sábado, 13 de junio de 2015

LA HISTORIA DE LA JOYERÍA




Desde la prehistoria el diseño de joyas estaba determinado por las modas de la época y el lugar donde se producían, es así como aquellos collares de conchas y dientes de el inicio de nuestra civilización no se confunden con las magnificas joyas del antiguo Egipto, la orfebrería persa o la joyería grecorromana.





Para el Medioevo, la orfebrería se consolida como un arte junto a la arquitectura y otras, enriquecida constantemente con los elementos de la antigüedad, la joyería de esta época se traslada más al ámbito de lo litúrgico y la realeza, porque son ellos quienes ahora dictan las directrices del diseño, apareciendo con ello imágenes religiosas y ajuares llenos de pedrería o esmalte de todos los colores.





En el continente americano surgen grandes civilizaciones que tienen sus propios gustos enriquecidas naturalmente con gemas de la región: turquesa, jade, crisocola y amatista en norte, centro y sur América. 





Algunas tribus llegaron a desarrollar sus propios gustos alejados de imperios como la llamada cultura Chiriquí que nos sorprenden con su abstracción cargado de simbolismo mágico religioso.





Es la época en que la joyería de la India, la más rica y exuberante de Asia, llega a ser como la conocemos actualmente, multicolor, extravagante y llena de formas vegetales estilizados con la que prácticamente se visten de cabeza a los pies. 





Los sólidos anillos árabes con grandes gemas duras en su centro con bajo relieves, nos recuerdan a esos sellos de oro o piedra de la antigüedad y que hoy en día siguen siendo populares en todo el mundo. 





China produce por estos tiempos sus más apreciados jades imperiales, de uso principalmente ceremonial y de diseños muy elegantes y sofisticados como las joyas de metal.





El renacimiento completa de seres míticos a la joyería europea, que sigue siendo colorida por el uso del esmalte y gemas, pero nos anuncia con su riqueza de motivos la llegada del barroco donde el diamante empieza a desempeñar el rol que tiene actualmente y el diseño de joyas sobrecargado de formas vegetales y animales representados generalmente de forma figurativa.





Así, de los tritones y sirenas en oro esmaltado o con cuerpo de perla barroca del renacimiento, pasamos a las hojarasca y querubines del barroco, todo esto, claro está, en el continente europeo.





Llega entonces el clasicismo y el neoclásico, donde varios imperios europeos como el inglés y el francés dejaron sus huellas con estilos como el isabelino en el primer caso y el Luis XV y napoleónico en el segundo caso.





Estos estilos posteriormente, llegaron a influenciar lo que es hoy en día la joyería industrial, el diseño de multitudes de empresas productoras de joyas de todo el mundo ayudados con los modernos procesos de diseño y producción de joyas: sofware, impresoras 3D, entre otros.





Se produce una mezcla de estilo convirtiéndose en uno de los más bellos de toda la historia, el Art Nouveau, lleno de motivos vegetales, animales la figura humana presentada aquí con rostros y cuerpos de musas y hadas.





Con el Art Deco la joyería vuelve al neoclásico con elementos y detalles de la antigüedad egipcios, debidos a los descubrimientos arqueológicos, así todo ello se hace más geométrico. 





Aquí surge prácticamente lo que conocemos actualmente como joyería industrial o comercial más vendida en todo el Mundo de hoy por los grandes almacenes y algunas casa joyeras de renombre.





Es la época en la que las grandes firmas joyeras del momento se consolidan. 
La joyería no fue ajena a los movimientos artísticos que se dieron en la segunda mitad del siglo XX, artistas como Salvador Dalí y Alexander Calder diseñan y producen joyas basados en sus respectivos estilos o movimientos artísticos.





Para el siglo XXI cobra importancia la joyería de autor que proporciona mezclas de estilos, materiales y técnicas, ayudados con las herramientas tecnológicas de nuestros tiempos así como de las clásicas. 





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EL TRATAMIENTO EN LAS PIEDRAS PRECIOSAS



El tratamiento y la mejora de las piedras preciosas ha existido durante cientos y cientos de años. 




La primera documentación de los tratamientos fue presentada por Plinio el Viejo. 




Y 2000 años después, muchos de estos tratamientos se siguen utilizando hoy en día. Algunos tipos de mejoras como en la naturaleza, no pueden ser detectados y son permanentes, esto proporciona al mercado joyero con una mayor oferta de hermosas piedras preciosas. 




Otros tratamientos producen cambios dramáticos tales como la mejora de la claridad de una piedra preciosa, la irradiación y el calentamiento del topacio incoloro que permanentemente lo transforma en topacio azul es un excelente ejemplo. 




Unos tratamientos son menos estables y deben ser evitados por el comprador bien informado. 




Lo que sigue es una descripción de algunos de los tratamientos más comunes.

Esta es sólo la punta del iceberg. 

En el pasado, los tratamientos de las piedras preciosas se realizaban generalmente por el cortador. 
El lapidador quería que el valor del producto final sea lo más alto posible. 




Hoy en día, hay centros, como Bangkok en Tailandia, donde hay instalaciones que se especializan en el tratamiento tanto de gemas en bruto como talladas. 




El tratamiento térmico de corindones (rubíes y zafiros) es un excelente ejemplo. 
Los tratamientos térmicos de corindón, tanto simple calentamiento como calefacción con flujo, como el berilo, se hacen a menudo antes de antes de cortar, y no serán reconocidos por el tallador antes de realizar el corte.




Tratamientos y precios

Hay algunas piedras preciosas que ni siquiera existirían si no fuera por los tratamientos. 
La abundancia de citrino, en tonos de amarillo, oro y naranja es el resultado del tratamiento térmico de la amatista.




Que el citrino natural se encuentre es bastante raro en la naturaleza. 
Si no fuera por los tratamientos sería mucho más caro de lo que es.




Tanzanita en tonos de violeta y azul depende de un tratamiento térmico para producir la cantidad suficiente como para satisfacer las demandas del público.




Topacio rosado es otro ejemplo de una piedra que no existiría sin tratamiento térmico. 
No sólo son estos tratamientos aceptables, sino que son necesarios para mantener estos productos asequibles y disponibles.




La demanda reciente de zafiros y rubíes sin calefacción ha provocado un aumento de precios de hasta un 50% -100% para el material sin calefacción. 




¿Significa esto que la gema no tratada es más hermosa? 
NO 
En la mayoría de los casos el calentamiento aumenta la belleza piedra, el incremento de precio es el resultado de la rareza de ser sin calefacción.




Calefacción

Calefacción es el tratamiento más común disponible. 
Se puede usar para que el color de una piedra se aclare, oscurezca o cambie por completo. 




Se puede lograr una mejora en la claridad y el brillo. 
La calefacción es detectable sólo por observadores entrenados en un entorno de laboratorio y suele ser irreversible en condiciones normales. 




Rubíes y zafiros sin calefacción contendrán agujas de rutilo microscópicas o burbujas de gas en pequeñas bolsas de líquido que son evidencia que los laboratorios pueden utilizar para garantizar que estas piedras no se han calentado. 




En las últimas dos décadas, se descubrió, bastante por accidente, que si zafiros se calentaban junto con un flujo que contiene berilio, el color del zafiro se podría cambiar drásticamente.




Las siguientes gemas casi siempre son tratadas térmicamente: 
Tanzanita 
Citrino 
Topacio rosado
Aguamarina 
Turmalina Paraiba 
Apatito 
Rubí 
Zafiro 
Circón (tanto azul como incoloro) 




Aceitado

En la esmeralda es universal, pero no todas las esmeraldas se aceitan, muestras vírgenes pueden alcanzar precios astronómicos. 




Cuando se extrae la esmeralda en bruto se echa en un barril de petróleo; cuando se corta, el aceite se utiliza como lubricante para el disco de tallado y corte. 




El aceite incoloro se filtra en las fisuras en la superficie de las esmeraldas. 
Cuando las fracturas contienen aceite son menos visible a simple vista. 




Para completar este proceso se presuriza en las fisuras de la piedra pulida. 




Esto es algo que debe ser aceptado porque la esmeralda generalmente es una piedra que se encuentra muy fisurada, en muy poco común una esmeralda sin fisuras ni defectos.




La única manera de encontrar una esmeralda que no esté aceitada es cuando no vemos fracturas en la superficie de la esmeralda, así que no hay aceite puede entrar dentro de la piedra. 




Si el color es igual, evidentemente, tendrá que pagar más por una esmeralda si no tiene fisuras que lleguen a la superficie, simplemente tendrán menos inclusiones. 




Si una esmeralda que originalmente tenía fisuras que llegaban a la superficie, se pone en un ultrasonido o se calienta incluso si la dejamos al sol,  el aceite puede ser lixiviado y se noten las fracturas. 




Esto hará que las inclusiones parezcan más blancas y más evidente. 
En este caso, la piedra puede ser aceitada nuevamente por profesionales.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

PESO APROXIMADO SEGÚN LA TALLA

Fotos de la colección "ópalos de Australia"


Hay veces en que es necesario calcular el peso de una gema cuando está engastada en una joya sin tener que sacarla, para eso necesitamos una serie de datos como les muestro a continuación.





Dureza,  peso y gravedad de las piedras preciosas




La dureza y la gravedad específica son dos de las características principales de las piedras preciosas.




La dureza de una piedra preciosa es su resistencia al rasguño y se puede describir según una escala estándar de 10 minerales conocida como la escala de Mohs. 
F. Mohs, mineralogista austriaco quien desarrolló esta escala en 1822.




Gravedad Especifica (GE)
GE = Peso en aire / Peso en aire - Peso en agua

Dureza, peso y gravedad de las gemas preciosas




Según la escala de Mohs, la dureza de las gemas es:

Talco  1
Yeso  2
Calcita  3
Fluorita  4
Apatito  5
Feldespato  6
Cuarzo  7
Topacio  8
Zafiro  9
Diamante  10




La gravedad específica es el número de veces que es más pesada una piedra preciosa de cualquier volumen que un volumen igual de agua; es decir es el cociente de la densidad de la piedra preciosa a la densidad del agua, dicho de otra manera, la diferencia de peso entre la piedra y el agua que desplaza cuando sumergida.




Berilo (Dureza: 7.5-8 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.63-2.91 

Crisoberilo (Dureza: 8.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.68-3.78 

Corindón (Dureza: 9 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.96-4.05 

Diamante (Dureza: 10 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.51 

Feldespato (Dureza: 6-6.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.55-2.76 

Granate (Dureza: 6.5-7.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.5-4.3 

Jade (Dureza: 6 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.9-3.1 

Jadeita - (dureza entre 6 y 7) 
Gravedad Especifica: 3.1-3.5 

Lápizlazuli (Dureza: 5-5.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.7-2.9 

Ópalo (Dureza: 5.5-6.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 1.98-2.25 

Peridoto [Olivina] (Dureza: 7 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.22-3.45 

Cuarzo (Dureza: 7 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.65 

Espinela (Dureza: 8 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.58-4.06 

Topacio (Dureza: 8 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.5-3.6 

Turmalina (Dureza: 7-7.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 3.03-3.25 

Turquesa (Dureza: 5-6 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.6-2.8 

Zircon (Dureza: 7.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 4.6-4.7 

Rubi (Dureza: 9 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 4.02

Esmeralda (Dureza: 7.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.7

Perla (Dureza: 3.5 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.68

Coral (Dureza: 4 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 2.68

Safiro (Dureza: 9 Mohs) - 
Gravedad Especifica: 4.03




Formulas para obtener el peso aproximado
de las gemas según su talla:

Peso de las Gemas:
100 Puntos = 1 Quilate 
1 Quilate = .02 gramos
1 gramo = 5 Quilates en peso en gramos




Talla Ovalada:
 Largo + Ancho        Largo + Ancho
-------------------  x  --------------------  x Alto x GE = Peso en Quilates
          2                            2

Talla Redonda:
Diámetro x Diámetro x Alto x GE x 0.0018 = Peso en Quilates

Talla Esmeralda:
Largo x Ancho x Alto x GE x 0.0025 = Peso en Quilates

Talla Rectángular:
Largo x Ancho x Alto x GE x 0.0026 = Peso en Quilates

Talla Cuadrada:
Largo x Ancho x Alto x GE x 0.0022 = Peso en Quilates

Talla Marquis:
Largo x Ancho x Alto x GE x 0.0016 = Peso en Quilates

Talla Pera:
Largo x Ancho x Alto x GE x 0.0018 = Peso en Quilates

Talla Corazón:
Largo x Ancho x Alto  x GE x 0.0021 = Peso en Quilates

Talla Trillon:
Largo x Ancho x Alto x GE x 0.0018 = Peso en Quilates

Talla Cabujon:
Largo x Ancho x Alto x GE x 0.0026 = Peso en Quilates





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay