sábado, 11 de agosto de 2012

GEMAS PARA ORFEBRERÍA -- LA RODOCROSITA








LA RODOCROSITA


General

Categoría Minerales carbonatos y nitratos
Clase 5.AB.05
Fórmula química MnCO3







Propiedades físicas

Color Pardo, gris amarillento, rojo, rojo rosado
Raya Blanca
Lustre Vítreo a nacarado
Transparencia Transparente a translúcido
Sistema cristalino Trigonal
Hábito cristalino Masivo, estalactítico, globular, granular, nodular y botroidal
Exfoliación Romboédrica perfecta
Fractura Irregular a concoidal
Dureza 3,5-4
Densidad 3,7 g/cm3
Solubilidad Soluble en ácido clorhídrico caliente



 




La rodocrosita es un mineral poco abundante del grupo V (carbonatos), según la clasificación de Strunz. 
Es un carbonato de manganeso (MnCO3). 
En su forma pura, tiene un característico color rosa a rojizo, si bien es poco frecuente encontrarlo así. 
En función de las impurezas, la tonalidad de este mineral puede variar desde el rosa hasta el marrón claro. 
Se forma en depósitos de manganeso alterados y en filones hidrotermales.


 




Las formas cristalizadas, poco frecuentes, son romboedros obtusos cuyo ángulo suele ser de 107º 20' con doble refracción; a veces sus caras son curvas presentando forma lenticular muy marcada. 
Debe su nombre a su característico color (del griego ῥόδον, ródon, color rosa).

 




Por su estructura y hermosa coloración rosada, es una de las mas llamativas del mundo. 
Llegándose a denominarla "PIEDRA NACIONAL ARGENTINA", utilizándosela como piedra semi preciosa. 

Se presenta preferentemente en capas o costras de estructura bandeadas, con superposición de bandas rosadas de distintas tonalidades, de claras a oscuras, de textura fibrosa, y separadas entre si por un material blanco a blanco grisáceo (mezcla de carbonatos varios de Calcio, Magnesio, Hierro, y con una muy baja concentración de Manganeso).






Estas bandas rosadas, son comúnmente onduladas o rectas, y a veces se presentan en forma mamemolar.
Son raros y muy buscados los cristales romboédricos chatos y perfectos de 3 a 5 milímetros de largo, de color rosado a rosado claro, los cuales suelen estar formando drusas.

Es de destacar, también, la presentación en forma de estalactitas, en las cuales se observa las diferentes capas en forma fibro-radial y concéntrica. 
Una estalactita puede estar formada por varios centros de crecimiento, rectilíneos o curvos, de un desarrollo de hasta 30 cm y un diámetro de 2 a 8 cm y más.


 




Se encuentran varios yacimientos importantes en varias partes del mundo:

EE. UU.: Sweet Home, Alma, Park County y el túnel América, Silverton, Colorado; Butte, Montana, Las minas de Franklin, New Jersey, Mina Humboldt, Cochise County, Arizona y varios lugares de California






México: Santa Eulalia y Magdalena
Argentina: Catamarca
Perú: Mina Huaron y varias minas de Ancash
Kazajistán: Kara Oba
Rumania: Sacrimb, Transilvania
Inglaterra: Cornwall
Alemania: Montañas Harz
Namibia: Tsumeb, Otavi
Sudáfrica: Mina N'Chwanging, Hotazel
Canadá: Monte Saint-Hilaire, Quebec


 




En cada uno parece darse una característica distinta en el material de extracción, como son la bandeada y estalactitas en Catamarca, Argentina; Cristales de calidad facetable en Sudáfrica, Montana y Colorado.

En masas importantes es un mineral industrial para el aprovechamiento del Manganeso, principalmente en la industria del acero. Una vez pulido se lo utiliza para la construcción de objetos decorativos. Lapidándola, se la emplea como piedra semi-preciosa. 
Presenta también un gran interés científico y coleccionista.


 




Por ser de fácil exfoliación y relativamente blanda, se deja pulir con gran brillo, y puede utilizarse para ornamentación, objetos decorativos, joyas, cabochones y esferas.
Este hermoso y exclusivo mineral no debe faltar en su colección, o como un delicado adorno en su vitrina.


 




Leyendas.



Cuenta una vieja leyenda que cerca del Lago Titicaca ubicado entre Perú y Bolivia donde una vez al año se juntaba el Sol y la Luna para fecundar el trigo, habitaban vírgenes sacerdotisas hijas del Dios Sol de los incas. 
Un día, el guerrero de nombre Tupac Canqui, deseoso de conocer a estas misteriosas mujeres, atravesó el lago y llegó hasta el lugar sagrado donde estaban ellas. 
Nada más llegar allí, se fijó en una y de forma extraña e inmediata nació una atracción muy poderosa entre ambos. 








De inmediato, el Inca, hijo del Dios Sol, se enteró del encanto entre su sacerdotisa y Tupac Canqui y montó en cólera. 
En primer lugar, no estaba dispuesto a perdonar que un intruso tocara el territorio que él había escogido para que habitaran sus mujeres. 
Y otra cosa que jamás permitiría el jefe inca es que sus damas, las elegidas, mezclaran su raza con alguien distinto a la estirpe de ellas.
Con lo que no contaba el hijo del Dios Sol es que Tupac Canqui y Ñusta Aklla (nombre de la bella mujer) pasaran rápidamente de una fuerte atracción a un amor profundo que no les permitiría una separación. 
La ira desmedida del Inca, hijo del Dios Sol, hizo que la pareja huyera del Imperio hacia tierras lejanas donde pudieran vivir juntos y en paz.






El hijo del Dios Sol, preso de celos por haber perdido a una de sus sacerdotisas, desplegó a sus guerreros para que buscaran a la pareja y les dieran, a ambos, fuertes castigos, pero no pudieron encontrarlos porque los amantes habían huido a Catamarca (norte de Argentina) dando a esa tierra muchos hijos, producto del amor y la valentía de sus padres. 
De esta forma poblaron la región que hasta su llegada, había estado deshabitada.
La furia de los brujos del Imperio Inca no cesaba, hasta que desataron un maleficio que le ocasionó la muerte a Ñusta Aklla y con ella, una honda pena a su pareja, que sumido en el dolor, terminó muriendo también.







Tiempo después, un originario de la zona que pastoreaba un rebaño de alpacas subió con los animales al cerro donde habían enterrado a Ñusta Aklla y vio su tumba, alrededor de la cual, había muchas piedras que parecían lágrimas de sangre cristalizadas. 
Fue por eso que más tarde a esta gema se le llamó “Rosa del Inca”, nombre con el que todavía se le conoce a la Rodocrosita. 
A partir de ese hallazgo, las princesas de Tiwanacu (antigua ciudad incaica, también llamada Ciudad de los Dioses y Ciudad del Sol, situada en Bolivia) cuando se enamoraban, colgaban sobre su pecho, a la altura del corazón, una Rodocrosita o Rosa del Inca, símbolo de amor eterno.






Hacía tiempo que nos les contaba una bonita leyenda que estuviera relacionada con las piedras, pues bien, aquí les dejo ésta, llena de amor aunque con triste final. Fue tan intensa y sonada que pasó a formar parte de la historia de la gran civilización Inca.


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario