lunes, 27 de febrero de 2017

LA IMPRESIÓN 3D EN METAL




Resultado de imagen para YIBO3D

Ya has pensado en cómo va a transformar tu joyería la impresión 3D en metal?

Se que muchos me dirán que es absurdo comprar un equipo que cuesta hoy 150.000 dólares, pero hay que saber esperar.
Hace unos pocos años la primera impresora 3D útil para joyería costaba 50.000 dólares y hoy se consiguen por 200 dólares.




Yo como orfebre y diseñador entiendo que un equipo con ese costo es imposible recuperarlo a no ser que trabajes para una gran empresa, con muchos pedidos diarios.




Aunque la impresión aditiva ya ha causado profundas transformaciones en nuestro sector, no podemos perder de vista que tan sólo estamos dando los primeros pasos en el uso de esta tecnología. 
En estos momentos resulta ya asequible para muchos la opción de prototipar en un soporte quemable, ya sea cera o resina, para trasladar un diseño digital a la realidad con total fidelidad. 


goethe


Sin embargo, parece claro que en el futuro podremos prescindir del proceso de microfusión para obtener un original en metal, puesto que tendremos la posibilidad de imprimir nuestros diseños directamente en este material. 
Estamos hablando de un futuro lejano? 
Al ritmo que avanza la tecnología, claro que no.


impresora 3d de metal

Una de las entradas más leídas del blog de es la que dedicamos a OLO, una impresora 3D de 99 USD que, si cumple lo que promete, está llamada a marcar un antes y un después, la mía no ha llegado aun por causa de unos retrasos en los permisos de exportación de las resinas que dicen ellos haber resuelto ya. 

LAS IMPRESORAS 3D MÁS POPULARES
1. Zortrax M200
2. Ultimaker 2+
3. Form 2
4. Up Box
5. Replicator 2
6. Da Vinci Jr. 1.0
7. Da Vinci 1.0 AIO
8. UP! Plus II
9. Replicator II
10. Liquid Crystal

No obstante, nos encontramos ante un dispositivo que imprime en resina no como otra impresora de la que hablamos anteriormente la YBRP-140 SLM de la empresa china Yibo3D, que nos prometía un equipo capaz de sinterizar metales del tamaño de una lavadora doméstica y un precio en torno a 150.000 €.


Metal X


Por supuesto, pero cada vez hay más jugadores que entran en este terreno de juego.
Una nueva tecnología de impresión 3D de metal: ADAM




En noviembre el Instituto Fraunhofer presentó su propuesta de impresora 3D de metal de bajo costo. 
Pues aluden a una impresora que utiliza tecnología de sinterizado directo de metal por láser, DMLS, sus siglas en inglés, que, según afirman, van a poner en el mercado con un precio de venta que debería rondar los 30.000€. 
Suena prometedor, ¿verdad? Pues aún hay más.




El mes pasado la marca estadounidense Markforged presentó en el CES Las Vegas 2017 una nueva tecnología de impresión de metal: ADAM (Atomic Diffusion Additive Manufacturing). 
Esta técnica es asimilable a las tecnologías de deposición de material fundido puesto que los objetos se imprimen capa por capa pero el material es un metal, no una resina. 
Lo que hace The Metal X, la impresora que han presentado, es utilizar aglutinantes de plástico que son eliminados después de la impresión. 
Y lo hace por menos de 100.000 USD, a tenor de lo anunciado por su fabricantes




Alguna de estas compañías logrará imponer su propuesta en el mercado? 
Como es obvio, es imposible saberlo al menos para los que no nos dedicamos a la videncia. Lo que sí que salta a la vista es que esta tecnología continúa desarrollándose a pasos agigantados y que quizás antes de lo que pensamos tengamos acceso a equipos que resulten rentables para cualquier taller de joyería de mediano o gran tamaño.




Hagamos ahora un pequeño ejercicio de imaginación: ¿cómo repercutirá todo esto en la industria de la joyería?




A nosotros no nos cuesta imaginar puntos de venta de joyería en los que sigue habiendo stock de producto, pero la mayor parte del catálogo no está disponible en formato físico, sino digital. 
Diseños que no ocupan espacio, que son modificables con relativa facilidad para adecuarse a las preferencias de cada cliente, que el cliente explorará mediante tecnologías de realidad aumentada o realidad virtual y que podrán ser prototipadas en resina para que el cliente se pruebe la joya física antes de confirmar la compra y, por último, impresa en metal. 
Una operativa muy distinta de la habitual en estos momentos.




Les diré que tuve este proyecto hace tres años pero los inversionistas no ven mas allá de sus bolsillos, quien sabe cuando el mercado esté lleno de estas joyerías se preguntarán porque no salieron al frente en este nuevo tipo de negocio.




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario