miércoles, 16 de marzo de 2016

EL ORO BLANCO






El oro blanco es una aleación de oro que contiene un metal blanco para darle ese aspecto. 






Los metales que se utilizan normalmente en oro blanco son el níquel, plata, manganeso o paladio. 





La intensidad del color blanco en el oro depende del metal con que se alea y el porcentaje de metal blanco utilizado. 
Dado que la mayoría del oro blanco tiene un aspecto grisáceo, con el fin de aumentar su blancura, se acostumbra dar un baño de rodio.





Durante la época del Art Deco, el platino se convirtió en un metal popular como opción para los amantes de la buena joyería y de buen poder adquisitivo.



Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, el platino era un metal estratégico para EE.UU. y se prohibió su uso para la joyería. 




Por lo tanto, se hizo una aleación de oro de color blanco para reemplazar el platino. 
Aleaciones de oro blanco son menos costosas que el platino y el paladio, por lo que se hizo popular para la joyería.





Para aquellos que son sensibles al níquel, es importante saber si la joyería del oro blanco contiene níquel. 
En Kaia Joyas no usamos níquel por ser causante de muchas alergias.




Joyeros deben etiquetar claramente su oro blanco si contiene níquel, ya que puede causar erupciones en la piel para algunos.




Joyeros también deben dejar claro si el blanco de oro es revestido o no, y con qué material. 




El rodiado evitará la irritación, pero una vez que la capa de rodio se desgasta con el tiempo, la piel se expone al contenido de níquel y luego se puede producir una reacción alérgica. 




Por esta razón, el oro blanco es a menudo aleado con paladio, que no causa ninguna irritación. 
Sin embargo, el paladio es más costoso que el níquel. 
La durabilidad de chapado de rodio depende del espesor de la chapa, y el desgaste del individuo por el uso. 
El oro blanco puede ser fácilmente bañado nuevamente con el rodio, haciendo que parezca como nuevo.





Al igual que otras aleaciones de oro, el oro blanco varía en grados de pureza, que se indica por quilates. 
El oro blanco siempre debe estar sellado con un número para indicar su grado.



Por ejemplo, el oro blanco que está marcado 750 o 18 K  contiene 75% de oro puro y en nuestro caso lleva 25% de paladio.



El oro blanco de 14 K lleva 58,5% de oro puro y el resto de paladio.




Al elegir un metal es importante tener en cuenta el color de la piedra preciosa que se establece en el metal. 




Metales blancos complementan las piedras azules y blancas, y hacen que las piedras preciosas se vean más grandes y más brillantes. 




Mientras que el oro blanco se ha vuelto extremadamente popular en Occidente, el oro amarillo sigue siendo el metal precioso de elección en el Este. 




De hecho, el oro encontrado en las tiendas de Bangkok y otros países de Asia se encuentra entre las más puras del mundo. 
Algunos amantes de la joyería prefieren la apariencia de metal blanco y otros como la apariencia de oro amarillo o rosa. 




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario