lunes, 17 de septiembre de 2012

PROFESIONES CASI EXTINTAS -- EL GAMBUSINO



File:Panning on the Mokelumne.jpg





El mexicanismo gambusino describe a los buscadores de minerales y mineros de pequeña escala. También describe los buscadores de oro norteamericanos que durante las fiebres del oro del siglo XIX exploraban el terreno de Estados Unidos y Canadá.
Los gambusinos que acudieron a las fiebres del oro no estaban entrenados para reconocer el mineral o las zonas de riqueza potencial, por lo que dependían en gran medida de su suerte.








Muy pocos gambusinos se enriquecieron con las fiebres del oro.
Los gambusinos actuaban tanto de manera individual como colectiva. 
En los primeros años de la fiebre del oro, el mineral podía ser recogido de los lechos de los ríos. La selección se hacía visualmente, utilizando una criba para separar la arena y otros minerales.








Cuando se agotó el oro de los ríos, los gambusinos comenzaron a asociarse para explorar otras fuentes del mineral, recurriendo a la minería tradicional y desarrollando técnicas como la minería hidráulica.

Se le conoce al gambusino, como un buscador de ilusiones, basando sus esperanzas en la búsqueda del metal más preciado para el mundo, el oro.


 




Pero, ¿qué significa la palabra gambusino? Pues no se sabe a ciencia cierta porque dicha palabra no figura en el diccionario de la lengua española, sólo podemos referirnos a personajes verdaderos, que frecuentemente aparecen en los relatos de minería.


 




El gambusino es un hombre que se juega la vida día a día sin ninguna certeza de llevar sustento a casa, sólo tiene la esperanza de visualizar en el cuerno de vaca el brillo del oro, sin saber si encontrará un buen comprador, y lo que es peor si valdrá tanto ese oro como la sal que sudó, los accidentes que vió o sufrió, la sed y el hambre, la adrenalina de la penumbra y la intoxicación de los vapores o la pólvora de algunas minas. 




D Plata



Al final de la jornada toda la incertidumbre se puede conpensar con el fascinante brillo amarillo, pero no siempre sucede, muchas veces se recolectan minerales de muy bajo valor y al final de cuentas, aunque el papel moneda de estos días no es tan hermoso como el oro, si es el más indispensable para la supervivencia de cualquier ser humano.


 




Los gambusinos tienen un lenguaje para su trabajo, como la curra donde cargan las piedras con sus más grandes ilusiones, el manero con la cuña para tumbar el mineral que sujetan con el mecapal, sólo con la fuerza de su cabeza y una lámpara de carburo, con lo que van aluzando su camino en la estrecha tierra de tan profundas brechas, que van desde los 300 metros de profundidad hasta lo inimaginable; sujetan su peso y su oro sólo con una manila o cuerda y van colocando sus pies en patillas inseguras al pisar.


 




Los gambusinos no son químicos pero saben hacer la prieba de ensaye más rápido que un laboratorista; para saber si las piedras que cargan en la curra tienen oro y plata, o no, prueban con su cuerno de vaca y un poco de agua, elaborando así la tentadura donde el oro queda como un hilo dorado dentro del cuerno, para posteriormente pasarlo en molinos de mano y taunas, y finalmente venderlo al mejor comprador.






Fernando Gatto

Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario