viernes, 2 de octubre de 2015

SUPONGAMOS QUE.... LOS DIAMANTES




Qué haríamos con los diamantes si los hubiéramos descubierto o inventado hoy en día?
Esa distinción entre descubrir e inventar es importante.
Si los diamantes habrían permanecido sin descubrir en la corteza de la Tierra durante más de mil millones de años, pero sólo nos topamos con ellos ahora, entonces al menos llegarían a nuestra vida con un atributo fundamental





Su extraordinaria antigüedad.

Por otro lado, si los hubiéramos hecho en un laboratorio, entonces hubieramos creado una maravilla de la ciencia en lugar de una maravilla de la naturaleza.





Qué hace de los diamantes algo tan especial de todos modos? 





Creo que hay cinco atributos clave:
1. Los diamantes son muy antiguos. 
Los diamantes más jóvenes se cree que al menos tienen 990 millones de años de edad, y algunos de los mas antiguos se creen que tienen más de 4,25 mil millones de años, casi tan antiguos como la propia Tierra. 





Los diamantes son anteriores a los dinosaurios por cientos de millones de años, y la mayoría de los diamantes en realidad son anteriores a toda la vida en la tierra. 
Un diamante es casi seguro que sea la cosa más antigua que alguna vez va a sostener.





2. Los diamantes son raros. 
No hagas caso a las teorías sobre cómo las empresas de diamantes están acumulando toneladas de diamantes en bóvedas para hacer que el mercado crea sobre la escases: simplemente no es cierto. 
Sí puede haber minerales naturales aún más raros, pero los diamantes siguen siendo bastante difíciles de encontrar, y aún mas difíciles de extraer, especialmente los mejores diamantes de calidad gema que se usan para joyería.





3. Los diamantes tienen historia. 
Se cree que han sido admirados por primera vez en la India hace unos 2.500 años, tal vez mucho antes. 
Otro relato afirma que los diamantes fueron utilizados como herramientas de corte industrial en China hace 4.500 años. 
De cualquier manera, el significado cultural de los diamantes es claro: se han asociado con el amor, el matrimonio, el glamour, la belleza, la realeza, el éxito, la riqueza, y tal vez incluso un poco de intriga. 
Los diamantes han recogido ese valioso equipaje durante miles de años, un marketing inteligente por De Beers en el siglo 20 refleja y amplifica esos hechos pero no los inventaron ellos.





4. Los diamantes tienen propiedades físicas extraordinarias. 
El diamante es el material más duro conocido de origen natural, 58 veces más duro que cualquier otra cosa, una propiedad que depende de su pureza, perfección y orientación cristalina. 
Los diamantes también tienen muy alta conductividad térmica, por lo que se sienten fríos al tocarlos.
Su dureza y estabilidad química permiten que que sobrevivan intactos y sin cambios durante miles de millones de años y que conserven su belleza perfecta, una vez cortados y pulidos.





5. Los diamantes se ven muy bien. 
Nacieron bonitos. 
Esas propiedades físicas les permiten dispersar la luz blanca en los colores espectrales, dándoles el efecto de una luz que se mueve, ya que brillan y centellean. 





Pero imaginemos que los hubiéramos descubierto hoy, ellos carecerían de todo ese equipaje, la tradición cultural, el ritual de compromiso, las leyendas de Koh-i-Noor y Golconda, las joyas de la corona, la maldición del diamante Hope, Marilyn Monroe, Shirley Bassey, las películas de la Pantera Rosa.





Sin toda esa carga emocional serían algo más que una curiosidad, un capricho de la naturaleza?





Y si no se hubieran encontrado, se producirían en un laboratorio, ¿entonces qué?
No tendrían la antigüedad sin igual, no podrían ser muy raros, no tendrían ningún patrimonio cultural.





En el mejor de los casos podríamos haber sintetizado en una nueva forma el cuarto elemento más común de nuestro universo: el carbono.





Puede ser que sea bonito y que incluso podría ser útil, y tal vez similar a otro alótropo del carbono, también con una estructura de red cristalina, que es aclamado como el nuevo material milagro de nuestra época: el grafeno.





Así que aquí está mi pregunta: si inventamos o incluso descubrimos diamantes hoy, podríamos tratarlo como un nuevo material raro, capaz de cosas extraordinarias en la industria y la electrónica, o habría que estar deslumbrados por su hermosura y corte en piedras brillantes para nuestro propio adorno?





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay