sábado, 5 de julio de 2014

PORQUÉ INVERTIR EN MONEDAS DE ORO




El oro es utilizado como ornamentación o bien como medio de pago en las transacciones entre los hombres durante aproximadamente
seis milenios. 
Desde entonces, el Oro no ha dejado jamás de suscitar la codicia a razón de su valor y rareza, de su belleza y de sus propiedades físicas que lo hacen un metal excepcional: el Oro resiste a la corrosión, no se oxida, no se empaña (3500 años después, la máscara de Tutankamon brilla como el primer día).






También, el Oro posee una conductividad  eléctrica récord
Es un metal muy dúctil (con 31 gr se puede hacer un hilo de 8 km de largo). 
El oro es muy reflectante y absorbe poco los rayos infrarrojos. 






Tiene una gran aceptación universal, gran valor por unidad de peso, divisible, intercambiable, difícil de falsificar, fácil de reconocer, raro pero presente en todo el planeta, deseable, de un valor estable e intrínseco. 






Tales características hacen del oro el metal perfecto para convertirse en moneda o al menos en un valor refugio universalmente reconocido. 
Así las primeras monedas de oro fueron hechas en Persia en el Siglo VI aC en los bordes del río Pactolo, en la época del Rey Crésus.
Aunque desde el año 1971, las monedas no están ligadas al Oro, los principales bancos centrales consideran siempre al metal precioso como el último refugio en caso de crisis y continúan conservándolo en decenas de millares de toneladas en forma de lingotes y monedas.






Hoy, el oro cotiza en las principales 
bolsas del mundo. 
Aunque usted esté en la 
India, Rusia, China, Oriente Medio, Europa 
o USA, podrá encontrar siempre compradores 
o vendedores de oro y seguirán los 
precios comunes de todo el mundo, porque 
el Oro es único.






La demanda es ampliamente superior a
la oferta. 
La producción minera 
ha disminuido constantemente desde el 
2000. 
África del Sur está en su nivel mas 
bajo de producción desde 1922 y Australia 
desde hace 13 años. 






Muchas minas en el 
presente están cerradas. Y por qué no abrir 
mas ? Abrir nuevos yacimientos es muy 
costoso y tarda entre 7 y 10 años. 
El déficit 
creciente entre la oferta y la demanda ha 
sido colmado, hasta ahora, gracias a las 
ventas efectuadas por los bancos centrales.
Pero queda todavía mucho Oro por vender
en las cajas fuertes de Fort Knox?
En paralelo, las necesidades no dejan de
crecer. 
Por ejemplo, La India consume ella 
sola el 25% de la demanda mundial y experimenta
un crecimiento récord desde hace 
varios años. 
Teniendo en cuenta el consumo 
actual y las cantidades aun no extraídas, 
quedarían solamente 30 años de reservas.






Desde que el oro se separó del dólar en
1971, protagonizó una ascensión fenomenal,
de 35 dólares/onza en 1971 a
850 dólares /onza el 21 enero de 1980.

1 oz t = 31,1034768 g

La gente, no tenía confianza 
en el dólar, decidieron durante 
este período cambiarlo
masivamente por Oro.
El dólar perdió entonces la 
mitad de su valor en el mercado 
de divisas.
Voltaire, sin conocer el dólar 
había hecho ya un análisis 
sobre el tema unos siglos 
antes:






Una moneda, basada 
solamente en la confianza 
del gobierno que la imprime,
termina siempre por regresar a su 
valor intrínseco, es decir cero.

En tal contexto, cuál es el potencial
de progresión del Oro?

Si traemos el valor del oro de 1980 ($ 850 la
onza) al nivel de inflación actual, 
tendríamos una onza de oro cerca de los 
$ 2200. 






El margen de crecimiento sigue 
siendo importante, todos los analistas 
están de acuerdo en ello. 
Aunque, el nivel 
récord de 1980 dio lugar mas tarde a una 
fuerte caída , el contexto económico de la 
época era ampliamente diferente al de hoy.
Actualmente, nos enfrentamos a un 
constante aumento desde 2.001, existe una 
verdadera demanda.
Los expertos consideran que existe un
enorme potencial, encontrándonos aun
en los inicios. 
Según ellos, la onza de oro 
podría progresar de $ 100 a $ 150 por 
año.
Los bancos centrales chinos y
rusos desean hoy diversificarse 
fuera del dólar. 
Incluso el Euro, fuertemente 
atacado, podría encontrarse en una 
situación difícil. 
El oro podría convertirse 
en el principal componente de una moneda 
internacional en el futuro.






Indicadores que incitan a 
apostar por una subida 
del Oro, larga y duradera.

1 - Más que todos los demás indicios, el precio del 
oro ha evolucionado ampliamente desde el 2.000 hasta 
hoy. 
Se ha mas que quintuplicado durante este
período sin haber alcanzado aun los niveles de 1980 
(ajustado por la inflación ).






2 - Las empresas que explotan yacimientos de oro, 
han cerrado las minas mas difíciles a explotar para 
mejorar su rentabilidad. 
La producción de oro mundial 
se estanca. 
Son necesarios entre 7 y 10 años para
explotar nuevos yacimientos, durante este período la 
demanda será mas fuerte que la oferta.






3 - El oro siempre progresa cuando las tasas reales 
son bajas. 
Estamos en un período de tipo de interés
bajo, incluso muy bajo.

4 - Desde el 2004, los bancos concluyeron los acuerdos 
de Washington que pretendían regular y limitar 
las ventas de las reservas de oro de los bancos centrales.
Una afluencia masiva de oro proveniente de
los bancos centrales no se espera.






5 - La demanda no deja de aumentar, particularmente 
en la industria y la joyería. Estos dos sectores 
representan alrededor del 70% de la demanda mundial 
con una progresión anual del 5 al 8%.

6 - El oro vuelve a ser un valor refugio y las
compras de oro financiero estallan. Desconectando 
de las acciones o de los bonos, el oro aparece 
como una herramienta de diversificación de cartera 
para los fondos de pensión y para los inversores 
profesionales.






7 - La crisis ha hecho tomar conciencia a los
ahorradores sobre el riesgo de las inversiones monetarias 
dinámicas. 
Esto puso en marcha el interés 
por comprar oro.

8 - Desde el 2002, el Dólar o bien el Euro no
dejan alternativamente de perder su valor frente a 
las otras divisas. 
El oro es visto como antidinero 
fiduciario por excelencia. 
El oro cotiza 
en dólares, una baja de este último conduce a una 
subida mecánica del curso de los metales preciosos.
Para contrarrestar los efectos de la crisis, la
FED debe mantener las tasas de interés bajas y 
por lo tanto el dólar seguirá débil. 
El mismo 
efecto se produce con el Euro.






9 - El oro es a la vez una protección contra la
inflación y deflación.

10 - El oro físico (en forma de lingotes y sobretodo 
de monedas) es considerado por los particulares 
como una muralla contra la crisis, y el único 
seguro contra incendios de su patrimonio.






Usted tiene diferentes formas de invertir en
Oro :

· Comprar acciones de minas de oro. 
Pero 
esto se queda en inversion bursátil, y el curso 
de tal o cual mina de oro no siempre va correlacionado 
con la subida del Oro . 
Según las 
minas en las que invierta, los movimientos al 
alza o a la baja pueden ser muy importantes.
Invertir en las minas de oro debería estar reservado 
para los expertos que conocen los
riesgos que toman.






· Comprar oro físico en forma de lingotes
certificados.
En este tipo de elección , la 
fluctuación de su inversión está directamente 
ligada a las fluctuaciones del oro.

Está bien, pero tenemos aún una mejor:

· Comprar monedas de oro consideradas
como oro de inversión y guardarlas en una
caja fuerte bancaria situada en el país que
cumpla con sus expectativas en términos de
seguridad.






La ventaja de las monedas es la prima que tienen 
asociada. 
En periodos de alta demanda 
como en una crisis, esta prima puede aumentar 
de forma espectacular, aumentando el valor de 
la inversión de manera significativa.

Las monedas de oro, la mejor fórmula 
de inversión en oro físico:

No existe ninguna moneda que pueda ser considerada 
como la mas segura para invertir. Es 
todo una cuestión de gusto personal, y a menudo 
el país en el que vivimos dicta su
elección.






Un número determinado de personas bien
puede preferir las Eagles Americanas, mientras 
que otras los 50 Pesos Mexicanos.

Los franceses por ejemplo casi siempre optan
por los Napoleones.
Existen muchos tipos de monedas diferentes en 
todo el mundo, como el Krugerrand de
Sudáfrica, el Nugget Australiano, el Soberano
Británico, el Panda Chino y la Maple Leaf Canadiense.






Para el pequeño ahorrador que desea invertir en oro físico, las monedas representan la mejor inversión posible ya que pueden mas fácilmente fraccionar el capital a invertir que una barra de 10kg, o un lingote de 1kg. Luego, en un poderoso mercado alcista a largo 
plazo sobre el oro, las monedas pueden 
ser mas difíciles de conseguir (mas compradores que vendedores), entonces se venderán mas caras que el valor del oro que contienen.
En 1980, la prima de la moneda mas popular de Francia: el napoléon de 20 Francos alcanzaba el 100%, lo que significa que el napoléon valía dos veces mas que el valor de su peso en oro.

Debido al contexto, los expertos recomiendan
tener hoy del 10 al 20% de los 
ahorros o patrimonio en oro físico. 
Entonces 
por qué, en ese caso, no invertir en monedas 
de oro? 
Paradójicamente, las monedas 
de oro son el soporte de una inversión segura 
la mas moderna debido al potencial del oro, del
efecto de apalancamiento que representa la prima, 
de una fiscalidad cada vez más ventajosa y 
de su reconocimiento universal.






Las monedas 
de oro tienen una historia. 
Su pátina y 
cada uno de sus pequeños arañazos están ahí 
para recordárselo.

No son sólo una pieza de metal precioso
con un punzón y un número, como un lingote.


Que monedas comprar

En primer lugar, debemos razonar 
mas con la lógica del inversor 
y menos con la del coleccionista
.
Esto significa que debemos dirigirnos mas
hacia las monedas que entran en la categoría
de oro de inversión. 







Se considera como oro de inversión las monedas de una pureza (proporción de oro) igual o superior a 900 milésimas, que hayan sido acuñadas después del año 1800, que tengan (o hayan tenido)
curso legal en su país de origen y que su precio de venta no supere el 80% del valor del oro que contienen.

Este 80% representa la prima mencionada
anteriormente.
La prima es un verdadero efecto de palanca
que multiplica su inversión en oro 
a largo plazo. 
Solo las monedas de oro 
poseen una prima potencialmente significativa.






Consulte el glosario al final del post 
para saber mas sobre la noción de prima:
principal criterio determinante para evaluar
si una moneda de oro es mas ventajosa
y segura de comprar que otro soporte
ligado al oro.

Es esencial que nos focalicemos en la compra
de monedas cuyo potencial de subida 
sobre la prima sea elevado y comprarlas en 
el momento en la que ésta sea mas baja.

Así mantendrá intacto el potencial de subida
de la moneda, tanto al nivel del oro, como
al nivel de la prima, que no hará sino 
mas que aumentar en el tiempo.

Una moneda es un verdadero testigo de
nuestra historia. 






Aunque no existe un método científico para
evaluar la calidad de las monedas de
oro, sin embargo hay una escala de notación
basada en criterios objetivos (calidad
de detalle) y subjetivos (aspecto global).

Comprar una moneda de 
oro para inversión ligeramente gastada o patinada 
no supone un problema en absoluto.
Lo importante, es que no haya perdido su material, 
es decir que su peso en oro, al momento 
de la compra, sea sustancialmente el mismo 
que su peso de origen, y que su calidad le 
permita adquirir con el tiempo una prima.


Las monedas que más interesan para
inversión :


1. Los Cincuenta Pesos Centenario

Es una moneda ampliamente reconocida y ha
sido acuñada en grandes cantidades. 
Es la insignia 
de México.






Aun si la diferencia de prima es pequeña sobre 
esta moneda, constituye hoy una elección 
adecuada para un inversor en monedas de oro 
a largo plazo.
Efectivamente es una de las monedas de oro
que da una prima baja y permite posicionarse
sobre el valor del oro a diario. 
Es evidente que 
en caso de crisis grave, la prima de esta moneda 
subiría, y más en los países hispanos.
Al contrario de la Krugerrand, la producción
de los 50 Pesos Centenario ha finalizado, por 
lo tanto se enfrenta a su propia rareza.
Para la compra, es recomendable evitar las transacciones 
directas con cualquiera persona, ya 
que esta moneda fue bastante copiada y hay numerosas 
falsificaciones circulando en el mercado.
Comprar una moneda de 50 Pesos Centenario
hoy, para venderla cuando la prima haya subido, 
puede ser una decisión muy inteligente y 
acertada, solo se necesita ser muy paciente y no 
comprar a cualquiera.


2. Krugerrand de África del Sur

Acuñada en África del Sur desde 1967, la Krugerrand 
es la moneda de referencia para los inversores 
del mundo entero.
Su prima es débil aparte de la crisis y su graduación 
en oro (proporción de oro) de 916.67 
es ligeramente superior a la de los Napoleones.






Acuñada según un peso de una onza, es fabricada 
desde 1980 en 1/2 , 1/4 y 1/10 de onza. 
Es el 
deber del ahorrador.


3. 20 Francos Oro de Napoleón

El Napoleón es la moneda de oro representativa 
del espíritu francés. 
Poco conocida más allá 
de las fronteras francesas, sin embargo es una 
de las más conservadas en el mundo, principalmente
por los franceses que están muy apegados
a ella.






Fué acuñada en 1802 y 1914 (reacuñada en los 
años 1950/60).
Existen numerosos tipos, todos de 21 mm de
diámetro y de un peso de 6,45 gr, entre los
cuales algunos interesan menos al inversor
porque la prima es de por si muy elevada
(Bonaparte, Napoleón I, Louis Philippe).
Tienen mas interés para los numismáticos.
Las monedas a escoger para invertir serán mas 
bien los Cérès, los Napoleónes III Cabeza
desnuda o bien Cabeza Laureada, los Genios
de la III República, y sobretodo las Marianne
Coq "Dios Protege a Francia" o bien
"Libertad, Igualdad, Fraternidad", estas últimas 
con un nuevo aspecto.
Acuñadas en gran número , estas monedas son 
hoy fáciles de conseguir y la prima sigue siendo 
baja. 
En los años 80, llegaron a valer 1 y media
y 2 veces su peso en Oro, ya que eran bastante 
demandadas.


4. Soberano Británico

Entramos en la categoría de todas las monedas 
de oro acuñadas por el Reino Unido desde la 
ley monetaria del 22 de junio de 1816 hasta la 
exclusión de monedas australianas, canadienses 
y sudafricanas.
Esta moneda pesa 7,988 g. y su pureza es de
916,67 de oro.






Los inversores se interesan mas por los tipos
Georges V y Elizabeth II. 
El soberano británico 
es sin duda una de las monedas de oro más 
respetada y segura jamás acuñada.


5. 20 Francos Suizos Vreneli

Esta moneda, acuñada en el marco de la Unión 
Monetaria Latina, posee características físicas 
idénticas al Napoleón 20 F.
Mas bien común, su prima es similar a la del
Napoleón. 






Esta moneda es muy solicitada en su 
país de origen, pero encuentra bastante aceptación
y éxito en el resto de países europeos, que
se interesan por el oro de inversión: Alemania, 
Francia, España etc.
Comprar un 20 Francos Vreneli es comprar un
pequeño trozo de Suiza, con todo lo que esto
evoca. 
Al haber circulado poco, esta moneda ha
conocido sobretodo la calma de las cajas
fuertes. 
Debido a ello por lo general luce como 
nueva.
Una buena alternativa entre las monedas de oro.


6. 25 Pesetas de Alfonso XII

Moneda nacional representativa de España, valorada 
mas que todo por los numismáticos, pero 
que en tiempo de crisis adquiere un especial valor, 
debido a que los inversores se decantan por 
las piezas nacionales.
La moneda de 25 pesetas es una de las más populares 
del catálogo de monedas de oro que circulan 
actualmente por el territorio español, incluso 
también demandada por personas de otros países, 
que se interesan por su valor histórico y 
económico.






Al ser una de las más conocidas su prima puede 
aumentar considerablemente en tiempos de crisis, 
adquiriendo valores muy tentadores y bien 
posicionados en el mundo de la oferta y la demanda, 
como sucede por ejemplo con 
el Napoleón en Francia, que puede alcanzar una 
prima del 100% en épocas difíciles.
Es un tipo de moneda que se puede destinar como 
ahorro a futuro, garantizada por su buen estado 
de conservación y calidad.


7. 20 Dólares Liberty de Saint 
Gaudens

En 1986 en los Estados Unidos de América se
empezaron a acuñar monedas bullion asombrosas 
para competir con otras monedas mundiales.
El valor de estas monedas fue apreciado por
estar atado directamente a su valor metálico,
aunque en algunos casos (donde las acuñaciones 
eran bajas), se desarrolló una prima 
sobre su valor nominal.






El anverso sigue el diseño artistico creado por
Augustus Saint-Gaudens, resultado de una cena 
en la Casa Blanca entre el presidente Theodore 
Roosevelt (1901-1909) y el famoso escultor.
Roosevelt estaba más interesado que la mayoría 
de sus predecesores en el aspecto de las monedas 
nacionales, y deseaba que fueran comparables, 
en belleza y relieve, a las de la antigua 
Grecia.
Saint-Gaudens aceptó el desafío y creó primero 
una moneda de 20 dólares.
De estas monedas se realizaron 5 emisiones.
Los ciudadanos las aceptaron favorablemente,
pero los banqueros y hombres de negocio se
quejaron: eran difíciles de apilar.
Para responder a esos reproches, así como a los 
de la Casa de Moneda, que afirmaba que la
acuñación de esas monedas era incómoda, se
prepararon nuevos troqueles para los 20 dólares 
con la fecha en cifras árabes y con mucho menos 
relieve. 
Estas fueron emitidas a finales de 
1907 y en el transcurso de los años siguientes.
El gobierno americano garantiza el contenido
de oro de esta moneda , el peso y la pureza
(91.67%), y puede comprarse de 1 onza, 1/2
onza y 1/4 de onza


8. La Vera Valor la moneda de Oro 
lingote

Acuñada en Suiza, y con características físicas
que permiten compararla a la Panda China, la
Vera Valor es una moneda única y atípica. 
En 
primer lugar guarda una voluntad clara de universalidad, 
ya que no está ligada a ningún país 
en especial, ni a ninguna religión ni cultura, y 
mucho menos a ninguna moneda fiduciaria.






La traducción de la palabra “ONZA” en cinco
idiomas es el detalle de universalidad que desea 
abarcar, en las lenguas más  importantes y las 
más habladas en todo el mundo.
Los clientes que compren esta moneda tienen la 
posibilidad de personalizarla con iniciales que 
precederán al número de serie, por ejemplo:
JFK 45789.
Es un producto de inversión en oro muy seguro, 
con un diseño moderno y personalizado, cuenta 
con el sello de Extracción limpia tan importante 
para el medio ambiente. 






El oro que contiene ha 
sido extraído de la forma menos agresiva para 
la naturaleza, sin cianuro y sin mercurio


Glosario

Anverso: 
Es la cara de una moneda que
contiene el motivo principal grabado
(generalmente, un retrato). 
La otra cara se 
denomina reverso.






Quilate: 
El quilate (símbolo ct) es una 
medida de la pureza de un metal precioso, 
como el oro. 
En este contexto, un quilate representa 
una 1/24 parte de la masa total de 
una aleación.
Por ejemplo, oro de 21 quilates significa que
en 24 gramos de aleación tenemos 21 gramos
de oro puro. 
El oro de 24 quilates es el oro 
puro. 
El oro suele estar aleado a otros metales
que le otorgan la dureza, la resistencia y
el color deseados.






Ceca: 
Símbolo grabado sobre una moneda
que identifica el taller en el cual ha sido
acuñada y/o el grabador y/o el director del
taller.
En España, debido a la diversidad de la moneda, 
se intentó equiparar el símbolo distintivo, 
aplicando un criterio que las unificase, 
entre los años 1848 y 1850. 






Lo que afectó 
también a las cecas, que pasaron de ser representadas 
por letras y símbolos, a estrellas, 
que dependiendo del número de puntas indicaban 
la ciudad en la que habían sido acuñadas 
las monedas.
De esta manera:

8 puntas: Barcelona
7 puntas: Sevilla
6 puntas: Madrid
5 puntas: Filipinas y Puerto Rico
4 puntas: Jubia (Coruña)
3 puntas: Segovia

Estados de conservación de las 
monedas: 
El estado de conservación es 
un criterio de clasificación de las monedas 
además de su tipo y milésima. 
Este estado 
es uno de los principales factores para cuantificar 
el valor comercial de una moneda.

Existe una nomenclatura para designar estos
estados:

PRF= Pruebas o Proof
En realidad no es un estado de conservación,
sino que es una técnica distinta de fabricación.






Se utilizan unos cuños especialmente
pulidos y un fondo muy brillante llamado
fondo espejo.
Van casi siempre 
destinadas a coleccionistas, de ahí su 
acuñación tan cuidadosa y esmerada.

F.D.C = Flor de Cuño
Es el grado más alto de conservación de una
moneda. 
Normalmente van destinadas a 
coleccionistas y son las primeras monedas 
obtenidas de cuños nuevos.
No deben tener la más mínima raya, ni 
golpe.






S.C = Sin circular
Totalmente nueva que nunca a entrado en
circulación. 
Sólo puede tener los leves y 
casi invisibles arañazos o golpes del 
proceso de fabricación.

E.B.C= Excelente Buena Conservación
Prácticamente nueva, casi sin circular, sin
ningún desgaste, golpe o raya.






M.B.C= Muy Buena Conservación
Con muy ligero desgaste por el uso, sin 
rayas, manchas ni marcas de golpes. 
Todas 
sus leyendas son perfectamente legibles.

B.C= Buena Conservación
Moneda circulada, que tiene alguna raya o
marca de golpe, incluso algún pequeño desgaste 
en las leyendas y anagramas.

B.C+= Buena Conservación plus
Se acentúan los desgastes. 
La moneda presenta 
las partes de mayor relieve y el listel 
aplanadas debido a una circulación y uso 
frecuente. 
Aún así, las leyendas y los símbolos 
se aprecian con claridad.






R.C = Regular Conservación
Con bastante desgaste, pero se puede descifrar 
su fecha y leyendas.

M.C= Mala Conservación
Muy desgastada por el uso, es imposible leer
totalmente o parcialmente las leyendas.


Onza: 
Onza u onza troy (símbolo oz t) 
equivale a 31,103 g: La onza troy se utiliza 
para la cotización de los metales preciosos, 
como el oro y la plata.

Prima: 
Es la diferencia entre el precio 
del metal precioso que constituye la moneda 
y su precio de mercado.
Es un indicador muy eficaz del estado de la
oferta y la demanda, del potencial de esta
última y también de las medidas a tomar.
Una prima negativa, nula o apenas positiva
debe motivar la compra, mientras que una
prima del 70 – 80% debe empujar inmediatamente 
a la venta.






La prima de una moneda depende de diversos
factores:

La acuñación: 
Cuanto más pequeña y difícil 
de reproducir sea una moneda, más alta 
puede ser su prima (según este principio, los 
Napoleones de 10 F tienen una prima más 
alta que los de 20 F, que son más grandes).
Algunas veces se han producido calidades
especiales (por ejemplo, prueba o “Proof”),
lo que justifica una prima más alta.






La especulación: 
la prima aumenta según 
los principios de la oferta y la demanda. 
En 
un período en que se venden más monedas
de las que se compran, la prima será nula o
apenas negativa (en este caso, las monedas
son fundidas si su calidad es mediocre). 
En 
un momento de fuerte demanda o de explosión 
especulativa, la prima vinculada a la 
especulación se dispara.






La conservación: 
una moneda de calidad, 
que no tenga rastros de manipulación, conservará 
toda su prima. 
Si está en malas condiciones 
de conservación (contacto con los 
dedos, rayas, desgaste por frotación, etc.) 
sufrirá una devaluación del 4% al 10%, y 
puede arrojar una prima negativa. 
En ese 
caso las monedas son fundidas y revendidas 
al precio del metal precioso.






El coleccionismo: 
algunas monedas son 
más raras por haber sido acuñadas en mucha 
menor cantidad o bien por características 
particulares vinculadas a los criterios de 
rareza numismática. 
Por ejemplo, una moneda 
de 100 Francos Bazor (moneda de 
6,55 g) podrá superar los 10.000 euros 
según su nivel de rareza y su estado. 
Por 
ende, esta cifra no tiene nada que ver con el 
valor del oro que contiene la moneda.






Ubicación geográfica: 
las monedas de 
oro no son buscadas de la misma forma en 
todos los paises. 
Por ejemplo, en China o en 
USA, los 50 pesos centenario de México o 
las 25 Pesetas de Alfonso XII son menos 
conocidas y prefieren comprar las locales, 
o los Krugerrands, incluso los Soberanos 
Británicos que tienen buena reputación internacional.






Reverso: 
La cara de una moneda 
opuesta al anverso. 
En general, allí se encuentra 
la indicación del valor facial de la 
moneda.

Ley: 
proporción de metal precioso fino 
(oro) contenido en una aleación. 
La ley del 
oro puro (24 quilates) es de 1000 milésimas.
Por ejemplo, Oro de 900 significa 
que la aleación esta compuesta de 900 
partes de oro y de 100 partes de otros metales
La ley de un Krugerrand 
por ejemplo es de 916,67.






Tirada: 
Cantidad total de ejemplares de 
un tipo de moneda.

Milésima: 
Fecha de emisión de una moneda.

Tipo: 
El tipo de una moneda se define 
por los grabados del anverso, del reverso y 
del canto (virola). 
Las monedas que tienen 
un anverso, un reverso y un canto idénticos 
se consideran del mismo tipo. 
Sin embargo, 
existen variantes dentro de un mismo tipo, 
en especial la variante de las milésimas 
(fechas de emisión diferentes), los talleres, 
los directores de los talleres, de la calidad 
del troquel, etc






Valor facial o nominal: 
Es el valor legal 
de la moneda al momento de su emisión. 
El 
valor facial suele estar indicado en el reverso 
de la moneda.

Fondo de espejo: 
Aspecto satinado de las 
monedas nuevas debido a micro-asperezas 
en su superficie. Este satinado desaparece 
rápidamente después de las primeras manipulaciones.
Una moneda con su fondo de 
espejo intacto es una moneda que no ha circulado, 
también llamada Proof.






Reacuñación de una moneda:
Es una moneda acuñada con un troquel
antiguo, pero en una época posterior a la
primera emisión.

Tasa flotante: 
Se trata de la prima 
media que se observa en épocas normales, 
fuera de los períodos de crisis.

Pureza del oro: 
La pureza del oro se 
suele expresar en partes por mil. 






Punzón: 
El punzón se utiliza en las 
joyas de oro y plata y en otros productos 
elaborados (como los lingotes) para 
marcar el fabricante y la ley de pureza.

Listel de una moneda: 
Es el reborde 
de una moneda. 
Es un círculo generalmente 
rodeado de una línea de puntos 
llamada “orla” alrededor de algunas monedas.

Cospel: 
Es la pieza de metal, recortada 
en forma de disco y sin relieve, que se ha de 
acuñar.






Cuño o troquel: 
Pieza de metal muy 
resistente sobre la cual se graban en hueco o 
en relieve las leyendas y motivos que se 
desean reproducir sobre los cospeles, 
mediante el mecanismo de la acuñación.

Aleaciones y colores del oro: 
Casi 
siempre el oro se funde con otros metales 
para formar lo que se denomina una
aleación, que le otorga mayor resistencia y
variaciones de color. 
Por supuesto que el 
oro también se utiliza puro, pero en general 
este uso está reservado a las inversiones, 
como los lingotes o ciertas monedas de oro 
(por ejemplo, las monedas de oro canadienses).
Así pues, la legislación europea de 1994
autoriza el nombre Oro únicamente para
las aleaciones cuya ley sea superior o
igual a 750/1000. 
Por debajo de esa proporción, 
se debe utilizar el nombre de aleación 
de oro. 
750/1000 significa que en 1000 g
de aleación (1kg. de metal) hay 750 g de
oro fino (puro). 
Los 250 gramos restantes 
pueden estar constituidos por diferentes metales 
puros adicionales:






· El oro verde está compuesto por 250 %
de plata.

• Para el oro gris (u oro blanco) puede
contener, por ejemplo, 250 % de paladio o
bien 250 % de níquel.

• El oro amarillo contiene 125 % de plata y
125 % de cobre.

• El oro rosado contiene 90 % de plata y
160 % de cobre.

• El oro rojo contiene 250 % de cobre.

• El oro azul contiene 250 % de hierro o de
cobalto.

• El oro violeta contiene 250% de aluminio.






Espero haber sido claro en la terminología que es muy estricta y ayudarles a comenzar con su colección de monedas de oro, es una inversión segura y sin duda alguna sus hijos y nietos le agradecerán.






Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay