viernes, 1 de febrero de 2013

EL COPAL





El copal (nahuatlismo de copalli, que significaba resina o incienso) es el nombre que reciben varias resinas aromáticas vegetales, siendo la más común y conocida la proveniente de los árboles de la familia Burseraceae: 

Bursera aloexylon, 
B. graveolens, 
B. jorullensis y 
Protium copal.







El copal es un elemento muy importante en la tradición médica y religiosa de Mesoamérica desde la época prehispánica, ya el humo que desprende al quemarse era usado por las civilizaciones de esta zona como ofrenda a las deidades y como terapia para diferentes males físicos y espirituales. 







Aún en la actualidad dichos usos son comunes dentro de la medicina tradicional indígena.

En la época prehispánica se le conocía como copalquáhuitl:   
“árbol de copal”,
y a la resina extraída de él como copalli: “incienso”. 





Bernardino de Sahagún en su Historia general de las cosas de la Nueva España describe como la goma de copal era usada de manera ritual por los habitantes de la capital azteca como ofrenda a sus dioses:





En la ofrenda del incienso o copal usaban estos mexicanos, y todos los de Nueva España, de una goma blanca que llaman copalli —que también ahora se usa mucho— para incensar a sus dioses. No usaban del incienso, aunque lo hay en esta tierra. De este incienso o copal usaban los sátrapas en el templo y toda la otra gente en sus casas.






Durante el siglo XVI Francisco Hernández, protomédico e historiador de Felipe II identificó dicha planta y aseguró que este vocablo se utilizaba para designar a cualquier género de goma:






«Llamamos copalqualiuitl, á vn árbol cuyas ojas son en forma y en grandeza a las de la encina aunque mas largas, el fruto es redondo, y que tira arrojo, tiene el mismo sabor de la goma, que del mismo árbol se destila, la qual vnas vezes destila porsimisma, se saca sajando el árbol llamase por propio y particular nombre copal, aunque suele esta palabra significar á cerca de los yndios qualquiera genero de goma, con algún adiunto del árbol, cuya es la goma como mizquicopali, &c. y assi se llama este árbol copalquahuitl, como si dizessemos árbol que lleua goma de copal 







El copal es la resina aromática proveniente de diferentes árboles endémicos de México y de algunas otras partes de América. 
El género de árboles más utilizado para dicha extracción es el Bursera, planta fanerógama con cerca de 100 variedades. 








Las más utilizadas son las siguientes:

Bursera bipinnata. Copal blanco.

Bursera citronella. Almárciga.

Bursera copallifera. Copal santo.

Bursera coyucensis. Copal.

Bursera glabrifolia. Copalillo.

Bursera linanoe. Linaloe




















Clasificación científica

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Magnoliopsida
  • Subclase: Rosidae
  • Orden: Sapindales
  • Familia: Burseraceae
  • Tribu: Bursereae
  • Subtribu: Burserinae
  • Género: Bursera










En la actualidad, la técnica para extraer la resina varía según el producto que se desee obtener. 
Por ejemplo, el llamado copal de piedra o goma se recolecta de la corteza del árbol. 







En cambio, el copal blanco o santo se extrae de forma muy similar a como se hace con el hule y el chicle: mediante cortes diagonales a lo largo del tronco o rama del árbol, de tal manera que caiga, y se recolecta generalmente en una penca de maguey colocada bajo la última incisión.







Los antiguos mayas utilizaban el copal en sus ceremonias religiosas, el cual obtenían del árbol Protium copal, también conocido como Elaphrium copal.







Se utiliza supuestamente para limpiar y purificar las energías de un lugar y de las personas que lo utilizan. Para diluir la resina generalmente se usa la esencia de trementina (destilación del bálsamo de pino), nuez o adormidera.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay


LA JOYERÍA EN 1810





Las joyas en 1810

De las piedras preciosas a la fantasía, la joyería de la Independencia se fraguó imitando los modelos europeos y trasladándolos al uso de piedras propias de nuestra naturaleza.

Cuatro tipos diferentes de joyería coexistieron durante el siglo XIX. 







La joyería elegante, elaborada con finos materiales y gemas; la de uso cotidiano, rica en formas y combinaciones.

La joyería de luto, que incluía piezas de azabache, perlas y esmalte negro, muy acordes con la ocasión y, por ultimo. 







La de imitación o ‘de fantasía’, que copiaba los modelos europeos haciendo uso de procesos industriales y sustituyendo materiales finos por baratos. 

Así, desde mediados del siglo XIX los diamantes, perlas, rubíes, esmeraldas, oro y platino, empezaron a ser sustituidos por granates, topacios, turquesas, amatistas, circones, plata y otras aleaciones metálicas de gran similitud con el oro.







La combinación y uso de piezas variaba de acuerdo con la ocasión y estaba ligado al gusto e imaginación del cliente, pero siempre se basaba en el mismo diseño concebido por un joyero. 







Las piezas como los medallones o ‘guardapelo’ incluían inscripciones amorosas o retratos en miniatura de los seres queridos, incluso de los fallecidos. 
Un buen ejemplo de la manera como se llevaba el luto por la muerte del esposo mediante el uso del camafeo lo encontramos en el retrato de la heroína de la Independencia, Carmen Rodríguez de Gaitán, que se  conserva el Museo Nacional de Colombia. 







La extracción de perlas fue abundante en las islas próximas a la bahía de Panamá y en los arrecifes de la península de la Guajira, que desde la época de la Colonia suministraban grandes cantidades de éstas. 

Lucir un buen collar implicaba tener un bello escote, pero, además, poder combinarlo con un par de aros o caravanas. 
Esta tendencia, aún vigente, se puede seguir iconográficamente en algunas mujeres retratadas por los viajeros de la Comisión Corográfica a mediados del siglo XIX. 







Adicionalmente, el retrato más importante de Manuelita Sáenz, miniatura que conserva el Museo de Antioquia, nos muestra el gusto que tenía por las perlas, elemento que junto a las esmeraldas fue muy característico de la joyería neogranadina.

El marido lograba elevar la distinción de su mujer cuando le regalaba joyas de oro, plata y piedras preciosas que realzaban su rostro. 







La filigrana de Mompox, Santa Fe de Antioquia y Barbacoas fue una manera más modesta de acceder a piezas de joyería; sin embargo, la herencia o testamentaria de una mujer siempre incluía las joyas como objetos celosamente repartidos entre las hijas. 

Los cronistas cuentan cómo los sacerdotes que congeniaron con la gesta de la Independencia organizaban colectas desde los púlpitos para recoger ropa, alimentos, dinero, oro, plata y joyas con destino a fortalecer al desnutrido ejército patriota. 






Las joyas en el 2013


Aunque las joyas sean de mentiras, la bisuteria tiene tanto trabajo y creatividad como si fueran verdaderas.
La cultura popular y la industria de la moda se han influenciado mutuamente desde tiempos inmemoriales. La diferencia está en que hoy los collares, aretes y pulseras no están hechas de oro, plata o piedras preciosas, que han sido reemplazados por plástico, metales, paja y semillas. 







Inspirados en las eternas perlas de chanel, las falsas, en todos los tamaños serán el accesorio favorito de esta temporada, junto con los aretes largos de filigrana, las cadenas, monedas y los brazaletes de colores. 

La mujer, fiel a su naturaleza, sigue las tendencias para adornarse con sus joyas preferidas.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

SARAH HUTCHISON -- UNA ORFEBRE APASIONADA






Sarah Hutchison se graduó de la Escuela Superior de Arte de Edimburgo en 2004. 

Después de graduarse Sarah obtuvo dos premios importantes, el de Diseñador de Joyería Estudiante Minorista del Año y el Premio Nuevos diseñadores orfebres. 







Ganar un prestigioso Premio de las Artes en 2006 le permitió viajar a lugares como México y Munich y para avanzar en su trabajo en piezas como jarras de agua y candelabros. 







El trabajo de Sarah abarca tanto orfebrería y joyería. Ella es una apasionada por las herramientas: su trabajo se deriva de esta pasión. 
Sus diseños vienen de trabajar directamente con el metal, explorar y experimentar con él para ver lo que se consigue. 
Sarah le encanta grandes áreas en plata con detalles de oro, ella también le gusta incorporar piedras semi-preciosas y perlas en sus piezas de manera innovadora. 







Las piezas finales son florales, delicadas y femeninas en apariencia, con una verdadera sensación de espontaneidad.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

ARTISTA PARA EXQUISITOS -- LISA KRIKAWA





Pequeñas casas de diseño tienen la capacidad para atender a un tipo único de clientes, el que exige algo igualmente hermoso, pero totalmente raro. 
Lisa Krikawa entendió esto cuando lanzó su firma de joyería boutique, diseños de joyería Krikawa.







Con un título en Bellas Artes con énfasis en la joyería y orfebrería, Lisa se ​​vio impulsada a fundar la empresa como una salida para sus caprichos creativos. 







Junto con su marido John, quien se desempeña como jefe de tecnología y maestro modelador, Lisa encabeza un equipo talentoso de personas que combinan su imaginación para elaborar joyería artística para una clientela internacional que exigen lo mejor en todo  momento. 







Mientras que Krikawa es conocida por sus hermosos anillos de compromiso y alianzas de boda, la línea incluye una variedad de piezas místicas, clásica y moderna, que captura la atención de los profesionales del sector. 







Un conjunto de collar de perlas, caravanas y anillo fueron galardonados con el primer lugar en la competencia Tahitian Pearl Trophy en 2007. 







La compañía también ha sido galardonada con numerosos premios, incluyendo "Mejor joyero de América" por National Jeweler. 







Los orígenes de las distintas líneas vienen de todas las fuentes, por ejemplo, una cascada, el globo terráqueo, la linea del Ecuador. 







Además de diseñar joyas galardonadas , KJD hace que sea fácil colaborar con su prestigioso equipo para crear trabajos personalizados que son consideraras obras de arte portátiles. 







Mientras que algunos clientes deciden planear las vacaciones en torno a su visita a la galería de diseño y taller en Tucson, Arizona, los clientes de todo el mundo pueden conversar en línea con el talentoso equipo, por teléfono o por videoconferencia.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay