miércoles, 6 de marzo de 2013

GEMAS RARAS PARA ORFEBRERÍA -- LA ANATASA





La anatasa —también conocida como octaedrita— es una de las cinco formas minerales del óxido de titanio (IV) o dióxido de titanio (TiO2). El término anatasa procede del griego anatasis ("extensión"), en alusión a la longitud de las caras piramidales, más largas en relación a sus bases que las de otros minerales tetragonales.








General

Categoría Minerales óxidos
Clase 4.DD.05 (Strunz)
Fórmula química TiO2







Propiedades físicas

Color Marrón, añil, negro, verdoso, lila claro, gris
Raya De blanco a amarillo pálido
Lustre Adamantino, metálico
Transparencia Transparente, translúcido
Sistema cristalino Tetragonal - Ditetragonal Dipiramidal
Exfoliación Perfecta según {001} y {011}
Fractura Sub-concoidea
Dureza 5,5 a 6 en la escala de Mohs
Densidad 3,9 g/cm3







La anatasa puede tener colores muy variados, que van desde el marrón amarillento hasta el añil y negro. 
Su raya es clara, de color blanco o blanco-amarillento. Como principales impurezas puede contener hierro, estaño, vanadio y niobio. 
Es insoluble en ácidos, por lo que se puede limpiar con ácidos diluidos. 
Es infusible y cuando se calienta por encima de 915 °C, la anatasa se transforma en rutilo —otra forma mineral de TiO2—, lo que conlleva un aumento de su densidad hasta 4,1 g/cm3.








Al igual que el rutilo, la anatasa cristaliza en el sistema tetragonal. 
Aunque el grado de simetría sea el mismo para ambas especies, no hay ninguna relación entre los ángulos interfaciales de los dos minerales, excepto en la zona del prisma. 
La pirámide habitual de la anatasa, paralela a las caras que tienen exfoliación perfecta, presenta un ángulo sobre el borde polar de 82°9', mucho mayor que el correspondiente ángulo del rutilo (56°52 ½'). 
El carácter alargado de la pirámide fue lo que inspiró al mineralogista René Just Haüyle al otorgar el nombre de anatasa —"extensión" en griego— a este mineral en 1801. 
Además, existen importantes diferencias físicas entre ambas especies minerales; la anatasa no es tan dura y es menos densa que el rutilo, y su brillo es más adamantino.







La anatasa presenta dos tipos de hábitos cristalinos. 
El más común consiste en dobles pirámides agudas simples de color añil y brillo acerado. 
El segundo tipo se caracteriza por la existencia de numerosas caras piramidales, soliendo ser más planas y a veces prismáticas; en este caso la coloración va desde el amarillo miel hasta el marrón. 
Dichos cristales tienen un aspecto muy similar a los de xenotima y, de hecho, durante mucho tiempo se pensó que pertenecían a esta especie. 
Esta clase de cristales abundan en Bourg-d'Oisans (Rhône-Alpes, Francia), yacimiento tipo de la anatasa, en donde se hallan asociados a cristal de roca, feldespato y axinita en grietas de granitos y micas-esquistos.







Por lo general la anatasa es un mineral secundario, proveniente de otros minerales portadores de titanio. Se puede encontrar en filones alpinos, en rocas ígneas y metamórficas, así como en pegmatitas. Asimismo, es un mineral detrítico común.







En el laboratorio se pueden preparar cristales de anatasa mediante procesos sol-gel. 
Como ejemplos de éstos, cabe citar la hidrólisis controlada de tetracloruro de titanio (TiCl4) o de alcóxidos de titanio. 
Estas anatasas sintéticos son de interés considerable para la fotocatálisis y para celdas solares Graetzel dentro de la energía fotovoltaica.

Entre los principales yacimientos cabe destacar los existentes en los Alpes, en el valle de Binn (Suiza) y en el Rauris (Austria). 
También hay diversos depósitos en el estado de Minas Gerais (Brasil).








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

GEMAS RARAS PARA ORFEBRERÍA -- LA ANGLESITA






La anglesita es un mineral del grupo de los sulfatos. Es sulfato de plomo, en forma de cristales de colores claros asociados a otros minerales de plomo. Suele tener hábito de masa terrosa, y por su cristal es isomorfa con la barita y la celestina.
Llamado así por haber sido descubierta en una mina de cobre en la isla de Anglesey (Gales, Gran Bretaña) por William Withering in 1783.







Los cristales de Anglesey tenían vetas amarillas debidas a impurezas de limonita, mientras que los de otros localidades tienen otros colores también por impurezas. La anglesita pura es blanca transparente.
Presenta una enorme variedad en el hábito de los cristales, aunque podemos observar su cristal típico en la imagen.



Anglesite, 10.49 carats




General

Categoría Minerales sulfatos
Clase 7.AD.35 (Strunz)
Fórmula química PbSO4



Anglesite, 7.44 carats



Propiedades físicas

Color Blanco, puede ser oscuro por impurezas
Raya Blanca
Lustre Adamantino brillante
Transparencia Transparente a translúcida
Sistema cristalino Ortorrómbico
Hábito cristalino Granular, bandeado, nodular o estalactítico
Macla Adamantino tendiendo a graso
Exfoliación Exfoliable
Fractura Concoidal, frágil
Dureza 2,5 a 3 (escala de Mohs)
Densidad 6,3
Fluorescencia Fluorescente con radiación UV




Cristales de Anglesita



La anglesita es un mineral de formación secundaria como producto de la oxidación de una mena primaria de plomo, el sulfuro de plomo llamado galena, cuando la parte superior del depósito de galena presenta una superficie de alteración. 

También asociada a otros minerales de plomo como la cerusita, esfalerita, smithsonita o hemimorfita.
En la mayoría de las localizaciones se encuentra en pequeña cantidad en forma de costra sobre otros materiales. A veces, en cavidades de galena se han encontrado resplandecientes recubrimientos en forma de geoda de cristales de anglesita.



Anglesite, 7.03 Carats




Los cristales más perfectos proceden de Namibia, de Alemania y de Estados Unidos. En Escocia se han encontrado pseudomorfos de la anglesita. En España se han encontrado bellos ejemplares de este mineral en Linares. 
La belleza de algunos de estos cristales les de un gran valor coleccionístico.
Hay raras ocasiones, como en algunos lugares de Australia y México, en los que en vez de una pequeña costra se encuentra en forma de grandes masas, por lo que es extraído de minas para usarlo como mena de plomo.








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay



GEMAS RARAS PARA ORFEBRERÍA -- ANALCIMA






La analcima es un mineral de fórmula química Na(AlSi2O6)·H2O. Pertenece a la clase Silicatos, subclase tectosilicatos.
Sus singulares características cristalográficas la convierten en un mineral de especial interés científico. Por otro lado, sus espectaculares cristales son muy valorados dentro del mundo del coleccionismo.


General



Categoría Minerales tectosilicatos
Clase 9.GB.05 (Strunz)
Fórmula química Na(Si2Al)O6·H2O







Propiedades físicas

Color Blanco, incoloro, gris, rosa, verdoso, amarillento
Raya Blanca
Lustre Vítreo
Transparencia Transparente a translúcido
Sistema cristalino Triclínico
Exfoliación Ausente
Fractura Irregular
Dureza 5-5,5 en la Escala de Mohs
Tenacidad Quebradizo








La analcima pertenece al grupo de las zeolitas, una amplia familia de minerales hidratados entre los que se incluyen la estilbita, la heulandita o la natrolita. Todas las zeolitas presentan una estructura cristalina basada en el tetraedro del óxido de silicio. Dicha estructura ofrece una singular disposición espacial de los átomos en la red cristalina, en la que quedan espacios abiertos y libres que comunican al exterior mediante unos poros por los que pueden penetrar diversas sustancias o elementos.
Pese a que probablemente la amalcina se conocía ya desde mucho tiempo antes, no fue hasta finales del siglo XVIII cuando fue descrita para la ciencia por el mineralogista francés Dolomieu.







El nombre de la analcima deriva del vocablo griego analkis, que sígnifica "débil", "sin fuerza", y hace referencia a la escasa capacidad de este mineral de adquirir una carga electrostática mediante frotamiento.







La analcima pertenece a la amplia subclase de los tectosilicatos y es un mineral típico de las rocas volcánicas, donde aparece recubriendo, con grandes y llamativos cristales, las paredes de las cavidades que se forman en este tipo de rocas.
Aunque la analcima es un mineral incoloro, no es raro encontrar ejemplares blancos o con débiles tonalidades verdes, grisáceas o rosadas, a causa de las impurezas. Algunas de las más frecuentes son el potasio, el calcio y el magnesio, además del agua. Estos elementos pueden introducirse entre los cristales de la anaclima debido a la existencia de poros en la red cristalina, lo cual dificulta la definición de la composición química de una muestra determinada.








Una de las principales características de la analcima es que se trata de uno de los pocos minerales que posee un tipo especial y casi propio de cristales. En efecto, únicamente los granates y la leucita formada a altas temperaturas comparten con la analcima la singularidad de la cristalización en forma de trapezoedros.
El trapezoedro es una figura geométrica formada por veinticuatro caras con forma de trapezoide y que corresponden aproximadamente a la tercera parte de la cara de un octaedro sencillo. 







Esta estructura cristalina, basada en el tetraedro del óxido de silicio, se muestra en ocasiones con unos tamaños sorprendentes, y son estos grandes y diáfanos cristales, que aparecen asociados a una matriz, casi siempre de basalto, los que mayor interés tienen para los coleccionistas de minerales y, en consecuencia, los que alcanzan un mayor precio en el mercado.
De todas maneras, esta no es la única forma en la que se presenta este mineral, que también aparece en forma de cubos con los vértices truncados, así como de masas granulares y compactas o incluso de formaciones laminares incrustantes.








-Si se calienta un cristal de analcima en una probeta, desprende vapor de agua con gran rapidez.
-La analcima funde con facilidad y produce un vidrio transparente rico en sodio.








Usos frecuentes


La espectacularidad de algunos cristales de analcima (pueden alcanzar el tamaño de un puño) ha hecho que la mineralogía y el coleccionismo sean los ámbitos en los que mayor reconocimiento ha alcanzado este mineral.
Sin embargo, no son éstos los únicos usos de la analcima. Ha sido en las últimas décadas cuando más se han desarrollado sus aplicaciones industriales.








Filtro molecular: 
La presencia de poros y canales en el interior de la estructura cristalina de la analcima permite su empleo en determinados procesos químicos, donde actúan como filtros o tamices moleculares. La base de esta aplicación es la capacidad de algunas moléculas para penetrar en el interior del mineral y ser eliminadas, de esta forma, de soluciones en las que actúan como impurezas.


Uno de los procesos en los que tanto este mineral como otras zeolitas son empleados con cierta frecuencia es la eliminación de moléculas de agua en las mezclas de hidrocarburos derivados del petróleo.







Fertilizante agrícola: La analcima es un buen fertilizante y descontaminante del suelo. Su uso en agricultura y ganadería es muy amplio: se emplea en como nutriente para el crecimiento del ganado y también en acuicultura para combatir los hongos y bacterias.

Localidades donde se encuentra


Los principales países productores de analcima son Italia, Australia, Estados Unidos, Canadá, Islandia y Suiza.
Los yacimientos de analcima se encuentran repartidos por la práctica totalidad del planeta, aunque los más importantes se localizan en la zona de las Islas Cíclopes (Italia), en algunas regiones de Australia, en Colorado, Oregón y Nueva Jersey (Estados Unidos), en Québec (Canadá), en Islandia, en la costa oeste de Rusia y en Suiza.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay