martes, 14 de enero de 2014

PARA EL PRÓXIMO INVIERNO, EL VERDE Y EL AZUL

joyas otono 2013 zafiros y esmeraldas



Las gemas en verde y azul dominarán la joyería para el próximo invierno. 




joyas otono 2013 zafiros y esmeraldas




Desde la mesura y la sobriedad, hasta los tributos al arte, los aires victorianos y el exuberante rococó, las piezas se engalanan de zafiros y esmeraldas.




joyas otono 2013 zafiros y esmeraldas




Las florituras en una pulsera de Piaget, el barroquismo sorprendente de un anillo de Harry Winston o el entretejido icónico que alude a la naturaleza en cada propuesta exquisita de la maison Cartier, se hacen irresistibles como complementos de gran gala.




joyas otono 2013 zafiros y esmeraldas




La medida del tiempo se hace desde el azul del zafiro en un reloj de Audemars Piguet. 




joyas otono 2013 zafiros y esmeraldas




Decántate por el minimalismo de unos pendientes de Colette Levie o disfruta la aristocracia contemporánea de un collar con esmeraldas y diamantes. 




joyas otono 2013 zafiros y esmeraldas




Lo importante será que siempre lleves la joya perfecta.




joyas otono 2013 zafiros y esmeraldas




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LAS JOYAS DE COCO CHANEL





En 1932 , Gabrielle "Coco " Chanel imaginó y diseñó la colección Bijoux de Diamantes, una serie de joyería fina que captura la esencia del período de tiempo desaparecidos - Depresión Grande con diseños exquisitos y una perspectiva única.



 



Con piezas que se centraron en la belleza del cielo - con cometas, estrellas y soles, tres símbolos eternos de colecciones de alta joyería de Chanel - Bijoux de Diamantes no se parecía a nada que se había presentado en el momento, y mucho menos por un diseñador de moda, y por tanto, se encontró con un gran éxito como sólo es capaz de Chanel .








Gabrielle Bonheur; Saumur, Francia, 1883-París, 1971, Modista francesa que revolucionó la moda y el mundo de la alta costura de los años de entreguerras creando una línea marcada por la sencillez y la comodidad. Coco Chanel rompió con la opulenta y poco práctica elegancia de la Belle Époque e inauguró la era de la ropa informal y cómoda. Conectó con ello con los sentimientos de las mujeres de los años veinte, que después de la guerra querían vestidos sencillos, aunque elegantes. Usando materiales baratos y simples, y con el objetivo de aligerar la ropa, el diseño de sus modelos eliminó corsés y forros. Todo ello contribuía a dar una mayor libertad de movimiento al cuerpo, como expresión de las aspiraciones de la mujer del siglo XX. Delgada, con poco pecho y el pelo corto, con ropa ancha y cómoda, Chanel se convirtió en el prototipo de garçonne, símbolo de la mujer moderna, activa y liberada.







CHANEL

"Quiero que la joyería sea como una cinta en los dedos de una mujer, " Mademoiselle Chanel dijo al diario francés L' Intransigeant como inspiración de su colección, que fue presentado en bustos de cera realistas, en lugar de las bandejas que eran comunes en el tiempo. "Quería cubrir a las mujeres con las constelaciones. " Y ni que decir, lo hizo.







Bijoux de Diamantes fue la primera colección de alta joyería para Chanel - y el único de Coco - y en la celebración de su 80 aniversario , la casa de alta costura está reinventando la serie famosa con el " 1932 ", una nueva variante de las joyas clásicas diseñadas originalmente por Mademoiselle Chanel. 







Con espectaculares diamantes blancos , negros y amarillos , así como impresionantes zafiros azules y perlas cultivadas, ligeramente enmarcado por el platino sin defectos u oro blanco y amarillo, la gran colección de 80 piezas, una de cada año - es impresionante tanto en el diseño y la calidad , mientras se mantiene en sintonía con la visión original de Mademoiselle Chanel.







Nacida en el seno de una familia humilde, a los 12 años perdió a su madre, víctima de la miseria y de los embarazos (Gabrielle tenía cuatro hermanos a los que llegó a pagar para que fingieran que no existían). Su padre, un vendedor ambulante, entregó a la pequeña Gabrielle al cuidado de unas monjas en un hospicio de Corrèze, donde pasó los siguientes seis años aprendiendo a coser. Para entonces, la que luego sería Coco Chanel se había convertido en una fantasiosa adolescente de diecisiete años que no aceptaba su pasado, y comenzó a inventar una biografía llena de novelerías.



 



Sus ansias de libertad e independencia la empujaron a abandonar el orfanato y a colocarse como dependienta en una mercería de Moulins, trabajo que compaginaba con sus actuaciones en La Rotonde, un lugar de diversión para los oficiales del ejército, donde dejaba oír su voz con temas como Ko ko ri ko y Qui qu'a vu Coco?, una tonadilla popular que narraba la historia de una muchacha que había perdido a su perrito Coco. Fue allí donde comenzaron a llamarla la petite Coco, el nombre con el que luego se haría conocida y entraría en la leyenda. Es posible que por esa misma época sufriera un aborto que le provocaría la esterilidad de por vida, hecho que sin embargo no ha podido precisarse.



 



Con apenas veintidós años, se enamoró perdidamente (aunque siempre lo negó) de Étienne Balsan, un joven burgués adinerado con el que mantuvo una relación de seis años. Balsan la arrancó de su vida provinciana para mostrarle una existencia de lujo y ocio entre fiestas y carreras de caballos. Pero Coco quería trabajar, así que habló con Balsan para que éste financiara la apertura de una sombrerería; mientras él maduraba la idea, ella aprovechó para fugarse a París con Arthur Boy Capel, un jugador de polo que era uno de los mejores amigos de su amante.



 



Ya en París, Mademoiselle Coco seguía aferrada a la idea de abrir una casa de modas; sin embargo, como Capel no tenía dinero, se vio obligada a pedírselo a su antiguo amante. En 1914 compró en las Galerías Lafayette varias docenas de sombreros que ella misma reformó y luego los sacó a la venta. Ante el inesperado éxito obtenido, no lo dudó ni un momento: lanzó su propia línea de moda, que consiguió notable aceptación entre sus clientes, muchas de las cuales eran antiguas amantes de Balsan.
Con los beneficios abrió su primera tienda en el número 21 de la rue Cambon y poco después se lanzó a la apertura de una segunda en la elegante y veraniega villa de Deauville, donde impuso su moda entre la gente "chic" de la época, y luego una tercera casa en Biarritz. Para entonces Coco tenía bajo sus órdenes a 300 empleados; pero, en el terreno sentimental, las cosas no le iban tan bien. Los rumores de infidelidad que corrían sobre Capel se vieron confirmados cuando él le comunicó que la dejaba por una aristócrata, con la que se casó en 1919.



 



Terminada la guerra, Gabrielle volvió a París, se instaló en el Hotel Ritz y se volcó en su negocio, que no tardó en hacer prosperar, ayudada por revistas y periódicos de todo el mundo que difundieron su estilo. En 1929, el crack de Wall Street obligó a reducir la plantilla de la empresa (que por entonces contaba con 4.000 trabajadores) a la mitad. Los precios de los exclusivos diseños de Chanel se redujeron considerablemente, pero ni siquiera de esta forma consiguió levantar la firma. Coco Chanel cerró sus salones y decidió marcharse a Norteamérica durante un tiempo, reclamada por el productor de cine Samuel Goldwyn, que le ofreció la posibilidad de vestir a las estrellas dentro y fuera de la pantalla.








CHANEL

El collar Etoile Filante puede ser la pieza más impresionante de la colección, y el más apropiado de Coco sí misma. 







Con un gran diamante anclar el centro de una estrella , que cae a una cascada de diamantes sin apretar colgados y aún más que rodear el cuello del usuario , esta pieza es la reinterpretación del collar Comète 1932. 
No tiene ningún corchete - igual que el original - y la estrella se puede quitar para ser usado como un broche , al igual que Coco lo hubiera querido , ya que ella pensaba que la joyería no debe obstaculizar la libertad de la mujer. 







Coco liberó a la mujer en otras maneras también , como es sabido usar jersey para crear siluetas más sueltas que estaban desprovistos de los adornos y corsés apretados de los estilos de la época.







La colección 1932 cuenta con una buena cantidad de broches, incluyendo la magnífica Céleste, con 881 diamantes talla baguette que giran alrededor de un inmensa perla cultivada, y el Soleil, con 1.765 diamantes talla brillante unidos por 16 diamantes amarillos. 
Otros puntos destacados incluyen el manguito Franges, con 26,4 signos de intercalación de diamantes engastados en oro blanco, y la pieza de la cabeza Etoile Filante, que se parece a estrellas lloviendo diamantes frente del usuario.







El estilo Chanel
Cuando el 28 de junio de 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, Coco se dio cuenta que los nuevos tiempos exigían un estilo mucho más deportivo y funcional, adaptado a las nuevas circunstancias. Lo primero que hizo fue suprimir el corsé del traje femenino para dar mayor libertad de movimientos a las mujeres. Dos años más tarde introdujo el punto en sus colecciones, un tejido que nadie había utilizado hasta entonces para la alta costura pero que encantó a sus clientes. Con punto confeccionó el jersey, una prenda casi masculina, que fue seguida de la charming chemise dress, un vestido-camisa sin cintura ni adornos que realzaba el busto femenino, sobre el que se imponía llevar perlas.



 



Sus innovaciones fueron aún más lejos: no sólo se atrevió a acortar la longitud de las faldas y a descubrir el tobillo femenino, sino que forzó las mujeres a cortarse el pelo cuando una noche apareció en la Ópera con el cabello corto. Acababa de crear el estilo garçon, que marcó el final de una época. Tuvo la audacia de exponerse al sol cuando el broceado se consideraba sinónimo de plebeyez, y también de imponer su extrema delgadez (fruto, por otra parte, de las privaciones que le imponía la guerra) a todas sus clientes.
En este innovador estilo realizó faldas plisadas de estilo marinero, trajes de talle bajo, pijamas playeros, impermeables e, incluso, ¡pantalones femeninos! Fue ella quien lanzó el impermeable, los trajes de tweed escocés con bisutería llamativa, el zapato de punta redonda y, por supuesto, el célebre bolso con cadenitas doradas que se llevaba en bandolera. Creó también el célebre traje negro (la petite robe noire) que, en diversos modelos, ha sido desde entonces portada de todas las revistas de modas. Y no cabe olvidar el conjunto que lanzó en 1925 y que se convertiría en la estrella de la firma: un traje con falda y chaqueta a juego, de manga larga, sin cuello y ribeteado.








Cada elemento de la extensa colección es única y estará en exhibición en la ciudad de Nueva York este mes y en Tokio en noviembre. 
Es una pantalla una vez que 
se homenajea a quien dedicó su vida tanto al glamour como a la frivolidad del cosmos.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay