lunes, 1 de febrero de 2016

EL PORQUE DE LOS PRECIOS DE LAS PIEDRAS PRECIOSAS





¿Por qué un rubí de 1 quilate tratado por calefacción de claridad VS se vende por 500 dólares, mientras que una turmalina no tratada de 6 quilates con claridad VVS se vende por 200 dólares? 




Y por qué una amatista tratada de 10 quilates limpia sólo cuesta 30 dólares? 

Trataremos de dar sentido a los precios de las piedras preciosas.




La respuesta simple, uno podría pensar, es que es sólo una cuestión de oferta y demanda - si un montón de gente quiere comprar un determinado tipo de piedra preciosa y la oferta es limitada, el precio de la piedra preciosa que será alto. 

Sin embargo, esta respuesta en realidad no cuentan toda la historia de cómo funcionan las cosas en el negocio de las piedras preciosas.




Consideremos el caso de una de las piedras preciosas más caras el diamante. 

En el siglo 19, la producción mundial de diamantes era sólo unas pocas libras por año. Tras el descubrimiento de las grandes minas de diamantes de Sudáfrica en 1870, los diamantes se retiraban del suelo por toneladas. 




Hubo un exceso tal de la oferta y poca demanda por lo que los financieros británicos de las minas sudafricanas estaban en peligro de perder su inversión. 

Su solución fue crear el poderoso cartel de De Beers que hasta el día controla una parte de la producción de diamantes del mundo y regula la oferta. 




Diamantes de calidad en realidad no son escasos en absoluto. 
Pero De Beers controla la cantidad de los diamantes que salen a la venta en el mercado y que mantiene los precios altos.

El consorcio De Beers también creó una campaña de publicidad para crear una asociación entre los diamantes y el amor, el noviazgo y el matrimonio, bajo el lema "Los diamantes son para siempre".




El resultado incrementó la demanda y precios más altos para los diamantes. 

El anillo de compromiso de diamantes, antes desconocido en la mayoría de lugares del mundo, ahora se considera una parte esencial del ritual del matrimonio. 

Esta fue probablemente una de las hazañas más exitosos de la ingeniería social en el siglo 20.




En el mundo de las piedras preciosas de color, no hay afortunadamente ningún cártel o grupo que haga el control, aunque muchas fuerzas tratan de influir en la demanda del mercado y el valor percibido. 

Considere, por ejemplo, los términos "preciosa" y "semi-preciosa". 

Como casi todo el mundo sabe, las piedras preciosas son el diamante, el rubí, zafiro y esmeralda. 




Pero, sabía usted que la lista de piedras preciosas, una vez incluía la amatista? 

Que pasó? 

El descubrimiento de grandes yacimientos de amatista en Brasil hizo que la amatista estuviera ampliamente disponible y se eliminó de la lista de piedras preciosas.




Sería duro para mantener los precios de las otras piedras preciosas si una de las del grupo se vendía por sólo 5 dólares por quilate.

Así que la amatista fue degradada.

En estos días algunas piedras semi-preciosas raras como el granate demantoideo y la .
alejandrita pueden ser más caros que el rubí y el zafiro. 




De hecho, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos desalienta ahora el uso de la distinción engañosa entre piedras preciosas y semipreciosas. 
Pero rubí, zafiro y esmeralda continúan alcanzando precios premium.




Según la Asociación Internacional de las piedras preciosas de color (ICGA), las piedras preciosas tradicionales - rubí, esmeralda y zafiro - tienen un precio alto debido a su atractiva y distinguida historia. 
A pesar de que hoy la mayoría de estas piedras son tratadas o mejoradas de alguna manera, el precio sigue siendo precioso, aunque rubí y esmeralda tienden a ser más caros que el zafiro.




El ICGA identifica otra categoría de gemas que ellos llaman los nuevos clásicos - tanzanita, turmalina, aguamarina, topacio imperial y granate tsavorita. 

Estas piedras se consideran las estrellas en ascenso de joyas de piedras preciosas y también están subiendo de precio a medida que aumenta la popularidad. 

Tanzanita, en particular, ha sido muy fuertemente promovida.

Piedras Menos conocidas que no se comercializan en gran medida a menudo tienen precios muy razonables. 




Estas piedras, que el ICGA llama gemas de coleccionista, incluyen espinela, circón, piedra de luna y morganita y otros tipos de berilo.

A continuación hay una lista de las piedras que el ICGA llama piedras preciosas asequibles - piedras muy bien de colores con buena disponibilidad y precios atractivos. 

Estos incluyen amatista, citrino, ametrino, peridoto, granate rodolita, topacio azul, iolita, kunzita, diópsido y andalucita.

Lo que todo esto deja en claro, es que hay varios factores en la determinación de los precios de las piedras preciosas. 




La oferta es por supuesto importante, pero el poder de marketing de la industria de la joyería es también un factor importante en la determinación del nivel de la demanda. 

Si una piedra preciosa no está ampliamente disponible o se considera de moda, es poco probable que sea fuertemente comercializado, y el precio es probable que sea menor. 

Si una piedra preciosa se encuentra en muy buena oferta, como en la última categoría, no hay mucho que la industria de la joyería puede hacer para influir en los precios a menos que puedan controlar el suministro como el cártel de De Beers. 




Entonces, qué significa todo esto para nosotros? 
En mi opinión, todavía hay muchas gemas de buen valor en el mercado. 
En la categoría de piedras preciosas, todavía es posible comprar bonitos zafiros azules de Madagascar, África y Sri Lanka, a menos de 200 dólares por quilate. 

El mercado de zafiro de color de fantasía ha cambiado con la introducción del tratamiento de berilio - los precios han caído y los colores son más intensos. 

La turmalina puede ser un nuevo clásico ahora, pero los precios siguen siendo atractivos y la gama de colores y cortes disponibles parecen haber aumentado porque se consigue una distribución más amplia. 




Espinela de Birmania, con su excelente dureza y claridad, sigue siendo una gran compra. 

La brillantez del circón es difícil de igualar a menos que lo comprares con los diamantes. 

Luego todas las piedras asequibles aún disponibles por menos de 10 dólares el quilate, granate, topacio, amatista, citrino y ópalo de fuego.

Al final, lo más importante es que usted compre las piedras que le encanten y las  disfrute. 
Pero si usted está en busca de las mejores gemas de valor, eche un vistazo a algunas de las menos conocidas y que aún no han sido fuertemente comercializados.




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

SE VENDE EL MAYOR ZAFIRO ESTRELLA DEL MUNDO





Con el propósito de ayudar a la gente más pobre de su país, un magnate ceilanés ha decidido vender el zafiro más grande del mundo. 




"Esta es una oportunidad que se presenta solo una vez en la vida. Todos me han dicho que nunca una gema había reportado tanta fama a este país. Estoy muy agradecido y feliz", dijo el dueño de la piedra preciosa, que prefiere mantener el anonimato.


La piedra tiene el nombre de "La estrella de Adán", debido a una creencia musulmana. 
Se dice que son las lágrimas de Adán al ser desterrado por Dios del paraíso.


El millonario reconoció que teme por su seguridad y que no quiere ser conocido por ser el dueño de semejante gema. 
Aseguró que es el momento ideal para venderla, debido a la fama de la piedra, además de que representa un valor seguro dentro de la inestable coyuntura internacional.




Indicó que podrá hacer más cosas por su país con el dinero que obtenga por la venta, que si se queda con la gema. 

"Nunca he olvidado a los pobres por lo que me gustaría mejorar sus vidas. Pero lo que haga quiero hacerlo a largo plazo", dijo el enigmático magnate.

En un inicio pensó en exhibir la piedra para que miles de ceilaneses pudieran disfrutarla, pero descartó la idea ante la posibilidad de que la roben. 




Ahora está animando a diversos museos a que la compren. 
Para llevar a cabo la venta de la preciada piedra, el ceilanés está creando un portal en línea a través del cual recibirá las ofertas, las que espera alcancen los $300 millones de dólares. 
Dicha cifra está basada en la fama mundial de la piedra y en estimaciones dentro del mercado de gemas.




El zafiro cuenta con una certificación de 1.404,49 quilates otorgada por el Instituto Gemológico de Colombo, donde aseguraron que es el "zafiro azul estrella documentado más grande del mundo", de acuerdo con el gemólogo Ashan Amarasinghe. 

"No podemos especular con su valor real debido a que es una pieza única y no existe otra que la pueda sustituir. Además el precio de una gema lo determinan muchos factores como el seguro que tenga, que puede hacer que se duplique o triplique el precio en una pieza como esta", explicó.

El director de la Autoridad Nacional de Gemas y Joyas de Sri Lanka,K.L.D. Dayasagarage, confirmó que se trata del zafiro más grande conocido, superando al hasta ahora considerado de mayor tamaño, de 1.395 quilates, y que también se halla en la isla.




La historia del zafiro comenzó hace meses en el pueblo ceilanés Ratnapura, un lugar sinónimo de piedras preciosas, donde su dueño actual se lo compró a un comerciante por una cantidad que no quiso revelar.
"Estaba abriendo una joyería, por lo que buscaba gemas para abastecerla. Fue cuando me encontré con esta pieza, que con mi experiencia supe que podía alcanzar un gran valor internacional con la publicidad adecuada, por lo que pagué un alto precio para adquirirla", dijo.



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

LA LEYENDA DE LA OLIVINA DE LANZAROTE






Lanzarote es la tierra del fuego. Su subsuelo palpita y su interior incandescente se muestra constantemente. 





El fuego de los volcanes han sacudido constantemente la vida de esta isla. 
Por ello, sus habitantes han buscado siempre la vida junta al mar, en busca del agua y el viento. 





Uno de ellos era Tomás el Viejo, un campesino que vivía junto a la Playa de Papagayo, en el macizo de Puerto Mulas.





Tomás tenía una sobrina, de nombre Olivina, una adolescente de piel morena tostada al sol y de profundos ojos verdes, que en el verano pasaba con él los días para ayudarle en las tareas de la casa.





La joven era bastante despistada, pero lo suplía con un especial encanto que maravillaba a su viejo abuelo.





Todas las mañanas Tomás salía por la vereda del risco y llevaba a sus cabras a pastar a los lugares más recónditos para que se criaran fuertes y sanas. 
Pero uno de esos días el sol de la isla pudo con el hombre y llegó a casa antes de lo previsto con una fuerte insolación.





A pesar de lo mal que se encontraba Tomás, las cabras debían seguir pastando o si no también enfermarían por las altas temperatura. 
Tomás, en otras circunstancia no habría permitido que Olivina saliera de casa con las rumiantes, pero no quedaban más opciones.




Así que advirtió a su nieta: “queda en tu mano cuidar a las cabras, no permitas que le pase nada a ninguna”. 
Dicho esto, Olivina se preparó e hizo el mismo recorrido que su abuelo hacía cada día.





Durante el camino, Olivina se entretuvo buscando flores para llevárselas a su abuelo y también en encontrar otros y mejores llanos para que pastaran los animales. 





Ahora bien, sus descuidos con los animales no trajo ninguna consecuencia, pero cuando llegó el momento de la bajada, con el recuento, echó en falta a una de las cabras. 
De pronto la vio subida en un desfiladero de rocas sin poder moverse.





Apresuró el paso tentando la caída varias veces y agarró una de las patas del animal, pero este se asustó y cayó por el precipicio. 
Olivina estaba totalmente paralizada, pero sabía que debía correr a guiar al resto de las cabras.





Junto a las  ovejas, en la orilla del mar, Olivina rompió a llorar. 
De sus ojos verde empezaron a brotar lágrimas del mismo color que caían sobre el agua del mar y que permanecían en la superficie en forma de gotas. 





Aquel sufrimiento y llanto de la joven llegó a conocimiento de la diosa Timanfaya, la cual conmovida por aquella escena, ordenó a un grupo de gaviotas que bajaran hasta la playa y recogieran con sus picos aquellas lágrimas verdes y las mezclara con  las piedras volcánicas que había en la playa. 





Piedra y lágrimas se unieron formando el olivino, como símbolo de la bondad humana, que hoy conocemos. 





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay