jueves, 2 de agosto de 2012

TALLA DE GEMAS -- LA ESMERALDA DE ATOCHA


Esmeralda del Atocha




El galeón español Nuestra Señora de Atocha y sus grandes tesoros son famosos en todo el mundo. Piezas que pertenecieron al citado galeón, están hoy día en manos de coleccionistas de todo el mundo. Un interesante cristal de esmeralda que formó parte de los tesoros del Atocha, hundido en el Golfo de México en 1622, y descubierto 363 años más tarde, ha viajado desde Colombia hasta nuestras manos. Esta singular pieza fue vendida a un coleccionista.





Como se puede observar, el cristal original posee un color intenso, un tono ligeramente verde-azulado. Como en la mayoría de las esmeraldas, su claridad se ve obstaculizada por el típico jardín de inclusiones. El objetivo de este proyecto era simplemente destacar la faceta esmeralda sin otras mejoras, dejando el jardín expuesto, mostrando su belleza natural.





El proceso se inicia mediante la adhesión del cristal a la herramienta usada para el posterior pulido obteniendo el tallado básico de la futura piedra preciosa.
A continuación, se corta la esmeralda en una forma aproximada a la talla esmeralda con el fin de prepararla para el largo proceso de pulido.







Comenzando con el pulido con grano grueso, se comienza a definir la forma de las facetas.





Poco a poco se gradúa este proceso de grano grueso a fino y de grano más fino aún. Las facetas se observan cada vez más definidas y brillantes.





En este último paso la esmeralda es pulida con un grano especial que le da a la gema su plena belleza y brillo.



La gema tallada en esmeralda.
Peso: original 6,79 quilates, tallada 2,08 quilates.
Dimensiones: 7,92 x 7,66 x 5,47 mm.

Al final tenemos una hermosa Esmeralda que no oculta a través de su transparencia el maravilloso jardín interno que caracteriza a toda Esmeralda


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario