miércoles, 18 de noviembre de 2015

LA LIBÉLULA EN LA CULTURA JOYERA




Una de las culturas más aficionadas al mundo de los insectos es sin ninguna duda la japonesa. 





En concreto las Libélulas son insectos adorados por los nipones desde la Antigüedad entre otras cosas, porque se comen a otros insectos que dañan los cultivos de arroz, fuente de sustento de su civilización. 





Por ello les dedicaban dibujos y esculturas de bronce a modo de plegarias para las buenas cosechas.





La Isla de las Libélulas.

El emperador Yuryako Tenno estaba cazando en la llanura cuando de pronto le picó un tábano. 
Entonces apareció una libélula e hizo desaparecer al tábano. 
Por ello el emperador nombró a la región Llanura de la Libélula.





Los samuráis, antiguos guerreros japoneses, utilizaron las libélulas como emblema y símbolo de buena suerte. 
Eran llamadas kachi-mushi, es decir, insectos victoriosos.





Sin embargo, las libélulas adoptan un papel de ente maligno en el México prehispánico siendo representadas en la mitología náhuatl como demonios del aire.





El Mito de los Mayas cuenta que las libélulas ayudaron al Sol a guardar en trece troncos huecos los trozos rotos de la Luna, que fue descuartizada por un rayo. 
Cuando los troncos fueron abiertos por un perro, surgieron sobre el mundo todos los animales nocivos como las serpientes.





Por otro lado, en Chiapas se aprecian las libélulas por sus dones curativos. 
Tanto es así que suelen pasar tres de estos insectos por la boca de los niños cuando babean. 
De esta forma los pequeños no vuelven a salivar en exceso.





Otras leyendas relatadas por la mitología hindú señalan que cuando las personas mueren sus almas se transforman en libélulas que esperan en la Naturaleza hasta renacer en otra persona.





Yo me quedo con las leyendas sobre las libélulas que hablan de buenos augurios y buena suerte. para maldades ya tenemos suficientes en la vida real. 





Por sus dotes positivas es por lo que utilizamos su símbolo en joyería.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario