martes, 27 de agosto de 2013

JOYAS CON LAVA -- TODO VALE





Después del descubrimiento de las ciudades sepultadas de Pompeya, Herculano y Stabia c. 1748, un nuevo tipo de joyería de recuerdo surgió. 







Estas ciudades habían sido abruptamente sofocadas bajo un flujo de lodo mortal de polvo volcánico, ceniza, gas y vapor por la inesperada erupción del Monte Vesubio en el año 79. 
Una erupción posterior en 1631, completa con lava, añade otra capa de la mezcla. 







Los viajeros del Grand Tour de Europa, encontraron las ruinas de Pompeya recién excavadas como siendo una parada irresistible. 
Abalorios de lava de estos sitios hechos para excelentes y baratos recuerdos, fácil de empacar y transportar eran vendidos a miles. 







Además, fijando un camafeo de lava en una blusa demostraba que el portador era una persona muy viajada y culta además de tener muy buen gusto. 







La industria local es igual a la demanda y creó muchos camafeos y tallas de este material, siendo poco probable que se termine.
Estas hermosas esculturas fueron fijadas en los anillos, caravanas, pulseras y collares.







Mientras que tradicionalmente llamamos estos camafeos italianos de barro de color lava, técnicamente son más comunes los de toba, toba soldada o barro volcánico, que está disponible en todo el mundo. 







A pesar de que puede que no sea la terminología geológica correcta, seguimos utilizando el término de joyería lava, acuñado por los talladores italianos originales, al referirse a este tipo de material. 







Las tallas de roca de lava del monte Vesubio tiene un color de casi blanco o amarillento en distintos tonos de gris, cuando no se ha teñido en un sin número de colores más intensos. 
La materia incluye motivos arqueológicos, bacantes, sátiros, retratos y dioses mitológicos y criaturas.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EL FERRONNIERE -- JOYAS CON ESTILO




El Ferronnière es un artículo de joyería delicado que usan las mujeres en la frente y sirvió para ayudar a mantener el peinado en su lugar. 







Consistía en una cadena con eslabones finos - o un hilo textil - generalmente con una sola piedra en el centro. 






El nombre se deriva de una pintura atribuida a Leonardo da Vinci, llamado La Belle Ferronnière (del francés: "la mujer hermosa del herrero"), actualmente en el Museo du Louvre, Paris.







Esta moda renacentista fue restablecido un poco durante el siglo 19, entre los años 1830-1845. 
En los bailes de disfraces eran un entretenimiento popular de las décadas de 1820 en que los antiguos retratos eran fuentes populares de inspiración tanto para la ropa y los accesorios. 






Esta joya adaptada de estos retratos, el Ferronnière comenzó como un accesorio del traje, pero rápidamente se convirtió en una necesidad de la moda. 
Los peinados se convirtieron en centro de atención atrayendo las miradas y el uso de estas joyas se hizo mas que evidente.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

JOYAS CON HISTORIA -- EL CHATELAINE "la castellana"




El Châtelaine (del francés: "señora del castillo") en su forma original es un gancho de cinturón, llevado por la dama del castillo, de la cual se suspendían las llaves del castillo. 
Este elemento evolucionó y varias cadenas con accesorios fueron suspendidos de ella y usado por las mujeres, así como por los hombres.







Es una forma de joyas que tiene su origen en el uso práctico. 
Las mujeres lo utilizaban para colgar las herramientas del hogar de sus cinturones y tener a mano en todo momento. 
La ropas de mujer no eran diseñadas con bolsillos para guardar los objetos.







Esta costumbre dio a luz a la evolución de una pieza de joyería funcional que es el predecesor del bolso de las damas. 
No sólo perdió su popularidad cuando las mujeres comenzaron a trabajar fuera de sus hogares alrededor del inicio del siglo 20. 







La utilidad prolongada del tema ha provocado que aparezcan en un montón de diferentes estilos, siguiendo la moda a lo largo de los tiempos. 
Ya desde la Edad Media se han utilizado anillos lisos con cadenas. Evolucionaron en obras maestras muy detalladas a mediados del siglo XIIX.







Las castellanas eran populares desde el 17 hasta el siglo 20. 
La Revista Nacional inglesa que informaba sobre la moda, en 1874 sostuvo que las castellanas fueron usadas ​​en los bailes, con ganchos suspendidos de ellos para sostener charms. 







Una serie de castellanas en la Exposición de 1878 refleja su aceptación formal. 
Una amplia gama de accesorios y apéndices de oro y plata y acero, salieron al mercado. 






Monederos, libros y memorandos, pomanders, vinagretas, implementos de costura y otros NECESSAIRE fueron suspendidos de ellos. 

El comienzo del siglo XX marcó el final de la castellana, aunque costureras de hoy en día todavía les gusta usarlas por razones prácticas.






El Art Journal reportó lo siguiente en 1883:

"... La chatelaine larga e incómoda, con sus juguetes ruidosos, se ha reducido a las dimensiones de una cadena de reloj y giratoria, usado en la cintura de la dama con el fin de mostrar por fuera de su vestido... "






El Necessaire.

Los cinturones anchos de aquellos tiempos fueron excelentes para recibir grandes ganchos châtelaine y varios diseños se sabe que han sido fabricados en el período 1870-1886. 
La tendencia general hacia la década de 1900 los convirtió en accesorios más pequeños. 
Broches extraíbles que pueden ser usados ​​por separado, decorar las tapas de las castellanas, se puso de moda. 







Las Castellanas no estaban reservadas para mujeres. Los hombres las llevaban también.  
Los primeros ejemplos llevaban elementos como un reloj, sello, navaja pequeña y un instrumento de escritura. 






En el caso de las mujeres lo mas común era llaves, lápiz con hoja de marfil, tijeras y costureros.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

ANILLOS BOMBÉ




El término bombé (del francés de bomba o redondeada como una bomba) se refiere a una forma redondeada o domo en el diseño de joyas. 







Generalmente, el artículo se completa en la parte superior y las laterales redondeadas dando la apariencia de anillo regordete. 







Estilo Bombé ha sido popular para los anillos y caravanas en todo el siglo XX.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

BERLIN IRON





Berlín Iron es un material de hierro fundido negro lacado y trabajado como joya a principios  de 1790. 







Originario de Silesia, la Real Fundición de Berlín y un fabricante de joyas de Bohemia. 
Se continuó a producir en Francia en Fer de Berlín, después de que Napoleón huyó con los moldes de fundición en su marcha sobre Berlín.







El proceso involucraba ceras de modelar que luego se moldean en la arena creando impresiones en el que se vierte el hierro fundido. 







Las piezas terminadas a mano fueron recubiertas con barniz negro. 
Estos modelos de hierro eran típicamente neo-clásico en el diseño incluyendo camafeos y personajes clásicos. 







El estilo cambió a más naturalista en los diseños de 1815, seguidos por un estilo Gothic Revival en 1825.







La mayoría de herrería estaba firmada. 
Algunas firmas de nota son Geiss, Lehmann, Hossaur y Devaranne. 







Joyería de malla de acero similar también se produce en Woodstock, Inglaterra. 
Estos artículos suelen estar decorados con flores pequeñas de acero, lentejuelas, estrellas y similares.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LILLY GABRIELLA HERENCIA DE BUEN GUSTO





Lilly Gabriella es la nieta del famoso coleccionista de joyas Lily Safra. 
Se crió en Monte-Carlo y se ha rodeado de joyas y piedras preciosas, desde muy temprano, lo que la llevó a Nueva York y a la obtención de un título en el Instituto Gemológico de América.








Lily Gabriella se especializa en piedras de colores y diamantes en sus colecciones de joyería y pone su doble licenciatura en arte de estudio para trabajar en sus colecciones, licenciatura que obtenida en Boston. 








Durante sus años universitarios Lily estudió con uno de los mejores diseñadores de moda Alber Elbaz de Lanvin en París donde aprendió a ver el mundo a travez de las maravillas que se podían encontrar en algunos de los lugares más comunes.








Al salir de Boston Lily trabajó para Vogue Latinoamerica y fue aquí donde encontró la energía creativa y dedicación, y se convirtió en el centro del escenario cuando ella trabajó en los editoriales de algunos de los mejores diseñadores latinoamericanos.








A su regreso a Nueva York en 2009, Lily obtuvo su título gemológico y fue a unirse a una de las mejores casas de subastas, Christies, trabajando en el departamento de joyería de lujo. 
Esta fue una excelente oportunidad para ella para sumergirse en algo que amaba y le dio un enfoque sobre el valor de mercado de la joyería de lujo. 








Al inicio de 2010 Gabriella decidió aventurarse y comenzó a crear su propia colección de joyas, hecha a mano en Milán, Italia por una familia con una gran experiencia en la joyería por muchas generaciones. 

Mientras que todavía tiene un largo camino por recorrer se aventuró en el negocio con una gran confianza. 
Sus colecciones son una mezcla de diseño limpio y orgánico, además de ser contemporáneo y sofisticado.
Lily en su no convencional punto de vista se casa con el oro blanco, amarillo, rosa y negro uniéndolo a algunas de las mejores piedras preciosas, incluyendo diamantes azules. 








Ha creado impresionantes diseños en collares, anillos, pulseras y caravanas e incluso trabajó en una colección para hombres lanzada en 2011.

La inspiración para el diseño se toma de los objetos cotidianos, junto a las experiencias en sus extensos viajes. 








Incorpora las diferentes culturas y entornos que ha visitado. 
Sus colecciones de joyas se venden sólo con cita previa, a través de ventas privadas y en algunas ciudades de todo el mundo por los representantes exclusivos. 







Siempre una porción de las ventas de las colecciones es donado a organizaciones benéficas. 
Los diseños de Gabriella y sus artesanías hermosas hacen según ella del mundo un lugar mejor, ese es su objetivo.








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

TEÑIDO O NATURAL?

Coral Bambú natural



El teñido en las piedras es una práctica que ya se utilizaba por los romanos, allá por la época de Plinio en el año 23 después de Cristo principalmente en las ágatas y calcedonias. 

Este tratamiento consiste en la introducción de una sustancia colorante que penetra dentro del material gemológico debido a que tiene una estructura porosa, como en el caso de las ágatas o las turquesas, o por fisuras que llegan a aflorar a la superficie de la piedra, como en el cuarzo o en el corindón, para así modificar la apariencia del color.



Coral Bambú teñido para simular Coral Rosado



Por ejemplo en el caso de las calcedonias, gracias a su porosidad se consigue que las zonas claras intensifiquen el color sumergiéndolas e hirviéndolas en sustancias viscosas como la miel o aceites, y posteriormente, previo lavado, se colocan en baños de ácido sulfúrico que quema la materia orgánica absorbida (azúcar y aceite) y la transforma en carbón.







En las calcedonias que tienen capas blancas que son menos porosas, estas al no absorber mantienen su color y por eso las vemos a capas negras y blancas muy contrastadas. 
Si queremos obtener otros colores diferentes se emplean otros colorantes. 
Pero como os decía , la técnica ya viene desde los romanos.
Muchas son las piedras que se impregnan o tiñen, os enumero algunos ejemplos: jades, turquesas, lapislázuli, perlas, corales, conchas, y muchas mas.



Bambú teñido



En la mayoría de los materiales gema, el tintado es fácilmente detectable observando el ejemplar con lupa o con microscopio, a veces ayudándonos con una fuente de luz difusa. 
Las concentraciones de color a menudo están presentes a lo largo de las fracturas superficiales o entre las áreas porosas de la estructura. 
En algunos casos, las gemas pueden ser teñidas en tonos o colores que no existen en la naturaleza, lo cual en sí mismo es prueba de tinte. 



Cuarzo teñido



Sin embargo, en algunos materiales que son estructuralmente porosos (como el coral, el jade o la turquesa) los tintes no siempre son detectables. 
Para otros materiales gemológicos (como las perlas negras, grises o doradas) es necesario otro tipo de técnicas más avanzadas como la fluorescencia de energía dispersiva de rayos X (EDXRF) o la espectroscopía de Raman. 
En suma, el teñido de algunos materiales gemológicos puede ser fácilmente detectable con y otros no.






Les menciono aqui especialmente estos dos materiales relativamente recientes, no lo digo por el material sino por el tinte. 
En el caso del coral bambú, es habitual verlo con un color rojizo demasiado estridente en figuritas, barritas, cuentas, etc., que para el caso de collares había que advertir (supongo que cuando se vende , se  dice) al cliente de que puede desteñir con perfumes o colonias o simplemente con el roce del sudor de la piel. 







Sin embargo ahora ya se puede ver en un color rosa clarito parecido (en mi opinión se parece de lejos) al color rosa del coral rosa “piel de ángel”, su estructura de canalillos gruesos y largos lo delata, ya que la del coral rosa es mucho mas fina







Otro ejemplar que me ha llamado la atención es un hilo de cuentas en canto rodado craqueladas. 
El craquelado es un fisurado “a la fuerza”, a base de calentar y enfriar bruscamente para provocar fisuras que posteriormente rellenarán con tinte. 
Había visto tintura en las perforaciones de las cuentas, que impregnado con tinte daba color a toda la cuenta. 
Ahora con el craquelado se puede tintar con cualquier color, quedan muy vistosos, muy vivos y pueden engañar a un ojo profano.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay