martes, 11 de noviembre de 2014

NOTICIAS JOYERAS



El precio del oro sigue cotizando a la baja en los mercados, situándose a primeros de noviembre en el entorno de los 40 dolares el gramo, frente a los 48 que mantenía el pasado mes de marzo.




Se trata de una buena noticia para el sector joyero, que ve así cómo el precio del metal se estabiliza, en épocas pasadas variaba mes a mes, lo que permite también que el cliente final retome el gusto por las piezas en este metal y los joyeros arriesguen más por una joyería de más valor añadido.




Varias son las causas que están propiciando este comportamiento. 




El primero, los síntomas de recuperación económica en algunas de las principales economías mundiales, como es el caso de la estadounidense. 




El mes pasado, la Reserva Federal americana retiraba los estímulos a su economía por los buenos resultados y expectativas que se manejan. 




No todo es positivo, sin embargo.




En el caso de Europa, las perspectivas de crecimiento para el año que viene de la zona euro se sitúan en torno al 0,8% y esto hace que el consumo se retraiga.  




Y, sin embargo, las bolsas europeas no dan síntomas de esta des-aceleración, lo que permite que los inversores y los especuladores, miren hacia los inmuebles para encontrar una rentabilidad mayor a corto plazo que ya no da el oro, como lo hacía antaño.




Al mismo tiempo, el último informe del Consejo Mundial del Oro apuntaba a una caída en la demanda global del 16%.  
India y China aún no han asimilado las grandes compras del año pasado y esto se traduce también en una caída de los precios. 




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EGUZKILORE UNA JOYERÍA DE LEYENDA




Creada en 2007 por los joyeros Zuluaga, con una trayectoria de más de 50 años en el mundo de la alta joyería que ha merecido el reconocimiento de la Asociación Nacional de Joyeros.


Colgante  oro


El nacimiento de la marca fue basada en la misma flor de cardo, el eguzkilore, que antiguamente se colgaba en la puerta de entrada del hogar para protegerse.


 



Su nombre significa "flor del sol", porque se creía que poseía las propiedades benefactoras de este astro, capaz de ahuyentar con su luz a los espíritus, las tormentas y cualquier otro peligro material o inmaterial.





Su historia está anclada en el mundo mitológico vasco, aunque comparte simbología con creencias populares de diversas zonas.





Su leyenda sigue viva a través de historias transmitidas de generación en generación:
Cuentan que las Lamias (personajes mitológicos vascos) salían cada noche a llevarse a los niños pequeños de la casa, pero para poder entrar tenían que decir el número de pétalos del eguzkilore colgado en la puerta. 


 


Como no sabían contar bien y se equivocaban, empezaban una y otra vez sin dar con la respuesta.
Así se pasaban toda la noche, hasta que los primeros rayos de sol les hacían escapar.
Era así como el eguzkilore cumplía su función protectora.







Los joyeros Zuluaga, han sido los artífices de resucitar esta leyenda convertida en joya, y ahora, en complementos de moda.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay