domingo, 16 de noviembre de 2014

EL ORO Y SUS COLORES




Hay mucho más que oro amarillo tradicional de 18 K., también hay oro violeta, verde, blanco, rosado o rojo y azul. 

¿Oro de color violeta? ¿o azulado? 
Existe y también rosado, amarillo, limón, rojo, verde y blanco. 

La investigación metalúrgica parece inagotable; y la tecnología ya probada da cada vez más posibilidades a los orfebres y diseñadores. 





Con un riesgo derivado de los hábitos demasiado tradicionalistas del mercado, poco acostumbrado a los colores exóticos del oro.

Mientras más se aleje el oro del color amarillo o blanco, mayor será el grado de desconfianza del comprador: “pero ésto ¿es realmente oro, oro del bueno?

Si Ud. Confía en su joyero, jamás le engañará, usted puede animarse a lucir los más novedosos modelos en increíbles tonalidades de oro. 

Y a las alternativas del color, se puede agregar la alternativa de la Ley, que es perfectamente legal a condición de que el comprador sea debidamente informado de la ley del oro que está comprando.

El oro puede modificar su color a través de las aleaciones o ligas. 
Se pueden obtener tonos exóticos, pero que no se pueden trabajar, por no reunir las propiedades mecánicas indispensables, muchas veces solo se pueden usar por el sistema de fundición.





Por ejemplo: 
el oro y el aluminio producen una tonalidad violeta; 
el Oro y el hierro, tonos desde el pardo claro al azulado; 
el oro y la plata, tonos verdosos; 
el oro y el cobre, rojos; 
el oro y el paladio, el níquel y la misma plata, dan oro blanco; 
el oro, plata y cobre producen tonos de amarillo.

El oro de Nürnberg, que tiene el brillo y el color del oro de 18 K. se obtiene con porcentajes mínimos de oro y plata, en combinación con cobre.

El rosado americano o Hamilton se obtiene mezclando oro, plata, cobre, níquel y zinc. 





Este color se utiliza mucho en Estados Unidos y es de uso general. 
Incluso puede conseguirse la aleación ya hecha, o casi terminada. 
Normalmente se prepara primero la aleación Hamilton sin oro y sin plata, que se agregan después.

En las aleaciones con plata y cobre, cuanto más plata, la tonalidad se aproxima más  al verde y la aleación es mas blanda; y cuanto más cobre, la tonalidad se aproxima más al rojo y la aleación es más dura.

El rojo es más duro y por lo tanto permite el pulido más brillante; sin embargo, el cobre se altera fácilmente con el aire, por lo que no conserva su brillo mucho tiempo; por otra parte, resiste bien el desgaste gracias a su dureza.





El oro verde, por el contrario, es más difícil de pulir, por ser el más blando; sin embargo, su brillo es duradero, pero menos resistente al desgaste.

Puede experimentarse con oro de quilatajes diferentes. 
Las aleaciones de oro de color de 14 K están más difundidas, ya que ofrecen buenas propiedades mecánicas. 

El oro de 14 K, es resistente a la pérdida de brillo y a la corrosión, y su precio es más atractivo que el de 18 K. 





Sin embargo, en 14 K no puede combinarse sólo con plata, porque el color no sería  muy atractivo y además la aleación resultaría excesivamente blanda.

Al oro blanco también se le conoce como oro gris y su uso se aconseja principalmente en sustitución del platino, que además de ser más caro, es muy difícil de trabajar.

El oro blanco se dio a conocer comercialmente a principios de siglo. 
La primera guerra mundial alentó su utilización en joyería, cuando el platino se destinó a la industria bélica.

Existe tres maneras de obtener oro blanco. Una consiste en agregar níquel a la aleación; otra agregando paladio; y la tercera, agregando ambos. 





Las aleaciones con níquel tienen la desventaja de ser duras. 
Las de paladio son más caras, pero fáciles de trabajar. 
Cuando el color no resulta satisfactorio, suele bañarse la pieza con rodio, que le da un color muy semejante al platino.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LA ORFEBRERÍA DE TAYIKISTÁN



Los antiguos joyeros, utilizando el oro, plata, cobre y bronce, creaban árboles artificiales, que se decoraban con las hojas, ramas, frutos y pájaros de piedras preciosas y semipreciosas. 





Además, incluso los tronos, puertas y rejillas se hacían de plata y oro. 
Hay datos auténticos sobre que los joyeros hacían del oro puro los frutos de los árboles frutales y los ponían sobre las bandejas que decoraban las mesas de los dueños de las casas ricas, y éstos se los regalaban a sus huéspedes.





Entre otros metales el cobre y el bronce se han utilizado ampliamente en la producción de productos artesanales tales como peroles grandes, faroles de cobre, jarros, bandejas, candeleros y plumeros. 





En general se decoraban con la acuñación. 
A veces los maestros aplicaban la incrustación de plata, piedras preciosas, vidrio de color, pintura con esmalte. 





En los lugares de la residencia compacta de los tayikos en la región de Asia Central, en particular en Bujara, Samarcanda, Penjikent, Jodjand, Istaravshan, Kulab, Gissar, Kubadian se han conservado los antiguos nombres de aldeas y barrios, y también de filas comerciales vinculadas a una u otra artesanía. 





Entre ellos a menudo se encuentra el término vinculado a la orfebrería - zargar. Los pueblos “Zargar” todavía existen cerca de las ciudades de Kurgán-Tube y Kafarnigan. 
Antes a los nombres de los conocidos joyeros obligatoriamente se añadía la palabra “Zargar”. 





Por ejemplo, Mirusmon Zargar (la ciudad de Jodjand) era el maestro conocido por la decoración de los cinturones, Abdal-al-Vali Zargar se consideraba el especialista en la decoración de las cunas infantiles. 





Para fabricar los artículos de joyería, tales como mesita, trono, vaso, cuchillo, sortija, pulsera, pebetero, rhyton, colgante, anillo, sello, joyas de pecho, pendientes, copa etc., los artífices públicos usaban las piedras y metales preciosos, ébano, marfil, cuerno de rinoceronte, cristal de roca, esmalte, nácar, perlas, coral, niel, conchas de moluscos, cristal, barniz. 





Pero más que cualquier otra cosa en la orfebrería se aplicaban, por supuesto, las piedras preciosas.





En los siglos 19 y 20 las joyas tradicionales de las mujeres tayikas eran en general las joyas hechas principalmente de plata: pendientes, anillos, pulseras, collares, colgantes para trenzas y pañuelos, sortijas con turquesa; a veces en ellas se insertaban cristales de color de ámbar, rojo oscuro, azul y blanco. 





En Kulab las mujeres preferían sobre todo los pendientes calados con colgantes decorativos. Las mujeres tayikas de Karategin y Darvaza tenían los pendientes con tres, cinco y siete colgantes.





Además de esto, había también otro tipo de joyas de pecho, eran colgantes de antiguas monedas de muchas filas, colmillos de lobo o de oso, collares de conchas, amuleto triangular, pequeñas pesas de madera, instrumentos cosméticos (para limpiar los dientes, las orejas y depilar las cejas). 





El juego de las joyas de mujeres de Tayikistán Norte consistía de pendientes, collares, kokóshnik, joyas frontales, clip, amuleto, amuletos pareados, joyas de pecho y atributos para las trenzas.





A propósito, hay que destacar que las joyas realizaban funciones no sólo decorativas, sino también de protección. 
Así, por ejemplo, a los niños se les recomendaba llevar las cosas de oro puro para protegerlos del susto y las enfermedades de corazón. 





Y en los talismanes triangulares, rectangulares o cilíndricos se guardaban los textos árabes que protegían contra palabras mágicas, sortilegio, conjuros y mal de ojo. 
Los artículos de joyería, especialmente antiguos, todavía forman parte integrante del traje de las tayikas. 





Las chicas se ponen los juegos enteros el día de la boda o los días de fiesta. 
En Bujara, Samarcanda y Nurata las mujeres preferían llevar los artículos de joyería hechos de la aleación de oro y plata.





En la orfebrería de los tayikos se puede observar una lengua especial que expresa las nociones estéticas, filiaciones sociales y geográficas, símbolos mágicos. Al mismo tiempo cada joya es la obra maestra del arte pública y la parte integrante del traje nacional.





Los materiales principales que usaban los joyeros tayikos eran el oro, plata, aleaciones, el lal de Badakhshán (la espinela), esmeralda, granates y las piedras más baratas tales como la turquesa, cornalina, corales y cristal especial. 





Los maestros en su trabajo usaban diferentes tecnologías: niel, granulación, grabado, cuño, forja, pulimento de piedras. 
Es interesante también que la preferencia del joyero hacia uno u otro metal dependía de la región de su residencia. Así, en Tayikistán Norte hay más joyas de oro, en el sur - de plata.





En Tayikistán aparte de los tipos tradicionales de las joyas hay también collares con corales y monedas de plata (tanga) o, por ejemplo, hilos de 2-3 filas en los que se ensartan especiales cuentas de vidrio grandes y en el centro se encuentra un medallón redondo o rómbico. 





A las mujeres de este país les gustan también los collares con una o más filas de hojas menudas, los alfileres grandes, los pendientes con colgantes hasta los hombros, las pulseras y anillos con detalles abocinados.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LA JOYERÍA ASHANTI




Si las damas de honor y novias de la India usan cantidad de joyas de oro, en África hay hombres que se visten de la misma forma pero la cantidad de oro que llevan encima, superan a estas novias y a cualquier otras. 





Los Ashanti son un importante grupo étnico de Ghana (Africa).
Antiguamente fue un estado. 
Ocuparon las tierras cercanas a la Costa de Oro en Africa Occidental. 





En 1867 el gobierno británico abolió tratados y se apropió de las tierras que los Ashanti poseían a lo largo de la costa. 





Este acontecimiento hizo que se produjeran varias guerras.
En 1896 tras la llamada Cuarta guerra anglo-asante, el imperio Ashanti se rindió. 





En Enero de 1902, los británicos finalmente anexaron el territorio Ashanti a su colonia de la Costa de Oro británica, permitiendo la continuidad de la nación asante bajo la forma del Protectorado. 


Ashanti Bling, Kumasi by Bob Davidson


En 1937 las autoridades coloniales le concedieron la Orden del Imperio Británico. El país fue integrado a Ghana en 1957 bajo el mandato del rey Prempeh II, junto al resto de los territorios de la Costa de Oro británica.






Ashanti  fue uno de los países más poderosos e influyentes en el África occidental. 
El prestigio y la riqueza del país se mantiene debido a los depósitos de oro naturales. 





Durante su tiempo las joyas de oro Ashantis eran símbolos de poder y de posición de alta ascendencia y linaje. 
El uso de joyas era el privilegio del rey y de los jefes, así como algunos funcionarios de alto rango y sirvientes personales del rey.





El tamaño, número y forma de los ornamentos fueron regulados estrictamente de acuerdo con la condición y posición de estos personajes. 
El oro adquirido en forma de polvo de oro podía ser fundido y usado como  decoración ornamental, sólo con el permiso especial del rey.






En aquel tiempo estas joyas eran mostradas al mundo en gran número de ornamentos, no todos los días, sólo en ocasiones especiales, cuando el rey y los jefes tenían que salir a público, lo hacían en todo su esplendor.





El Rey, por supuesto, llevaba el mayor número de piezas de oro, estas pesaban mucho. 
Por lo tanto, Su Majestad siempre estaba acompañado por dos chicos en los cuales apoyaba sus brazos que llevaban  numerosas pulseras y anillos.






Los Joyeros Ashanti crearon mucha arte y las decoraciones ilustran proverbios conocidos de su cultura, por ejemplo: Pájaro con la cabeza vuelta hacia atrás - "El pasado no se puede olvidar."






En la actualidad, según la Constitución de la región de Ghana se conservan algunos atributos de la monarquía en el país. 
Y en días festivos el rey todavía deslumbra a sus súbditos con su esplendor y abundancia de joyas de oro.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay