sábado, 27 de octubre de 2012

LOS COLLARES DE CUENTAS EN EL ÁFRICA




Necklace, African Jewelry


Anillos de cristal, Venecia-Holanda, 1800. Esta cuenta era muy popular durante la época del Comercio con África. El diseño de esta cuenta es un típico diseño Celta.
Cuenta Chevron o Rosetta, Murano (Venecia) 1800-1900. Estas cuentas representan para los Africanos lo que las perlas para los Europeos: eran extranjeras, raras, y caras - y por tanto muy apreciadas. Eran un símbolo de rango.
Cuentas disco de huevos de avestruz, África del Este. Los nómadas Bosquimanos están entre los últimos supervivientes cazadores comunitarios de Namibia. Las mujeres llevan adornos decorativos hechos de huevos de avestruz.




Los occidentales tendemos a pensar en las cuentas como adorno, de hecho las llevamos alrededor del cuello. 

A través de los siglos las cuentas han sido más que objetos de joyería. 
Expresan circunstancias sociales, historia política y creencias religiosas. 
Se consideran símbolos de conocimiento sagrado, con poderes curativos y como tributo de pasaje para la vida posterior. 
Las cuentas han sido el medio de cambio y las unidades de valor en sistemas de mercado. 
Las cuentas son pequeñas, simétricas, calidoscópicas y a menudo de gran belleza, combinadas y recambiadas en una sorprendente variedad de materiales se pueden ver en collares, pulseras, tobilleras y bandas para el pelo. 



Collar con cuentas africanas


Cuenta de semilla de banano, África del Este. Cuentas de corteza de coco, África del Este. Antiguamente se hacía la joyería en África de cuerno, hueso, pelo, piel, raíces, maderas y semillas.
Cuenta de cristal, Holanda 1900.
Cuenta de madera de ébano, Tanzania 1900. Maderas preciosas africanas se han usado desde el principio de la joyería en África.




La manera como son usadas las cuentas ayuda a definir el concepto particular de belleza de un grupo étnico, y tanto la selección individual y la combinación de las cuentas como su ensamblaje son informativos. 

En algunas sociedades la belleza puede ser premiada con cuentas, por ejemplo una bella mujer Maasai será cortejada con cuentas. 




MUJER MAASAI CON SUS JOYAS




Las primeras cuentas aparecen con el Homo Sapiens, hace al menos 40.000 años, y probablemente han sido usadas por todas las culturas desde entonces. 



Collar 189


Cuenta, "Alta Verapaz", Venecia 1800, esta cuenta pertenece a la Colección Levin, Museo Británico, Museo del Hombre, Londres. Esta cuenta fue llevada a África para comerciar con marfil.
"Telsum" (Amuleto), cuenta de plata de 1900, que representa la protección contra el mal de ojo, Tribu Oromo , Etiopía.
"Telsum" (Amuleto), cuenta de plata de 1900, representa la protección contra la influencia de la luna creciente, Tribu Oromo , Etiopía.




Desde el siglo XVll al XlX los europeos cambiaron cuentas de cristal de Venecia, Bohemia y Holanda por pieles de castor en Norte América, por especies en Indonesia, y por oro, marfil y esclavos en África. 

Las cuentas son a menudo el espejo de la cultura de la que han formado parte, y nos dicen sobre la vida social, política, religiosa y económica de quienes las han hecho y usado. 
En algunas tribus las cuentas se llevan desde el nacimiento hasta la muerte, y sus propietarios son enterrados con ellas. 


Collar 200


Cuenta de plata, de origen islámico perteneciente a un "Shuba", Egipto 1900.
Cuenta de cristal, facetada a mano de Bohemia de 1750. Se conoce como "Cuenta Vaselina". Esta cuenta pertenece a la Colección Levin, Museo Pitt Rivers de Oxford. Gablonz, actualmente, Jablonec.
Cuenta de plata "Corona", de origen islámico, Egipto 1900.




La belleza de las cuentas aumenta con el uso y el tiempo. Al contemplar una cuenta nos preguntamos por su origen así como por su historia, su técnica, el contexto cultural, el rol económico y el uso ornamental de ella.

La historia de las cuentas africanas es la historia de los diferentes y contrastados estilos de vida que se han desarrollado en África dependiendo de la distinta ubicación de las sociedades en desiertos, selvas tropicales, bosques y sabanas.

En África el poder absoluto pertenecía al jefe que controlaba los recursos de valor -oro y marfil-, y éste promovía al artesanato para expresar su poder visiblemente y tener ofrendas para los dioses en gratitud por su privilegiada posición. 
Así las cuentas servían igualmente para distinguir a los jefes de la gente ordinaria. 



African necklace


Cuenta de plata, Yemen 1900.
Amuleto de plata, Yemen 1900 Este amuleto normalmente contiene versos del Coran. Cadenas  retorcidas, filigranas y granulacion son los denominadores comunes de la joyería de Yemen y de la Península Arabica, en su mayoría producidos por joyeros Judíos.
Cuenta de ámbar, Sudan. Ámbar es una resina fosilizada  de arboles extintos que vivieron en bosques templados y tropicales durante el Euoceno, hace sesenta a cuarenta millones de anos. Al Ámbar se le han atribuido propiedades mágicas y curativas.
Amuleto de plata, Yemen 1900. Yemen, al Sur de la península Arabica se mantuvo relativamente aislado durante siglos, y su joyería desarrollo marcadas características indígenas, incluidos adornos pesados con considerable granulacion.




Las cuentas forman parte del sistema de comunicación de múltiples capas de las sociedades africanas. El adorno con cuentas comunica valores culturales en un lenguaje simbólico que expresa rango, religión, política y actitudes artísticas. Son esenciales en la vida de todos los africanos, desde los cazadores del Kalahari a los ricos campesinos de Ghana y Nigeria, y la habilidad en reflejar su herencia cultural es aún más pronunciada en África que en otra parte del mundo.



Necklace 559


Gran anillo antiguo de bronce, Etiopía 1900.
Pequeño anillo antiguo de bronce, Nigeria 1800-1900.
Cuenta de caracol de bronce, etnia Asante, Ghana 1900. La etnia Asante de Gana utiliza la técnica de la cera perdida para la elaboración de sus cuentas de bronce y oro.
"Kano" cuenta de cristal, Hebron, Oriente Medio 1300-1800. La industria de cuentas de Hebron terminó en 1880. Las cuentas fueron después importadas a Egipto, Sudán y Chad por los mercaderes Hausa.




Una gran variedad de materiales naturales han estado disponibles en África durante siglos. En todo el continente se han usado materiales orgánicos para adorno, semillas, nueces, huesos, colmillos, y dientes. La primera cuenta africana que se conoce es de huevos de avestruz en forma de disco, pertenece al paleolítico superior (10.000 años antes de Cristo) y fue encontrada en Libia.



Collar con cuentas africanas


Cuenta islámica de rezo perteneciente a un “Subha”, Egipto 1.900.
Moneda María Theresa , 1.780.
Cuenta de plata “jaula” Yemen , 1.900.
Coral negro con incrustaciones de plata, Yemen o Turquía 1.800-1.900.




Hoy en día se siguen usando los huevos de avestruz en África del Este -así como cauries que simbolizan la fertilidad femenina- , y que se utilizaban hace más de 10.000 años como ofrendas de entierro. Se han descubierto cuentas de piedra en el África Subsahariana (en las excavaciones NOK de Nigeria) que datan del primer milenio antes de Cristo. 

Durante el siglo XV se desarrolló en Benin (actual Nigeria) la industria de las cuentas de piedra que adquirió gran importancia, y a la que se incorporaron las cuentas de coral con la llegada de los portugueses a principios del siglo XV. 
La historia de las cuentas metálicas en África es algo oscura.



Collares con cuentas africanas


Cuenta de hueso de vacuno, Kenia.
Cuenta de cristal, etnia Krobo, Ghana.
Cuenta de hueso de vacuno, Kenia.
Cuenta de hueso de vacuno, Kenia.
Cuenta de hueso de vacuno, Kenia.




En Nigeria se desarrollaron las cuentas de estaño, en Kenia la tribu Turkana manufacturó grandes cantidades de cuentas de hierro y en Etiopía, mediante la fundición de monedas, los plateros etíopes han hecho cuentas de diferentes y finas formas. 
Los exploradores y comerciantes europeos llegaron a África del Oeste a principios del siglo XV y observaron la abundancia de joyería en oro, incluidos collares de cuentas y pulseras, manufacturados principalmente por los Asante (Ghana) con una técnica introducida al parecer desde el Norte por los comerciantes transaharianos. 



Collares con cuentas africanas


Ambar Yemen.
Cuentas de rezo de plata pertenecientes a un “Musbaha”, Etiopía, 1.900.
“Mergaf”, talismán de plata, etnia Oromo, Etiopía, 1.900.




Las minas de Sudán suministraron oro al Reino Egipcio, al Asia Islámica y a la Europa cristiana durante la Edad Media.

En el siglo XV la contemplación de la joyería de África del Oeste inspiró a los exploradores la búsqueda de oro y otras preciosas mercancías incluido el marfil y las especies. 
Durante varios siglos el África Subsahariana sufrió las querellas de los poderes europeos por el control de su gente, tierra y riqueza. 
Las cuentas jugaron un importante papel en esta historia, especialmente las de cristal europeo. 
Las cuentas de cristal son el distintivo más común del adorno africano y fueron importadas al Continente antes de la Era Cristiana. 



Collares con cuentas africanas


Cuenta filigrana islámica de plata, Egipto, 1.900.
Coral antiguo, Mar Rojo.
Turquesa, Nepal.




Los descubrimientos arqueológicos hallaron cuentas manufacturadas en India y Roma de 200 a 300 años antes de C., y en Egipto de 3.400 años antes de C. Hacia el siglo lX se usaron más de 165.000 cuentas de piedra y cristal, lo que demuestra la importancia de las cuentas en la cultura Igbo-Ukwu para el adorno de estatuas de bronce. 
Estas cuentas eran en su mayoría azules y amarillas, probablemente de origen indio.



Collares, cuentas africanas


Cuenta de polvo de turquesa, China.
Cuenta de madera, Tanzania.
Cuentas de semilla de banano, Africa Occidental.
Cuentas negras de cristal , Turkana, Kenia.




Desde el siglo XVI la manufactura de las cuentas de cristal se ha concentrado en las actuales Nigeria, Níger y Ghana; esta tradición permanece intacta y aún hoy, los Bida de Nigeria y los Krobo de Ghana, son los dos fabricantes más importantes de cuentas de cristal en África.
Las cuentas fueron el artículo favorito del comercio entre los mercaderes indios de Oriente Medio y los europeos. 
Envíos de cuentas llegaron a África en el siglo lV utilizando en su mayoría las rutas costeras hasta la mitad del siglo XlX. 



Collares, cuentas africanas


Cuenta de hueso de vacuno, Kenia.
Cuenta de semillas, etnia Akamba, Kenia.
Cuenta de semilla de banano, Africa Occidental.
Cuenta de hueso de vacuno, Kenia.
Semillas etnia Akamba, Kenia.




Desde los puntos costeros, los extranjeros comerciaban con intermediarios africanos que transportaban las cuentas al interior a través de sus redes comerciales, por lo que los centros de comercio de Kilwa, Zanzibar, Sofala, Djenne y Timbuktu, cuentan hoy en día con excavaciones arqueológicas ricas en cuentas de cristal. 

El comercio alcanzó gran importancia y en el siglo XVIl los árabes musulmanes conquistaron el África Mediterránea y empezaron a intercambiar latón, ropa, piedra, cuentas de cristal y ámbar del Báltico, por oro, marfil y esclavos.



Collares, cuentas africanas


Cuenta de cristal de Ghana.
Cuentas disco de corteza de coco, Africa Occidental.
Cuenta de cristal, etnia Krobo, Ghana.
Cuenta de coral, China.
Cuentas de semilla de banano, Africa Occidental.




 En el Sur del Sahara los mercaderes sudaneses comerciaron con los pueblos del límite de la selva tropical, desde Sierra Leona hasta Nigeria, principalmente por oro y posteriormente en el siglo XVI los primeros europeos -sobretodo marinos portugueses-llegaron a la costa en busca de oro y marfil y conectaron los mercados europeos con África del Oeste.

En la costa del Este surgieron ciudades-estado musulmanas como Mogadiscio y Kilwa -en el Continente - y la isla de Zanzibar como parte del complejo comercial del Océano Indico. 


Collares, cuentas africanas



Cuenta  de ámbar natural, Sudán.
Cuenta de madera de ébano, Tanzania.
Cuentas disco de corteza de coco, Africa Occidental.
Cuentas de semilla de banano, Africa Occidental.



Es notable en esta época el comercio con el oro de Zimbabwe. 
En 1498 Vasco de Gama navegó desde Portugal y visitó los puertos de África del Este en su ruta hacia India trocando con cuentas en la ciudad de Mozambique.

En el siglo XV los pueblos de África del Oeste comerciaron con Europa. 
En primer lugar fueron los portugueses, que seguidos por los holandeses, ingleses, franceses, belgas y alemanes, trajeron al Continente millones de cuentas de Venecia, Holanda y Bohemia. 



Pendientes con perlas africanas


Ámbar Mali.
Coco África Oeste.
Ébano Tanzania.



La importación de cuentas en África ha tenido importantes consecuencias para la historia africana. 
Las cuentas de cristal fueron trocada por incienso, marfil, concha de tortuga, cuernos de rinoceronte, aceites de coco y palma, madera e hierro. 
La misma estructura comercial que durante siglos transportó oro y marfil del interior a los puertos de África del Oeste, llevando cuentas en los viajes de regreso, sirvió después para el comercio de esclavos. 
Entre 1.500 y 1.867, los comerciantes de esclavos enviaron posiblemente 15 millones de africanos a las Américas, intercambiando cuentas por el cargamento humano.

Las cuentas forman parte de los elementos de adorno personal en casi todas las sociedades africanas, pero su obtención y uso depende del grupo social, de la estructura política y económica, y de su papel en el sistema comercial. 




MUJER DE TURKANA



MUJERES DE SAMBURU CON JOYAS DE GUERRA


MUJER DE LA TRIBU DINKA


Por ejemplo, los pueblos Turkana, Samburu, y Dinka, viven en régimen de subsistencia básica en zonas desiertas y áridas de Sudán y Kenia. 
Son pastores nómadas en continua búsqueda de pastos y agua para sus ganados por lo que expresión artística se centra en adornos del cuerpo. 

En estas tribus hombres y mujeres llevan cuentas como parte esencial de su vida diaria para expresar su afiliación étnica, edad, estado civil y riqueza. 
El paso de la edad y el cambio de estado o grupo social va unido a modificaciones del adorno del cuerpo. 



Pendientes con perlas africanas


Cristal Bohemia 1.750.
Plata Etiopia 1.900.




Hasta el siglo XV los artesanos de África del Este manufacturaron cuentas de materiales locales orgánicos como concha, raíces, semillas y hueso, unidos por fibras de palma y pelo de jirafa  hasta que el comercio con Europa reemplazó las cuentas de materiales locales por las cuentas de cristal. 



MUJER ZULÚ CON SUS COLLARES TÍPICOS



Las tribus sudafricanas Zulú y Ndebele usan estas cuentas en un elaborado trabajo. 
El traje ceremonial de cuentas usado exclusivamente por las mujeres Ndebele marca la transición a la feminidad adulta.




MUJERES NDEBELE CON JOYAS TÍPICAS



El adorno africano es esencialmente un arte de la comunidad y responde a determinados cánones de un grupo étnico. 
Los artistas en su mayoría no expresan especialmente sus sentimientos personales, de manera que el adorno de cuentas- como todo arte africano- unifica la comunidad transmitiendo y reforzando el entendimiento común del grupo.



Alfiler, Broche


Turquesa Nepal.
Plata Egipto.




Las cuentas se usan en África para crear objetos que representan un valor espiritual para la supervivencia de la comunidad. 
Estos objetos juegan un papel muy importante en rituales que aseguran la continuidad del grupo: nacimientos, circuncisión, matrimonio, edad guerrera, dignidad real y muerte. 
En sociedades sin escritura los objetos e arte adquieren extrema importancia como documentos visuales y sirven de transmisores del conocimiento tradicional. Constituyen una densa concentración de sabiduría ancestral que debe ser preservada y transmitida a las generaciones sucesivas.


Alfiler, Broche



Coral China. Cuenta cristal India. Plata India.


Fernando Gatto
Kaia Joyas Uruguay

No hay comentarios.:

Publicar un comentario