miércoles, 28 de mayo de 2014

EL NEGOCIO DE LAS PIEDRAS PRECIOSAS





El negocio secreto de las piedras preciosas


Richard Hughes es como el "Indiana Jones" moderno de las piedras preciosas. 
Hace décadas, ese americano recorre el planeta atrás de las gemas mas valiosas, encarando por el camino aventuras dignas del cine. 
Esa industria, que mueve US$ 10 billones por año, es llena no solo de belleza, sino de mucho misterio.








Al contrario del negocio mundial de los diamantes, que es en gran parte controlado por empresas gigantes como De Beers y minuciosamente monitoreado por inversores e banqueros de Wall Street, el mundo de las piedras preciosas de colores aun es dominado por pequeños mineros y aventureros que van a algunos de los lugares mas peligrosos y subdesarrollados del mundo en búsqueda de nuevos tesoros. 








Las mejores piedras por lo general vienen de países como Madagascar, Colombia o Mianmar, donde el contrabando muchas veces es inevitable e impune, los registros son deficientes y los dueños de las minas con frecuencia impiden a presencia de comerciantes por miedo de que hagan sus propios negocios  con los habitantes locales.








En algunos casos, especialistas como Hughes compran piedras de mineros o intermediarios que las revenden a clientes ricos. 
Hay gemas que llegan lo público a través de minoristas que las compran en subastas o mercados abiertos en Tailandia, India u otros centros de procesamiento. 








Solo en una subasta en Mianmar, en 2011, las ventas llegaron a US$ 2,8 billones. 
De cualquier forma, os compradores de piedras preciosas raramente tienen idea de donde vienen las piedras, mismo se quisieran, probablemente no tendrían como descubrir su origen. 








Cuando se trata de rastrear los datos mas básicos sobre cuales países producen la mayoría de las piedras, la industria es muy vaga, dice Jean Claude Michelou, vicepresidente de la Asociación Internacional de Piedras Preciosas de Colores, entidad que representa el sector.








Realmente, es prácticamente imposíble encontrar un director presidente o grandes accionistas por detrás de las mayores minas de rubí o zafiros del mundo. 
En Mianmar, país que ya hace mucho es considerado el principal proveedor mundial de rubíes y jade, muchas minas son controladas por los militares o sus colaboradores mas próximos, incluyendo algunos que son alvo de sanciones de los Estados Unidos impuestas años atrás para punir al autoritario régimen militar del país.








Pero las piedras también pueden venir de recolectores privados cuyas identidades pueden ser desconocidas fuera de sus países.








Uno de los magnates que Hughes conoció durante una de sus cazadas por jade en minas de la remota Hpakant, en Mianmar, era un ex-chofer de taxi que comenzó con una piedra en bruto que compro por 23 dólares a un pasajero y revendió por 5000 dólares a un comerciante de Jade. 








Cuando Hughes lo conoció en 1996 el estaba posando para una fotografía en una sala llena de jade.
Al mismo tiempo es dificil acompañar el crecimiento de la industria, los especialistas dicen que los precios vienen subiendo significativamente en los últimos anos, en gran parte porque o el suministro es inconstante. 








Robert Genis, un comerciante y cazador de piedras preciosas de Arizona que entró para el negocio en la década de los 70, dice que los rubíes de alta calidad de Mianmar cuadruplicaron de valor al público, para mas de US$ 40.000 el quilate, desde mediados de la década del 90, mientras las esmeraldas colombianas prácticamente doblaron de valor en relación al inicio de los años 2000. 








Hughes, que ya viajó para mas de 30 países en búsqueda de piedras y ahora vive en Bangkok, dice que los precios del jade aumentaron en diez veces en los últimos cinco años, debido en gran parte al aumento de la demanda en China, aunque recientemente los precios cayeron levemente.








Para quien esté dispuesto a mantener sus piedras durante un largo período, el retorno puede ser enorme. 
Considere que un zafiro de 62 quilates que John D. Rockefeller Jr. compró de un marajá indiano en 1934 y lo transformó en un broche para su esposa. 
La familia vendió la piedra en 1971 a un negociante de joyas por US$ 170.000. 
Nueve años después, esa piedra volvió al mercado y se vendió por US$ 1,5 millones, y en 2001, fue revendida por mas de US$ 3 millones. 







Otro zafiro famoso, comprada por el empresario James J. Hill para su esposa en la década de 1880, por US$ 2.200, fue vendida por mas de US$ 3 millones en una subasta en 2007.



 



El diamante aun continua a ser el mejor amigo de una mujer, como dijo una vez la actriz americana Marilyn Monroe, pero las piedras de colores continúan a tener una fascinación casi místico.







Parte de la atracción está ligada a su belleza luminosa a su rareza. 
Para muchas personas ricas, especialmente en Asia, no hay nada como ter una colección de piedras brillantes que pueden transportar o esconder para vender en caso de emergencia. Esto se ha vuelto muy común con la crisis global.







Encontrar nuevas grandes piedras para saciar la demanda mundial,  no es una tarea simple. Y es ahí que los cazadores entran en acción.







Genis, el negociante de Arizona, dice que entró en ese negocio cuando aún estaba en la facultad, cuando estudió los mapas para ver donde existían los recursos naturales minerales del mundo mas codiciados, incluyendo estaño, oro y cobre. 







Fue el pequeño símbolo verde en Colombia representando depósitos de esmeraldas que mas le atrajeron.
El vendió un equipo de audio y un auto viejo juntando así 1.000 dólares para el viaje.







Después de un largo viaje en ómnibus asta la frontera con Mexico, algunos trenes, y muchos pedidos a camioneros que lo llevaran gratis, llegó al dfistrito de las esmeraldas de Bogotá y usó el dinero para comprar piedras preciosas.
Al volver a EUA duplicó el dinero y pensó: "Esto es mas fácil que estudiar en la facultad..."







Después de varios viajes el estaba ganando lo suficiente como para viajar de avión.

Hoy el contrata otras personas para buscar muchas de las piedras que vende.







El último gran descubrimiento es un zafiro de 39 quilates que ahora está esperando de ser rematado en Sotheby's. 
Genis dice que calcula que la piedra puede alcanzar hasta US$ 1 millón. 







"Para muchos de esos coleccionistas, es casi como la heroína: cuando comienza con la colección no se consigue parar", dice.
A medida que la demanda por piedras preciosas de colores continúa creciendo, una pregunta permanece en el aire: será que esa industria puede autorregularse? 
Parte de la respuesta puede estar a medio mundo de distancia de Mianmar, en Londres, en el noble barrio de Mayfair. 
Ahí hay un grupo de veteranos de la industria de la minería están elaborando su propio plan para obtener mas piedras de colores.







A empresa del grupo, la Gemfields, está intentando convertirse en una potencia industrial, algo como la De Beers de las piedras de colores. 







Apoyados por un ex director presidente de la mineradora anglo-australiana BHP Billiton, la mayor mineradora del mundo, la Gemfields afirma que tiene como meta asegurar los derechos sobre un porcentage grande los suficiente de la producción mundial de piedras preciosas como para introducir procesos modernos de minería y, así, asegurar un volumen de piedras mas previsible en el mercado, al mismo tiempo que invierte en marketing para hacer que las piedras sean mas conocidas.







Ian Harebottle, el director y presidente de la empresa dice que hasta los años 40 las piedras de colores eran muy populares, tanto como los diamantes hasta que De Beers puso en acción un plan de marketing con el lema, "un diamante es para siempre"
Hoy, las ventas de piedras de colores son solo una fracción de los US$ 70 billones del comercio internacional de diamantes, y los mineros de pequeño porte que dominan el negocio no tiene el dinero o la escala necesarios para hacer mucha cosa, dice el. 







A Gemfields ya produce el 20% de las esmeraldas del mundo, en una gran mina de la cual as socia en Zambia. 
La empresa informa que es responsable por hasta el 40% de la oferta mundial de amatista y está comenzando a producir rubíes en un gran depósito en Mozambique. 







A Gemfields quiere expandirse en otros lugares - inclusive Mianmar, se el gobierno del país mantiene el ritmo de las reformas y la situación de los derechos humanos mejora.







Gemfields también compró recientemente la Fabergé, famosa marca de joyas de la cual ya hemos hablado bastante en otros post del blog. 
La idea es usar a Fabergé, que tiene tiendas en todo el mundo, para comercializar algunas de sus piedras el el segmento ultra-lujo, a medida que crean una de las primeras cadenas del mundo de abastecimiento de piedras de colores, de la mina al mercado.







Al mismo tiempo que otras empresas están intentando hacer lo mismo, por ejemplo la Tanzanite One Mining y su controladora, a británica Richland Resources Ltd., quienes han ayudado a transformar el mercado de la tanzanita al invertir en minas que antes eran artesanales.







Y hasta mismo las minas de Hpakant, en Mianmar, están adoptando mas mecanización en los últimos años, con máquinas de terraplanage substituyendo muchos trabajadores, aunque el local, en general, continúe fuera de control. 







Muchas personas incliyendo varios cazadores son escépticos en cuanto a esto, los principales depósitos de piedras del mundo, afirman, son muchas veces pequeños demás para justificar grandes inversiones y por lo general son mejor explotados de manera manual. 






Intentar integrar todas las minas serí imposible, y por otro lado no se si sería bueno otro sistema como el de los diamantes que además de controlar deciden el costo de acuerdo a su propia conveniencia, siendo que hay piedras muchísimo mas raras que el diamante son estos los que dominan el comercio y los precios.







"Las piedras preciosas son diferentes de otros tipos de minería", dice Hughes, porque hay una alta concentración de valor en áreas muy pequeñas y relativamente pocas piedras. Además de eso, apenas las personas, y no las máquinas, pueden separar especímenes valiosos de los que no valen nada, y eso incluye a los mineros artesanales que hoy controlan gran parte de la actividad







Se las grandes empresas intentan imponer mas orden, dice el, siempre habrá personas buscando la manera de contorna el sistema.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EL SOLITARIO





Solitário: un simple anillo que lleva una gema única.
Según la diseñadora de joyas Deborah Rosenblit, “Un solitario es la joya que toda mujer desea tener".
En Kaia Joyas Uruguay tenemos mas de 100 modelos para todos los gustos, consulte por el suyo.







Por lo que simboliza, amor y eternidad, el anillo solitario se convierte en el objeto de deseo de todas las mujeres, desde la mas moderna que no se apega a las tradiciones hasta la mas romántica, aquella que no dudaría en cambiar su carrera por el amor de su vida.







História

En la imaginación de toda mujer hay un anillo solitario que simboliza el pedido de casamiento. 
Según una leyenda muy antigua, en el dedo anular de la mano izquierda existe una vena que llega directo al corazón, siendo el anillo un aro que simboliza el amor en el cuerpo e la mujer







Según la profesora de historia de joyería del Instituto Europeo de Diseño (IED) Eliana Gola, el primer solitario data de 1477. “Maximiliano, duque de Austria, eligió un diamante muy puro y mando ponerlo en un aro para regalárselo a su amada, Maria de Borgonha, en el día de su compromiso. 







En esa época no había aún lapidación en facetas, y apenas las caras natiurales del diamante eran pulidas”, conta la profesora.







Modernamente

Por ser un clásico, a joya pode estar el el dedo mas libremente, componerse con aparadores (anillos de complemento), con la alianza de casamiento o sola.







El uso de gemas de colores, nuevas lapidaciones que no son la tradicional del diamante en talla brillante, o el uso de metal amarillo o aros con piedras menores o cubiertos de pequeños diamantes son algunas de las variantes que el mercado tiene a disposición para el tradicional anillo, que de solitario solo le queda el nombre, yá que marca o dulce encuentro de las almas gemelas.







Debutando

El solitario también es común como regalo de cumpleaños para las chicas de 15 años, en los cumpleaños se usan como símbolo de cambio de niña a adulta.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay