viernes, 21 de septiembre de 2012

TÉCNICAS -- LOS BROCHES



 
Fíbula


Un broche es una joya que se engancha por un objetivo esencialmente estético sobre las prendas de vestir. Es una joya principalmente femenina.

El broche es un objeto de importancia, materia y forma variables aunque el método de fijación (generalmente en metal) sigue siendo habitualmente similar al de un imperdible.


 
Fíbula


El antepasado del broche es la fíbula y las primeras datan de la edad de bronce.
Son piezas de joyería de uso muy generalizado. 
El diseñador debe de dominar las técnicas de preparación de sus sistemas de sujeción, cuya función es la de unir la joya a las prendas de vestir.


 
Fíbulas


Los hay de varias formas y tamaños, considerándose como la pieza de mayores dimensiones de esta clase el broche escocés, usado para sujetar en los hombros la  manta característica. 
El broche se compone de tres partes: la base, la ornamentación, y el cierre, (compuesto a su vez por tres partes mas, el alfiler, la charnela y el talón).

 
Fíbulas y Broches


La base también llamada de soporte es donde se fija el cierre (del lado posterior) y sobre la que se apoya la ornamentación que pude ser un grabado, una gema o cualquier otra cosa que nuestro diseño tenga.


 



Cierres de alfiler


Históricamente, los cierres para broches tienen su origen en una pieza de alambre con forma de clavo, que se cosía a la prenda en el interior del adorno, generalmente, de forma circular actuando como pasador.


Cierre de aguja-sujetador


Se obtiene a partir de un alambre con un grosor de
aproximadamente 1 mm. que es enrollado en un punto
intermedio, para formar un muelle, con lo que se dota al material de la elasticidad necesaria. 





En un extremo de la espiral, se conforma el asiento de la aguja, ampliándolo convenientemente para garantizar el descanso de la misma.
En muchos casos, este tipo de cierre lleva incorporada
una capucha de seguridad para evitar que el alfiler se clave frente a una posible apertura accidental.



Cierre de aguja-sujetador 
abierto


Es una variante del cierre descrito anteriormente. Son
dispositivos que no ofrecen demasiada seguridad. El extremo en el que descansa la aguja se encuentra curvado para retenerla. 




Es especialmente importante en este tipo de cierres que el material tenga una elevada elasticidad, con el fin de conseguir asiento permanente y garantizar la sujeción.


Cierre de bisagra


En este tipo de cierres el alfiler está unido a la pieza
por una bisagra, que permite el movimiento libre  únicamente en la vertical (no existe la fuerza elástica que presentan las variedades anteriores de los cierres de alfiler).


 




Dispositivos de seguridad para cierres de alfileres


Son dispositivos que impiden que la aguja se desabroche. La denominada tuerca-mariposa está fabricada con un elemento en forma de C, el cual contiene un pequeño tubo con una apertura de ancho igual al de la aguja, y provisto con una tuerca-mariposa para su manipulación.






Girando la tuerca mariposa, la apertura queda  encerrada en el elemento exterior, taponando la  apertura e impidiendo con ello cualquier movimiento de la aguja.


Una variación de este sistema de cierre de seguridad
es el cierre de bayoneta. 

Este elemento está constituido por medio tubo preparado para recibir en su interior otro completo de menor diámetro, que lleva adherido una lengüeta y que queda visible al ensamblar ambos dispositivos, a través de la apertura del externo.



Fernando Gatto
Kaia joyas Uruguay

2 comentarios: