jueves, 27 de septiembre de 2012

ESTILOS -- LA MARCASITA COMO GEMA PARA LA ORFEBRERÍA








LA MARCASITA


General
Categoría Minerales sulfuros
Clase 2.EB.10a
Fórmula química FeS2








Propiedades físicas

Color Blanco-estaño
Raya Negro gris-pardo
Lustre Metálico
Sistema cristalino Ortorrómbico
Exfoliación Poco marcada
Fractura Perfecta
Dureza 6 - 6,5
Peso específico 4,1 a 4,3
Densidad 4,9 g/cm3










La marcasita es un mineral del grupo de los sulfuros. Su nombre proviene del Árabe marcaxita y del persa marcaxixa que es la forma de denominar a la pirita del que es dimorfo y con el que comúnmente se confunde. Contiene aproximadamente 46,6% de hierro y 53,4% de azufre, por tanto su formula es FeS2.








La marcasita es una piedra muy utilizada en joyería por su bajo costo, por la particularidad de no necesitar estar engarzada y por su asociación con lo antiguo. Las joyas hechas con estas piedras suelen tener una impronta distinguida y sofisticada.








Las joyas con "marcasitas" son piezas con pequeñas aplicaciones de piedra (piritas) de color dorado grisáceo oscuro. Estas tienen un brillo metálico y suelen ir montadas en plata 925. 
Normalmente, se tallan en forma de pirámide de seis facetas con perímetro circular. Por ser piedras delicadas, no soportan temperaturas elevadas y sólo pueden ser engarzadas a mano, lo que haría de estas joyas un verdadero trabajo artesanal. 







Debido a que su base es plana, generalmente se pegan en lugar de ser engarzadas, lo que baja considerablemente el costo de fabricación. Como suelen venderse por mayor, es difícil conseguirlas en pequeñas cantidades.







A la hora de hablar de joyería con marcasita hay que realizar dos aclaraciones importantes: la primera, es que si bien en algunos países se utiliza el término "marquesita", lo correcto es llamarla "marcasita". 
Se cree que fue Benvenuto Cellini, uno de los más importantes orfebres del Renacimiento italiano, quien la denominó de este modo mientras le regalaba a su esposa una joya adornada con esta piedra. 








Por otro lado, todas las joyas que dicen estar hechas con marcasita, en realidad están hechas con pirita, pero esta ambigüedad no es producto de un engaño ni de la ignorancia del vendedor. Se debe a que durante la Edad Media, la palabra "marcasita" se refería tanto a la pirita como a la marcasita (y a los sulfuros de hierro en general). Si bien en 1845 el término marcasita fue redefinido y se diferenció de la pirita (antes eran sinónimos), por alguna razón, esto no ha cambiado en el mundo de la joyería.








La marcasita y la pirita comparten la misma fórmula química de sulfuro de hierro, pero se cristalizan de forma diferente. 
La primera (a veces llamada pirita de hierro blanca) cristaliza con estructura ortorrómbica y la segunda con estructura cúbica. 
Esto se nota claramente al ver porciones de pirita en bruto, ya que este mineral se manifiesta en forma de perfectos cubos entrelazados, que dan la sensación de haber sido realizados por la mano del hombre. 






La marcasita (el mineral) no se utiliza como una gema en joyería debido a su fragilidad: se desintegra y se rompe fácilmente. A no ser en pequeñas piedras para dar brillo a las joyas como vemos en los ejemplos de las fotos. 
La historia de las marcasitas se remonta a varios miles de años atrás. Los Incas del Perú fueron los primeros en descubrirlas y utilizarlas, no sólo para sus joyas sino también para todo tipo de objetos. Mujeres como María Antonieta las lucían creyendo que tenían el poder de preservar su belleza. 






Hacia finales de 1700, se utilizaron como sustituto, producto de las leyes suntuarias que restringían el uso de diamantes sólo a la familia real.Estas leyes buscaban proteger las jerarquías sociales y que no se imitara la apariencia de los aristócratas. Al ser una alternativa económica y no estar prohibidas, las marcasitas se convirtieron en un sustituto del diamante, manteniendo su popularidad hasta hoy en día. 








Se hicieron famosas en Europa, en la época victoriana. La reina Victoria, después de la muerte de su esposo, vistió sólo ropa y accesorios oscuros con marcasitas para simbolizar su luto. Pronto, esta tendencia se generalizó. Gracias a su bajo costo, la gente comenzó a usar estas piedras en algunas de sus joyas como broches, camafeos y medallones.








Actualmente, estas piedras son muy utilizadas en joyería, y dan a las piezas un acabado antiguo y sofisticado. Suelen combinarse con plata en superficies muy trabajadas o en compañía de camafeos. La tendencia moderna hacia la ropa de color negro ha hecho que estas joyas sean cada vez más elegidas por quienes buscan un accesorio.







Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario