jueves, 21 de marzo de 2013

LAS TENDENCIAS MARTHA VARGAS






Hablar de tendencias siempre nos resulta complejo, pues muchas veces no sabemos dónde están las fuentes confiables de información. 
En esta ocasión, platicamos con la diseñadora Martha Vargas quien habló sobre las tendencias. 
Viene el color azul índigo en esta temporada y lo podremos apreciar en cualquier tipo de diseño, por ejemplo: la ropa, la joyería, los muebles, los autos, etc. Los materiales sugeridos para esta temporada en la joyería son las perlas, con detalles y calibres delgados en metales preciosos como la plata y el oro; debido a la alza de los metales en esta tendencia veremos joyería con menor cantidad de metal.







¿Tú crees que los diseñadores hacen las tendencias o se adaptan a ellas?

Bueno, las tendencias las genera el Banco Mundial; propone a los sectores que va a proteger en base a ello los diseñadores podemos jugar con lo que se va a vender en el mercado, proponer materiales y creatividad en el diseño.







¿Cuántos años se llevan para generar una tendencia y el diseñador que tiene que hacer para seguir vigente? 

Se tardan 10 años para generar una tendencia, en este tiempo se ramifica la tendencia para generarse la que sigue, así también es el diseñador quien se encarga de volver obsoleta a la tendencia que generó para que cuando entre la que sigue vuelva a vender, tenga un buen impacto y así esté vigente.







¿Esta tendencia del color azul índigo, la podremos apreciar en tu próxima colección y que formas sugeridas le darás a tu joyería?

En mi próxima colección estoy pensando en materiales que tengan este color e irme por el camino de una joyería totalmente orgánica, el color azul índigo lo voy a trabajar durante el 2010 y hasta el 2011, tiempo que durará esta tendencia.







Para tu público o para quienes conocemos tu trabajo sabemos que tu ADN es la plata con aplicaciones de madera, qué harás para distinguirte en esta tendencia y se identifique tu ADN?

Fíjate que es una muy buena pregunta y yo creo que tengo dos ADN, si bien es cierto que me distingue la madera con la plata, también mi otro ADN sin que por fuerza tenga la madera, es lo orgánico; es la plata sola con un diseño orgánico.







¿Martha Vargas cómo se define, ella genera tendencias o ella sigue tendencias? 

Fíjate que… no hay como generarlas no hay manera de generarlas si yo las generara me encantaría ser el Banco Mundial y no, pero si te puedo decir que hago escuela, que formo escuela y que tengo seguidores. 







Ahora entendemos por que el Banco Mundial mueve todo y propone las tendencias, ya que como diseñadores tenemos que proponer materiales novedosos y alternativos para contribuir a que se mueva la economía y surjan o tomen fuerza sectores que permanecían dormidos.








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EDGAR LOPEZ -- DISEÑADOR





Edgar López es diseñador industrial por el Centro de Investigaciones de Diseño Industrial de la UNAM y algo que le apasiona es diseñar, echar a volar su imaginación y aterrizar sus ideas en productos con verdaderas soluciones creativas. Actualmente se desarrolla en el diseño de joyería, en el área creativa de Martha Vargas, una de las firmas más distinguidas de joyería en México. En sus diseños algo que lo caracteriza es la combinación de la plata con cerámica, una interesante fusión que destaca armónicamente entre la estética y lo conceptual.







¿Qué áreas del diseño te atraen más?

Pues verás, como mi formación es la de diseñador industrial y en realidad creo que la esencia de mi alma tiene como defecto ser muy curiosa y se emociona por todo, eso me impulsa a buscar materiales diferentes, procesos y formas de hacer las cosas, por ese motivo es que así como me gusta el diseño de joyería, también me gusta diseñar de todo, por lo apasionantes que son para mí las cualidades y propiedades de cada material, así como la manera en que deben ser transformados, pero si algo en verdad veo como un reto para todo diseñador, es el diseño sustentable. 






¿Por qué elijes la joyería?


Cuando entré a la carrera de diseño hubo un taller al que siempre quise asistir y nunca tuve la oportunidad de hacerlo, ese taller fue el de joyería, pero más adelante por causas del destino me ví involucrado sin darme cuenta en el desarrollo de bisutería muy simple, la cual posteriormente pasó a ser el tema de mi tesis de licenciatura y a la cual arrastré a mi amiga y ya compañera de tesis, con quien desarrollé el inicio de este proyecto.
Este hecho vino a dar un giro a lo que ya habíamos realizado pues pedía mayor complejidad, razón que lo convirtió en un proyecto de diseño de joyería, de esta manera comencé a diseñar y me gustó tanto que lo sigo haciendo.






¿Por qué hacer joyería con cerámica? 


En primer lugar porque era un material con el que podía contar, en segundo porque tenía experiencia con la cerámica y no hay mucha joyería de este material pero también porque me encantó la idea por el reto que significaba diseñar joyería de cerámica con plata, esto implicaba resolver cosas como proteger de golpes la parte cerámica o buscar una solución en caso de que la pieza tuviera un accidente, también era un reto unir la plata a la cerámica sin que esta última pudiera tener trabajo mecánico ya que este material no lo resiste. Otro de los retos era hacer que la cerámica ganara protagonismo y se convirtiera en la parte más importante de cada pieza sin que la plata tuviera mayor presencia por su valor.







¿Qué conceptos consideras básicos para diseñar una joya?


Pues esa es una pregunta interesante, finalmente lo que se desea es obtener un objeto nuevo y diferente, de acuerdo a mi formación y mi corta experiencia en joyería, veo en realidad muchos conceptos básicos pero creo que hay dos caminos importantes que pueden estrecharse e incluso trabajar unidos; el primero es el del diseñador industrial, se debe conocer los procesos y los materiales de producción por los cuales se va a diseñar, claro, la técnica también es importante. Sin perder de vista los puntos anteriores se procede a trabajar bajo un título que no pueda coartar la creatividad, por ejemplo, objeto de decoración personal de estilo contemporáneo y de esta manera comienza el trabajo conceptual y formal para crear una pieza original o novedosa, no debemos olvidar que lo que estamos diseñando es un artículo de uso y como todo objeto ergonómico y antropométrico debe quedar libre de filos y puntas, también se deberá verificar el peso y tamaño límite de acuerdo al lugar que van a ocupar las piezas en el cuerpo, ya sean estos collar, dije, gargantilla, anillo, pulsera y aretes, así como las articulaciones para la correcta caída y amolde al cuerpo humano.







En el segundo camino vamos a diseñar una pieza o una línea de joyería, que consta de Collar, anillo, dije, gargantilla, pulsera y aretes, los cuales también van a depender de los procesos de producción, materiales y técnica sin olvidar tamaño, peso y el amolde al cuerpo, sólo que en este caso vamos a echar mano de las tendencias de moda como las que edita Swarovski, Peñoles y la Cámara de Joyería de Jalisco por mencionar algunas y entonces comienza el trabajo de diseño. 







¿Cómo innvovar en un mundo en constante movimiento?


Creo que para innovar en cualquier ámbito, lo primero será estar al pendiente de lo que ocurre a nuestro alrededor, saber qué están haciendo otras personas y qué es lo que se ha hecho, eso será de gran apoyo para no repetir algo que ya ha sido realizado por alguien más y nos ayudará a despertar nuestra creatividad al momento de diseñar. 
Posteriormente tendremos que trabajar mucho en los procesos de diseño y creación formal ya sea echando mano de las tendencias de moda, reinterpretando las tendencias o creando nuestros propios conceptos.

Estoy convencido que voltear a nuestras raíces al momento de crear nuestros conceptos de diseño, será una herramienta excelente para ofrecer otras alternativas a un mundo globalizado. 







¿Qué perspectivas tienes sobre el diseño de joyería en México y que aportarías en esta área? 


Puedo visualizar joyería artesanal mexicana de muy alta calidad elaborada a partir de procesos manuales, estoy convencido que los artesanos realizan verdaderas obras de arte de gran valor mediante las cuales conservan las tradiciones populares, que por lo general no son pagadas de manera justa, también puedo observar joyería tradicional, ya sea de forma industrial o artesanal que poco aporta a la cultura del diseño, el cual tiene un gran mercado en nuestro país. Finalmente veo en menor medida proyectos muy interesantes y enriquecedores de diseñadores reconocidos y emergentes que han aportado mucho a la cultura del diseño en México.







Por mi parte, deseo tener la oportunidad de desarrollar joyería de diseño mexicano y una variedad de objetos funcionales para la vida cotidiana basados en conceptos originales que enriquezcan nuestra cultura. 







Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

EL ÓPALO





El ópalo de fuego es una de las gemas distintivas de México y sus principales yacimientos se encuentran en el Estado de Querétaro; a unos 12 kilómetros de Tequisquiapan se encuentra La Trinidad, comunidad donde hace más de 100 años sus habitantes se han dedicado a la extracción y explotación de los ópalos. 







La Carbonera es una mina abierta al público que ofrece un atractivo recorrido, comenzando por un sinuoso camino hasta llegar a las minas que se encuentran a cielo abierto o en cuevas; durante el trayecto se pueden admirar bellos paisajes y escuchar interesantes historias de los mineros del pueblo. 
Al llegar al lugar, con martillo en mano se emprende la búsqueda de los ópalos, donde se pueden encontrar pequeñas muestras incrustadas en las rocas, al regresar al pueblo los artesanos las pulen, les dan forma y de pronto podemos poseer una bella y exclusiva gema. Interesante experiencia la de convertirse en minero por un día y disfrutar de la naturaleza.






El ópalo es un mineral relacionado a los cuarzos y lo que mejor lo identifica es el fenómeno de difracción multicolor llamado iridiscencia, propiedad que produce destellos al observar un ópalo en ciertos ángulos bajo la luz solar o blanca. En términos científcos un ópalo es un sílice con agua solidificada por la acción de algún catalizador natural, la mayoría son de orígen volcánico y se han formado a través de millones de años.







La calidad de los ópalos se distingue por la pureza de sus cristales, y por lo tanto, según su capacidad de irradiación. 
Es posible encontrar el ópalo en los colores negro, gris, blanco, marrón, púrpura, verde, azul-verdoso, amarillo, naranja y hasta rojos intensos, como los llamados ópalos de fuego mexicanos. 
En cuanto a su transparencia, pueden ser casi transparentes y ligeramente opalescentes hasta opacos. El color obedece a la presencia de uno o varios minerales en la molécula del sílice hidratado, como el hierro, que dependiendo del porcentaje incluido en la gema, la torna en tonos amarillos o rojizos, por su parte, el cobre los vuelve verduzcos y el níquel los hace azulados. 







También puede haber combinaciones entre estos minerales, lo que produce una amplia y atractiva gama de coloraciones. 

Según datos históricos, los ópalos de México fueron utilizados por la cultura azteca para la elaboración de artículos ornamentales y ceremoniales entre los años 1200 y 1519. 
En ese entonces al ópalo se le conocía con el nombre vitzitziltécpal, "piedra colibrí", en alusión a la iridiscencia de la piedra y al parecido con el plumaje del colibrí. 






Existe un ópalo que fue empleado por los aztecas, conocido mundialmente con el nombre de "Dios del Sol Azteca", es una gema azul transparente e iridiscente, de 35 quilates, destaca una cara humana tallada, rodeada por rayos de sol. 
Se dice que fue hallado en el siglo XVI y después formó parte de la colección de gemas de Hope. En 1881 se vendió al Museo de Historia Natural de Chicago y ahora pertenece a la firma Tiffany.







Al parecer existe otro ópalo de fuego documentado, "El Aguila Azteca" de 32 quilates, que pudo haber pertenecido tanto a Moctezuma II (1466-1520) como al Emperador Maximiliano (1832-1867). Se dice que en 1912, revolucionarios mexicanos dieron la piedra a un americano, Herbert J. Browne, como agradecimiento por suministrarles armas y municiones a las fuerzas revolucionarias.






Los ópalos son considerados piedras semipreciosas con un alto valor comercial, dependiendo de su calidad pueden alcanzar varios miles de pesos y su mercado más demandante es principalmente Japón, seguido de algunos países europeos.







Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

MACKECHO -- UNA MARCA MEXICANA





Esta vez presentamos a una marca líder en joyería mexicana y que ha traspasado fronteras, con una gran aceptación por su concepto, calidad y versatilidad en el diseño.

¿Cuál es el origen de MACKECH®? 

Es una empresa Mexicana de fabricación y exportación de joyería, platería y accesorios de moda, donde basados en la creatividad de sus diseñadores. 







"...ponemos nuestra confianza en las manos expertas de artesanos y orfebres los cuales convierten en realidad todas esas maravillosas ideas, provenientes de la influencia de la moda, los temas de actualidad y la riqueza de diferentes culturas que dan como resultado una fusión de materiales que seducen a cualquiera, resaltando el brillo inigualable de la plata mexicana".

Es una empresa líder en el diseño y la fabricación de joyería, platería y accesorios de moda en México, y a la vez coordina la producción de diversos talleres de fabricación de joyería evolucionando a través de más de tres décadas de su existencia dando origen a la marca MACKECH®. 







La calidad de cada pieza está respaldada por un mecanismo de auto-regulación perteneciente a la Cámara Regional de la Industria de Joyería y Platería del Estado de Jalisco, denominado “Grupo de Calidad”, que vigila el cumplimiento de las normas de calidad en kilataje, y en el cual MACKECH® ha logrado certificarse desde su fundación hace diez años hasta la fecha. 
El activo más importante de nuestra empresa es su gente, y el compromiso más grande es la satisfacción de nuestros clientes. 







Sabemos que MACKECH® es una marca que diseña y propone, ¿en qué se inspira?


Nos inspiramos en una leyenda Maya, en un mundo místico y poderoso con temas de actualidad, combinando múltiples elementos como piedras preciosas, madera, cristales, cauchos, piel, siempre presentes en nuestras colecciones, teniendo como base los más sólidos principios y una gran creatividad, que le da un sentido sofisticado y genera sentimientos de vínculos y apego entre las bellas piezas y quien las porta.







Desde sus raíces hasta la eternidad en un camino infinito que une su amor en un lazo de fuego, nuestras colecciones llevan en su interior la leyenda del MACKECH® de la princesa Cuzán…… 

La leyenda del MACKECH® Una de las culturas más antiguas y sabias de nuestro país ha sido la maya. Nosotros, mexicanos orgullosos de nuestro origen, rescatamos el sentimiento del amor más puro a través de una de sus bellas historias: El MACKECH®.







¿Qué es el MACKECH®?

Cuzán, princesa maya de hermosos cabellos se encontraba comprometida en matrimonio con el príncipe Ek Chapat pero al conocer al joven Chalpol quedan sus almas atrapadas en un lazo de fuego jurando no olvidarse nunca. El rey al enterarse decide sacrificar a Chalpol por la osadía, pero Cuzán le promete jamás volver a verlo y casarse con quien decida a cambio de salvarle. El rey le concede la vida, pero un hechicero lo entrega a la princesa convertido en un escarabajo y ella fiel a su amor, lo cubre de piedras preciosas y lo prende junto a su corazón. Cumpliendo así, el juramento de no olvidarlo jamás. 
Así nació el MACKECH®.







¿Se requiere una investigación previa para desarrollar las colecciones?

Las colecciones de MACKECH® llevan cultura e historia, siempre apegados a las tendencias de moda, pero sin perder la finalidad de generar entre nuestros clientes todo una experiencia en la compra que genera sentimientos y sensaciones. Es por ello que una investigación previa te permite generar la inspiración que dará cabida a un concepto que después vendrá plasmado en las colecciones. Cada una de las piezas lleva consigo todo un trayecto lleno de cultura, historia, creatividad, diseño y que finaliza en maravillosas piezas que generan sentimientos y emociones. 







¿Las colecciones entienden a la gente o la gente debe entender  las colecciones? 

Las colecciones representan sentimientos de los seres humanos, tomando como ejemplo una leyenda que guarda un amplio sentido cultural, de esta manera se crean diseños que apartir de experiencias generan emociones, asi pues las colecciones entienden a la gente porque nacen de sus mismas historias, pero la gente también las entiende porque están diseñadas para cautivarlas.







¿Qué refleja el ADN de MACKECH®? 

Una leyenda, sentimientos y amor traducidos en un escarabajo con fuerza mística. Todos tenemos la necesidad o el deseo de sentirnos aceptados y queridos por los demás. De algunos esperamos pequeñas atenciones y de otros esperamos un compromiso mayor. “Todas las personas desean sentirse queridas, apreciadas y amadas en algún momento.”

El concepto rector de esta marca es el sentido de pertenencia a través del AMOR y el CARIÑO en todas sus representaciones 







¿Existen colecciones diseñadas especialmente para cada segmento de mercado?

Si, de hecho no únicamente las colecciones sino que hemos generado sub marcas que nos permitan ir a diferentes segmentos, siempre aprovechando el concepto, pero diferenciando los niveles a los que van dirigidas. Tal es el caso de MCK by MACKECH® o Cuzán Princess. 







¿Cómo es recibido MACKECH® en ferias internacionales como JCK o Iberjoya?

Con mucho interés y aceptación. MACKECH® tiene una fuerza especial que despierta el interés de los clientes. Es una marca que va acompañada de todo un concepto. Esto le da herramientas muy importantes de venta a quienes distribuyen la marca y genera una gran satisfaccion de los clientes finales, quienes al portar una pieza, reciben más que una simple pieza de joyería, reciben una historia, reciben sentimientos, reciben emociones.







Al visitar estas ferias ¿Es difícil ser diseñador Mexicano?

Hoy debemos romper paradigmas. Siempre se ha generado joyería de buena calidad en México, pero casi siempre ausente de propuesta, de diseño, de innovación. Hoy hemos demostrado que tenemos la capacidad y todo el potencial para lograr conquistar los mercados, pero con valor. Si, es dificil, pero si es posible. Hoy MACKECH® lo está logrando y tenemos puesta toda nuestra energía en ello.







¿Qué podemos encontrar en la colección de la Princesa Cuzán?

Cuzán es la marca más exclusiva de MACKECH®, y rescata a partir de la leyenda de la princesa Cuzán, todo el glamour y la sensación de ser una princesa. ¿Qué mujer no quiere ser una princesa?, Cuzán Princess permite a las mujeres ser parte de las princesas del mundo.







¿Qué nos ofrece la marca MCK?

MCK es una marca versatil, fresca que a través de las tendencias de la moda permite combinar materiales diferentes logrando piezas que cautivan el gusto de todos.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LA PLATA MEXICANA





Los Aztecas atribuyeron el origen del arte de la platería a los toltecas, quienes lo habrían recibido del propio Quetzalcóatl, Señor de los elementos, serpiente emplumada, Dios ubicuo de la cosmogonía mesoamericana, quien les entregaba la comunión en metal.







Antes de la llegada de los españoles los indígenas no hacían uso de la minería, la plata procedía de vetas que afloraban, arroyos y areniscas en que el metal se precipitaba, pero fundían, labraban y articulaban a través de trabajuelos, piezas delicadas y complejas que a decir de Motolinía y FrayToribiode Benavente,

“hacían ventaja y maravilla de los plateros de Europa”.

Su producción era tan abundante que los obsequios y tributos acumulados por Hernán Cortés, antes de la caída de la gran Tenochtitlán, rebasaban en metal precioso según probanza real de la Corona Española, el millón de onzas.







De acuerdo con el Barón Humboldt, mil millones de onzas más de plata, exportaría La nueva España en total al viejo mundo, fruto de las entrañas de la Valenciana y Real del Monte, de Sombrerete y Parral, de Veta Vizcaína y miles de otras minas, destronando a la Plata del mundo viejo de su sitial privilegiado como patrón monetario, y transformando a España en un imperio sobre el cual no caía la noche. 
Con vida propia la plata se hizo cotidiana… invadía la mesa, el ropero, y los salones, casulla, dalmática y dosel, se arrastra después en los muros y se vuelve ornato arquitectónico, triunfo de la plata sobre el espíritu de una época, mientras que en los templos se convierten en plegaria cincelada.







Mil quinientos millones de onzas habría de producir México desde su Independencia, venero inagotable de plata, durante cuatro siglos ocupa el primer lugar en su extracción y beneficio, su orfebrería, un linaje mestizo y maestro, heredado de la estirpe indígena, que recibiera desde tiempo inmemorial del propio Quetzalcóatl comunión en metal, mestizaje a cincel.







Considerado durante el virreinato como el “real arte de la platería”, vino a menos durante la época independiente y hasta mediados del siglo antepasado. En la época colonial había incluso un control de calidad en los talleres, que se encargaba de que sólo salieran al mercado aquellas piezas que a la vez de cumplir con su carácter utilitario, fueran estéticas.







Con la industrialización muchas de las piezas que se elaboraban manualmente comenzaron a reproducirse, si no en serie, si con procedimientos menos artesanales, se sabe que había fundamentalmente dos tipos de piezas, las civiles y las religiosas. Entre las primeras había vajillas, cubiertos, bracerillos y cofrecitos para guardar alhajas. Por razones de necesidad o para cambiar de estilo, muchas de estas obras se fundían, por lo que se perdieron desde la misma época virreinal.







En la platería religiosa se creaban cálices, custodias, hostiarios, vinajeras y otros objetos utilizados en el culto. Estos se conservan más y mejor porque se donaban a las parroquias e iglesias por las que la gente tenía devoción, los sacerdotes no tenían necesidad de venderlas o fundirlas, por el contrario el acervo se iba incrementando. A estos hechos se suma que durante la Independencia disminuyó la extracción de plata y declinó la producción. No fue sino hasta el siglo antepasado que, con la llegada de algunos norteamericanos a Taxco en el estado de Guerrero, comenzó a revalorarse el arte de la platería.







En la década de los treinta a los cuarenta se dio en Europa una importante comercialización de antigüedades que obligó a tratar de catalogar y revalorar las artes decorativas. En los sesenta y ochenta retomo un auge por el interés de los países europeos.







Es por lo anterior que en la actualidad haya muy pocos artesanos que conserven la tradición milenaria de nuestros antepasados.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay