lunes, 9 de julio de 2012

GEMAS PARA OREBRERIA -- EL CORAL





EL CORAL.



















El coral es el esqueleto de un pólipo. Estos animales para sostenerse, a modo de columna vertebral construyen un esqueleto de carbonato de calcio, así en el fondo de los mares se forman grandes colonias de celenterados. 
Hay pólipos de seis y de ocho tentáculos, estos últimos son los que se utilizan en joyería pues son los más compactos. 





Los de los de seis son los de los corales de los arrecifes y no tienen valor comercial como gemas. 
Aunque ahora he visto una serie de joyas con corales totalmente porosos y con un atractivo muy especial.

 




Esta piedra preciosa de origen orgánico aparece en los mares y océanos formando atolones, bancos y arrecifes. 

Sus colores son el rojo, blanco, rosa, azul y negro. 






Los Corales no trabajados son de color mate, y adquieren su brillo al ser pulidos. 

Las tres cuartas partes de la producción mundial de estas gemas orgánicas se trabajan en Italia, y el resto en Japón. 





El Coral rojo oscuro ha sido el más valorado junto con el negro, otra variedad muy apreciada es un Coral de delicados tonos rosados llamado de piel de ángel. 

EI crecimiento del Coral, es extraordinariamente lento e ininterrumpido, entre 0,5 y 1,5 centímetros anuales, en miles de años construyen un arrecife donde los corales subsisten.

El coral junto con las perlas, es uno de los materiales más usados en joyeria como gema de origen orgánico, en este caso de procedencia animal y marina.

 




Esta gema natural no es muy dura, algunas variedades resultan muy frágiles, son porosos y un 50% de su volumen esta vacío.

Los arrecifes de coral suelen situarse en costas marinas poco profundas, de menos de 100 metros de profundidad, que pueden llegar a unos 300 según las especies.


 



El coral rojo intenso que vemos en algunas fotos, y que recordamos de las joyas familiares, solo existe en el mar Mediterráneo, donde está severamente controlada su pesca y extracción por las autoridades de todos los paises ribereños.


 



El llamado coral piel de ángel no es cualquier coral rosa, es un tono blanco rosado, como la piel de un ángel de porcelana antiguo, de ahí su nombre. 
Las piezas de este tono de color mantenido y uniforme en toda su superficie son de gran valor.

CORAL PIEL DE ÁNGEL


El coral se ha convertido en una gema de alto precio. 
En todas las gemas el precio está en relación con su rareza y escasez, no es la matería de coral en sí misma lo que es caro, sino los ejemplares buenos y de gran tamaño, que son los que escasean. 






El coral actualmente se vende al peso, pero como pasa con los brillantes o las perlas, su precio no mantiene una relación proporcional tamaño/precio, este aumenta de manera desorbitada en cuanto se trata de una pieza de gran tamaño, es decir en un collar a partir de las cuentas de 10 mm de diámetro se hace prohibitivo.


 



Encarecen el producto varios factores, la prohibición por motivos medioambientales; la dificultad de la pesca pues el coral de buena calidad se encuentra a gran profundidad, unos 150 m; el poco aprovechamiento de las piezas, ya que se desperdicia casi todo y la misma desaparición de las especies coralinas debido a la degradación del medio marino.


 



Con el coral hay que tener mucho cuidado para que no nos den gato por liebre, ya que actualmente el mercado está lleno de falso coral. 






Por un lado están los corales "reconstituidos, hechos con polvo de coral y resina, las imitaciones más o menos buenas en plástico, resina o cristal, y lo que es peor los llamados coral bamboo o manzana, que aunque sean igualmente productos marinos, no son coral en absoluto. 






Este llamado "coral natural" es natural, porque no es sobrenatural ni artificial, vemos que no es un plástico, pero es una especie de tronco calizo muy poroso y teñido de algún tipo de pólipo, concha, o cualquier otro producto duro capaz de teñirse que necesita para que pensemos que es autentico coral.


"CORAL" BAMBOO TEÑIDO

 




DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA

Los corales aptos para joyería se pescan principalmente en los mares de Japón y en el Mediterráneo, por eso es en ese entorno donde se trabajan tradicionalmente. El coral procede fundamentalmente de 4 zonas:


 




EL CORAL MEDITERRÁNEO



La especie, la única capaz de dar un bello rojo intenso, sin manchas en un trozo grande, es la Coralliun Rubrum. Se pescaba en todos los paises ribereños, España. Grecia, Italia, Yugoslavia, Francia, y Marruecos. Sus tonalidades varían en la gama del rojo y en ocasiones podía llegar al rosa pálido.

La formación coralina aparentemente es un árbol con un tronco de unos 25 cm de alto y de 10 a 15 cm de ancho. Está ramificado con brazos de 1 a 15 mm de diámetro y pesa de 100 a 150g, pero hay grandes ejemplares de 60 cm que llegan al kilo y medio.


 



El pueblo de Torre del Greco en italia continúa la tradición de la artesanía y la joyería en coral, industria local desde hace dos siglos, ahora trabajan sobre todo con corales traídos de otras zonas. En Argelia, Tunez, Turquía y Yemen tambien había artesanos locales que lo trabajaban en collares y todo tipo de adornos.


 




EL CORAL SICILIANO

Es un coral rosa salmón con manchas que van del color amarillo al negro. Es un tipo de coral de la costa de Sciacca en Sicilia. Se pescó cerca de la costa, en zonas muy profundas de manera intensiva a finales del XIX.

 




EL CORAL JAPONÉS

Pertenecen a las especies Corallium Japonicus, Elatius, Secundum, Kanoj. Se usa en oriente en joyas y trabajos escultóricos de gran calidad y belleza.

 




Desde finales del XIX los italianos, en Torre del Greco, lo importan en grandes cantidades, lo elaboran y después lo exportan hecho joya. De manera que gran parte del coral que llamamos Mediterráneo tiene en realidad ese origén oriental.

Aparece en una gama de colores que va del blanco al rojo anaranjado, más raramente el rojo profundo del mediterráneo. 





Tiene siempre un nucleo interior blanco o rosa que aparece en algunas zonas exteriores. Es parecido en tamaño, pero no presenta la forma arborescente del coral mediterráneo, ya que no es redondeado, sino plano, como un abanico abierto.

Se pesca solo a gran profundidad, más de 200 metros, en los alrededores de Japón y la isla de Formosa.


EL CORAL DEL PACÍFICO

Son los más nuevos, descubiertos en el último tercio del siglo pasado en varios puntos del pacífico.

 




Hay varias especies según la zona, pero en general es muy parecido al coral japonés, en su color que va del blanco al rosa con manchas rojas o amarillas, en el tronco que es de tipo abanico y también en que aparece a gran profundidad, 300 a 1.500 m


 




CUIDADOS NECESARIOS

El coral es carbonato de calcio. Como el coral es un material orgánico, es más débil que otras gemas ante ciertos agentes químicos, lo mantendremos como a las perlas lejos de jabones, perfumes, cremas, y otros productos de higiene, como ciertos repelentes para insectos, incluso el sudor puede alterarlo.

 Coral Azul natural




Lo mejor es limpiarlo suavemente con un paño de algodón húmedo y si se quiere lustrar admite bien la cera virgen líquida. Como las turquesas y las perlas puede deshidratarse, así que es necesario evitar también las fuentes de calor directas, luces, radiadores, etc. Cuando pierda el brillo se puede llevar a pulir a una joyería especializada y quedará como nuevo.


 




FASES DE LABRADO


Elección del coral bruto: el material bruto que se ha pescado va lavado y separado según la dimensión, la forma y el color; de esta manera, es más fácil elegir su empleo más conveniente. 

La terminología empleada para distinguir el material bruto según el tamaño: 






Terraglio, cimas y ramitas sutiles; 

Terraglione, ramitas más gruesas; 

Barbaresco, ramas de 4-5 mm. de diámetro; 

Corpo, ramas de más de 55 mm. de diámetro; mostra, parte de grosura mayor; 

Paccottiglia, troncos más rectos sin ramificaciones.


  Coral Dorado Natural



Tallados: se solía efectuar en un simple banco de madera, grabando el objeto antes con una lima triangular de acero, luego más profundamente con una especie de espada dentada, y al final tallándolo con pinzas grandes. Hoy en día se utilizan, por lo más, sutiles discos diamantados.
Cribadura: el coral, ya tallado, dividilo en grupos y separado por color, pasa por una serie di cribas con fondo de latón y agujeros cada vez más grandes, para obtener varias partidas de distintos tamaños;





Perforación: se solía utilizar un taladrito en forma de arco con punta de acero, il corallo era perforado o "pasado" (de parte a parte) para introducir hilos y crear collares; en cambio, para obtener botones, bolitas, colgantes a fijar con pernos, se solía practicar un "semiagujero"; hoy en día este procedimiento se efectúa mediante motores eléctricos.
Moladura: durante esta fase, el coral se enfila en un alambre tendido rígidamente y se muela con una especie de moladora de piedra arenaria;





