martes, 3 de septiembre de 2013

AUTO RETRATO DE UN ORFEBRE

Hice una pequeña recopilación de las preguntas que me hacen algunos de los mas de 1700 visitantes diarios ami blog.






¿Cuándo comenzó tu interés por la Orfebrería y cómo llegaste a él? ¿Estudiaste o fuiste autodidacta?

Creo que la orfebrería siempre estuvo en mi sangre, desde hace mas de 15 años que compro libros de orfebrería tratando de ser autodidacta.
Pero el gran impulso me lo dio el estudio en la escuela Pedro Figari en la ciudad de Montevideo Uruguay.
Gracias a la excelencia de los profesores que no solo me ensañaron las técnicas básicas sino que me incentivaron a la investigación de el mundo basto de la orfebrería.






¿Qué le hizo dedicarse a esta profesión?

Mi profesión es el cine, me dedico hace mas de 28 años, pero reconozco que la orfebrería me dio paz, el simple echo de estar en casa trabajando cuando y como quiera, ya es una ventaja inmensa. 
Resumiendo, poner música y trabajar cuando la inspiración llega sin importar la hora o el día.






¿Retroalimentas un arte con el otro?

Sin duda todo arte retroalimenta al otro, yo hago un proceso de retroinformación cada vez que me siento en el banco de trabajo comienzo a recordar todas las cosas que han pasado por mi vida.






¿Qué es el lo que más te gusta hacer? ¿Por qué?

Mis piezas preferidas son los anillos, porque me permiten crear dentro de el límite de la forma, un anillo es un circulo y de ahí no podemos separarnos.
Es todo un reto.





















¿Cómo es tu modo de trabajar: haces sólo a pedido, fabricas y luego, vendes…?

Generalmente trabajo a pedido, aunque siempre estoy haciendo piezas exclusivas sin que nadie las pida.
Si se venden bien sinó simplemente pasan a ser piezas para mostrar en blog.






El trabajo que desarrollas es eminentemente artesanal, ¿Se está perdiendo este oficio?

Si es muy artesanal, y es un oficio en vías de extinción. Lo que sucede es que el mercado se ha convertido en impulsivo, eso quiere decir que la gente compra al ver en la calle, y la gran invasión de productos de bijou provenientes del mercado asiático nos perjudica bastante.
Ya fue una época en que el cliente le pedía una pieza al orfebre y este se tomaba su tiempo para diseñar y fabricar.







¿Podrías describir el proceso de creación de tus artículos? ¿En qué te inspiras?

La inspiración viene generalmente de la union de una piedra preciosa y una experiencia vivida.
Compro piedras preciosas por impulso sin saber en que o cuando la voy a utilizar, ellas mismas me dicen lo que hacer en su momento.
Otras veces veo algo en el día a día que me hacen recordar alguna piedra que tengo en mis cajones y ahí llego derecho atrabajar.
El proceso puede durar de minutos a varios días.



 
 



¿Con qué materiales te gusta trabajar? ¿Por qué? ¿Hay alguno que uses más que otros? ¿De dónde los extraes?

Prefiero la plata, me parece un material muy noble y al mismo tiempo simple para trabajar, en cuanto a las piedras solo uso gemas naturales sin tratamientos.
No acostumbro comprar con certificado.
Vivo en un país muy chico y en el cual no hay laboratorios gemológicos, un certificado puede costar entre 80 y 150 dólares, los clientes comunes no pagan esa diferencia, se conforman con la palabra que le doy y mi propia garantía.



 



Soy el único en el mercado que ofrece la devolución total del dinero en caso de que no les guste la joya realizada.


¿De qué obra se siente más orgulloso? ¿Por qué?

La pieza que mas me gusta es la que estoy terminando, cada día.






Aunque tengo un colgante que aparece en el Facebook de la marca que me encanta y no se si lo vendería.


¿Alguna mala jugada de última hora que lo has pasado fatal?

Lo pero es querer adelantarme a los pedidos, hace poco un cliente quería un anillo de compromiso, lo vi muy confiado y realmente me prometió hacer la compra un lunes.
El sábado anterior se me presentó la oportunidad de comprar el rubí mas lindo que he visto. Costo 180 dólares.






El muchacho nunca mas me respondió los mensajes. Aprendí que no hay que apurarse, es una profesión muy cara en sus materiales.






¿Qué opinas sobre la educación en cuanto a Orfebrería en el país?

La educación en mi país es muy buena siempre y cuando uno mismo se dedique a complementarla con conocimientos e investigación.
Los programas son muy antiguos y solo enseñan la orfebrería clásica en un mundo que avanza a pasos agigantados hacia la orfebrería de autor.





¿Nos podrías contar tus próximos proyectos para el 2014?
Estoy tratando de hacer una serie de joyas con ópalos, eso es muy demorado ya que como dije antes el costo de los materiales es increíblemente altos.






Despacio es muy probable que el lanzamiento sea a mediados del año 2014.


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LAS DIEZ GEMAS MAS VENDIDAS

La siguiente lista es nuestro Top 10 de las piedras preciosas:

1 : zafiro azul de Ceilán

Es la más famosa piedra preciosa de color en el mundo, es incuestionable . 
Sin tratamientos de calefacción, se vende en precios extraordinarios , a menudo más de $ 2.000 dólares el carat. 
Si usted es como la mayoría de las personas y simplemente no puede permitirse el lujo de gastar tanto! 
Entonces, ¿cómo puede tener un zafiro azul? 

Bueno, te sugiero que busques los zafiros tratados. En la mayoría de los casos, la gente no puede ver visualmente la diferencia entre el tratado, y el sin tratar. 



 Zafiro sin tratar
 Zafiro tratado



2 : Topacio London Blue 

Siempre ha sido un favorito para los joyeros, pero con todos los diferentes tonos de azul disponibles, el azul Londres es el de mayor demanda.
Seguido por el azul suizo. 
El Topacio azul es una piedra excepcional, y sin importar el color tiene la garantía de una dureza excelente, durabilidad y precio asequible.



 Topacio London Blue
 Topacio azul suiso




3 : Turmalina

Año tras año la Turmalina está entre las 3 mejores gemas por mayor venta.

La Turmalina sandía o bicolor es la mas buscada. Sorprendentemente, los precios se han mantenido bastante asequibles, a pesar del repentino aumento de la popularidad. 
La Turmalina es versátil y tiene todo los colores, de incoloro a negro , y es extremadamente durable. 






4 : Amatista

Es la variedad más popular de las piedras preciosas de cuarzo. 
Más aún , son una de las piedras que siempre ha estado entre las más populares. 
Ofrece colores vivos e intensos , combinada con la dureza y durabilidad confiables de cuarzo . 
Una de las mejores cosas de la amatista es la disponibilidad de piedras de gran tamaño y que contiene muy pocas inclusiones. 
La demanda de la amatista ha disminuido ligeramente y se debe a la creciente demanda de la Iolita y tanzanita, pero a pesar del pequeño descenso en popularidad, sigue siendo la cuarta en demanda.







5 : Rubí

A pesar de los altos costos de piedras finas todavía están en demanda muy alta. 
El mas buscado es el de Birmania, aunque el de Madagascar a ganado popularidad.
El de Birmania es considerado el Rubí de mejor calidad en el mercado. 
Los precios pueden superar fácilmente los 5.000 dolares el carat. 


 Rubí de Birmania
 Rubí de Madagascar



6 : Citrino

Otra maravillosa variedad de cuarzo, se ubica dentro de las 10 mas buscadas.
La mayoría de las piedras de citrino disponibles en la actualidad son en realidad amatistas tratadas, porque el citrino natural es muy raro.
Muchos prefieren los colores más anaranjados de citrino , mientras que otros prefieren colores más ligeros, más brillantes y refrescantes como el limón, pero sin importar qué tono prefiera, tiene la garantía de una excelente relación calidad-precio.
Típicamente muy limpio , sin inclusiones visibles al igual que la amatista . 
Es una de las favoritas para los joyeros y diseñadores de joyas.








7 : Espinela

La espinela natural es una gema muy especial y tiene toda una historia que se remonta cientos de años. Durante siglos fue confundido con el rubí rojo, sólo para ser posteriormente identificado como su propia especie : Espinela. 
Se encuentra en una gama de hermosos tonos pastel, como el rosa, violeta, naranja , azul y rojo. 
En el último año , hemos visto un tremendo aumento en la demanda de espinela, especialmente de color rosa y púrpura y espinela roja de Birmania . 
La roja de Birmania es excepcionalmente rara y altamente deseable, tiene una excelente dureza y excelente claridad . 
Lo mejor de todo, no es tratada o mejorada en modo alguno, por lo que es una de las pocas piedras preciosas sin tratar disponibles en la actualidad .








8 : Cuarzo ahumado

Es otra variedad popular de las piedras preciosas de cuarzo. 
Como se puede ver en nuestra lista , el cuarzo sin duda domina el mercado de piedras preciosas.
En cuanto al color del Cuarzo ahumado, en realidad es bastante singular. 
Cuando la mayoría de la gente se imagina una piedra marrón, que no suena muy especial o atractiva, sorprendentemente, en realidad hay muy pocas gemas que aparecen de forma natural en color marrón. 
El Cuarzo ahumado tiene una excelente dureza y durabilidad y además son muy asequibles. 
Está convirtiéndose lentamente en una de las piedras preciosas usadas por los mejores diseñadores de la década, debido a su ambiente tribal y terroso. 
Su uso en la joyería se ha incrementado de manera exponencial.








9 : Granate Espesartita

Es uno de los tipos más raros de granate rojo disponible, y es muy atractivo y deseable por su dureza y durabilidad. 
Se encuentra en colores únicos de naranja, no hay ningúna otra gema que se le asemeje. 
También , a pesar de la rareza, combinada con una alta demanda , son sorprendentemente baratas.








10 : Diopsido

Se ha convertido cada vez más en una piedra popular.
Es una de las pocas piedras preciosas de color cromo disponibles en la actualidad, por desgracia son muy raras en grandes tamaños.
De hecho, la mayoría son menores de 1 carat. Aunque extremadamente rara, sigue siendo sorprendentemente asequible, por ahora.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

JOYAS MESTIZAS MEXICANAS





Con la conquista y colonización españolas, las antiguas poblaciones mesoamericanas sufrieron una reordenación socio-política acorde con los intereses de los europeos.

La Península de Yucatán no fue la excepción, pero debido a su relativo aislamiento geográfico continuó conservando su historia y tradición cultural propias. Situada en una planicie caliza rodeada por mar en tres de sus puntos cardinales, la Península mantuvo poca comunicación con el resto de la Nueva España, primero, y con la República mexicana, después de la Independencia.  

Durante la Colonia y el siglo XIX, los puertos de la Península de Yucatán eran punto de desembarque de las tecnologías y modas provenientes de España y otras partes de Europa. 
Una de esas técnicas fue la orfebrería, introducida por artesanos españoles que viajaron a América enrolados como frailes y soldados conquistadores.







AsÍ, con los procedimientos y organización del trabajo propios del oficio de la joyería, se inició principalmente la elaboración de objetos para el culto religioso y también para el adorno personal. Esta última variante fue ampliamente acogida por los habitantes autóctonos, al igual que por la naciente población mestiza, quienes hicieron suyos el uso y la elaboración de la platería, la cual desde entonces ha experimentado pocos cambios en cuanto a técnicas y diseños se refiere.


Materiales y técnicas

El oro y la plata constituyen las materias primas fundamentales a partir delas cuales los artesanos logran sus obras. 
A menudo, incluyen en ellas cuentas de coral o cocoyol, piedras preciosas o imitaciones de ellas, o bien las decoran con esmalte. 
Estas materias primas, en su mayor parte, son conseguidas por los artesanos a través de intermediarios pues, con excepción del cocoyol, provienen de otras partes del país o incluso del extranjero, como es el caso del coral. 







El cocoyol se obtiene del fruto de una palma nativa del mismo nombre. 
La corteza del fruto, llamado también coquito baboso, se parte en trozos, los cuales se pulen para obtener cuentas de un color negro brillante, muy apreciado por los mayas actuales y, posiblemente, también por sus antepasados prehispánicos.

Varias son las técnicas que el platero emplea para trabajar y decorar los metales preciosos. 
Entre ellas destaca la filigrana, que consiste en estirar barras de oro o plata hasta formar delgados filamentos de diferentes grosores, con los que se delinean y rellenan distintas figuras. 
Uno de los pasos críticos es el proceso de soldadura, donde el artesano está obligado a recurrir a su máxima capacidad de improvisación. 
La filigrana es un arte distintivo de las antiguas zonas henequenera y azucarera, madres de regulares fortunas.








El laminado, el troquelado y el grabado con buril son técnicas que generalmente se aplican juntas y dan por resultado joyas como los llamados aderezos o "campechanas", denominadas así por ser características de la zona de Campeche. Están conformadas por una sucesión de láminas grabadas con motivos vegetales y llevan un pasador en forma de hojas de vid, detalle que inmediatamente nos remite a su origen europeo.








Es de mencionar también el soplillo, utensilio mediante el cual se obtienen cuentas huecas con facetas, antecesoras de las piedras poliédricas. Debido a la dificultad de su manufactura y a la fragilidad de las piezas, el uso del soplillo se encuentra prácticamente en vías de extinción.

Encontramos así mismo el esmalte, que consiste en la aplicación y fundido de polvo de vidrio de colores sobre superficies previamente grabadas. 
Los motivos más recurrentes en el esmalte son los pájaros posados en las ramas de un arbusto llamado ch'ilib y las leyendas "cariño" , "amor" o "recuerdo". Esta técnica decorativa es casi exclusiva de los talleres de Valladolid, en Yucatán.








Para producir sus obras, los plateros disponen de un pequeño taller -por lo regular montado en el rincón de una habitación- que consta de una o dos mesas con sus respectivas sillas y el yunque o tas. Dispuestos en las mesas se hallan todas las sencillas herramientas y medios de trabajo -muchas veces de fabricación casera-, con ayuda de los cuales los artistas logran las finas joyas que contrastan con su modesta cuna.








Los artesanos

Por lo regular, en los talleres trabajan el maestro platero y uno o dos ayudantes, futuros maestros, quienes poco a poco van siendo iniciados en los secretos de la platería. 
Algunas veces se trata del hijo del propio artesano, pero cuando ningún descendiente se interesa en el oficio -lo cual no es raro- entonces es otro joven, ajeno a la familia, quien hereda los preciados conocimientos.

Actualmente, la producción de joyería tradicional se encuentra sujeta a muchos contratiempos: la aparición de talleres en serie, donde trabajan varios obreros especializados sólo en una parte del proceso; el aumento del precio de las materias primas; la política fiscal impositiva; la competencia que por su bajo costo representa la joyería de fantasía importada, y la disgregación de los gremios como una instancia de protección del oficio y de los artesanos.








En su origen, los gremios de plateros, llegados a América junto con las técnicas de trabajo, tenían la finalidad de vigilar el desarrollo del oficio, la calidad de sus objetos y la protección de sus asociados. 
Cada agrupación de joyeros se congregaba en torno de una imagen religiosa, a quien rendían culto y festejaban en su día. 


Las mestizas

Los objetos de uso religioso, como coronas o resplandores para esculturas de santos, casi han dejado de elaborarse, por lo que la producción principal de los artesanos consiste en joyas de uso personal, básicamente femeninas, aunque para los hombres se hacen botonaduras propias del adorno de las filipinas.








Son las mujeres mayas, llamadas mestizas, quienes a través de su identificación con las joyas mantienen viva la tradición de la platería y vuelven necesario el trabajo de los orfebres. 
Así, diversos tipos de aretes, rosarios, cruces, medallas, anillos, soguillas y pulseras, invaden los arcones femeninos y se han convertido en accesorios indispensables en las ocasiones especiales como bodas o fiestas religiosas. 

Al mismo tiempo, las joyas vinieron a desempeñar una función especial en la economía de las familias mayas. 
Cuando una pareja se une en matrimonio, la novia recibe de sus suegros una jícara con granos de cacao y algunas alhajas.



 



Esta costumbre, originada quizás a mediados de la época colonial, se sigue conservando en varios pueblos del área maya.

A partir de su matrimonio, la mujer procura alimentar su cofre en los tiempos de bonanza económica para, en caso de presentarse un gasto imprevisto, poder vender o empeñar parte de sus joyas, decisión en la que nunca interviene el marido.

Mientras la contingencia económica no ocurre, la mestiza se pone sus joyas: a diario usa un par de aretes, a los que agrega algún anillo y una medalla cuando sale del pueblo. 







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay