domingo, 15 de julio de 2012

TECNICAS -- LA TALLA EN LAS GEMAS






LA TALLA DE GEMAS



Antes de escribir sobre este tema me di cuenta de la enorme diferencia en el nombre de las diferentes formas de talla que existen en el idioma español, trataré de que sea lo mas entendible que se pueda para todas las lenguas hispanas ya que por suerte el blog es leido en mas de 20 paises diferentes entre los cuales figuran por lo menos 15 de habla hispana.



 

La talla y pulido son operaciones que se realizan en las gemas para resaltar al máximo sus propiedades de transparencia, color, brillo, lustre, dispersión, etc., destacando su belleza. El arte de dar forma a una gema se denomina lapidación.

Ya desde el antiguo Egipto se utilizaban técnicas de grabado y corte de gemas, que se han ido perfeccionando a lo largo de los siglos.

 

Según fueron avanzando las técnicas de lapidación, se fueron consiguiendo nuevas formas de tallas. Los conocimientos más modernos de las propiedades ópticas de los minerales proporcionaron una base científica para resaltar todas sus propiedades de color, brillo, transparencia, dispersión, etc., debido a la reflexión de la luz en ellas.

Por ejemplo, en el año 1919 se describió por primera vez el modelo ideal de la talla brillante moderna, calculando las proporciones ideales de la piedra tallada para que todos los rayos incidentes salgan por la corona, proporcionando mayor brillo y dispersión al diamante.


 

La obtención de ángulos adecuados de facetas de culata tiene suma importancia para el aspecto final de la piedra. Las gemas talladas correctamente (en el centro) devuelven toda la luz que entra por la tabla.



Proceso de lapidación 


El proceso de lapidación de una piedra esta íntimamente ligado con el conocimiento y determinación de las propiedades físicas y ópticas de la piedra. De esta forma la dureza, la tenacidad, la fractura, la exfoliación pueden condicionar el método y los procesos de corte y pulido. Del mismo modo las propiedades ópticas del mineral, distribución de color, etc. condicionarán las proporciones idóneas para aprovechar la luz, efectos ópticos y resaltar la belleza de la gema.

Podemos considerar de forma general tres operaciones para lapidación.


Corte del mineral


Desbastado


Facetado y Pulido




Corte
 




El primer proceso de la lapidación es el corte del mineral usando la cortadora o sierra. La maquina de cortar consta de un disco de diamante y un depósito de agua, para la refrigeración. Con esta máquina se pueden realizar solo cortes en línea recta.

En minerales con una exfoliación muy marcada, como el diamante, a veces se utiliza esta propiedad para el corte. Antes de realizar la operación hay que hacer un estudio cuidadoso de la piedra. Una vez estudiada y tomada la decisión, se marca con tinta china la dirección por la que se va a exfoliar. 




Se fija con una laca especial a un fuste de madera, se hace una pequeña muesca en el lugar señalado y apoyando una cuchilla de acero sobre ella, se golpea con una barra de metal o madera. Si la operación ha sido correcta el cristal se parte en dos según el plano de exfoliación.

Además, en aquellas piedras con buena exfoliación hay que procurar no tallar facetas en las caras de exfoliación, ya que en ellas no se puede obtener un buen pulido.


Desbastado

 




En la fase de desbastado se consigue una importante perdida de materia, dejando la piedra próxima a las proporciones deseadas. Se utiliza una máquina combinada que consta de cuatro discos y se utiliza para desbastar, refinar y pulir.

Los discos tienen diferente dureza y tamaño de grano para ir refinando la superficie. El primer desbastado se realiza con abrasivo de carborundo de grano grueso. A medida que el lapidario se va acercando a la forma deseada, utiliza los abrasivos cada vez más finos para trabajar con mayor precisión.



 



En el diamante debido a sus características especiales de dureza tras el corte y antes del desbastado se efectúa el paso del torneado o redondeado. Mediante este proceso se redondean los cristales cuando se va a tallar en brillante o en alguna talla fantasía (oval, pera o marquís).


Facetado y pulido


Se tallan las facetas definitivas que va a tener la piedra y se pulen hasta obtener superficies totalmente lisas y brillantes. 






Estas dos operaciones y la anterior se efectúan con un plato horizontal, y que está impregnado con aceite y abrasivo de polvo de diamante. 




Aunque a veces en un mismo plato hay dos o tres zonas con distinto poder abrasivo, lo habitual es que se realicen las tres operaciones en la zona del plato en la que se esté trabajando en ese momento.

 



Tipos de tallas


Se pueden diferenciar dos grupos diferentes de talla:
Tallas facetadas, con facetas planas en la mayoría de los casos, generalmente utilizadas para piedras transparentes.
Cabujones, con superficies curvas, usados habitualmente en piedras opacas, traslúcidas o para resaltar efectos ópticos especiales (ojo de gato, asterisco, etc.).

 



Tallas facetadas

Para su estudio dividiremos las diferentes clases de talla en los siguientes grupos:

Tallas sencillas

Talla brillante

Tallas derivadas del brillante

Tallas en galerías

Tallas en tijera o cruzadas
Tallas mixtas
Otras tallas facetadas
Tallas con facetas cóncavas



 




Tallas sencillas



Utilizadas antiguamente para los diamantes pequeños. En la actualidad incluso los diamantes muy pequeños se suelen tallar con el facetado completo de la talla brillante. Ejemplos de tallas sencillas: talla rosa, talla 8/8, talla suiza (16/16).




Talla brillante


La talla brillante es la más clásica y utilizada para el diamante, aunque también puede usarse en otras gemas. Consta de 58 o 57 facetas, según se trunque o no el vértice inferior, creando una faceta adicional que se denomina culet. Las facetas están distribuidas en dos partes fundamentales denominadas corona y culata (o pabellón), unidas entre sí por el filetín.

La disposición y nomenclatura de las distintas facetas se indica en la figura siguiente.



Talla brillante




Hasta principios del siglo XX, la evolución de la talla de los diamantes se desarrolló de forma empírica. En 1919 Marcel Tolkowsky publicó el primer estudio técnico teniendo en cuenta las propiedades ópticas del diamante y el paso de la luz al refractarse en su interior y estableció las medidas "ideales" para la talla brillante.
 



En las tallas brillante antiguas suele apreciarse falta de redondez, filetín muy grueso y perjudicado, la culata muy abierta (culet muy grande) y las facetas medias de la culata muy cortas. Sus proporciones presentan una corona muy alta, una tabla muy pequeña y una culata excesivamente profunda. Todo ello demuestra un elevado aprovechamiento del material bruto y se traduce en un deficiente aspecto, con poco brillo y dispersión.

 



Hay que tener en cuenta la denominación “brillante” solo puede referirse a un diamante con talla brillante. Otras gemas talladas con esta talla tienen que denominarse con el tipo de la gema, por ejemplo, “zafiro de talla brillante”. Por otro lado, un diamante tallado de otra forma tiene que denominarse, por ejemplo, “diamante de talla corazón”.

Tallas derivadas del brillante Tienen la misma o muy parecida distribución de facetas que la talla brillante, pero su forma no es redonda (oval, marquís, corazón, pera o perilla, cojín).


Tallas derivadas del brillante



Tallas en galerías 


Son unas tallas en la que las facetas tienen forma de trapecios alargados, con las aristas paralelas al filetín denominadas habitualmente galerías.
 




La talla más importante de este grupo es la talla esmeralda, utilizada especialmente para esta gema. Tiene forma octogonal en el plano del filetín, pudiendo ser rectangulares y cuadradas. Se utilizan generalmente en piedras de color. Reciben distintos nombres según la forma: talla esmeralda, baguette, cuadrada o carré, trapecio, rombo, pentágono, etc.


Talla esmeralda


Tallas en Tijera o Cruzada

De forma rectangular con los vértices cortados; las facetas que rodean a la tabla tienen forma de triángulos cruzados. 




Se utilizan sobre todo en piedras de imitación o gemas coloreadas.



Tallas en tijera



Tallas en sello


Presenta una tabla muy grande, con una estrecha faceta trapezoidal alrededor y generalmente sin culata. Se usa para tallar piedras translúcidas u opacas.



Sello




Tallas mixtas


En estas tallas la parte superior es de tipo brillante y la culata se talla en galerías paralelas, como en a talla esmeralda. 






Actualmente la inmensa mayoría de zafiros y rubíes que se tallan en Tailandia, India o Sri Lanka tienen tallas de este tipo, ya que las culatas talladas en galerías permiten mayor aprovechamiento del bruto, a costa de la apariencia estética de la piedra.



Talla mixta



Talla briolette 


Es una talla periforme facetada en toda su superficie. Suele utilizarse en colgantes.







Tallas Barión y Radiant 


Utilizadas para el diamante. 





El contorno es octogonal, con las facetas de la corona de la talla esmeralda en el tipo barión, y con facetas cruzadas en el tipo radiant.




Barion y Radiant



Talla Princesa 


La talla princesa puede ser cuadrada o rectangular. La base puede tener distinto número de facetas. 





Se utiliza sobre todo en diamantes y permite mayor aprovechamiento del bruto.




Princesa



Tallas con facetas cóncavas. 

Recientemente se ha desarrollado una técnica nueva de tallar, en la cual la disposición de las facetas puede ser idéntica a las tallas tradicionales, pero las facetas no son planas, sino cóncavas. Estas piedras tienen un aspecto novedoso y bonito, ya que el brillo de las facetas cóncavas es muy diferente a las tallas tradicionales. 



   Talla facetas cóncavas
Varias Gemas  (cuarzos, amatistas y topazio) con facetas cóncavas


Tallas en Cabujón.


Son tallas no facetadas con superficies curvas. Se suele utilizar para piedras translúcidas u opacas. Podemos destacar tres tipos diferentes:

- Cabujón sencillo. Una cara es convexa y la otra plana.
 




- Cabujón doble. Ambas caras curvadas, convexas.

- Cabujón hueco o hundido. Una cara cóncava y la otra convexa.


Cabujones




Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay










No hay comentarios.:

Publicar un comentario