miércoles, 2 de abril de 2014

JAVIER SERRATOS PASIÓN Y ORIGINALIDAD





«Creativa, apasionada y única», así describe su obra este talentoso diseñador jalisciense. 

Hijo de padre joyero, se involucró desde temprana edad en los quehaceres de la joyería. 







«Mi padre desde muy joven se dedicó a trabajar en esto. 
Él tenía su taller y toda mi vida me empapé del proceso de creación y la fabricación de las piezas. Mi primera pieza la hice ahí, pero lamentablemente nunca me metí de lleno por cuestiones personales, sin embargo, yo seguí trabajando una que otra pieza, sin el afán de comercializarlas. 







Eran para mi familia, mi padre me ayudaba a terminarlas. 
Así fue como empecé. 
Después lo dejé por muchos años. Cuando mi padre murió tuve la idea de retomarlo. Hace mas o menos un año, una amiga me encargó una tiara para su boda. 
Me emocionó mucho y me puse a trabajar en ello. Es una pasión lo que siento por la creación de joyas. Buscar piedras naturales para mi es fascinante».








Sus piezas son trabajadas exclusivamente en oro y plata con engarces de piedras naturales: 

«Lo que más me apasiona de las piedras es la individualidad que cada una de ellas aporta, ya que ninguna es igual. Yo trabajo con diamantes, esmeraldas, zafiros, rubíes… mis favoritos son las ágatas. Tenemos más de 3 mil variedades aquí en México. ¡Es una maravilla! Trabajo mucho cristal de roca, topacio rutilado, ónix, ópalo… hay un sin fin de piedras ».








Sobre su proceso de producción comenta: 

«Me inspiro mucho ahora en la arquitectura, me encanta pasar por el centro y admirar los edificios de los años 40 y 50. 



 



Así comienza el proceso creativo, el diseño. Después decido qué material quiero usar y qué piedra es la que puede hacer resaltar ese diseño.






Hay piedras muy pesadas que no puedo usar para tal o cual pieza y hay piedras muy ligeras y versátiles. Comienzo a hacer pruebas de colores; corto las piedras y las tallamos… es muy interesante porque cuando las cortas te das cuenta si va a funcionar para el diseño o no. Hay que hacer muchas pruebas para poder decidir qué es lo que va a llevar.



 


El proceso puede cambiar un poco en función de la piedra que encuentre. Después comienzo con el proceso de laminado del metal. Todo lo que yo trabajo en el taller es manual, no hay moldes. 






Es un proceso muy artesanal y de alguna manera lento, pero hace más rica la pieza porque la vuelve única. Eso para mí es muy valioso».








Javier Serratos ya tiene planes para el futuro mismos que representarán un gran reto para su carrera: 
«Pretendo sacar dos colecciones completamente opuestas. 







Una va a tener que ver exclusivamente con la naturaleza, específicamente con Chiapas: sus lagunas y sus colores únicos van a ser la fuente de inspiración de esta nueva colección.







La otra será absolutamente urbana, muy pesada. Espero tener una penetración de mercado importante; que la gente aprecie la individualidad de las piezas, que vean que se puede trabajar bien en México, que tenemos muy buenos materiales para hacerlo, muy buena mano de obra, que veamos que podemos competir con cualquiera; quiero que la gente sepa que no es tan difícil hacerlo si lo haces con pasión y convicción».








La marca Javier Serratos ya se encuentra constituida y es el propio Javier quien crea, diseña y fabrica sus joyas; éstas se encuentran a la venta en la galería ‘Cielito Lindo’ de Puerto Vallarta y en su página de Internet: 
https://www.facebook.com/pages/Javier-Serratos-Arte-en-Joyeria/108186002587608







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

FERNANDA BARBA DE MÉXICO AL MUNDO


Con solo 28 años, Fernanda Barba ya tiene una posición de éxito dentro del movimiento de joyería contemporánea.








Su marca "Don't Trash It!" está compuesta de joyas fabricadas con materiales ecológicos como madera, acrílico, retazos de tela y lana








"Yo creo que la joyería no debe ser apreciada únicamente por el material con el que está hecho, sino por el concepto, diseño y sentimiento con el que se creó la pieza" explica la diseñadora.








Fernanda se encuentra también en proceso de consolidar una nueva firma de joyería de autor, llamada LAFIER.







Fernanda Barba es una diseñadora joyera nacida en Chihuahua, pero afincada entre Guadalajara, Jalisco y la Ciudad de México. 
Después de ser egresada de la carrera de Diseño Integral, en el ITESO, comenzó a trabajar y desarrollar su labor enfocada a la manfactura de accesorios, lo que tiempo después se tornaría en estructurar un fuerte imaginario que la ha llevado a ser uno de los talentos más prominentes en la nueva ola de creadores de joyas contemporáneas.








¿cómo defines tu trabajo?

Me considero una diseñadora apasionada por la joyería contemporánea.

Mi trabajo lo defino como una búsqueda continua de expresiones y formas que dan como resultado objetos para interactuar.







Me gusta manipular todo tipo de materiales «a veces poco convencionales en el campo de la joyería», pero son materiales que toman su valor una vez trabajados sobre un concepto específico. Me ayudo de la tecnología sin dejar a un lado las técnicas del oficio (eso para mi también es muy importante).







Objetos que toman vida al ser portados, sentidos y vividos; objetos que con el uso son descubiertos, como es el caso de las piezas que realicé en concreto.







¿Cuál es tu concepción de joya?

La joya como recurso de expresión, objeto que por su intención deslumbra y nos invita a entrar en conversación.

Cuéntanos sobre los proyectos en los que te encuentras involucrada







Tengo una marca que se llama Lafier, que es relativamente nueva y se encuentra en proceso de desarrollo y exploración, ya que me estoy enfocado a la joyería tal y como se conoce con la concepción de joyería contemporánea. 
Además de este proyecto tengo otra marca que lleva ya cinco años, donde trabajo mucho con materiales reciclados y de ahí el nombre «Don’t trash it!», me refiero a ella como un poco más “juguetona”.







Estoy también dentro del colectivo de Joyería Contemporánea SIN-TITULO, donde se intenta promover esta disciplina como “arte”, haciendo desde instalaciones hasta piezas o exposiciones, workshops y colaborando con galerías y otros proyectos. Colaboro también con TWE dando talleres en GDL y San Luis Potosí.








Trabajo también como diseñadora dentro del taller de Iker Ortíz, que es un joyero mexicano de quien me interesa mucho la manera en cómo trabaja y el desarrollo de sus colecciones; para mi es una de las firmas más interesantes y con más calidad en México.







¿Qué te inspira a crear joyería? ¿qué temas te interesan retratar en tus piezas?

Me interesa la relación del cuerpo-objeto; objeto-espacio. La geometría, la ausencia, lo sólido y lo cotidiano. Cuestionar el valor y estatus de una joya, olvidarse de las tendencias y retomar lo auténtico.







La realidad es que los temas y búsquedas a plasmar en mi trabajo van cambiando conforme a las vivencias. 
Al llegar al D.F. empecé a interesarme por un tema en particular: No perder la capacidad de asombro. 







Vivimos a prisa, no observamos ni escuchamos nuestro alrededor, parece que dejamos de sentir, entonces, ¿qué pasa sí se deja una joya en una rincón de la ciudad? ¿alguien la notaría o sería ignoraría? ¿se sorprendería y sonreiría?








Volver palpables esos sentimientos que parecen estarse perdiendo.

Lafier es una marca que busca experimentar dentro de la joyería y en un nuevo mercado de personas que estén intestados en portar piezas con materiales diferentes «tanto como lucen en el cuerpo como lo que expresan».








El trabajo que realizo aquí ha estado enfocado mucho al desarrollo de piezas para manos y/o cuello; me interesa mucho la geometría y todo lo que conlleva –desde las formas básicas, a formas más complejas–.







Descubre su trabajo en www.dontrash-it.blogspot.mx y www.lafier.tumblr.com



lafier8


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay