lunes, 13 de agosto de 2012

JOYAS EN EL ART NOUVEAU





libelula-con-busto-rene-lalique.jpg
Libélula con busto de mujer 1898 Lalique



LA JOYERÍA DEL ART NOUVEAU.



En los dos siglos previos, el énfasis en la joyería fina se había centrado en las gemas, particularmente en los diamantes, por lo que la preocupación principal del joyero consistía en proveer un marco adecuado para su lucimiento.


   




Con el modernismo surgió un nuevo tipo de joyería, en el cual la estética del diseño se consideraba más importante que el valor intrínseco de los materiales, de esta forma la actitud del Art Nouveau sugería que, el brillo de un diamante solamente no era suficiente para hacer una obra de arte, se necesitaba también buen diseño y técnica. 



Lalique




Dejando de lado la importancia del diamante en si, la joyería Art Nouveau se concentró en lo que su brillo produce en conjunto, cumpliendo un papel complementario en combinación con materiales como el vidrio, el marfil, cuerno animal y un sinfín de piedras.


 




Los engarces de tipo invisible también fueron usados con el fin de ocultar la técnica de construcción y así no distraer al observador del diseño. 



Lalique



El énfasis en el diseñador como artista motivó la utilización de bellas técnicas de esmaltado como cloisonné (en el que un alambre de oro forma particiones en los que se vierte el esmalte), champlevé (en el que el esmalte llena los vacíos calados del metal de fondo, basse-taille (en el que un diseño grabado en el metal se cubre con un esmalte transparente siendo aún visible a través de el), y pliquè-a-jour (en el que el metal de base es removido del esmalte traslúcido luego de la cocción, resultando en un efecto vidriera).



 



Los artistas y joyeros que crearon esta joyería fueron entrenados en las disciplinas del siglo XIX, su maestría técnica les permitió experimentar con nuevos materiales y procesos para complacer sus fantasías, aceptando el status del joyero como artista más que como artesano.


 




Esta combinación, una atmósfera de ideas para un “nuevo arte” y la incomparable capacidad técnica de los fabricantes, produjo algunas de las joyas más evocadoras de los tiempos modernos.



 
Tatiana Arrigoni




El Art Nouveau intenta romper con las tradicionales reglas de diseño, y se pone de moda nuevamente en el mundo de la joyería. 

Ese movimiento que comenzó en París y se extendió rápidamente por el mundo occidental, y ha regresado para romper nuestros nuevos esquemas.



racimo-de-uvas-vintage.jpg  Racimo de uvas, Barcelona




El Art Nouveau se puso de moda en la Exposición Universal de París, celebrada en 1900. 
En aquel evento, la orfebre René Lalique impuso las bases de este tipo de joyas, rompiendo con el sistema establecido anteriormente (especialmente el estilo isabelino que en aquel entonces seguía vigente).


broche-masriera.jpg   Broche de Masriera




La joyería Art Nouveau utiliza líneas curvas y orgánicas, que recuerdan el Romanticismo. 
Abundan las líneas “látigo” de etérea belleza que luego se transforman en aves y formas florales. 



Dalí



 Esa es la temática de este estilo, una recurrente oda a la naturaleza y la mujer, que deriva incluso en aspectos mágicos como pueden ser las hadas y las sirenas. Así es que estas joyas adquieren formas misteriosas, adueñándose de un gran valor artístico.


anillo-masriera.jpg   Anillo de Masriera




Hoy, un siglo después, las piezas Art Nouveau vuelven para romper con nuestras nuevas normas tradicionales. 






Los maestros joyeros están utilizando las piedras semipreciosas y sus singulares colores, junto a todo tipo de metales, para rematar las piezas con detalles especiales que irradian fantasía.


 




La firma catalana Bagués-Masriera fue una de las pioneras en este arte y aún hoy continúa siendo un referente indiscutible. 



el-hada-de-perla-luis-masriera.jpg
El Hada de la Perla 1908 Masriera




Esta joyería ha comenzado a reeditar aquellas piezas Art Noveau creadas anteriormente, por el propio Lluís Masriera a principios del siglo XX.



colgante-de-principio-de-siglo.jpg 
1908 Masriera




También la emblemática firma Boucheron se ha sumado a la tendencia y aprovechó la celebración de su 150 aniversario para lanzar una exclusiva pieza diseñada por Shaun Leare. 



shaun-leane-para-bucheron.jpg
Diamantes marrones y blancos, zafiro y oro negro diseño de Leane para Bucheron.




Cartier tampoco se queda atrás y rinde especial homenaje al Art Nouveau con diseños de libélulas de brillantes y rubíes.



insecto-cartier.jpg Libélula de Cartier




Todo vuelve, lamentablemente quien no puede volver es el gran maestro. 
El indiscutible del Art Nouveau y el Art Decó, el vidriero y orfebre francés René Lalique. 
Sus joyas de una exquisitez extrema aún son admiradas e imitadas en nuestros días.


sortija-cristian-dior.jpg   Anillo de Dior




Pero aunque Lalique ya no esté más, la fábrica que fundó aun sigue en funcionamiento.

 

Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay


No hay comentarios.:

Publicar un comentario