viernes, 23 de enero de 2015

EL TRATAMIENTO DE ESTABILIZACIÓN E IMPREGNACIÓN




Cuando se trata de tratamiento de piedras preciosas, la primer documentación se presentó hace miles de años por Plinio el Viejo, comandante del imperio Romano, reconocido autor, naturalista y filósofo. 





El proceso de tratamiento y mejora de piedras preciosas es una antigua tradición que se remonta a miles de años y todavía se practica hoy en día. 





Sorprendentemente, muchos de los tipos de piedras preciosas más populares disponibles hoy en día ni siquiera existiría si no fuera por las mejoras de piedras preciosas, entre ellos el topacio Suiss blue y el topacio London blue. Además, algunas piedras preciosas serían tan raras que sólo un puñado de especímenes facetados existiría sin mejoras, esto incluye el zafiro, el rubí y la esmeralda.






Las mejoras en las piedras preciosas permiten que gemas como la tanzanita, el zafiro, el rubí, el topacio azul y la esmeralda sean más fáciles de conseguir. 
Sin tratamientos, no habría casi rubíes y zafiros disponibles en el mercado como existen hoy en día. 
El topacio azul sería prácticamente inexistente, habría en su mayoría amarillos y transparentes, y la mayoría de las esmeraldas habrían sido descartadas en las minas. 





Un simple tratamiento térmico es la mejora más habitual que se utiliza hoy en día. 
Otros tratamientos comunes incluyen aceitado, irradiación, teñido, recubrimiento y llenado de fracturas. 
Estos son aceptados en el comercio, siempre y cuando se den a conocer públicamente.






Algunos tipos de piedras preciosas son a menudo demasiado blandas o frágiles cuando se encuentran en su estado natural puro. 
Sin algún tipo de mejora, no serían lo suficientemente resistentes para ser talladas o trabajadas como piedras preciosas. 





Esto incluye algunos de las más populares de la actualidad como la turquesa y el ópalo. 
Dos de los tipos más comunes de los tratamientos y mejoras para este tipo de piedras preciosas se les conoce como la estabilización e impregnación.






Estabilización e impregnación son menos comunes y, por tanto, menos conocidos que otros tipos de tratamiento, y están a menudo unidos. 
Sin embargo, estos dos procesos son en realidad dos tipos completamente diferentes de tratamiento. 





La impregnación es la infusión de un material extraño tal como cera, resina o polímero en un material poroso, mientras que la estabilización se realiza mediante la introducción de un agente de unión adhesiva, por lo general un tipo de plástico, en un material agregado poroso. 





De estas dos mejoras, la estabilización se considera que es el más permanente. 
Esto se debe a que las piedras preciosas impregnadas deben mantenerse lejos del calor, lo que puede causar que la cera se derrita o escape.






Resultados de estabilización da una mayor dureza, densidad, colo, y reduce el nivel de porosidad. 
Sin estabilización, piedras preciosas como la turquesa y Ammolite serían demasiado frágiles para el uso de la joyería. 





La estabilización se utiliza para mejorar un número de diferentes tipos de piedras preciosas, pero la turquesa es el material más comúnmente estabilizado. 





Este tratamiento es beneficioso; turquesa sin tratar se sabe pueden absorber aceites y decoloran con el tiempo, pero si estabilizadas no deberían modificar su color o apariencia. 





La detección de tratamiento de estabilización en turquesas puede ser difícil y muchos laboratorios no tienen el equipo. 
Hay maneras de probar el tratamiento, pero la mayoría requieren métodos destructivos.






Detectar el estabilizado del material en bruto es más fácil que en el material trabajado, ya que la resina adhesiva sigue siendo evidente en cavidades superficiales. 





Dado que más del 90% de la turquesa en el mercado se estabiliza, lo mejor es asumir que toda turquesa se ​​estabiliza. 





Es importante tener en cuenta que la estabilización no es la misma cosa que el teñido. 





Los colores de la turquesa estabilizada son permanentes, pero el color de turquesa teñida no es estable, lo que significa que puede desvanecerse. 





En la compra de turquesa, lo mejor es comprar turquesa de color natural en lugar de teñido.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay