domingo, 2 de noviembre de 2014

KATEY BRUNINI UNA OBRA MARAILLOSA


Colección TWIG
Imagina un árbol de invierno, despojado de sus hojas, sus ramas le dan fuerte en la cara en una tormenta. 
Tome esa fuerza en la forma de un brazalete alrededor de su muñeca. 
Está inspirado en la tierra y las formas de resistencia que embellecen la misma.



Katey Brunini crea joyería fina que encarna el poder y la gracia de la naturaleza. 



Caprichosas y poéticas, las colecciones de la firma de Katey incluyen la poesía mezclada en sus formas, viene de los pueblos de las laderas volcánicas del Monte Etna, y Lanzarote, en las Canarias. 
Viene del archipiélago de La Maddalena, Estambul, Jerusalén, Nueva York, y La Jolla. 
Es madera a la deriva poética perdida o encontrada en el mar, tiene sus raíces en las formas naturales forjadas en metal precioso, y reforzada por los diamantes, perlas y piedras preciosas.



vea su colección completa en http://www.kbrunini.com/

Katey han sido reconocida en toda la industria y le han dado varios premios, entre ellos, Premio de la Asociación de la joyería de la Mujer por la Excelencia en el Diseño, el Premio de la Asociación Americana de Comercio, el Premio Concurso Internacional de Diseño con perla, el Premio de Platino MarCom para el diseño de sitios web, y muchos otros honores. 



El culto de la serpiente se ha impuesto como uno de los más antiguos cultos de la civilización humana en toda Siria, Egipto, Grecia, Italia, México y muchos países africanos y asiáticos. 
En la tradición mitológica de estas sociedades, las serpientes poseen poderes mágicos más que gemas y tesoros. 


Katey lanzó su empresa de diseño de joyería, K. Brunini Joyas, en 1998. 
Sus creaciones rinden homenaje al ingenio espontáneo de la naturaleza y la estética orgánica. 



Inspirado por la energía central alojada tanto en las vértebras humanas y la serpiente, esta colección nos recuerda tener una columna vertebral. 
K. Brunini reúne estas ofrendas adornadas de los mayas con la esencia de los espíritus que pagan tributo a la serpiente. 
Esta Colección captura la energía elástica de la serpiente y lo envuelve en la columna vertebral, el centro de energía en el cuerpo humano.



Con sede en San Diego, es conocida por viajar por el mundo en busca de inspiración, tanto artística y etérea al crear cada una de sus colecciones. 




Imagine el crujiente otoño de Nueva Inglaterra, en las orillas del lago Wenham. 
Un niño pequeño rompe el agua tranquila en una cadena de anillos perfectos, como su abuelo le enseñó en un secreto de larga tradición, las piedras que saltan. 


Sus colecciones están hechas de metales duraderos y hermosos, como el platino, el oro y la plata de ley. 



La Colección Skipping Stones se modela en plata de ley y oro de 18 quilates, alisado y pulido como el espejo de las aguas del lago vidrioso. 
Las gemas, incluyen la turmalina, el zafiro, ópalo y diamante están incrustados en cada pieza, como pequeñas piedras se deslizaban suavemente la superficie del agua.



Mezcla estos con diamantes, perlas y gemas raras entonces incorpora elementos singulares de madera, hueso y astas para crear una armonía en bruto y refinado.



La Colección ADN 

Ciencia, Naturaleza, Hombre, Madre, todo conectado por la poesía, atada a través de sus formas. 
Creación y destrucción, lo que permite la evolución. 
El hombre y la naturaleza entrelazada en la estructura genética de diseño. 



El interés de Katey en la historia, las culturas y las formas de arte afloró desde una edad temprana. 
Ella vivió en Europa y el Oriente Medio en la década de 1990, con su estilo de vida gitano llevándola desde Bélgica a Israel a las Islas Canarias. 



La Doble Hélice 

K. Brunini moldea oro de 18 quilates en espirales de doble hélice para formar collares, anillos, pendientes y pulseras. 
Las hebras de ADN elaboradas se complementan con piedras preciosas, esmeraldas, turmalinas y diamantes de colores además de las perlas de Tahití.



En última instancia, se instaló en Cerdeña, y más tarde, Sicilia. 

Los días los pasamos en canoa a través de los archipiélagos exteriores y en parapente sobre Taormina; en las noches estuvimos contemplando las constelaciones, siempre en busca de inspiración para mi arte.
 

La Colección Araña 

Por más de 140 millones de años, las telas de araña han servido como obra de arte orgánica, marañas de intrincados patrones que evocan la belleza de la creación. 
Símbolos de intuición, las arañas tejen la intersección de los hilos del destino, que unen el pasado, el presente y el futuro y nos recuerdan que todos estamos unidos en la faz de la naturaleza. Todo está interconectado. 



En Catania, Italia, Katey estudió el arte de los maestros orfebres de Sicilia cuyas técnicas antiguas son casi olvidadas en el resto del mundo. 
Los paisajes volcánicos de Sicilia inspiraron su estilo crudo y refinado.





Redes intrincadas son moldeadas en brillante plata de ley y oro de 18 quilates y adornados con diamantes rosa y perlas del Mar del Sur. K. Brunini teje el nativo "atrapasueños" americano en el patrón arachnidian.



Katey se graduó de la Universidad de California en Santa Barbara a los veinte años con un Bachillerato en Historia del Arte. 



Colección Organico  

Tierra, Aire, Fuego y Agua. Estos son los elementos básicos sin los que no podemos vivir. 
Las antiguas raíces del todo, encarnado en estas creaciones.
Los objetos son el Cuerno, la mariposa, el Dragón, y el Nautilus. 



A principios de la década de los 90, Katey vivió en el norte de África y Londres. 
Durante un viaje a Egipto, fue que solidificó su pasión. 



Nacido de la historia de amor de los cuatro elementos, Organico amplía las raíces orgánicas de K. Brunini Joyas, integrando la energía pura en cada pieza. 
Es femenina, ardiente, y es una invitación a conectarse con los elementos y explorar lo que representa, a través de la belleza de la joyería fina. 



Encantada por las visiones de inmortalidad de los faraones, Katey decidió hacer su legado más duradero por medio de las joyas. 

Un seminario en diseño de alta costura en Londres seguiría, a continuación, el Instituto Gemológico de América, así como aprendizajes con maestros joyeros. 
Antes de iniciar su propia empresa, Katey pasó cuatro años como el diseñador personalizado para J. Jessops and Sons, ocho tiendas en el sur de California.



La Colección Spirit Animal
En las culturas antiguas, los tótems de animales han actuado como guías, recordatorios de cualidades, ya sea presentes o ausentes en nuestras vidas. 
Son mensajeros, nos enseñan, y nos protegen a través de retos espirituales. 
Ellos entran y salen de nuestras vidas como sea necesario. 




Se crió en una pequeña comunidad de playa justo al norte de San Diego. 
Largos días de surf y en la arena nutren su agradecimiento por la oferta y los extremos brutales que encuentra en la naturaleza. 



Creado como una colección de edición limitada, son esculturas en miniatura, cada uno con sus propias collares, coronas y tobilleras de perlas, esmeraldas, rubíes y diamantes. 
Cada animal combina oro de 18 quilates con materiales alternativos como el hueso tallado, asta, cuerno, jet, y colmillo fosilizado formando colgantes y anillos.



Su trabajo sigue siendo su pasión. Katey y su talentoso equipo se enorgullecen de hacer piezas atemporales de joyería para ser usados ​​y apreciados por generaciones de individuos únicos.



Equipo de supervivencia para la moderna mujer guerrera. 
Estos símbolos eternos de protección son a la vez tribales y elegantes. 
Son recordatorios físicos para defender lo que creemos, a capear las tormentas y sobrevivir en los mares perdidos. 



Las creaciones de K. Brunini adornan celebridades, coleccionistas y líderes mundiales.

Nacida en 14.000 pies, en una vista de las montañas de Telluride, esta colección de K. Brunini es la fuerza femenina objetivada, el derretimiento de los relojes de sol y brújulas unido al futurista Mad Max renacentistas y una dosis de Metallica. 



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EL TOPACIO Y SUS CONFUSIONES




El topacio es una de las piedras preciosas más importantes históricamente. 
Se puede encontrar en varios colores como el marrón, el amarillo, el naranja, el rojo, el rosado o el azul y esto ha presentado confusiones a lo largo del tiempo.





En la Antigüedad toda piedra preciosa marrón o incluso verde fue llamada de topacio, causando confusión al día de hoy para que esta piedra se reconozca como topacio.  





Puede ser confundido con gemas como el apatito, aguamarina, citrino, turmalina, entre otras muchas. 





Aunque se distinguen por sus constantes con algunas piedras vemos muchos inconvenientes para diferenciarlas. 
Entre las confusiones más destacadas está el famoso Diamante de Braganza de 1680 quilates, encontrado en Brasil en el año 1740.





Fue pensado para ser el más grande jamás escontrado y es perteneciente a la Corona Portuguesa, obviamente no era un diamante, se trataba de un topacio incoloro.





Los orígenes del término Topacio son inexactos, la palabra deriva del sánscrito tapas (fuego) o del griego topazos (buscar).
Plinio el Viejo (naturalista, científico, filósofo y militar romano) menciona que el nombre deriva de la isla Topazos, hoy llamada Zabargad, ubicada en el Mar Rojo. 





Vale destacar que los yacimientos de esta isla son principalmente de olivino, y no sería extraño que el primer hallazgo de topacio haya sido confundido con éste mineral. Numerosas gemas amarillas han sido llamadas topacios, pero la variedad “topacio imperial” (anaranjado-roja) es la valorada como una gema rara.





Colores de Topacio

Topacio viene en muchos colores, incluyendo claro, marrón, amarillo, naranja, rojo, rosado y azul. El topacio azul, con un color azul de pálido a medio, creado por irradiación, se puede encontrar en tamaños muy grandes y a precios asequibles. La fina variedad amarilla-dorada, conocida como topacio imperial, es relativamente escasa. Los colores de topacio son raramente vívidos. El color más común es amarillo con un tinte rojo; el más valioso va de rosado a rojizo; el más popular es el azul. Los agentes colorantes son hierro y cromo.
Topacio azul: Topacio natural azul es raro. Encontrados en todos los depósitos más importantes y también en Inglaterra (Cornwall), Irlanda del Norte y Escocia. La mayoría de topacios azules son piedra preciosa topacio incoloro mejorado (véase tratamiento común)
Topacio Champagne: Una de las muy pocas variedades de colores naturales de topacio en un tono de marrón claro a medio, encontrada principalmente en México.
Topacio imperial: El más buscado de todos los topacios naturales. Su color dorado cálido e intenso, no es mejorado normalmente con ninguna clase de tratamiento. El depósito más importante se encontró en Minas Gerais, Brasil.
Topacio rosado: Un topacio natural rosado es muy raro y costoso. La gran mayoría de topacios rosados son piedras amarillas tratadas al calor que se vuelven rosadas. La variedad más valiosa de topacio puede ser encontrada en Brasil, Pakistán y Rusia.






Historia del Topacio

En Roma y el Antiguo Egipto el topacio se asociaba a Júpiter y era consideraba la piedra del Sol, los griegos lo consideraban una piedra con la propiedad de aumentar la fuerza. 
El topacio fue descubierto en Rusia en el siglo XIX, una piedra de excelencia a la cual sólo el zar, su familia y personas de alta jerarquía podían tener acceso. 
Fue una gema muy demandada sobre todo durante el Medievo, el topacio estaba directamente asociado a la fortaleza y el vigor de la mente de aquel que lo portara.






Génesis del Topacio

El topacio es un mineral formado por la acción de vapores con flúor emanados en los últimos estados de la solidificación de rocas ígneas. 
Aparece en pegmatitas, en aureolas de contacto de granitos, en pórfidos cuarcíferos.






Yacimientos del Topacio

La mayor parte de la producción del mundo se encuentra en Brasil, además de ser ésta la única fuente de Topacio Imperial en el mundo, también encontramos topacio en México, Sri Lanka, Estados Unidos y en menor medida en Pakistán, Nigeria, Rusia, Zimbabwe, Alemania, Australia, Birmania.





Características y Propiedades del Topacio:
Clase Mineral del Topacio Grupo IX Silicatos (Subgrupo: nesosilicatos)
Color del Topacio Incoloro (si no hay impurezas), azul, verde claro, marrón, naranja, rosa, amarillo, rosa, pardo y rojo
Raya del Topacio Blanca
Dureza del Topacio 8 Mohs
Densidad del Topacio 3,53 - 3,56
Exfoliación del Topacio Perfecta
Fractura del Topacio Concoidea, desigual
Cristalización del Topacio Ortorrómbica
Habito Cristalino del Topacio alargada, prismática
Composición Química del Topacio Al 2 (F, OH) 2 SiO 4
Naturaleza Óptica del Topacio Biáxico
Signo Óptico del Topacio Positivo
Transparencia del Topacio Transparente
Brillo del Topacio Vítreo
Índice de refracción del Topacio 1,609 – 1,643
Birrefringencia del Topacio 0,008
Dispersión del Topacio 0,014 (BG), 0,08 (CF)
Pleocroísmo del Topacio T. amarillo: amarillo limón , miel; T. azul débil: azul claro, rosa; T. rojo fuerte: rojo oscuro, amarillo
Fluorescencia del Topacio T. rosa: pardusco; T. rojo débil: pardo amarillo; T. amarillo débil: naranja amarillo





Posibilidades de confusión del Topacio

Gracias a su variedad de colores el topacio puede ser confundido con muchas gemas como el apatito, la aguamarina, la brasilianita, el crisoberilo, el cuarzo citrino, el berilo noble, la fluorita, Kunzita, la ortosa, la fenaquita, los corindones, la espinela, la turmalina, el diamante y el zircón, pero no es muy difícil poder distinguirlo a través de sus constantes, no ocurre lo mismo con la danburita por la similitud en sus constantes y aspecto, lo conveniente es utilizar el peso especifico como herramienta para su identificación. 





Una variedad particular del topacio es el topacio sagenítico que contiene fibras de tubos huecos rellenos de limonita, este topacio se puede confundir muy fácilmente con el cuarzo rutilado que contiene fibras de rutilo. 





El Topacio sintético no es muy frecuente en el mercado y hasta puede ser más costoso que el topacio natural.





Se puede encontrar en tamaños grandes asombrosos. 
En 1964, se encontraron topacios azules sen Ucrania, cada uno pesa unos 100 kg. 
La Institución Smithsonian en Washington D.C. muestra topacio cortado de varios miles de quilates cada uno. 
Un topacio facetado que pesa 22,892.50 quilates, lo hace el topacio amarillo cortado más grande  en el mundo.





En 1740, el “Diamante de Braganza” (1680 quilates) fue encontrado en Ouro Preto, Brasil. 
Este diamante fue pensado para ser el más grande jamás encontrado y perteneciente a la Corona Portuguesa, lamentablemente no se trataba de un diamante sino de un topacio incoloro.





Usos del Topacio

El Topacio Sagenítico contiene fibras de tubos huecos rellenos de limonita





Es ampliamente extendido el uso de topacios en joyería y actualmente también tienen aplicaciones en el campo de la gemoterapia. A esta gema se le otorga la facultad de activar la creatividad, el sentido artístico, estético y el ingenio. 
Se considera que aumenta la autovaloración y el autoestima. 





El topacio es una gema muy potente que activa la voluntad, provoca entusiasmo, optimismo y confianza en las capacidades personales. Su acción se percibe especialmente en el área social y creativa.





Los egipcios creían que topacio era coloreado con el brillo dorado del poderoso dios del sol Ra. 
Esto hizo a  topacio un amuleto muy poderoso que protegía a los fieles contra el daño. 
Los romanos asociaron al topacio con Júpiter, su dios del sol.





En la antigüedad se creyó que topacio ayuda a mejorar la vista. 
Los griegos confiaron en el poder sobrenatural del topacio para aumentar la fuerza y hacer a su portador invisible en caso de emergencia. 
También se dijo que el topacio cambiaba de color con la presencia de comida o bebida envenenada. 





Sus poderes curativos místicos cambiaban con las fases de la luna. 
Se dice que cura insomnio, asma y hemorragias.






En la Antigüedad, así como en la Edad Media se creyó que el cosmos era reflejado en las piedras preciosas. 





El topacio es asignado al planeta Venus. 
El movimiento esotérico revivió la antigua creencia y la industria joyera la hizo otra herramienta de marketing para promover ciertas gemas.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay