sábado, 28 de julio de 2012

TÉCNICA -- EL PULIDO -- EL GRATADO -- EL NIELADO



EL PULIDO DE LAS JOYAS





El pulido de una pieza de plata es el último paso en su acabado. De su calidad dependerá gran parte de su éxito en el mercado, por eso es imprescindible hacerlo bien.

La plata es mucho más barata que el oro, pero su acabado también es mucho más problemático y, desgraciadamente, no siempre se le presta la debida atención. 
Por otra parte, debe tenerse en cuenta, que el aspecto de la pieza terminada es uno de los factores de venta más importantes. 
No obstante, aunque el proceso requiere un elevado grado de habilidad, permite la obtención de una amplia variedad de acabados, según la técnica que se emplee.

 



Algunos tipos de pulido


Existen diferentes clases de acabado para la plata y el oro, las piezas con oxidación imitando los metales viejos; el baño de rodio imitando las piezas de oro blanco; el acabado mayordomo llamado así por su parecido con la plata de uso familiar (presenta unas rayas muy finas producidas a causa de la frecuente limpieza); 

 Anillo con arenado


las piezas pulidas a alto brillo y posteriormente tratadas con un baño de plata fina brillante; el mateado con chorro de arena, etc.


 


Tratamiento previo


Antes de iniciar las operaciones de pulido es indispensable que las piezas a tratar se hayan decapado adecuadamente y estén totalmente libres de manchas.

Precauciones con las soluciones cáusticas.


El uso de soluciones de potasa cáustica, hidróxido de potasio… no es muy frecuente pero, en caso de que se utilicen, no deben ser muy concentradas, porque la plata se empañaría fácilmente y surgirían dificultades al pasar a tratamientos posteriores

  Plata oxidada




Etapas del proceso de pulido


En general, los tratamientos de pulido para la plata y el oro, pueden dividirse en tres etapas: desbaste, eliminación de las rayas producidas por el desbaste, y el abrillantado final.


1. Desbaste: Esta primera fase, inevitablemente, comporta una cierta eliminación de metal, con arranque de pequeñas virutas para borrar la rayas procedentes de la lima y de otras operaciones anteriores tales como: estampado, repulsado, embutido, etc. 





Para esta operación, habitualmente, se utilizan limas de esmeril, piedras de pizarra abrasiva bajo forma húmeda para conseguir un esmerilado más fino o bien pómez en polvo mezclado con aceite para mejorar la acción abrasiva. 
Esta operación puede hacerse a mano o con la ayuda de un motor de pulir. 
El tipo de rueda y su tamaño dependen, entre otras cosas, de la forma y tamaño de las piezas a tratar. 




Las bandejas suelen esmerilarse a mano con piedra pómez italiana.


2. Eliminación de las rayas producidas por el desbaste: Esta segunda etapa tiene como objeto eliminar las rayas ocasionadas por el tratamiento anterior, utilizando para ello ruedas de paño. 
En realidad, durante esta operación, la capa de la superficie se esparce o fluye, de modo que las diminutas rayas se van eliminando gradualmente. 





El pulidor utiliza trapos de percal o de lino y algodón y un compuesto del tipo del Trípoli.


3. Abrillantado final: En esta última parte, se pule con un cepillo y pasta de pulir que dependerá del metal. 





En otros casos, se pule primero con pasta verde; aunque, actualmente, esta pasta sólo se utiliza en raras ocasiones pues es para acero o cromo (pero pule muy bien la plata). 





El toque final se obtiene trabajando con ruedas más suaves impregnándolas con rouge rojo, azul o blanco.


Variaciones según los casos


El esmerilado y pulido de las piezas varía según el tamaño, la categoría y la forma de los objetos. 
Los artículos de plata maciza pueden esmerilarse de forma que queden totalmente lisos. 





Seguidamente se elimina la grasa y se acaban con rouge en pasta o en polvo empleando ruedas de algodón. 
Si es necesario, las piezas planas se esmerilan previamente y luego se pulen con cepillos o ruedas de fieltro con Trípoli.

A. Piezas con plateado mate a espesor: Las piezas con plateado mate a espesor, primero se gratan y a continuación se acaban puliéndolas con un compuesto de calcio, en una rueda blanda. Se finaliza con rouge.

B. Dorado brillante o mate: Cuando las piezas a dorar deben quedar mates, se doran en este estado y si, por el contrario tienen que quedar brillante previamente se pulen para obtener el mejor brillo posible y luego se doran.

C. Tornos para pulir piezas pequeñas: Las piezas más pequeñas se pulen con los motores que emplean los joyeros.



 Para trabajos especiales tales como: cajas de plata, bastones, etc... se utilizan máquinas de esmerilar y pulir más grandes que proporcionan un mayor rendimiento y son más parecidas a las que se utilizan para tratar industrialmente los metales comunes.






D. Discos o ruedas para pulir: El pulido a máquina se lleva a cabo con la ayuda de discos de fieltro u otros materiales (muselina, franela, seda de paracaídas, lana, etc.). 





Las ruedas de paño se desgastan de forma irregular por lo que, de cuando en cuando, deben recortarse para alisarlas. 





Si se utilizan discos fabricados con un material más basto, se obtiene un cierto grado de esmerilado aunque con una pérdida de plata muy pequeña. 
La continuación del proceso de pulido, empleando un material más fino, por ejemplo, lana, proporciona un efecto de limpieza.

   




E. Esmerilado de piezas plateadas: Cuando se pule a máquina, la pieza se esmerila ligeramente, por lo tanto, si se trata de piezas con un recubrimiento de plata mate debe procurarse alisarlas antes del plateado. Si las piezas tienen que pulirse manualmente, el recubrimiento de plata deberá ser lo mas grueso posible.

   

 



F. Desbaste de piezas que no son planas: Las piezas que no son planas pueden tratarse con cepillos circulares o con ruedas de trapo y pómez italiano en polvo, mezclado con un poco de aceite. 
A continuación, se tratan con un compuesto de trípoli en una rueda de trapo y, finalmente, se completa el pulido con pasta roja, seca. 
En todos los casos la velocidad de giro de la rueda es de aproximadamente, 2800 rpm. 
El diámetro de los cepillos y de las ruedas de pulir varía según el tamaño de las piezas a trabajar.

G. Esmerilado y pulido de piezas grandes: Las piezas grandes de plata, tales como: centros de mesa, objetos corpóreos, etc. se tratan con máquinas de esmerilar y pulir cuyo accionamiento precisa de alguna fuente de energía. 
Para estas piezas grandes como abrasivo para desbaste, se emplea piedra pómez en terrones o en polvo, piedra pizarrosa, ruedas de esmeril, esmeril en polvo, carbón vegetal o trípoli.

Gratado

El gratado, aplicado a las piezas tratadas con un baño de plateado mate, que ofrecen un aspecto mate y lechoso, proporcina una textura fina, limpia y ligeramente brillante.

Formas de Gratado o Bruñido


El gratado, aunque puede llevarse a cabo manualmente, casi siempre se realiza con la ayuda de un motor. Le da un acabado semi mate a las piezas.






Gratado a motor

Lo más apropiado para este propósito es un motor que disponga de ejes salientes en ambos lados. 
En uno de los ejes puede trabajarse con un cepillo circular de hilo metálico, conocido familiarmente como «grata» y en el otro con un cepillo de forma especial conocido normalmente como «cabeza de turco».



Debajo de cada eje se coloca un recipiente para recoger la solución que se utiliza como lubricante.


Gratas para trabajar con motor


Generalmente, se dispone de gratas fabricadas con hilo de acero, de latón, de níquel, de metal Monel o de alpaca. 
Las gratas de latón colorean fácilmente la plata, confiriéndole unatonalidad amarillenta, por lo que se prefieren las de hilo de alpaca, acero o níquel, de 0.09 a 0.5 mm de espesor.






Velocidad de giro


Las gratas deben girar a velocidades comprendidas entre 240 y 600 rpm. 
Cuanto más grande sea la grata, más lento deberá ser el giro del motor. 
La velocidad tangencial aconsejable es de 175 a 190 metros por minuto.


Gratado manual


En este caso se utilizan cepillos de forma corriente. 
El hilo metálico utilizado para la fabricación de estos cepillos es del mismo tipo y espesor que el que se emplea para los cepillos circulares.





Solución para gratar


Generalmente suele utilizarse una solución formada por agua corriente con un chorro de detergente concentrado, como el que se utiliza para lavar platos. 
En otros casos se deja gotear agua corriente sobre el cepillo y la pieza se va impregnando, de cuando en cuando, con una pasta de bicarbonato o de blanco de España.

Como lubricante también se emplean soluciones de agua y jabón o cremas preparadas con kerosen.






Limpieza de las gratas


Los cepillos sucios se lavan en una solución de cianuro de calcio y luego se enjuagan en abundante agua corriente.



El nielado


Bajo el nombre de «Nielo» se hace referencia a un determinado tipo de decoración metálica. La plata nielada también es conocida como «plata Tula», por la ciudad rusa de Tula (180 Km. al sur de Moscú), Especialmente durante el siglo XIX, por las piezas de Joyería y objetos prácticos adornados con Nielo.







Qué es el nielo


Como se ha indicado anteriormente, el Nielo es una forma metálica utilizada en la decoración del metal, cuya característica principal es el contraste existente entre el color del metal base y el negro.
Se utiliza preferentemente con la plata, no sólo porque destaca los relieves, suministrando un tinte negro opaco a las partes más profundas e incisas y dándoles un toque de antigüedad, sino porque también reacciona con el meta suministrándole una mayor consistencia. 
En ciertos aspectos, el Nielo presenta un parecido con el esmalte. 





A grandes rasgos, puede decirse que consiste en u mezcla negra de plata/cobre/plomo/azufre, que se funde muy fácil en las cavidades del metal base. 
Sin embargo, contrariamente a lo que ocurre con el esmalte, hay un solo color de Nielo, un negro azulado.

Por esta razón, prácticamente, sólo se nielan piezas de plata, el color blanco de este metal proporciona un contraste ideal.

El Nielo, en ningún caso presenta la apariencia de una aportación delgada, como en los trabajos occidentales descubiertos del medioevo, sino que da la sensación de una aportación maciza.






Principales aplicaciones del nielo


Básicamente, el Nielo tiene una finalidad decorativa sobre piezas de oro o plata. 
Sobre la plata proporciona un aspecto de plata antigua. En cualquier caso, destaca los relieves de la pieza. 
Se puede utilizar para dar forma a un dibujo en blanco sobre fondo negro o al revés, en negro sobre fondo blanco.
Entre otros metales, el Nielo puede aplicarse sobre oro, plata, bronce y acero, aunque, donde proporciona mejores efectos es en la plata.


 



Al igual que para el esmaltado al fuego, si se quiere nielar la plata es necesario trabajar con aleaciones hipereutécticas (c superior a las 7200/00), porque, si se trabaja con aleaciones con zona eutéctica pueden quemarse.


El proceso de nielado


Siendo el nielado un tratamiento final, utilizado para decorar cualquier artículo, es obvio que previamente a su aplicación deben realizarse todas las demás operaciones de pulido.

A grandes rasgos, el proceso se desarrolla de la siguiente forma:






· La superficie del metal base se graba o mordenta con un diseño.

· Las áreas en bajo relieve se rellenan con una mezcla en polvo o granular, aproximadamente eutéctica, de sulfuros de plata cobre y plomo.

· La mezcla de sulfuros se funde en los huecos o estrías.

· Se eliminan, total o parcialmente, las partes de nielo que no interesen.

· Finalmente, se pule para obtener una incrustación gris-negra permanente.







Las áreas que deben recibir el nielo


El dibujo o las áreas que deben recibir el Nielo pueden obtenerse grabando, mordentando, troquelando, trabajando con herramientas de repujar o de cincelar, o de cualquier manera que de por resultado un área rebajada o en hueco.





Por consiguiente, el Nielo es una fundición llevada a cabo en el interior de las hendiduras metálicas. La base de las hendiduras se raspa
, para proporcionar una mejor adherencia a la masa del nielo.


Dimensiones de los espacios a nielar


No existen limitaciones en cuanto a las dimensiones de los espacios a nielar. 
Pueden tratarse, indistintamente, superficies relativamente grandes o líneas finamente grabadas.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

3 comentarios:

  1. gracias muy didactico todo

    ResponderEliminar
  2. El pulido en muchas ocasiones es lo que diferencia una pieza buena de una inmejorable, se ve solo con acercarte un poco

    ResponderEliminar