Enrodadura o Redondadura: es la modelación. El material de fábrica se solía modelar con una moladora de mano; El material de bulto redondo se solía refinar aun con una lima puntiaguda de acero temperado, que se llamaba quadrella, a fin de perfeccionar la curva de la bolita; este procedimiento ya se efectúa con instrumentos eléctricos.
Depuración del color: para devolver al coral su color y vivalidad naturales, se le baña en peróxido de hidrógeno;





Pulido (Lustrado): los corales se solían meter en taleguitos de tela o barriles movidos en dirección eccéntrica, junto a agua jabonada, polvo de pómez y de cuerno de ciervo calcinado, para disfrutar la acción abrasiva de los mismos; ya esta operación se efectúa con barriles de motor eléctrico.
Selección: los corales van seleccionados más detalladamente por tamaño, color y cualidad;
Enfiladura: los corales seleccionados de esta manera se componen en hilos de varia medida;


 




LABRADOS ANTIGUOS

Frange : hilos compuestos de cimas sutiles de coral, aproximadamente de 5 a 50 mm. de largo, con un agujero en sentido horizontal en una de las dos extremidades; los corales son cada vez menos largos del centro hacia las extremidades;
Spezzati : hilos compuestos de cimas pequeñas aproximadamente de 4 a 10 mm. de largo, con un agujero en sentido horizontal en el centro;





Rocchielli : cimas pequeñas de coral algo más espesos que los spezzati, rectas y con los borde salgo fresados;
Cupolini : rocchielli con las puntas completamente fresadas;
Mezzi finiti :tronquitos de coral parecidos a los cupolini, pero labrados en el centro para disminuir su espesor. Este proceso permitía más adherencia de encaje entre los corales, pues la secuencia resultaba más tupida;





Finiti : labra que sigue a la de los mezzi finiti, que permitía obtener dos bolitas juntas. En el punto de unión se practicaba un agujero para la enfiladura;
Cannettine: tronquitos rectos, de tamaño y espesor variables, modelados en manera tal que adquieren forma de cilindro y un agujero en sentido longitudinal;
Mezzania : cannettine muy cortas (hasta un máximo de 6 mm.), con bordes fresados;





Chiattelle : arandelas de coral más o menos espesas con bordes redondeados;
flotticelle :cilindros de coral apenas fresados en las extremidades. Se solían preparar en hilos de 45 a 240 cm. de largo;
Olivette :corales en forma de aceitunas, más o menos alargadas;





Corpetti : esferitas de coral, poco más cortos que las botticelle;
Corpi : corpetti un poco más grandes (4-5 mm. de diámetro);
Filotti :hoy se llaman coral de fábrica; su forma se parece mucho a la de los corpi, aun teniendo mayor tamaño;
Tondo : bolitas perfectamente esféricas





Maometti : tronquitos aproximadamente de 3 a 5 cm. de largo y 8 mm. de espesor, perforados en sentido longitudinal. De estas labras, sólo algúnas siguen practicándose hoy.
Colletti: hilos de spezzati de 18 cm. de largo;





Sciarpe : spezzati y rocchielli de aproximadamente 120 cm. de largo;
Filo di grossezza: hilo en el que solían recogerse los corales más grandes de la partita labrada;
Mazzi di grossezza :juegos compuestos de un filo di grossezza y 24 hilos iguales por forma y tamaño;





Codini: hilos pequeños que recogían pocos granos de coral muy gruesos;
Caporesti :juegos de hilos de 6 a 12 mm. de espesor que solían alcanzar un peso de 250 gr. cada uno;
Fili accodati : hilos con corales del mismo talle dispuestos en orden decreciente del centro hacia las dos extremidades;





Fili uguali : hilos con corales del mismo talle y tamaño.
En la valoración de la gema de coral influyen las características del mismo, pero también la perfección de la talla y el valor artístico de la obra.

Uno de los factores clave para valorar el coral es el color, el coral de color rojo oscuro ha sido el más valorado junto con el negro, otra variedad muy apreciada es un coral de delicados tonos rosados llamado de piel de ángel


 



Otro elemento fundamental de valoración de la gema de coral es el tamaño, las piezas grandes son muy raras y caras, también es esencial que no tenga agujeros.

El coral negro usado desde hace miles de años es una de las gemas de coral más valoradas y usadas en joyeria.

 



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay




2 comentarios:

  1. tengo un coral rosa claro, que al parecer es piel de angel quiciera saber su valor. esta tallado con rosas y mide 2 cm. Como se vende por peso, o lo tazan de otra manera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Un coral de ese tamaño tallado, si es natural y no está teñido, cuesta entre 50 y 70 dólares americanos.
      Saludos

      Eliminar