jueves, 1 de junio de 2017

TÉCNICAS -- LOS BAÑOS ELECTROLÍTICOS parte 2


Veamos una serie de metales y como platearlos o dorarlos.

Se que al ser un blog de joyería hay muchos metales que no son importantes para nosotros pero es mejor tener una noción mas general de los baños electrolíticos y después especializarnos en lo nuestro.

Así que les pido disculpas por lo extenso de la materia pero yo cuando investigo trato de hacerlo a fondo para aprender lo máximo posible y poder transmitirles lo mejor. saludos y por favor comenten








El Cobre y sus aleaciones


Potasa cáustica ½ kg, agua potable 4 litros. 

Se calienta hasta ebullición en una vasija de hierro provista de tapa; se acepilla el objeto para quitar todos los cuerpos extraños adheridos, se arma o rodea con alambre, y se suspende algún tiempo en la soda caliente; ordinariamente bastan unos cuantos minutos; si alguna de las partes del objeto presenta soldaduras no debe tenerse mucho tiempo en el baño, ya que la potasa cáustica ataca a la soldadura, y la solución ennegrece el cobre. al sacar el objeto de esta soda (lejía) se lava bien en agua corriente.









Si el objeto estuviera muy oxidado se limpia en un baño compuesto de 4 litros de agua y ½ litro de ácido sulfúrico, hasta que desaparezca la parte más oscura; se lava después en agua corriente y se sumerge en la siguiente solución: 4 litros de cianuro potásico comercial 240 gm., se saca de este baño y rápidamente se cepilla todo muy bien con un cepillo y piedra pómez en polvo muy fino humedecida en la solución de cianuro. 


Hay quien prefiere dar al objeto un baño previo en ácido nítrico, para dar brillo a su superficie, o en una mezcla de ácidos nítricos y sulfúricos, seguido de un lavado en agua corriente; pero el cianuro y la acción mecánica de la piedra pómez y el cepillo dan muy buenos resultados sin necesidad de dicho baño previo. 









Después del baño ácido, se sumerge por un momento el objeto en la solución de cianuro, se lava con rapidez en agua corriente y se lleva enseguida al baño electrolítico. Cuando se trata de dorar o platear, se acostumbra amalgamar la superficie del objeto, para asegurar la adherencia del metal depositado. 


La amalgamación se verifica sumergiendo el objeto, después del baño de cianuro durante unos segundos, en una solución de 30 a 210 gr de nitrato mercúrico, 30 a 150gr de ácido sulfúrico y 4 litros de agua agitándola hasta que quede bien clara. Se lava rápidamente el objeto en agua al salir del baño de mercurio, y se lleva a la cuba electrolítica. 








Los baños de ácido, cianuro y mercurio deben conservarse en tarros de cristal o porcelana (sin esmalte de plomo), provistos de tapa para evitar la evaporación.
A los objetos de cobre o de alguna aleación de este metal, se les da un acabado mate teniéndolos unos minutos en un baño compuesto de 10kg de ácido nítrico (36º), y 5 kg de ácido sulfúrico (66º), de ½ a 5 kg de sal común, y la misma cantidad de sulfato de zinc. 









Se mezclan los ácidos poco a poco, se agrega la sal de zinc, después la de cocina, poco a poco, se agita bien el líquido y se espera a que se enfríe antes de usarlo. Se lava el objeto muy bien en agua y se pasa por el baño de cianuro antes de llevarlo al galvanoplástico. Mientras se prepara el baño ácido deben tenerse las puertas abiertas para evitar el respirar de vapores ácidos combinados.




Hierro y fundición 




Se le quita la grasa al hierro fundido, sumergiéndolo en una solución alcalina caliente semejante a la empleada para el cobre, y lavado después muy bien con agua; se tiene luego unas cuantas horas en agua acidulada con el 1 por 100 de ácido sulfúrico, y se lava con agua, terminando frotándolo con arena o piedra pómez y un cepillo de fibra. 









Se vuelve a lavar y se echa otro poco de tiempo en el baño ácido, se lava y se pasa ya por el baño galvánico. 


Si se usa un baño de más de 1 por 100 de ácido, hay que reducir la duración, por que de no hacerlo así el hierro queda muy corroído y el carbón que el metal contiene, y que no es atacado por el ácido, no sede ni con mucho trabajo a la arena y al cepillo. 


El hierro fundido no se dora o platea bien por simple deposición los depósitos de cobre o bronce son mejores aunque no perfectos, pero si se estaña el hierro, la capa es adherente y recibe con toda confianza los otros metales.










Hierro forjado 




El hierro forjado, si esta muy oxidado, se limpia del mismo modo que la fundición, pero requiere un baño ácido más concentrado y de más duración. El hierro blanqueado, limado o bruñido, se trata como el acero.
Acero

Se limpia en la lejía que se emplea para el cobre, se lava bien, se frota con piedra pómez húmeda, se lava y se sumerge en un baño compuesto de 4 litros de agua por 2 kg, de ácido clorhídrico. Se vuelve a lavar con agua muy rápidamente, y se pasa a la cuba de galvanizar.

Todo el acero como el hierro forjado se dora bien, sin ningún metal intermedio, en baños electrolíticos calientes. Es difícil obtener una capa adherente plata sobre estos metales, sin el intermedio de una capa de cobre o latón, que facilita grandemente el plateado. 









Zinc, estaño y plomo 




El zinc se limpia teniéndolo unos momentos (por que el álcali atacar con rapidez al metal) en la lejía caliente de potasa, lavándolo y echándolo en agua que contenga un 10 por 100 de ácido sulfúrico; a los pocos momentos se lava con mucho agua caliente, y si es preciso se frota con piedra pómez y un cepillo duro mojado en una solución diluida de cianuro, o se acepilla con una grata. Esta ultima operación es muy eficaz cuando hay partes soldadas con estaño. 


 




El estaño, el plomo y la aleaciones de estos metales son más difíciles de limpiar que el zinc y el hierro. 

Se frota rápidamente con un cepillo y potasa caliente, se lava enseguida con agua y se acepilla, o se frota con un trozo de madera blanda y limpia. 
Es muy difícil obtener un depósito satisfactorio de oro o plata directamente sobre estos metales o sus aleaciones. Sus resultados son mucho mejores dándoles primero una capa de cobre.



Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario