miércoles, 9 de diciembre de 2015

LA TÉCNICA DEL MOKUME GANE




Siempre he estado fascinado por este proceso de trabajo del metal.





Esta es una técnica muy antigua de fusión de varios metales diferentes entre sí mediante presión y calor.





No se utiliza la soldadura, se requiere que los metales se suelden entre si por el calor y la presión.
La soldadura no es lo suficientemente fuerte y se romperá durante la forja.





Este método está finalmente empezando a ser más conocido y utilizado por una variedad más amplia de forjadores de metal, este método que estaba en peligro de extinción, está ahora siendo revivido.





Si alguna vez has visto una hoja de cuchillo de Damasco u oído hablar de las antiguas espadas samurai que se hicieron trabajando y plegado el metal cientos de veces para crear capas, esta técnica es similar.





La principal diferencia es que en esta aplicación de la técnica, se usan metales preciosos.
Oro de diferentes composiciones, quilates y color, platino, plata, cobre, latón, hierro, etc..





En general, los metales preciosos como el oro y el platino se utilizan juntos, metales menos preciosos como el latón y se utilizan juntos.





Los metales que se van a utilizar en conjunto generalmente se cortan a tamaño similar primero. 
A continuación, los metales se limpian y depuran con mucho cuidado y se emparejan quedando juntos como un sándwich.





Nota: Los metales generalmente se sujetan juntos mediante una abrazadera de acero con tornillos hechos de metal que va a soportar el calor del soplete.





A continuación, todo esto se pone en una bolsa de acero inoxidable, hecho de chapa de acero inoxidable delgada. 
La bolsa se llena con carbón vegetal, se sella y se calienta a la temperatura que se requiera en función de los metales que casi se fundan.





Nota: Los fabricantes comerciales utilizan un horno atmosférico controlado para conseguir una quemadura de reducción (sin oxígeno). Pero las bolsas de acero inoxidable funcionan bien para alguien que no tiene el 40.000 dólares.





Una vez que el metal ha sido fusionado es el momento de manipular para crear patrones.





El bloque de metal fundido se suele laminar en varios espesores , en función de los patrones, los efectos y el uso final para el que se va a utilizar.





Se aplican diferentes etapas, golpeado, laminado, recocido, fresado, estampado, tallado y cortado.





Saber qué técnica o acción hace los patrones y efectos es donde se requiere el conocimiento y experiencia real.





Una vez que el metal ha sido texturizado, agujereado, tallado, y forjado, será recocido, re-forjado y se trabajado de nuevo. 
Puede ser trabajado muchas veces.






Diferente espesor de metales son necesarios para la fabricación de diferentes piezas de joyería o artículos.






Una vez que el espesor y patrones adecuados se han creado en el metal, es el momento de convertirlo en algo.






Pero con Mokume, los patrones están en la hoja de metal real, y es a menudo deseable formar el metal con métodos que en realidad no cambian los patrones y capas de metal de color que usted ha trabajado tan duro para lograr.






Una buena manera de formar el metal es con una prensa hidráulica.



Esta es una tapa del frasco formado a partir de una hoja de Mokume. 

Esta tapa fue para un tarro de Mokume que hizo Jim Binnion.


Como se puede ver los patrones en el metal Mokume no se alteraron durante la formación. 

La formación queda de muy buena forma limpia, sin soldadura.






Mokume, a causa de las capas y el contraste muestra mejor su textura en un acabado mate.

Aquí hay algunos ejemplos más de Mokume ...









Creo que este método de trabajo de los metales es una de las técnicas más interesantes y únicas que hay.







Fernando Gatto

Kaia Joyas uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario