viernes, 19 de octubre de 2012

LEOPOLDO POLI -- GENIO ITALIANO DEL ESMALTE




" Quisiera ser para vosotros como un calígrafo de Oriente, antiguo y sabio, que delinea ritmos y signos con doble valor de imagen y palabra.
Porque la palabra sola o la imagen sola, no me alcanzan para expresar el deseo de belleza y la tensión de amor, el placer de la búsqueda, y la felicidad del proyecto que os dedico.
Quisiera contaros en breves trazos todo lo que guardo para vosotros en mi corazón, amigas y amigos míos, dondequiera que os encontréis.
Quisiera ser para vosotros como un calígrafo de Oriente..."
Leopoldo Poli a través de Momenti








La historia

Leopoldo Poli y Lea, su mujer, fundan La Nouvelle Bague en los años 70 con el objetivo y la ilusión de crear un concepto diferente de joyas.

La sede se estableció a orillas del Arno, en el antiguo Palazzo Bombicci Pontelli de Florencia. Un palacio de arquitectura clásica y muros con maravillosos frescos, fue el escenario donde se crearían las colecciones que cambiarían la manera clásica de entender la joyería.


  Una pulsera desarmada




La pasión de Poli por disciplinas como la filosofía, la arquitectura, la escultura, su amor a la vida, su gusto refinado y curiosidad insaciable, hicieron que sus colecciones estuvieran impregnadas de esa vitalidad inherente a los los hombres del renacimiento.







Como buen florentino, llevaba en el ADN una herencia artística de siglos.







Poli se convirtió en el líder del diseño artístico en el mundo de la joyería, sintetizó el Genius Loci con los acontecimientos y la cultura contemporánea, todo ello de acuerdo a una consistencia de estilo, nunca a la moda, siempre fiel a sí mismo, inventando nuevas maneras de crear con el oro y las piedras preciosas, innovando constantemente, buscando nuevas armonías, fuentes constantes de belleza, con conocimiento de su propio valor.







Esta nueva e inquieta visión artística se conjugaba a la perfección con la tradición de los maestros orfebres florentinos que elaboraban las piezas. Dentro de la Nouvelle Bague todo se realizaba a mano.







Sus esmaltes rompieron los esquemas anteriores, infinidad y combinaciones inusuales de colores acariciaban las suaves superficies.







Un profundo conocimiento de los materiales, consiguió resolver el problema de la fragilidad de los esmaltes, convirtiéndolos en irrompibles.







Cada una de las pulseras estaban formadas por infinidad de piezas que encajaban y se superponían a la perfección, según el saber hacer artesano más exigente y avanzado, por ello la multitud de copias que se vendieron y se venden en el mercado, no consiguen más que exaltar las cualidades de los originales.










La empresa con un equipo perfecto en constante investigación llegó a contar con 30 personas en diseño y organización, y 120 orfebres, todos ellos involucrados en un viaje mágico por los caminos de la belleza.

En el mundo se creó un círculo internacional de coleccionistas que demandaban sus originales piezas, y sus joyas han estado expuestas en prestigiosos museos de arte moderno.







Poli era el alma del equipo, el motivador de sueños, ansiaba verlos realizados y compartirlos. Era su intención de ser, hacer, y comunicar.




El espíritu




La Nouvelle Bague de Poli, refleja un espíritu vivaz, se inspira en los estímulos y formas artísticas contemporáneos.







Se compone de símbolos y códigos, desarrolla nuevas formas, reexamina criterios antiguos, y los recompone para convertirlos en parte de su propia identidad a través de la integración e intercambio de signos gráficos, ritmo de las superficies, luces, colores y formas.








Está dedicada a una mujer nueva que mira más allá del concepto " Beautiful" y " Precious", y se detiene en todo aquello que evoca, en el significado que encierra.

Es una explosión de forma y color inagotables.

La Nouvelle Bague de Poli vive sus creaciones como una forma de construir una relación interna con la vida, existe participación, empatía, feminidad y belleza.

Cada colección está dedicada a una mujer portadora de una energía nueva y vibrante.










La filosofía de Poli




"No somos joyeros, somos productores de signos evocadores, de arquetipos, solicitantes de claves y códigos de los que está llena la existencia contemporánea, lo mío es más un laboratorio, un experimento que va en busca de un nuevo concepto de belleza"







" Mi pasión, mi amor, es para el arte. Quiero saber el secreto de la belleza, por qué la belleza es belleza. Por qué la belleza me ha dado, y todavía me da ahora tanta emoción"






"¿ Por qué tenemos que dar únicamente oro y diamantes? ? ¿por qué perder la ocasión de dar algo más? Quiero imprimir personalidad, porque la gente necesita sentir el alma, no solo el producto"






" Cuando bebes un vino, no estás tomando simplemente zumo de uva. Puedes degustar el suelo, el invierno, el sabor del verano"






" Yo quiero ser considerado como un escritor capaz de escribir mi propia historia corta a través de mis joyas. Necesito contar una historia"






La Nouvelle Bague después de Poli




Hace pocos años Poli enfermó, y perdió parte de esa vitalidad tan característica en él.

Acostumbrado a dar todo de sí mismo, y a realizar un gran esfuerzo en cada colección, fue difícil para él trabajar de otra manera que no implicara su entrega total.







... Y decidió vender La Nouvelle Bague a un gran grupo, él siguió hasta el final de sus días siendo el alma de la firma y colaborando en proyectos y diseño.

Ahora, el grupo Blu en colaboración con los diseñadores y maestros orfebres, re interpreta el espíritu de La Nouvelle Bague y mantiene vivo el legado de Leopoldo Poli.





Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario