sábado, 4 de abril de 2015

COLLARES Y JOYAS DE ÁFRICA

File:Charm necklace, Masai - African objects in the American Museum of Natural History - DSC05973.JPG
MASAI


Collares de África, además de decirnos acerca de los gustos estéticos y artísticos, tiene mucho que decirnos acerca de los valores de culto, las estructuras sociales y el desarrollo económico y social.



MAASAI


Muchas maneras antiguas de adornar el cuerpo humano sobrevivieron más tarde en algunas partes de África y se convirtieron en formas de arte muy específicos y excepcionalmente ricas. 



NGBACA

Los más antiguos indicios del uso de joyas o adornos personales, data de finales del Paleolítico, y en uso aún hoy en día, es la joyería hecha de dientes de animales, semillas de frutas, paja, cuerda, cáscaras, incluyendo conchas de caracol, así como marfil delicadamente trabajado, piedras preciosas, plata y oro. 




ZULU


Materiales en bruto, que se utiliza tal y como aparecen en la naturaleza, han conservado su lugar tradicional en las culturas y son más a menudo parte de los adornos relacionados con acontecimientos importantes y períodos de la vida, sobre todo la infancia, la pubertad, la edad adulta. 




DOGON, MALI


Ellos no tienen nada que ver con el prestigio social o la riqueza, en contraste con el oro, piedras preciosas y marfil, pero son importantes en la decoración del cuerpo mismo, destacando la belleza de los movimientos del cuerpo, distinguiendo un individuo (por su coraje, por ejemplo), o en mantener alejados los espíritus malignos o añadir al ritmo de una danza (por su sonido).


File:Necklace of whistles - Ngbaka - Royal Museum for Central Africa - DSC06514.JPG
NGBACA


El significado o prestigio de los diversos materiales decorativos utilizados para la joyería merece una mención especial.


Miniature Bone Figures Brass Necklace Nigeria African Museum Exhibit Published
NIGERIA


Entre las piezas de concha decorada, aquellas con cauris son especialmente valoradas. 
Inclusive fue una vez una forma de dinero, aceptable para el pago en el comercio, incluyendo la compra y venta de esclavos o la compra de una novia.


Africa | Ifa priest's necklace "odigba ifa" from the Yoruba people of Nigeria | Glass beads, nuts, semi oval ivory pendant and "gbekude", a seed from a tree sacred to "orunmila" that works to ensure a long and prosperous life for the diviner and his family. | 250€ ~ Sold
NIGERIA


Las cowry se usan para decorar más frecuente los collares y los cinturones para ocasiones ceremoniales. 


Manyara Home
MANYARA


Algunos de los pueblos africanos son especialmente famoso por sus obras de arte con cuentas de muchos diferentes materiales, formas y colores. 
En la tumba de un gobernante que se encuentra en el sitio arqueológico en Ibgo Ukwy, se identificaron más de cien mil tipos diferentes de perlas, indicativo de la inmensa variedad de cuentas en África. 





Otro tipo específico de la joyería es un brazalete de África Occidental, la manila, que puede verse desgastado como joyería o se puede encontrar como medio de pago, y circula como dinero.





La gran riqueza de oro accesible desde las minas y depósitos aluviales facilitaba a los africanos medievales de usar el metal precioso para muchos propósitos. 


Para-Hombre-senoras-Africa-occidental-Bronce-Cobre-comercio-Pulsera-Manillas-250-anos-de-edad


Aparte de anillos, collares y pulseras, los pequeños trozos y piezas y figuras cosidas en vestiduras reales, especialmente en sombreros y zapatos, pertenecen en este grupo ornamental.





Además del oro y la plata, el marfil fue utilizada para la joyería. 
Especialmente popular para los encantos, baratijas y pequeñas máscaras, también ampliamente utilizado para los brazaletes tanto en brazo y pierna.





Combs (peinetas) también pertenecen a la categoría de joyería. 
Aparecen en la variedad más grande, con más frecuencia son de madera, pero también de varios huesos de animales incluyendo marfil, y son a veces cubiertos com lámina de oro.



ASHANTI


Combs, destinados a peinar o para ser usados ​​en el pelo como adornos, juegan un papel importante en el patrimonio cultural de África. 



ASHANTI


Su forma y las tallas en ellos identifican su lugar en la multitud de posibles funciones y significados atribuidos a los peines. 


Africa | Hair pins/combs from the Afar people in Sudan
AFAR


En muchos países de África, el peinado real y acabado del cabello tiene importancia y existe en innumerables variaciones. 
El simbolismo siempre presente puede estar relacionado con alguna cosa, evento u ocasión específica. 


Handmade hair comb from Zaire, Africa. Carved wood with two female heads
SUDAN


Peluquería en África, equivale a esculpir el cabello y los resultados son verdaderas obras de arte. 


by Anne Marie from BeadArt Austria | A beautiful end 1800s/early 1900s ivory comb from the Dinka people of Sudan. On the comb are tiny Victorian round coral and onyx beads. The rest of the necklace is made up of old bakelite hesihi from the African trade period, 3 natural Mediterranean coral beads and antique silver cube beads. {SOLD}
DINKA


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EL RUBÍ TIMUR



El famoso rubí Timur en realidad no es un rubí, sino una espinela. 
Posee un peso aproximado de 352 quilates y fue considerado el rubí más grande del mundo hasta 1851. 





Fue regalado a la reina Victoria por la East India Company en Octubre de 1851 y se ha mantenido dentro de la Real Familia Británica desde entonces. 
Este rubí posee una larga y colorida historia.





Timur fue un conquistador tártaro, quien se cree consiguió el rubí cuando saqueó Delhi en 1398. 
Permaneció en India por poco más de un año antes de regresar a Samarkand con el rubí formando parte de sus nuevas posesiones de guerra.  
El rubí  fue heredado por su hijo, Mir Shah Rukh y posteriormente por su nieto, Mirza Ulugli Beg.





Durante su reinado hubo varias guerras en contra de los persas y después de una de estas, el rubí cayó  en las manos  de Shah Abbas I de Persia, quien en 1612 le dio el rubí a un amigo cercano, Jahangir, Emperador Mogol de India.





Jahangir mandó grabar el rubí con su nombre y el de su padre, Akbar. 
La leyenda dice que cuando su esposa favorita lo reprendió por desfigurar una piedra tan hermosa, él le contestó: “Seguramente esta piedra hará que mi nombre pase a la posteridad más que cualquier historia escrita. La casa Timur puede caer, pero mientras haya un rey, esta piedra le pertenecerá”





Así sucesivamente, todos los dueños de la piedra fueron inscribiendo sus nombres en ella hasta Mohomed Farukh Siyar. 
El sucesor de este último emperador de Delhi en grabar su nombre en la gema fue Nadir Shah, quien saqueó Delhi in 1739 y la llevo junto con otras joyas famosas a Isfahan.





El grabó lo siguiente en la piedra:
“Este es el rubí de entre  25,000 joyas genuinas del rey de reyes, el Sultán Sahin Qiran (Timur), que en el año 1153 (1740 DC) de la colección de joyas de Hindustan llega a este lugar (Isfaham).





La última inscripción hecha en el rubí Timur fue de Ahmad Shah, quien fue el comandante del ejército de Nadir Shah en el tiempo de su asesinato en 1747. 
Él intentó llegar al trono, pero sólo logró apropiarse de un gran botín, el cual llevó consigo en su viaje para encontrar Afganistán.





Sin embargo, la piedra regresó nuevamente a la India cuando el rubí pasó eventualmente a su nieto Shah Suja. 
Expulsado de su hogar natal, se refugió en el Punjab, donde Ranjit Singh, el León de Punjab, lo forzó a entregar la gema.


 Timur


Como muchas de las piedras famosas del oriente, el rubí de Timur viajó a Inglaterra junto con una gran colección de joyería hindú, tomada del tesoro de Lahore en 1849 cuando la Gran Bretaña anexo a Punjab a su imperio.





La reina Victoria quedó muy complacida con su obsequio, ella particularmente admiraba los rubíes, el 23 de Octubre de 1851  escribió en su diario: son cabujones, sin cortar, sin colocar, pero perforados. 
Uno de ellos es el más largo del mundo, un tanto más impresionante que el Koh-i-noor!





En Abril de 1853 Garrards utilizó cuatro de estos rubíes en un collar de oro esmaltado con diamantes incrustados de diseño oriental, con pendientes de diamante también de Lahore.
Al centro del collar se ubicó la enorme piedra rosa de 352 quilates que agradó tanto a la reina Victoria. 





Dos meses más tarde, Garrards ajustó el collar para que la piedra pudiera ser removible y utilizada como broche, alternando así su espacio en el collar con el diamante Koh-i-noor.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

JOYERÍA TÍPICA DE NEPAL




La República Federal Democrática de Nepal está en Asia meridional y fronteriza con Himalaya, República Popular China e India. 





Con esta posición, su cultura tiene fuertes rasgos autónomos y distintivos, es un territorio donde los elementos de imagen están compartidos con las demás culturas vecinas.





Es un territorio altamente poblado donde un tercio de la población es analfabeta.





La religión practicada es el hinduismo que, junto con el budismo, son cultos muy sentidos por toda la población.





En Nepal, de hecho, por ser cuna de Siddharta Gautama (563 d. C) dio origen a la tradición budista, por estar rodeado por algunas de las cumbres más altas del mundo, entre las cuales el Himalaya, fuente de inspiración espiritual, es un país envuelto por una intensa espiritualidad, magia y superstición.





Este aspecto impregna constantemente las costumbres y las joyas nepalíes, que esconden en cada particularidad una simbología antiquísima y todavía hoy día muy sentida.





Para los nepalíes las joyas son llenas de significados y un instrumento fundamental para protegerse de los males exteriores y para conectar con las energías positivas.





Por ese motivo las joyas son muy amadas y a menudo se llevan muchas de ellas, una encima de la otra, en una magnifica y caótica demostración de abundancia y protección de las fuerzas del mal.





Para los nepalíes el oro y la plata simbolizan respectivamente Surya, el dios del sol, y Chandra, la diosa de la luna, por este motivo estos dos materiales no pueden faltar en las joyas que llevan durante las ceremonias religiosas y en particular son muy importantes en el ajuar de las novias.





Otros símbolos muy importantes y omnipresentes en las joyas nupciales son el pavo real (como en la cultura india), que a menudo se presenta en forma de plancha en relieve enganchada al peinado y que indica la buena suerte y la fertilidad.





El pez (como en la cultura de las minorías étnicas chinas), en forma de colgante en plata, como símbolo de fertilidad.





Las campanillas, porque la campana es un símbolo budista cuyo sonido atrae la pureza de la doctrina de la perfecta sabiduría.





Una joya típica de las mujeres casadas es el Kantha, un collar realizado alternando perlas de oro en facetas y finas capas de tejido de fieltro rojo, como el de la primer foto del post. 





Estos collares se llevan en todas las fiestas y muestran el estatus y la riqueza de la familia. En la parte este de Nepal las perlas de oro de los Kantha están acanaladas, mientras en la zona de Pokhara tienen puntas y bordes muy pronunciados.





El color rojo del tejido, obtenido en las joyas gracias al coral, no viene utilizado casualmente, sino que sigue una exacta simbología porque, como también en la cultura tibetana, representa la vida y la fuerza vital, mientras que el azul, de la turquesa, representa el agua, el cielo y el aire.





Coral y turquesa pueden ser usados en forma de grandes granos poco desbastados e incrustados, juntos con perlas de oro decoradas en relieve, en collares llamados Bhiru que siempre se llevan por pareja.





El color de las piedras es un factor muy importante y a menudo coincide con el valor que se atribuye a la misma cultura occidental. 





Muchas joyas, como anillos, collares y brazaletes, están adornadas con nueve piedras elegidas e incrustadas según el principio ayurvédico del Navaratna, reconocido y usado en la mayor parte de los países asiáticos, que representa el sistema planetario indio. 





Las gemas utilizadas son el diamante, la perla, el coral, la grosularia, el zafiro azul, el ojo de gato, el zafiro amarillo y la esmeralda.





Otros dos collares, emblema de las mujeres casadas y de la riqueza de su familia, llamados Tilhari y Nau gedi, están compuestos por apliques en oro con forma muy compleja y con una rica decoración y alternados con hilos de perlitas de cristal.





Con frecuencia los collares no tienen solo un aspecto ornamental sino también están compuestos por amuletos de oro llamados Jantar a menudo en forma cuadrada y adornados con cincel.





Algunos collares son una verdadera obra de montaje de gemas con significado apotropaico, imágenes fotográficas, colgantes con formulas y oraciones y elementos orgánicos como garras, dientes y semillas de animales y plantas particulares. 





Estos collares tienen un fuerte y claro valor de amuleto pero su eficacia será aun superior si bendecidos por un chaman.





Reservado en exclusiva para la Kumari, diosa viva que viene nombrada como tal con solo 4 años por los sacerdotes y los astrólogos, es el collar Taillo o Tavo, lujosamente decorado en oro o en metal dorado con un gran colgante en forma de semilla en media luna, muy similar a los colgantes relicarios indios.





En casos particulares, como en las fiestas principales, es posible llevar collares cuyo colgante principal es un verdadero relicario, a menudo en forma alargada o en media luna.





Con el fin de proteger, los niños a menudo llevan muchas tobilleras de formas y materiales variados, entre los cuales no falta el hierro porque está considerado un poderoso antídoto contra los espíritus malignos.





Un collar con fuerte poder apotropaico es el Tengura, compuesto por una o más filas de colgantes con forma fálica de distinto tamaño, mientras, con la misma forma pero utilizando piezas alargadas y estilizadas, es el collar Kantshri, realizado con colgantes en metal blanco.





Otro tipo de collar, llevado en Nepal occidental, es el Hansuli, realizado en general con metal blanco y en forma circular o semiesférica rígida y decorado con motivo grueso por grabado, como en la tradición de las poblaciones de la minoría china.






Las mujeres llevan en las muñecas muchísimas pulseras con tintineo y de muchos colores, realizadas en metal y a veces revestidas con perlas, mientras una pulsera típica masculina, a menudo usada por los arqueros para proteger la muñeca izquierda, tiene forma imponente, está hecha con madera tallada y tiene forma de silla de montar.





En Nepal, como en la India, los pendientes son muy amados y apreciados tanto para las orejas como para la nariz.





Los pendientes para la nariz se llaman Bulaki e Phuli, y son distintos según donde se llevan: a los lados de la nariz o en el cartílago que separa los dos lados nasales. 
A veces son tan imponentes que hay que quitarlos para poder comer.





En el pasado las mujeres, y todavía hoy las más ancianas, acostumbraban hacerse muchos agujeros a lo largo de todo el lóbulo de la oreja, y colocarse los Tuki, pequeños pendientes en forma de botón de oro redondo que representaban el equivalente de una inversión económica.





También los pendientes son a menudo muy grandes y a veces también muy pesados. 





Tienen nombres distintos, Marwari o Dhungri, según el modelo colgante o pegado a la oreja, o Chepti, si tienen colgante que recuerda el símbolo del sol, con forma amplia y redonda, en general realizados en oro grabados en relieve o con cincel.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay