jueves, 13 de noviembre de 2014

EL TOPACIO IMPERIAL EN BRASIL




El estado de Minas Gerais en Brasil ha sido famoso por las piedras preciosas de colores finos durante casi 300 años. 





El estado cuenta con importantes yacimientos de topacio, aguamarina , crisoberilo, esmeralda, turmalina, kunzita y morganita. 





Minería comenzó en la región en 1719 con una fiebre del oro, y continuó con el descubrimiento de ricos depósitos de topacio a mediados de 1700.


Ouro Preto, Minas Gerais, Brasil


El área de Ouro Preto, en Minas Gerais es la fuente del más raro topacio, conocido como topacio imperial . 





Este es el topacio dorado-naranja a naranja a rosa, rosáceo-rojo o de color violeta, a veces se puede confundir con el cuarzo citrino, más prosaico, encontrado en otros lugares de Brasil. 





Pero gemólogos pueden identificar fácilmente al topacio imperial por su mayor dureza, brillo y densidad. 





De hecho, los nombres de topacio imperial y topacio precioso se introdujeron para enfatizar la rareza y singularidad de este topacio especial.





Topacio amarillo común es fácil de identificar por los llamados centros de color, pequeñas imperfecciones en la estructura cristalina que cambian la forma en que el cristal absorbe la luz. 





Los muy raros colores rosados ​​o rojos son causados ​​por las impurezas de cromo. 
Cuando ambas condiciones están presentes, centros de color y cromo, un color naranja es el resultado.





El color del verdadero topacio imperial es siempre natural. 
Gemas tratadas no se consideran como genuinos topacios imperiales en el comercio.





Topacio de color naranja a veces se produce por la irradiación de topacio de color marrón claro, por ejemplo, pero el color no es estable y estas imitaciones pobres a menudo se venden en tamaños grandes a precios bajos. 




La rareza de topacios imperiales causan una diferencia de precio significativa en comparación con el topacio azul, blanco o amarillo común. 





Cuando el topacio azul producido por la radiación y el tratamiento térmico se vende por unos modestos 10 dolares el ct, el topacio imperial puede llegar fácilmente a los precios de 1.000 dolares el ct en piedras finas de más de 5 quilates. 





Los precios de los especímenes con una tonalidad rosácea tienden a ser mayores, y raras piedras bicolores (rosa y oro) también llevan una prima. 





Un verdadero topacio rojo sin tratar contaría como excepcionalmente raro.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EL FUNDIDO EN JOYERÍA




En toda industria se debe tener mucho cuidado con el cumplimiento de las variables de operación.





Los joyeros desde el inicio de sus operaciones logran confeccionar joyas de calidad, inician con la compra de la plata u oro con garantía comprando en las procesadoras de confianza.





Una vez obtenida la materia prima, primero se pasa al preparado de las ligas, los joyeros preparan la fundición en un ambiente reductor, para evitar la oxidación de la plata u oro, cuando la producción origina manchas visibles perjudica el proceso siguiente, tanto para la operación del joyero como en el acabado de la joya.




En la actualidad los joyeros funden según los requerimientos, primero pesan el metal precioso, pesan las ligas y lo pasan al escorificador o crisol para inyectarle fuego hasta lograr su punto de fusión de la mezcla,
donde se ve el “ojo de buey”, el cual es
un indicativo que se encuentra listo para poder realizar el vaciado en la lingotera como sea el caso para chapa o hilo.





Los pesos varían de acuerdo al diseño puede ser joyería fina, bisutería u otros, para ello funden de 10 a 50 gr como máximo, para cualquier peso se hace de manera diferente empleando tecnología para producción y calidad, se puede observar una vez realizada la fundición que en la parte superior de la plata u oro aparece un color de oxido, generando problema para el acabado y repercutiendo en calidad y precio.




Para preparar la mezcla se tiene como elemento principal la plata, oro y la liga, definido el diseño de la joya a preparar, se pesa para obtener la mezcla deseada.




Una vez pesado se adiciona al escorificador para dar calor con llama reductora, todas las industrias lo aplican, hasta llegar al punto de fusión y realizar el vaciado en la lingotera según sea el caso chapa o hilo para el cual se cuenta con atmósfera inerte o libre de oxidación, evitando perjuicios al vaciado.




Diseñado el sistema de fundición con avances tecnológicos, será adecuado y se obtendrán buenos productos competitivos para el mercado.




Los artesanos - joyeros, no cuenta con esa tecnología y deben adecuarse a mejores mecanismos y evitar la oxidación para ello habría tres posibilidades.




–Tratar de hermetizar el área de fundido y crear atmósfera inerte.
Horno de atmósfera controlada

 –Emplear carbón como elemento absorbente del oxigeno para evitar oxidación al metal.
Es el método mas práctico, revolver el metal fundido con una barra de carbón para que no se oxide.
Barras de carbón


 –Empleo de azúcar con la misma función del
carbón, ofreciendo limpieza, es factible el uso por los joyeros - artesanos, observándose por la coloración en la liga fundida (sin manchas), accesible y económica




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay