lunes, 30 de marzo de 2015

LA RUBELITA O TURMALINA ROJA




El rubelita es una hermosa piedra preciosa de la familia de las turmalinas. 
Su color brilla en los más bellos matices de rojo a rosa intenso.





En el comercio, por regla general, no es normal de que cada variedad individual tenga su propio nombre. 
En lugar de ello, se les llama turmalina y se el color simplemente se añade como si fuera un atributo.





La excepción, sin embargo, confirma la regla. Tanto la roja como la verde tienen sus nombres específicos, Rubelita para la variedad roja y Verdelita para la variedad verde.





Hay turmalinas rojas y rosadas en muchos matices, que incluyen desde un rosa tierno, a un rosa impactante, un intenso color violeta y un audaz rojo rubí. 





Sin embargo, sólo unos pocos de ellos tienen derecho a llamarse a sí mismos rubelitas. 

El nombre proviene de rubellus del latín, que significa rojizo. 





Muchas piedras cambian de tono dependiendo de la fuente de luz. 
Una verdadera rubelita no lo hace. 
Brilla tan intensamente en luz artificial como lo hace en la luz del día. 
El color de la mayoría de las otras turmalinas rosas o rojas, en cambio, muestran un matiz más o menos claramente visible de color marrón con luz artificial.





El tesoro interior

Mientras que las piedras preciosas de colores consideradas de calidad deben, en principio, ser tan libres de inclusiones como sea posible, en el caso de la rubelita, de hecho, las inclusiones que hacen que esta piedra sea mas interesante para los conocedores. 





De cualquier manera estas inclusiones no deben alterar la forma en que la luz pasa a través de esta magnífica piedra preciosa, haciendo que se vea turbia o lechosa. 

Sin embargo, un rubelita con sólo unas pocas inclusiones finas es, por supuesto, más valiosa que una con inclusiones que sean claramente visibles.





Rubelitas se tallan en las diversas maneras la mayoría, aunque el cortador debe tener en cuenta la diferente intensidad del color. 

Se encuentran principalmente en Brasil, Madagascar, Mozambique, Nigeria y Pakistán. 





Rojo Seductor

El color de esta piedra preciosa es pura seducción. 
Sus componentes son de color rojo, rosa impactante y violeta - el color típico del deseo y la alegría de vivir.





En el fascinante mundo de las piedras preciosas, casi no hay otra piedra que tenga un aura erótica tan persuasiva. 

Afortunadamente, la naturaleza ha creado la rubelita en muchos matices de color, por lo que toda mujer puede seleccionar la rubelita adecuada para su estilo. 






-Origen Afganistán, Brasil, África Oriental, Nigeria, Mozambique, Madagascar, EE.UU.
-Color Rojizo, rosáceo y Violetish Hues
-Índice de Refracción 1.624 (.+ 005, -.005) - 1.644 (.+ 006, .006)
-Composición Química (NACA) (LI, MgFe, Al) 9B3Si6 (O, OH) 31
-Dureza 7-7,5
-Densidad 3,06 (0,05, +.15)
-Cristal Trigonal
-Aniversario Octavo año





1
Clasifica tu piedra turmalina roja por el color de acuerdo con la escala de puntuación GIA. Esta va a partir del 1 (muy claro) a 10 (muy oscuro), siendo 10 el más valioso. 
El color también se clasifica por la saturación o pureza, así como el tono. 
Las piedras vibrantes y transparentes producen un valor mayor que las piedras nubladas o grisáceas.





2
Inspecciona las piedras para ver la calidad del corte. 
La turmalina se corta en una amplia variedad de estilos, como redondo, triangular, ovalado, trillones y rectángulos. 
La escala GIA también califica los cortes del 1 al 10, siendo 10 el valor más alto. 
Un corte de alta calidad mejorará el brillo de la piedra al refractar la luz máxima a través del centro o corona. 
Incluso las proporciones y la simetría de las facetas también determinan la calidad del corte.





3
Analiza la piedra para mayor claridad. 
La rubelita es una piedra preciosa de claridad Tipo III, que se compara sólo con otras piedras de tipo III como las esmeraldas. 
A menudo se pueden ver las inclusiones o defectos sobre todo en tonos claros con el ojo desnudo. 
La escala GIA tasa la claridad desde VVS (excelente) a I-3 (pobres).





4
Pesa tu piedra con una microbalanza electrónica para determinar el peso en quilates. 
Esto puede hacerlo un joyero.





5
Determina el valor de mercado de tu piedra rubelita turmalina. 
Un espécimen altamente valorado tendría un color rico, un corte ideal, un alto peso en quilates y una claridad perfecta. 
Con la turmalina, el color es el determinador más importante del valor y el precio de venta.






