miércoles, 18 de noviembre de 2015

LA LIBÉLULA EN LA CULTURA JOYERA




Una de las culturas más aficionadas al mundo de los insectos es sin ninguna duda la japonesa. 





En concreto las Libélulas son insectos adorados por los nipones desde la Antigüedad entre otras cosas, porque se comen a otros insectos que dañan los cultivos de arroz, fuente de sustento de su civilización. 





Por ello les dedicaban dibujos y esculturas de bronce a modo de plegarias para las buenas cosechas.





La Isla de las Libélulas.

El emperador Yuryako Tenno estaba cazando en la llanura cuando de pronto le picó un tábano. 
Entonces apareció una libélula e hizo desaparecer al tábano. 
Por ello el emperador nombró a la región Llanura de la Libélula.





Los samuráis, antiguos guerreros japoneses, utilizaron las libélulas como emblema y símbolo de buena suerte. 
Eran llamadas kachi-mushi, es decir, insectos victoriosos.





Sin embargo, las libélulas adoptan un papel de ente maligno en el México prehispánico siendo representadas en la mitología náhuatl como demonios del aire.





El Mito de los Mayas cuenta que las libélulas ayudaron al Sol a guardar en trece troncos huecos los trozos rotos de la Luna, que fue descuartizada por un rayo. 
Cuando los troncos fueron abiertos por un perro, surgieron sobre el mundo todos los animales nocivos como las serpientes.





Por otro lado, en Chiapas se aprecian las libélulas por sus dones curativos. 
Tanto es así que suelen pasar tres de estos insectos por la boca de los niños cuando babean. 
De esta forma los pequeños no vuelven a salivar en exceso.





Otras leyendas relatadas por la mitología hindú señalan que cuando las personas mueren sus almas se transforman en libélulas que esperan en la Naturaleza hasta renacer en otra persona.





Yo me quedo con las leyendas sobre las libélulas que hablan de buenos augurios y buena suerte. para maldades ya tenemos suficientes en la vida real. 





Por sus dotes positivas es por lo que utilizamos su símbolo en joyería.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

EL INDALO - AMULETO DE PROTECCIÓN




El indalo es una figura rupestre del Neolítico tardío o Edad del Cobre que se encuentra en la cueva de los Letreros, situada en la falda del Maimón, en el municipio de Vélez-Blanco (Almería, Andalucía), España. 





Representa a una figura humana con los brazos extendidos y un arco sobre sus manos, si bien su significado no ha sido aún esclarecido de forma definitiva existiendo también varias teorías que apuntan a cierta divinidad en el dibujo. 





Durante siglos, fue símbolo de buena suerte y considerado un tótem en el norte y levante de la provincia de Almería, especialmente en Mojácar, donde lo pintaban con almagre para proteger las casas de las tormentas y el mal de ojo. 
Se le llamaba el "muñequillo mojaquero".





Todo comienza en el pueblo almeriense de Mojácar, que a pesar de tener playa, la parte principal del municipio se encuentra encima de una montaña. 



El origen de la leyenda del Índalo tiene como culpable a la sequía que caracteriza la zona de Almería. 
Es el lugar donde menos llueve en el país y además la tierra es realmente seca.





Pues bien, debido a esta sequía extrema que azotaba al pueblo de Mojácar, los pobladores celebraron un homenaje para invocar al dios del agua y poder así disponer de este recurso natural tan necesario para la vida de las familias.





Fue entonces cuando un inmenso dios apareció en la cima de la montaña. 
Sus piernas abarcaban el pueblo de un extremo a otro. 
Sus brazos estaban extendidos hacia los lados desde donde surgía un mágico arco iris.





De repente, comenzó a brotar agua de una fuente natural que está situada en la ladera de la montaña y que nunca para de salir desde aquel entonces.





Es por esto que el símbolo del Índalo se considera un amuleto de buena suerte y protección contra el mal de ojo en las poblaciones de la región. Y prueba de ello es que podemos ver esculturas del Índalo por toda la ciudad.





Pero seguimos investigando sobre el Índalo. 
Resulta que, en el siglo XIX, fueron descubiertas unas pinturas rupestres en la Cueva de los Letreros (situada en el pueblo de Vélez-Blanco). 
Han sido datadas en el 4.500 a.C. y se asume que pertenecieron a los primeros pobladores de la región. 
Hasta aquí, la parte histórica documentada, lo demás, vuelve a ser leyenda.





Parece ser que hay investigadores que asumen el significado del Índalo como un pacto entre dioses y humanos primitivos, quienes protegían a las familias de las inclemencias del tiempo concediéndoles las cuevas como cobijo. 
Un justificante más de por qué asumimos que el Índalo es un amuleto de protección.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

QUIEN ELIGE EL ANILLO DE COMPROMISO?



Muchas mujeres le dirán que no hay nada más emocionante en la propuesta, que cuando el anillo de compromiso se entrega. 




Pero para muchas de ellas conseguir el anillo no siempre es fácil, sobre todo cuando la decisión queda solo en manos de sus novios. 




Elegir el diseño correcto, estilo y quilates es algo en lo que las damas tienden a ser muy particulares, por lo que cada vez más novias-eligen sus propios anillos. 




Sinceramente, nunca pensé que iba a estar involucrado en la elección de mi propio anillo de bodas ", dice una clienta recién casada.




"Yo sabía que mi reciente marido me iba a proponer casamiento y que había estado buscando anillos de compromiso desde hacía bastante tiempo. Él me dijo que no estaba seguro de qué elegir, así que sentí que era importante poner mi granito de arena. Después de todo, se trata de un anillo que tengo pensado en usar para el resto de mi vida, así que debe gustarme." 




Si usted es tradicionalista o si tiene si es super moderno, elegir el anillo de compromiso adecuado puede ser muy intimidante para un hombre, especialmente cuando no está seguro de cuál es el que su futura esposa quiere. 




Si desea sorprender a su novia con un anillo de compromiso, pero además quiere tomar en cuenta el gusto de ella, hay varias cosas que un novio puede hacer por su futura esposa. 




En Kaia Joyas el punto de partida es el estilo del anillo, después el tamaño y talla del diamante, por último el tipo de metal que le gusta, no hay ninguna posibilidad de cometer un error al elegir el anillo. 




En caso de que su novia quiera cambiar el anillo por otro no hay problema, podemos hacerlo. 
También le garantimos que el nuevo anillo será del mismo valor o le damos la diferencia. 




La joyería es una cosa muy personal y lo que se podría pensar que es encantador no necesariamente puede ser el estilo de anillo de a su novia le gusta. 




Algunas novias prefieren anillos que lleven diferentes piedras preciosas en lugar del clásico diamante. 
Asegúrese de que usted sabe qué tipo de piedras preciosas su mujer quiere en su anillo antes de salir y comprar uno. 




Haga que su novia le muestre diseños y estilos de anillos que le gustan y luego con esos datos podemos diseñar un anillo único para ti. 




Además de todos esos datos podemos añadir una inscripción especial para personalizarlo aún más.




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay