibdeno que contienen. 























El Calcio puede ser substituido por cobre dándole el nombre de Cupro Scheelita  


A nivel de trazas contiene talio, estroncio, bario etc. Sus cristales suelen ser piramidales, a veces tabulares.




















Fernando Gatto

Kaia Joyas Uruguay

LA DISPERSIÓN EN LAS GEMAS


El fenómeno conocido como dispersión es la descomposición de la luz blanca en los colores del arco iris, al pasar a través de un material transparente (una gema, por ejemplo) en un ángulo oblicuo.







Esta propiedad es responsable del efecto cromático popularmente como fuego que las gemas pulidas - en particular - puede presentar. En algunas en las que la descomposición es especialmente generosa produce excelente desarrollo del espectro de color.

El fuego es más evidente en las gemas incoloras, permaneciendo relativamente encubierta en color. 
En consecuencia, por lo general es preferible tonos algo más ligeros que los normales con el fin de mejorar el fenómeno. 
Las proporciones de la piedra pulida también influyen en la percepción del fenómeno, como coronas altas que acentúan el efecto y se minimiza en las coronas bajas.







Los valores de la dispersión de las gemas son tablas de constantes que se encuentran en la literatura técnica y se puede determinar por medio del equipo apropiado. En la rutina diaria de los laboratorios gemológicos, sin embargo, la medición no se realiza, y esta propiedad sólo se observa con el ojo desnudo, sin la ayuda de ningún instrumento, especialmente al girar la gema, preferiblemente con la tabla hacia abajo.








El Granate demantoide, la Esfena  y la Esfalerita, también conocida como Blenda, son ejemplos clásicos de las piedras preciosas de colores con fuerte dispersión.

Entre las gemas incoloras, el caso mas conocido es el del Diamante, el fuego es uno de los mayores atributos de su atractivo visual, lo que le permite distinguirlo de algunos de sus sustitutos. 







El consenso es el hecho de que el éxito o el fracaso de un material como un sustituto de diamante gemológicamente depende, en gran medida, de lo mucho que se asemeja en relación a esta propiedad.

Recordemos los casos de rutilo sintético y titanato de estroncio (más conocido como fabulita), lanzado en el mercado como sustitutos de diamantes en 1948 y 1953, respectivamente. 
A pesar de su dispersión era notablemente más alta que la del diamante, lo que resulta en piedras demasiado fantasiosas y no lo suficientemente convincente, fueron muy populares durante un tiempo hasta el día de hoy.







Casi dos décadas después, en 1969, hay otro sustituto para el diamante, el YAG (itrio aluminato), pero este, por el contrario, tenía una dispersión notablemente menor y ninguno fue lo suficientemente convincente como imitación.

El gran cambio se produjo en 1976, con la llegada al mercado de circonio cúbico, dotado con una dispersión más grande que la de los diamantes, pero no tan obvio como los de rutilo sintético y titanato de estroncio. 
A causa de esta y otras cualidades intrínsecas, el circonio cúbico se ha convertido en el sustituto del diamante más eficaz, permaneciendo en este estado durante más de dos décadas durante las cuales hubo un aumento progresivo en la escala de producción y la consiguiente reducción significativa del costo final.







Nuevamente se abala el mercado de sustitutos del diamante con la aparición de la Moissanita sintético en 1997. 
Originalmente producida con fines tecnológicos, como casi todos los otros sustitutos sintéticos, este éxito en la superación de algunas de las cualidades de circonio cúbico por poseer algunas propiedades aún más cercanas del diamante. 
Su dispersión es superior a la del diamante y a la del circonio cúbico, aunque no exageradamente. 
En 2008, todavía tiene un costo muy alto en comparación con el circonio cúbico y se obtiene también en los colores verde, azul y amarillo, en los Estados Unidos y Rusia.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LA DOBLE REFRACCIÓN








En el artículo anterior, se describe la propiedad óptica que se conoce como refracción y la técnica de determinación de la "doble refracción" a través del instrumento llamado refractómetro.

En este post, se discuten dos métodos de investigación de la doble refracción de una piedra preciosa, el primero es el uso de un instrumento llamado polariscopio y el segundo es empleando una lupa de 10 aumentos.








Polariscopio


Esta es una herramienta sencilla que consta de dos filtros Polarizadores rotativos montados en paralelo uno sobre el otro en posición horizontal.

Las direcciones de vibración de la luz a través de estos dos filtros deben ser perpendiculares entre sí, que se consigue mediante la rotación del filtro superior  bloquear el paso de la luz al observador, partiendo de la base del instrumento.







Cuando usted pone una gema entre los filtros cruzados, apoyada en el filtro inferior y hace una rotación completa, ella puede comportarse de una de las siguientes maneras:








- Permanece oscura: la gema es monorrefringente  generalmente minerales de sistemas cúbicos y materiales amorfos.

- Transmite y apaga la luz alternativamente: la gema es birrefringente, minerales de otros sistemas.

- Permanece claro: la gema es birrefringente.

- Ni se enciende ni se apaga la luz, apareciendo manchada, la gema es "anómala birrefringente", minerales cúbicos de sistemas y materiales amorfos sometidos tratamientos.

Otra manera de realizar la prueba con los mismos resultados, es mantener fijos los filtros y rotar la piedra lentamente, observando su comportamiento.








Lupa


Si una gema tiene doble refracción y su birrefringencia es alta, se puede detectar este fenómeno mediante la simple observación de la muestra con una lupa de 10 aumentos.

La gema debe ser examinada a través de su faceta principal (tabla o mesa), focalizandose los bordes  inferiores de las facetas cerca de la culata cuando se den cuenta de que aparezcan duplicadas.








Este procedimiento es muy útil para distinguir entre el Diamante y la Moissanita sintética, ya que el diamante se cristaliza en el sistema cúbico siendo monorrefringente, mientras que el segundo tiene el efecto muy claro, ya que tiene alta birrefringencia (0,043) .

Como todas las gemas birrefringentes tienen una dirección en la que se comportan como monorrefringentes, debido a que coincida con la dirección perpendicular a la mesa de la gema, es prudente examinarlos en otras direcciones, en un intento de detectar una posible duplicación de los bordes.








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

Colgantes


Colgante en plata 950 con Ópalo africano, pieza única con una gema única, parte de la colección de verano 2012