Tratamientos

Algunas turmalinas rojas, especialmente las mas intensas, se alteran por irradiación para mejorar su color. 
La irradiación es casi imposible de detectar en y tendrá un impacto negativo en su valor. Turmalinas fuertemente incluidas, tales como rubelita y paraiba brasileña son a veces las de mayor claridad. 
Una turmalina clara mejorada (especialmente paraiba) vale mucho menos que una intocada. 





Algunas piedras verdosas oscuras pueden convertirse en un verde esmeralda profundo, algunas piedras de color marrón-rojo se pueden hacer de color rojo o rosado y algunas piedras rosa claro se pueden volver incoloras por medio del calentamiento. 
El color de muchas piedras oscuras se puede aligerar.





Un consejo si vemos varias rubelitas del mismo color y tono, es muy probable que sean irradiadas.

Otro consejo es que las piedras  NO cambian de color en absoluto, ni bajo diferentes luces ni moviendolas en una misma luz.

¿Cómo un comprador puede protegerse de tratamientos no revelados? 

La primera línea de defensa es tratar con un distribuidor de calidad, un distribuidor experimentado con una buena reputación. 





Consejos y advertencias

Cuando compres una turmanlina roja, es útil examinarla bajo diferentes condiciones de luz para asegurar que el color y la claridad permanecen constantes.

Cuando compras una piedra de turmalina roja, sueltas o en un juego, pregunta al joyero si ha sido tratada con calor o radiación y en que medida. 





Como con cualquier piedra de color, el tratamiento de mejora del mismo puede degradar el valor de la piedra.
Como no hay versiones sintéticas de la turmalina, ten cuidado de imitaciones hechas de vidrio y otras piedras naturales en el mercado.





Mitología

El nombre turmalina viene de una palabra cingalesa "tura mali", que significa "piedras de colores mixtos" y se aplicó originalmente a un surtido de piedras de colores que consisten principalmente de circones. 





La emperatriz viuda Tz'u Hsi, la última emperatriz de China, amaba la turmalina roja y compró grandes cantidades de piedras preciosas y tallas de la entonces nueva mina Himalaya, ubicada en el condado de San Diego, California.  





La mina Himalaya sigue produciendo turmalina, y la viuda descansa eternamente en una almohada de turmalina tallada. 





La capacidad de la turmalina para parecerse a otras piedras preciosas a llevado a algunas confusiones. 
Muchas piedras preciosas en las joyas de la corona de Rusia desde el siglo 17 que antes se consideraban rubíes ahora se sabe que son turmalinas rubelita. 





En América del Sur, donde se encuentra la mayoría de este tipo de material de calidad gema, turmalina verde todavía se conoce como la esmeralda brasilera. 





La cantidad de tales piedras verdes que fueron minadas en los primeros días de la colonización portuguesa y enviadas a Portugal probablemente nunca se supo si eran esmeraldas o no. 





El folklore de la turmalina nos dice que tanto la introducción de esta hermosa piedra al conocimiento y la apreciación de la humanidad, se debieron a los niños. 





Poco después del año 1700, algunos niños en Holanda estaban jugando en un patio en un día de verano con unas cuantas piedras de colores brillantes que con indiferencia les daban algunas lapidarios, que evidentemente no habían clasificado. La agudeza de observación de los niños reveló que cuando jugaban, estas piedras brillantes calentadas por los rayos del sol, atraían cenizas y pajas. Los niños apelaron a sus padres para que les explicasen la causa de esta misteriosa propiedad; pero ellos fueron incapaces de explicar o de identificar las piedras, dándoles, sin embargo, el nombre de aschentreckers, nombre que durante mucho tiempo se aferró a estas turmalinas. 





A la Turmalina se le atribuyen poderes para mejorar nuestra comprensión, aumentar la confianza en sí mismo y amplificar las propias energías psíquicas, y la ayuda en la concentración y la comunicación. 





Por el contrario, se dice que sirven para neutralizar las energías negativas, y disipar el miedo y el dolor.  





Se cree que son útiles para relajar el cuerpo y la mente, y para ayudar en el tratamiento de muchas enfermedades diferentes, tales como la ansiedad, el envenenamiento de la sangre, artritis, y enfermedades del corazón. 





Turmalina rosa se ​​dice que inspiran el amor, la espiritualidad y la creatividad, y para dar sabiduría y mejorar la propia fuerza de voluntad. 





Turmalina sandía se dice que es muy eficaz para ayudar a recuperarse de problemas emocionales. 





Turmalina es la piedra del mes de octubre y se corresponde con el signo astrológico de Libra.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay