sábado, 22 de febrero de 2014

COMO REPARAR EL CUERPO DE UN ANILLO





Saber cómo reparar o reemplazar vástagos desgastados profesionalmente demuestra otro aspecto de la calidad en su taller.






El vástago (aro o cuerpo) entra en contacto con otros objetos y se desgasta más rápidamente que otras partes. 
La solución para un vástago severamente desgastado es instalar uno completo, la mitad o un cuarto vástago. 







Cuando se hace profesionalmente, esto restaura el anillo para que quede en perfectas condiciones y se prepara para un mayor desgaste.




Un Cuarto                 Medio                     Full


Reparación y reconstrucción, Procedimientos


1. Este vástago de anillo se ha desgastado y necesita ser reemplazado. 
Tenga en cuenta que algunos de los diseños se ha desgastado y deberá reponerlo. 
Compruebe que la piedra preciosa no esté floja y busque otros problemas potenciales. 
Limpie e inspeccione todo el anillo.







2. Asegúrese de que la culata de la piedra no se exponga, a continuación, coloque el anillo en el palo de medir para comprobar su tamaño. 
Recupere su forma redonda si es necesario. 
Corte el vástago si necesita aumentar o disminuir el tamaño. 







De esta manera, se asegurará que la parte restante de la caña tendrá el radio adecuado para el nuevo vástago.








3. Quite el vástago desgastado. 
Deje la parte superior intacta, con la misma longitud que queda en cada lado.








4. Presente los extremos cortados en la parte plana del vástago restante. 
Estos extremos son donde debe soldar el nuevo vástago.






5. Calcular y cortar el hilo de un nuevo vástago de la misma aleación que el anillo original. 
El nuevo cuerpo debe ser un poco más grande (ancho y profundidad) que la mayor superficie del espacio de el anillo cortado. 
Marque con el sello quilates apropiado.








6. Recocer el nuevo vástago si es necesario dar forma alrededor del mandril.







7. Coloque la parte superior del anillo sobre el mandril en el tamaño previsto y la posición del nuevo vástago. 
Revise para asegurarse de que es la longitud y el ajuste apropiado.






8. Después de haber alineado los pedazos, soldar un lado con soldadura fuerte. 
Deje que se enfríe, entonces realinea el otro lado si es necesario y termine de soldar. 
Asegúrese de proteger la piedra preciosa si esta fuese sensible al calor.









9. Cuando el anillo se ha enfriado, decape, enjuague e inspeccione su trabajo.






10. Continuar con el detalle del anillo original en el nuevo vástago, la presentación de una puesta a punto así que hay una transición suave de todas las vistas. Vuelva a grabar y dar forma a cualquier detalle que faltaba para que coincida con el anillo original.







11. Pulir, dar acabado y terminar con una limpieza.






Reparación profesional de un anillo






A. No hay juntas de soldadura visibles y no hay hoyos o costuras donde se instaló la parte reparada.

B. La transición entre la parte original de la caña y la nueva es suave, simétrica y uniforme, sin reducción dimensional en cualquier área.








C. El detalle del anillo original ha sido recreado en donde está unido.

D. El detalle es fuerte, la nitidez y uniformidad, no debe estar ni mas pulido ni mas detallado.








E. El interior del aro es liso, no tiene bordes afilados y se ha acabado de manera que quede nuevo y brillante.

F. El nuevo vástago no es demasiado grueso o demasiado fino y es del tamaño correcto del dedo.







Posibles Problemas Potenciales







Este vástago es demasiado grueso, estaba mal soldado y tiene evidencia visible de la instalación.







No fue tomado el suficiente cuidado y el vástago recién instalado es demasiado delgado y demasiado estrecho en el punto de unión. 
También el vástago es irregular en forma y grosor.








No se ha vuelto a crear el detalle original del anillo. El patrón abruptamente termina donde comienza la nueva instalación del vástago.








Esta piedra fue dañado por el calor. 
El joyero, demasiado centrado en la unión de soldadura, se olvidó de mirar por dónde se dirigía el desbordamiento de la llama del soplete, dañando la piedra en el proceso.
Hay muchos casos en que será necesario retirar la piedra y volver a ponerla en su lugar al terminar la reparación.








Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay